Grupo Ambiental Demanda a los Ferrocarriles por la Contaminación

Los culpa por los problemas médicos de los residentes de Commerce, Carson y el centro de Los Ángeles.

By Servicios EGP y CNS

Un grupo de legislación ambiental el martes demandó a los dos ferrocarriles principales que operan en Los Ángeles, alegando que la contaminación del diésel por sus trenes está causando problemas de salud para los residentes que viven cerca de sus patios de ferrocarriles.

La queja por el Consejo de la Defensa de Recursos Naturales (Natural Resources Defense Council) presentada en la corte federal de Los Ángeles busca responsabilizar a Union Pacific Railroad y Burlington Northern Santa Fe Railway Co. por lo que sostienen son problemas médicos sufridos por las personas que viven cerca de los patios de ferrocarril en Carson, en la Ciudad de Commerce y el Centro de Los Ángeles.

Lea esta nota EN INGLÉS: Environmental Group Sues Railroads Over Local Pollution

La demanda busca demostrar que existen daños y forzar que los ferrocarriles limpien los patios de ferrocarril. Investigaciones demuestran que la contaminación por diésel está relacionado con el cáncer, el asma y otras condiciones respiratorias y cardíacas, de acuerdo con los litigantes. Los demandantes incluyen East Yard Communities for Environmental Justice, y Center for Community Action and Environmental Justice.

La demanda representa a “cientos de miles de californianos” que viven cerca de 17 estaciones ferroviarias del Estado, de acuerdo con el comunicado de prensa de NRDC. Algunas de estas personas viven en Commerce y el Este de Los Ángeles y han sido gravemente afectados por la contaminación de los terminales de ferroviaria, dice Angelo Logan, director ejecutivo de East Yard Communities for Environmental Justice.

“Durante mucho tiempo nuestras comunidades han sufrido el impacto de la contaminación mortal del diésel de los patios de ferrocarril cercanos,” dijo Logan. “Es hora que las compañías de ferrocarriles corrijan los errores que han impuesto sobre los residentes de California. Es hora que Union Pacific y BNF se conviertan en buenos vecinos.”

Logan y otros litigantes argumentan que las compañías de ferrocarriles desde hace mucho tiempo han ignorado la Ley de Conservación de Recursos y Recuperación, RCRA. Bajo esta ley, “si eres una empresa y liberas la contaminación tóxica, estás obligado a eliminarlo o reducirlo de modo que la salud pública no este en riesgo,” él dijo.

El abogado principal de NRDC David Pettit dijo que “la industria ferroviaria está sujeta a las mismas leyes que otros grandes contaminadores” y “debe ser responsabilizado por los problemas de salud que sus operaciones causan.”

Las personas que viven cerca de los patios de ferrocarril, en lugares como San Bernardino “deben tener la misma calidad de aire como las personas que viven en Beverly Hills,” él dijo.

Lena Kent, portavoz de BNSF con sede en Fort Worth, Texas, caracterizó la demanda como parte de una serie de ataques contra “la industria del transporte de mercancías,” y dijo que los ferrocarriles han logrado reducir las emisiones y la compañía ha comprado locomotoras nuevas y más limpias.

“Hemos gastado millones de dólares para hacer nuestra justa parte de asegurar que los ferrocarriles respeten el medioambiente, y el NRDC completamente ignora nuestros esfuerzos,” ella dijo. “Es frustrante.”

Aaron Hunt, portavoz de Union Pacific con sede en Omaha, Nebraska, dijo que la compañía aún no ha visto la demanda pero sostuvo que el ferrocarril se encuentra en cumplimiento con las regulaciones estatales y federales, y recientemente recibió el premio Excelencia de Aire Limpio por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los EE.UU.

“Estamos orgullosos de nuestro papel de liderazgo en la industria ferroviaria en cuanto a hacer las pruebas y desarrollar la tecnología que mejora la eficiencia del combustible, reduce las emisiones y proporciona soluciones sostenibles de transporte de carga que apoyan a la economía de Estados Unidos,” él dijo.

Antes de someter la demanda, los abogados de NRDC pidieron que las compañías de ferrocarriles en 90 días redujeran los contaminantes dañinos. Los métodos sugeridos incluyen el uso de locomotoras, camiones y equipos que cumplen con estrictos estándares de emisiones del EPA, tales como los vehículos eléctricos, la adopción de dispositivos de control de ralentí y la prohibición de marcha en vacío cerca de las residencias, y la modernización de sus equipos. Sin embargo, “no hubo avances o cualquier esfuerzo de buena fe por la UP o BNSF para hacer frente los contaminantes,” según el NRDC.

Print This Post Print This Post

October 20, 2011  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. ·