Él Uso Todos Sus Recursos para Luchar por la Justicia Social

Servicios funerales para el empresario y líder comunitario Joe Sánchez serán el lunes.

By Reporte de EGP

Él nació con el nombre José María Sánchez el 2 de junio de 1933 en Albuquerque, Nuevo México, pero la mayoría de la gente lo conocía simplemente como “Joe.”

Un hombre de negocios y activista de la comunidad desde hace mucho tiempo Joe Sánchez falleció el martes, 10 de mayo en su hogar en Los Feliz (una zona de Los Ángeles), California, tras una larga enfermedad. Tenía 77 años.

Sánchez tuvo tiendas de comestibles, fue activista, y el primer comisionado de origen hispano del Departamento de Bomberos de Los Ángeles. Actualmente él esta destacado en uno de los videos en la exposición inaugural LA Starts Here! en LA Plaza de Cultura y Artes.

“Ayudamos a la comunidad, nos ayudamos [también],” dice Sánchez en el vídeo grabado a principios de este año.

El hijo de José María Sánchez y Ana María Montoya Sánchez, él fue uno de 8 niños. La familia Montoya Sánchez, originó de España, y tiene profundas raíces en Nuevo México que se remonta hasta al siglo 1600.

En busca de trabajo, el padre de Joe mudó a su familia de Belén, Nuevo México a Los Ángeles tras el inició de la Segunda Guerra Mundial. Joe sólo tenia ocho años de edad.

Al igual que sus hermanos y hermanas, Joe aprendió el valor del trabajo a una edad temprana. A menudo, recordaba que trabajo como limpiador de zapatos y vendedor de periódicos comenzando a los 9 años. Como muchos de su generación, él entregaba una parte de su salario a su madre para ayudar a mantener a la familia, y no fue hasta años después cuando se casó, que descubrió que su madre le había ahorrado la mayor parte de ese dinero para su futuro.

Como adolescente, él trabajó en “Weber and Sons,” una tienda de descuento de comestibles en el Centro de Los Ángeles. Ese trabajo sería el comienzo de su carrera en el negocio de abarrotes por mayoría, que un día se ampliará para incluir una cadena de tiendas de descuento de comestibles al por menor, incluyendo las tiendas La Quebradita en el Este de Los Ángeles y Pico Rivera, que era co-propiedad con su hermana Dolores y su hermano-político Cal Soto; La Marketa en Stanton y Civic Center Sales, originalmente ubicada en el barrio chino y más tarde trasladado a Lincoln Heights.

Joe se graduó de la Preparatoria Jefferson en Los Ángeles. Él no asistió la universidad, pero a menudo decía que su educación superior fue “la escuela de la vida.” La falta de una educación universitaria no le impidió ser un astuto hombre de negocios, ni de servir como miembro en numerosas juntas cívicas y de industria. Él fue un miembro de la Asociación de Dueños de Supermercados del Sur de California (Southern California Grocer’s Association) y fundó la Asociación de Dueños de Supermercados México-Americanos (Mexican American Grocer’s Association) en 1977.

A pesar de que Sánchez era un exitoso hombre de negocios, su verdadera pasión era la meta de obtener la justicia social para los México-Americanos y Chicanos, así como otros grupos. Durante más de cinco décadas él utilizó sus empresas como un catalizador para el cambio social, para ayudar a financiar esfuerzos de justicia social y causas políticas que más le importaban: la lucha contra la discriminación en la contratación y promoción de empleo, la educación, el movimiento contra la guerra, la elección de los México-Americanos a cargos políticos, y la oportunidad para que los México-Americanos sean dueños de sus negocios propios. Él apoyó los esfuerzos para lograr una reforma migratoria y para darle voto a los mexicanos que viven en los EE.UU. en las elecciones de México con la esperanza de que conduzca reformas en ese país.

Joe Sánchez (izquierda) caminando con el líder de los derechos de los campesinos César Chávez. Foto de la familia Sánchez.

