Cinco de Mayo: La Historia Real

By Parte 2: La batalla continua, cementando la victoria en la memoria mexicana.

saul-lopez-efe

saul-lopez-efeEn el estado de Puebla, en el municipio de Zacapoaxtla, cuya población formó el batallón que rechazó el ataque invasor, la contienda del 5 de mayo se celebra desde 1864 con una feria que incluye una recreación histórica de la Batalla de Puebla. Foto por Saúl López, EFE

Mexicanos en California estaban tan emocionados con la noticia de la victoria del ejercito mexicano, defensores de la libertad y democracia, contra el ejercito francés, que celebraron espontáneamente el hecho.

Pero, la Batalla de Puebla ocurrió en 1862—la Guerra Civil Americana iba a seguir por tres años más, y los franceses tendrían posesión de México por cinco años más.

¿Entonces por qué se hizo tan memorable esta primera batalla para los mexicanos? ¿Por qué esta, de cientos de batallas y peleas en ambas guerras, se hizo tan importante y significativa?

Porque la Batalla de Puebla fue magnificada y grabada en la memoria mexicana cuando fue repetida un año después.

Los franceses estaban horrorizados al pensar que un grupo de mexicanos desarrapados habían derrocado el ejercito más fuerte del mundo. El honor francés demandaba una revancha. Así que en los meses siguiendo la derrota, Napoleón III mandó nuevas tropas, cañones, caballos, y materiales a México.

Lejos, en California, hispanos leyeron en los periódicos en español los detalles de la fortificación de Puebla, y estaban concientes que los franceses iban a regresar.

Finalmente, 10 meses después de su desastrosa derrota, el ejercito francés de nuevo comenzó su ofensa de Veracruz a la Ciudad de México, y llegaron a las puertas de Puebla otra vez, el 13 de marzo 1863. Después de tomar una semana para rodear el pueblo con artillería y golpear contra las paredes del Fortín San Lorenzo con cañonazos por varios días, los franceses atacaron en la noche del 26 de marzo 1863, y la Segunda Batalla de Puebla empezó.

El ejercito francés fue hecho retroceder. Dos días después, el 28 de marzo, los franceses de nuevo atacaron para tratar de tomar el pueblo y otra vez fueron hechos retroceder después de 90 minutos de una batalla feroz.

Casi 1,500 millas de distancia, multitudes de hispanos—Californios, Mexicanos, Centro Americanos, y Sudamericanos—ansiosamente esperaban el periódico diariamente para saber lo que ocurría dentro de las paredes de Puebla. El presidente de la Junta Patriotica en Los Ángeles escribió al periódico, La Voz de Mejico, publicado en San Franciso:

“Hemos estado aquí con una ansiedad, con un deseo vehemente de saber el resultado de esa Iliada terrible y sangrienta que se está representando en Puebla de Zaragoza.”

La segunda Batalla de Puebla era aún más emocionante a los miles de hispanos, mexicanos, Californianos, Centro y Sudamericanos como la primera batalla había sido, porque duró más tiempo, dejando más tiempo para que emociones colectivas se desarrollen. Lejos de la batalla, el editor de La Voz de Mejico escribió sobre el intenso interés que la población latina en California demostraban de los eventos en México:

“Jamás causa alguna ha suscitado en los pechos de los mejicanos emociones tan vivas y violentas.”

El sitio de los franceses en Puebla duró semanas, y la resistencia heroica de Puebla se convirtió en un faro para los que apoyaban la libertad y democracia. Por coincidencia, el primer aniversario de la original Batalla de Puebla un año atrás estaba muy cerca, y la fecha, Cinco de Mayo, empezó a tomar importancia simbólica. Para los franceses, era importante domar a Puebla antes del aniversario de su derrota ignominiosa para negar la victoria moral de Benito Juárez  y las fuerzas de la democracia.

Una semana antes de la fecha simbólica del Cinco de Mayo, los franceses decidieron apostar todo lo que tenían. Después de atacar el fortín de Santa Inés por cuatro días, los franceses pusieron explosivos debajo de una pared e hicieron una brecha. Artillería francesa pegó contra las ruinas por horas, aventando bolas sólidas y explosivos para hacer retroceder a los defensores mexicanos.

Luego, bandas de columnas francesas salieron de sus trincheras y caminaron sobre las ruinas, seguros que ningún humano había sobrevivido. ¿Podrían tomar a Puebla antes del primer aniversario del Cinco de Mayo? ¿Acabarían con la libertad y democracia de una vez por todas?

Lea Parte1

Lea Parte 3

Lea Parte 4 – Será públicada el 21 de Mayo, 2009.
David E. Hayes-Bautista es Profesor de Medicina y Director del Centro para el Estudio de Salud y Cultura Latina en la Escuela de Medicina David Geffen en UCLA. Su más reciente libro es La Nueva California: Latinos en el Estado Dorado (Editorial Universidad de California, 2004).

Print This Post Print This Post

May 6, 2009  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

2 Responses to “Cinco de Mayo: La Historia Real”

  1. Cinco de Mayo: La Historia Real : Eastern Group Publications on May 14th, 2009 11:40 am

    [...] Lea Parte2 [...]

  2. Cinco de Mayo: La Historia Real : Eastern Group Publications on May 14th, 2009 11:45 am

    [...] Lea Parte 2 [...]

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. · Log in