Organización Sin Fines de Lucro Quiere Crear Viviendas para Desamparados en Highland Park

By Gloria Angelina Castillo, Reportera de EGP

Todos los días, Sam, una mujer bien peinada de 81 años de edad, siente gusto en alimentar a las palomas en el Monumento de Conmemoración a los Veteranos en Highland Park, una isla peatonal situada en la intersección de N. Figueroa St. y el Bulevar York, donde se congregan las personas sin hogar de la zona.

“Este lugar se ha convertido en una casa para mí, pero no las personas, porque la mayoría de ellos no son agradables …,” dijo Sam, quien no quiso dar su verdadero nombre.

Sam, una anciana, esta entre las personas desamparadas de Los Ángeles que se reúnen en el monumento a los veteranos en Highland Park. Foto de EGP por Stephanie Lechuga.

 

 

Sam dijo que cuando “tenía una casa,” rescataba a los animales, y recordó cómo años atrás trabajó como entrenadora de animales y tenía un negocio de modelaje de animales.

Hoy en día, duerme en un hotel local, pero dice que sus ingresos del seguro social no son suficientes para pagar por una habitación y la comida. Ella sólo tiene suficiente dinero para pagar durante cuatro semanas en el hotel, por lo que en los meses con cinco semanas, se tiene que encontrar otro refugio.

Ella vivió en Cypress Park por 13 años antes de perder su apartamento, y terminar estableciéndose en Highland Park tras una breve estancia en Eagle Rock. Ella ha estado sin hogar por seis años.

“El reto es mantener alejado el deseo de suicidarse porque cuando no tiene una razón para tener esperanza, cuando dicen que pueden ayudar y no lo hacen, se sienten ganas de rendirse,” dijo Sam refiriéndose a la lucha que implica ser una persona sin hogar en la tercera edad.

“Si ves a Rebecca, por favor, por favor, dile que estoy tratando desesperadamente de ponerme en contacto con ella,” dijo Sam a EGP el lunes. Ella ha estado luchando durante dos meses para encontrar vivienda en la Sección 8 en Highland Park y quiere que Rebecca Prine, un residente de Highland Park, abogue por ella.

Prine administra “Recursos Reciclados para las Personas sin Hogar,” una pequeña organización sin fines de lucro que hace un seguimiento de la población de personas sin hogar y trata, con frecuencia en vano, de ponerlos en contactos con los recursos. Durante un reciente esfuerzo de promoción, ella dijo a los voluntarios de la organización que ésta nació de “un pasatiempo que se salió de control.”

Lea esta nota EN INGLÉS:  Rooted In the Community

Dos veteranos de Vietnam se encuentran entre las personas que viven en el Monumento a los Veteranos. Uno de los hombres dijo a EGP que sus objetos personales fueron tirados a la basura por los empleados municipales de limpieza de la zona para la ceremonia de Memorial Day, celebrada en honor de los veteranos.

Gary, de 60 años, quien es muy respetado por estas personas sin hogar por su honestidad y carisma, dice que ha estado en las calles durante casi tres años. Recientemente presentó un reclamo por la pensión de veteranos, y está esperando que comiencen los beneficios.

“La gente se rió de mí la primera vez que vine aquí. Me mandaron a la tienda de 99cent Store y volví con un recibo,” dijo a EGP el lunes. “Cuando alguien te envía a ir a comprar algo y te da 5 dólares para conseguirlo, usted regresa con 10,” explicó.

Aunque todo el mundo se rió de él al principio, ahora todos confían en él, Gary dijo. “A los ladrones no les gustan los ladrones,” agregó.

Richard, de 65 años, dice que le dispararon varias veces y todavía tiene metralla dentro de su cuerpo producto de la guerra hace 40 años. La metralla ha creado una joroba en la espalda, la cual le causa mucho dolor. “Él tiene seis balas en su cuerpo, o al menos algunos de los seis que le dispararon,” dijo Gary.

Ex médico del ejército, Gary dijo que cuando su madre se enfermo hace años, se mudó a Redlands para cuidar de ella hasta que falleció. Se mudó durante un tiempo a Texas con miembros de la familia, antes de llegar a Highland Park para ver a su hermana que tiene cáncer.

Él no es el primero en quejarse, pero Gary está de acuerdo con sus vecinos sin techo sobre el acoso de la policía. “Venían y olían mi vaso, porque no creían que yo no bebo,” él dijo.

El horario de verano es conveniente porque la piscina local está abierto, el resto del año, usted tiene que conocer a alguien para poder darse una ducha completa, él dijo. “Me ducho en Jack in the Box. Mojo un trapo y me limpio con él,” dijo riéndose un poco.

Gary duerme casi todas las noches en una de las bancas de concreto del monumento. La gente a veces le preguntan “¿No tienes miedo?” A lo que él responde: “No tengo miedo de nada. Yo soy el cuco. Si van a tener miedo de algo, podría ser de mi.”

La zona también atrae a los hombres con antecedentes penales—algunos sin techo y algunos con hogar. Un hombre latino de mediana edad dijo a EGP que lo conocen con el apodo “Cheech” y que nació en el Este de Los Ángeles—como en la película estadounidense ‘Born in East LA.” Dejando las bromas a un lado, él dijo que había estado dentro y fuera de la cárcel toda la vida. Sus hijos son adultos y tienen sus propias vidas, y dice que ahora él duerme “aquí y allá.”