 

Él apoyó las Moratorias Chicanas, el movimiento contra la guerra y fue un ferviente partidario de la Unión de Campesinos (UFW, en inglés), recolectando camiones cargados de alimentos para los trabajadores agrícolas durante la huelga prolongada de uva y el boicot de la lechuga del UFW. César Chávez y su familia a menudo se alojaron en el hogar Sánchez cuando se encontraban en Los Ángeles.

“Durante los tiempos más difíciles y turbulentos del movimiento campesino, a partir de las décadas de 1960 y 70, nadie en la comunidad latina hizo más y se podía contar con mayor consistencia que Joe Sánchez. Él era a menudo la primera persona en la comunidad Chicana a la que César acudía cuando los trabajadores agrícolas necesitaban ayuda,” dijo el martes Arturo S. Rodríguez, presidente de la Unión de Campesinos de América, en respuesta a la noticia del fallecimiento de Sánchez.

Sánchez como anfitrión abrió su hogar a numerosos eventos para recaudar fundos para una miríada de causas de Chicanos y para políticos aspirantes, entre ellos el antiguo Concejal de la Ciudad de LA y el Miembro de la Asamblea Estado, Antonio Villaraigosa, el Gobernador Jerry Brown, entre otros.

En 1973, el Alcalde Tom Bradley lo nombró como miembro de la Junta de Comisionados de Bomberos. Sánchez fue elegido para servir como Presidente Pro Tempore de la comisión de 1973-76, y como Vicepresidente de 1977-78, durante cual él empujó al Departamento de Bomberos de Los Ángeles a detener las prácticas de contratación discriminatorias contra los México-Americanos, los Afroamericanos y los Asiáticos.

“Su voz fue la primera voz en la Comisión de Bomberos que habló con valentía, sin importar las consecuencias, para asegurar el acceso, la equidad y el trato justo para todos los hombres y mujeres en el Servicio de Bomberos de Los Ángeles”, dijo Genethia Hudley-Hayes, presidenta de la Junta de Comisionados de Bomberos de Los Ángeles.

“Joe Sánchez es un icono”, dijo el Concejal Ed P. Reyes (CD-1).

En agosto de 2010, Reyes rindió homenaje a Sánchez con una placa de bronce en la Estación de Bomberos No.1 en Lincoln Heights.

“Él fue uno de los primeros defensores de nuestros barrios y un modelo inspirador de servicio público. Él luchó en nombre de los demás y luchó con vehemencia contra las injusticias para que las generaciones futuras pudieran prosperar. Voy a extrañar a Joe Sánchez. Su legado y pasión aún viven”, Reyes dijo a EGP el martes.

Sánchez estuvo presente en la ceremonia de agosto rodeado de familiares, amigos y admiradores.

“Estoy muy agradecido, …y estoy feliz a ver a tantos miembros de la comunidad hispana involucrarse [cívicamente],” dijo Sánchez, a pesar de tener apariencia algo frágil, su voz traslucía energía. “Hemos salido adelante, pero podemos hacer más y la batalla todavía no se ha acabado,” él dijo después de la ceremonia.

La placa indica que como comisionado, Sánchez se distinguió por su compromiso a las metas del Decreto de Acuerdo, un mandato ordenado por la corte en 1974 que obligaba al departamento a contratar a las minorías, “de este modo reforzó los principios básicos de justicia social y igualdad por medio de la contratación de todas personas sin importar su raza, color, credo o origen nacional.”

“Esta ciudad no tendría paramédicos si Joe Sánchez no se hubiera parado ese día y desafiado al departamento a que lo hagan. Por eso hoy tenemos algunos de los mejores y más listos paramédicos, dijo la Supervisor Gloria Molina durante la ceremonia de agosto.

Reaccionando a la noticia de su fallecimiento, Molina dijo a EGP el martes que desde sus primeros años, Sánchez luchó incansablemente por los hispanos y para la igualdad de las minorías.

