YMCA de Montebello-Commerce Hace Planes para Los Próximos 100 Años

By Elizabeth Hsing-Huei Chou, Reportera de EGP

Josie Zamorano tuvo su corazón roto en el YMCA de Montebello-Commerce.

El culpable fue un instructor guapo de aeróbicos acuáticos. “Cuando llegué y empecé a nadar, yo me enamore de él,” ella dijo.

Foto cortesía del YMCA Montebello-Commerce

 

Sin embargo, el amor no estaba destinado, dijo Zamorano, recordando cómo un día el instructor se fue, al parecer, para enseñar en la ciudad de La Crescenta.

Pero su corazón roto no impidió que la mujer de 72 años regrese al YMCA para su baño diario—y ahora parece que la rama local de esta institución cultural emblemática, ha llegado a su corazón de otra manera.

“Cada vez que ellos dicen, ‘ven a comer,’ yo estoy aquí,” ella dice. Y, últimamente, han habido muchos eventos que atienden a los estómagos de los miembros, uno de ellos fue la celebración de 100 años del YMCA de Montebello-Commerce celebrada la semana pasada.

Los miembros del YMCA, muchos de ellos viejos amigos que se conocieron en la “Y,” y otros con el pelo todavía mojado de la piscina, disfrutaron de su mutua compañía sobre un almuerzo de pollo frito, comida china, gelatina casera y postre de chocolate.

Mucho antes de que se asoció con la natación y el ejercicio, el YMCA fue visto como un lugar de reunión social con enfoque en su cocina y espacio abierto, dice Mike Newton, director ejecutivo del YMCA de Montebello-Commerce.

Con esto en mente, la mesa directiva del YMCA ha lanzado una Campaña del Centenario para recaudar $475.000 para financiar su visión para los “próximos cien años,” que incluye un café de 800 pies cuadrados, así como un centro de acondicionamiento cardiovascular de 1.200 pies cuadrados, Newton dijo.

Lea esta nota EN INGLÉS:  Montebello-Commerce YMCA Looks To Next Hundred Years

El YMCA actualmente atiende a 7 mil personas, las mejoras los ayudará a atender a más de 1.100 familias de las comunidades que los rodean. Hasta el momento se han recaudado $22.000.

Muchas de las personas encuestadas en los alrededores quieren un “tercer lugar”—que no es su trabajo o hogar—y una café que podría servir como un espacio donde las personas se reúnen para comer algo saludable o para comer con sus compañeros de entrenamiento, dice Newton.

La encuesta también encontró que la mayoría de la gente de la zona no eran conscientes de la instalación, a pesar de su larga presencia en Montebello. La instalación no es especialmente visible desde la calle, por lo que Newton dice querer colocar un nuevo centro de equipos de ejercicio cardiovascular a lo largo de ventanas con vistas a Beverly Boulevard.

Newton hizo una reseña histórica para los miembros el jueves pasado, hojeando un libro de fotos antiguas y describiendo de los muchos cambios y mejoras que esta rama de la organización nacional ha experimentado en el último siglo.

El YMCA de Montebello-Commerce tuvo su inicio en 1911 como el campo “LA Athletic Field” sobre Whittier Boulevard en Boyle Heights, a seis millas de distancia de su ubicación actual en Beverly Boulevard, en Montebello, que abrió sus puertas en 1967, de acuerdo con Newton.

El centro creció de sólo un campo a un centro de ejercicio con una piscina, e incluso un jardín, y tuvo los nombres “YMCA de Boyle Heights”, el “YMCA de Hollenbeck”, el “YMCA de Montebello-Este de Los Ángeles”, y “YMCA Familiar de Montebello” antes de que fuera llamado por fin la “YMCA de Montebello-Commerce” en 2006. Poco después, el YMCA comenzó a trabajar con la Ciudad de Commerce para crear una escuela de preescolar en el campus de la escuela Rosewood Park.

Miembros como Zamorano son apasionados del lugar, donde vienen a sudar en las clases de zumba, ponen a prueba su fuerza en el gimnasio de pesas, y atienden a sus árboles frutales en el jardín del YMCA.

A los directores del YMCA les gusta contar la historia de Warren Krunkle, quién perdió 160 libras desde que se unió y ha participado en tres maratones, uno para cada uno de sus hijos. Él llegó por primera vez al YMCA en la búsqueda de una clase de natación para su hijo autista.

Durante la fiesta, los miembros hablaron de su relación personal con el YMCA. Agnes Fukumoto, de 67 años, intervino para dirigir una clase de la baile cuando el instructor último les dijo: “Este es nuestro último día.”

Ella dice que se sentía cómoda ofrecerse porque ella es una maestra, pero “es un poco difícil” a veces guiar la clase en los varios pasos de baile de chacha, merengue y vals. “Tienes que ser capaz de hablar y caminar al mismo tiempo. La parte triste es que estamos tan concentrado que no podemos ni sonreír. Casi nunca hablamos, porque estamos muy enfocados,” dice Fukumoto.

Pero mientras luchan con los pasos del baile, comienzan a formar lazos con las personas al lado. “Yo no conocía a ninguna de estas personas antes,” dice Harriet Taguchi, de 66 años, acerca del grupo de personas alrededor de ella.

Para otros miembros, el YMCA es una parte práctica de su rutina diaria. Ellos viven cerca, el estacionamiento es fácil de navegar y es un lugar ideal para llevar a sus hijos.

Timothy Lemus, de 34 años, ha estado llevando a sus hijos al YMCA para béisbol juvenil desde hace siete años. “El personal es muy hospitalario y nos da la bienvenida. No me sentía fuera de lugar,” él dice.

En comparación con los gimnasios normales, que él llama “mercados de carne,” el YMCA es bueno para “las parejas, marido y mujer,” y las familias que quieren llevar a sus hijos.

Zamorano dice que cuando ella ya no es capaz de ir al YMCA “debido a edad,” ella va a pensar en sus “experiencias de la vida en el ‘Y’ y van a poner una gran sonrisa en mi cara.”

Para obtener más información acerca del YMCA de Montebello-Commerce, llame al (323) 887-9622.

Print This Post Print This Post

August 4, 2011  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. · Log in