En sus 20s, Juan Luís Eduardo parece ser la persona más joven entre las personas sin hogar que pasa el tiempo, día tras día en el monumento. Él habla con un marcado acento, y dice que vive con su padre y su madrastra en un cobertizo de almacenamiento. También dijo que trabaja para su padre alquilando brincolines.

“Usted sabe, con un dólar en Guatemala, se puede comprar todo. Así que me voy a regresar y tener todo,” dijo a EGP, pero los voluntarios de ayuda a los sin hogar ponen en duda su salud mental.

Hace un año, cuando Prine comenzó “Recursos Reciclados para las Personas sin Hogar,” dijo que no tenía idea de cómo obtener una designación para una organización sin fines de lucro 501(c)(3) para poder ofrecer a la gente una deducción de impuestos por sus donaciones. Así que decidió leer el libro acerca de ello.

“Realmente sirvió. Mi solicitud fue aprobada por el gobierno federal en 2009 y ahora, básicamente lo que estoy haciendo es recopilar toda la información, quién es quién, quién está aquí y estoy creando una relación con la comunidad,” ella dijo.

Los voluntarios entregaron ropa, comida y otros artículos a los desamparados el pasado 9 de abril. El próximo enlace será el 13 de agosto. Foto de EGP por Stephanie Lechuga

 

Prine comenzó su local de actividades de divulgación en el monumento, cuando se dio cuenta que los desamparados se congregaban allí. Ella se acercó a ellos para conocerlos y saber donde están los recursos—resulta que no existen en el área. “Lo que hago es simplemente acercarme a la gente para decirle dónde estaban los servicios, para conocerlos, y para preguntarles cuanto tiempo han estado sin hogar,” ella dijo.

El primer sábado de cada mes, Prine y voluntarios cargan un camión con alimentos, agua, ropa y productos de higiene y los llevan al monumento y otras partes de la zona Noreste de Los Ángeles. También reparte información sobre los recursos, los refugios y duchas públicas más cercanos. Ella ha creado su propia base de datos y recopiló sus propias estadísticas de la personas sin hogar.

Recursos Reciclados ha ayudado a 61 personas sin hogar en las áreas de Highland Park, El Sereno, South Pasadena, Eagle Rock y Glassell Park. De esas personas, el 76 por ciento son hombres y el 24 por ciento son mujeres. El tiempo promedio de personas sin hogar es de 3 años o más y el 68 por ciento han sido diagnosticados, o se ha observado que tienen comportamientos que indican una enfermedad mental. El catorce por ciento tiene problemas crónicos de salud.

Prine dice que ha llegado a la Junta Vecinal de Highland Park, pero se las esta viendo difícil para lograr reclutar a los residentes del área. Durante la ultima campaña de divulgación el 9 de julio, solo cuatro voluntarios vinieron y eran de Buena Park, Torrance, Burbank y Santa Mónica.

La meta de Prine es crear un hogar para los desamparados con enfermedades crónicas. “NO estaría trayéndolos aquí, puedo demostrar que ya están en el área.”

El oficial Mark Allen, que vigila el área de Highland Park bajo la división Noreste del LAPD, confirmó que la mayoría de las personas sin hogar son personas de la zona, que se criaron y asistieron a escuelas de los barrios pero que ahora están desamparados aquí.

“Durante 12 años, ha sido la misma población. Yo los conozco por su primer nombre,” Allen dijo a EGP el martes.

Prine dice que hay una gran cantidad de fondos disponibles para ayudar a las personas sin hogar a conseguir alojamiento y hacer manejo de los casos después. Las grandes ciudades como Nueva York se han dado cuenta de que es más eficaz dar a las personas sin hogar necesidades básicas antes de pedirles que “salten a través de 20 aros,” ella dijo.

Se espera que la Autoridad de Servicios para Desamparados de Los Ángeles (LAHSA, por sus siglas en inglés) publique pronto los datos de códigos postales específicos sobre personas sin hogar . El último conteo de las personas sin hogar muestra que hay cerca de 10.000 ancianos sin hogar (55 años o más) en Los Ángeles. Esta población representa casi una cuarta parte de todas las personas sin hogar en el condado, de acuerdo con el Informe 2011 sobre las personas sin hogar del Área Metropolitana del Condado de Los Ángeles.

En 2011, hubo en realidad una disminución del 6 por ciento de las familias sin hogar con hijos, pero todavía hay cerca de 10.000 familias que estaban sin techo o en albergues para indigentes, de acuerdo con el conteo.

El informe también indica que los veteranos representan el 18 por ciento de las personas sin hogar, y el número se ha incrementado en un 3 por ciento en comparación con hace dos años. Pero los veteranos sin hogar han aumentado en un 51 por ciento, y los veteranos de las guerras de Irak y Afganistán en todo el país están en riesgo de perder sus hogares, indica el informe.

Las personas sin hogar en el monumento de Highland Park son indigentes crónicos, y las personas que carecen de hogar puede estar dentro y fuera de la cárcel, o dentro y fuera del hospital. Personas que carecen de hogar suelen tener desórdenes concurrentes, y con frecuencia presentan enfermedades mentales y abuso de drogas, dijo Prine. Muchos de ellos no quieren tomar sus medicamentos, por lo que optan por automedicarse [con alcohol o drogas] para manejar bien las voces o la depresión, o lo que este ocurriendo, dijo Prine a EGP.

Elyse Galles y Stephanie Lechuga, participantes en el programa de pasantes de EGP, contribuyeron a esta nota.

Print This Post Print This Post

July 28, 2011  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2019 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·