“Su participación en numerosas organizaciones de derechos civiles y empresariales es evidencia de este hecho. Joe nunca dudó en ayudar a los vulnerables y marginados. Su corazón siempre estuvo con los menos preciados. Joe apoyó activamente a números funcionarios electos tanto locales y estatales en quién creía—aun cuando sus causas no eran populares. Lamento la pérdida de Joe pero también celebran su legado…Joe toco muchas vidas, y nos hará falta,” dijo Molina.

“Más que nada, Joe Sánchez, quería que todos los angelinos, independiente del color de su piel, o la condición social o económica, tengan acceso a las muchas oportunidades que nuestra gran ciudad tiene que ofrecer”, dijo el Concejal José Huizar (CD-14). “La suya fue una vida bien realizada y Los Ángeles siempre estará en deuda con él.”

Al enterarse de la muerte de Sánchez, el Concejal Tom LaBonge (CD-4), que representa a Los Feliz donde residía Sánchez, llamó personalmente a EGP para decir “Dios bendiga a Joe Sánchez.”

“Joe Sánchez fue gran hombre, un pionero”, que cambió el curso y mejoró al Departamento de Bomberos de Los Ángeles y amplió considerablemente el número de bomberos latinos, él dijo.

“Sánchez fue un ángel en la Ciudad de Ángeles y ahora está con los ángeles. Fuimos muy afortunados de tenerlo, él fue una inspiración para muchos y un luchador por todos”, dijo LaBonge.

Durante la década de 1980, Sánchez fue la primera persona en apoyar, de manera pública y financiera, a una demanda por discriminación presentada por un grupo de oficiales del FBI que exigían que se les había negado ascensos debido a que eran hispanos. Sánchez fue capaz de conseguir el apoyo de la comunidad a pesar de que estaban cansados de las demandas controversiales de la agencia, y los agentes eventualmente ganaron.

Alberto Juárez, viejo amigo de Sánchez y también un nombrado por el ex-alcalde Bradley, hizo un homenaje conmovedor a través de Facebook para Sánchez, él contó que hace poco pasó un tiempo hablando con Sánchez acerca de su vida: “Mientras que Joe reflexionaba acerca de sus mayores logros, él habló—no acerca del movimiento para justicia social, ni del éxito que tuvo como empresario—sino la de su familia, su esposa, sus hijos, y la gran cantidad de nietos y bisnietos, quienes él esperaba aprovecharían su legado de servicio público y su amor por Los Ángeles. Personalmente, su mayor regalo para mí fue su amistad… En lugar de lamentar la muerte de un amigo, celebro su vida…”

Lea esta nota EN INGLÉS: He Used All His Resources to Fight for Social Justice

Sánchez deja a su esposa, Laura Sánchez Balverde, su hermana Dolores y hermano-político Cal Soto, hermanos-políticos Nicolás y Lila Sánchez, Alfredo y Laura Sánchez, Alex y Teresa Sánchez; y sus cinco hijos y sus cónyuges: Gloria (Sánchez) Álvarez, editora de EGP, y Mike Álvarez; Joe y Carla Sánchez; Michael Sánchez y Christine Sánchez; Sarah (Sánchez) y Jon Ramos; Erica (Sánchez) y Jeremy Hinthorne; y 24 nietos y varios bisnietos.

El rosario y misa se llevará a cabo a las 9:30am el lunes 16 de mayo en la iglesia Nuestra Madre de Buen Consejo (Our Mother of Good Counsel Church) en Los Feliz. El entierro seguirá inmediatamente en el Cementerio Resurrección en Montebello.

La familia pide que en lugar de flores, se hagan donaciones a LA Plaza de Cultura y Artes en nombre de Joe Sánchez. Las donaciones pueden ser enviadas por correo a LA Plaza ubicada en 501 North Main Street, Los Ángeles 90012.

Print This Post Print This Post

May 12, 2011  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. ·