- Eastern Group Publications - http://egpnews.com -

Viviendo Bajo la Sombra de la Industria: Después de Años de Enfermedades, una Familia Busca Respuestas

Posted By admin On November 3, 2011 @ 1:10 pm In Bell Gardens,Boyle Heights,City of Commerce,City of Los Angeles,City Terrace,County of Los Angeles,Cypress Park,Eagle Rock,East Los Angeles (LA City),East Los Angeles (Unincorp.),El Monte,El Sereno,Featured Noticias,Glassell Park,Hermon,Highland Park,Lincoln Heights,Maywood,Montebello,Monterey Park,Mt. Washington,Northeast Los Angeles,Pico Rivera,Places,Southeast Los Angeles,Vernon | No Comments

Antes de su cierre, Salvador Martín trabajó en esta planta de metales en Alhambra por 16 años. Sin saberlo, él pudo haberse traído los metales de varias áreas de procesamiento a casa en su vello facial, dañando el sistema neurológico de su hija joven. (Daniel A. Anderson/California Watch)

La familia Martín vive a 10 minutos del centro de Los Ángeles, en una casa amarilla bien cuidada en una ciudad que se llama Maywood.

Comenzando a pocas cuadras de su hogar, cerca de 2.000 fábricas producen salchichas, pesticidas, muebles del patio y otros productos muy utilizados en el Sur de California.   Camiones ruidosamente viajan desde la autopista I-710 a los enormes patios de ferrocarriles que transportan mercancías.   En las noches calurosas del verano, los olores de la descomposición de los cadáveres de animales entran a través de las ventanas de la familia.

La familia Martín también ha lidiado por años con enfermedades.

Lea esta nota EN INGLÉS: Living in Industry’s Shadow: After Years of Illnesses, Family Looks for Answers [1]

Desde el momento que nació Anaíz Martín hasta que empezaba a caminar, su padre la lleva en sus brazos, su bigote grande cosquillaba las mejillas de la bebé.  Este abrazo sencillo se materializó en una consecuencia inquietante.   A edad de 3 años, Anaíz pesaba sólo 19 libras y casi no podía levantar la cabeza.  Sus padres fueron informados por médicos que el bigote de Salvador Martín probablemente contenía niveles de plomo dañinos que originaban de su trabajo en una fábrica de galvanoplastia.

El metal pesado atacó el sistema neurológico de Anaíz y de forma permanente robo sus habilidades críticas del aprendizaje.

Dos décadas más tarde, los problemas de la familia continúan.  Anaíz, quién ahora tiene 21 años de edad, su madre y sus hermanos — Adilene, de 22 años, y Sal Jr., de 18 años — han sufrido erupciones de sarpullido, náuseas crónicas, diarrea, asma y depresión.

La madre de Anaíz, Josefina, se preocupa constantemente sobre las posibles causas: el aire que respiran, el suelo debajo de su casa y el agua — de color negro, café o amarillo — que ha salido de manera intermitente de las llaves durante los años.

“A veces pienso, ‘Ay, Dios mío, no puedo soportarlo más’”, dijo Josefina, de 45 años de edad, durante una entrevista en 2010.  “Yo sólo quiero saber lo que está pasando con mi familia y con toda esta contaminación”.

El Fondo USC Annenberg Dennis A. Hunt for Health Journalism y California Watch encargó exámenes para medir los niveles por la exposición de la familia a metales peligrosos y subproductos industriales.

Por 30 años, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. han hecho pruebas al azar de estadounidenses, mediante un proceso conocido como biomonitoreo, acerca de los productos químicos asociados al cáncer, las discapacidades del desarrollo y otros problemas.  Pero algunos expertos dicen que las muestras no se han hecho adecuadamente para un grupo de personas, aquellos que viven en la sombra de la industria.

To read this story IN ENGLISH: Living in Industry’s Shadow: After Years of Illnesses, Family Looks for Answers [1]

La familia Martín se encuentra entre millones de estadounidenses en circunstancias similares — obligados por sus salarios muy bajos a vivir cerca de las áreas industriales, incluso las chimeneas industriales, vertederos, locomotoras y otros peligros potenciales.  Sin embargo, debido a los funcionarios del gobierno que hacen poco intento de profundizar el conocimiento de la exposición de la gente común a las toxinas, es imposible saber si son únicos o si son parte de un problema potencialmente mucho mayor en los barrios de todo el país.

Algunos grupos empresariales e investigadores dicen que hay pocas pruebas que vinculan la contaminación a la mala salud de los residentes cercanos, y que esas zonas son motores vitales de la economía.  Otros responden que cientos de estudios en animales y de trabajo, y registros de la sala de emergencias en días con niebla tóxica (smog), demuestran que la exposición a contaminantes como esos dentro y alrededor de Maywood son vinculados al asma, el cáncer, los abortos involuntarios, problemas cardiacos y pulmonares.

“Las prosperidades de la sociedad se pagan con nuestros cuerpos”, denunció el Concejal de Maywood Felipe Aguirre.

Una ‘Isla en un Mar de la Industria’
La casa de la familia Martín y su pequeña ciudad están situadas a ocho millas al sureste del centro de Los Ángeles, en la encrucijada de un centro manufacturero estadounidense y un monstruo de carga de transporte.  Maywood, que se extiende en tamaño solo una milla cuadrada, es la comunidad más densamente poblada en el estado.  Con cerca de 50.000 habitantes — de los cuales 98 por ciento son hispanos — están apretados en apartamentos envejecidos y casitas cómodas entre una mezcla de numerosos contaminantes.

No siempre fue así.  Nombrado en honor de la secretaria de un agente de bienes raíces, Maywood en los 1900s fue comercializado como tierra de cultivo agradable con pozos profundos artesianos cerca de una curva del Río Los Ángeles.  Casi al mismo tiempo, los líderes cívicos de Los Ángeles tomaron nota de los vientos dominantes e hicieron zonificado el sureste del centro de la ciudad para los mataderos olorosos y otras fábricas.  Bethlehem Steel, Alcoa, Firestone y otros construyeron fábricas allí.  En la década de los 1950s, Maywood fue “una isla residencial en un mar de industria”, según un secretario municipal jubilado.

Hoy, los Martín suben las ventanillas del coche y se cubren la nariz cuando pasan por las plantas de aprovechamiento de grasas de animales (rendering plants en inglés) donde los perros de refugios sacrificados, los restos de mataderos y la grasa de comida rápida son reciclados para maquillaje, alimentos para mascotas y otros productos.  Ellos viven a menos de una milla del quemador de baterías más grande en el oeste y que ha sido citado varias veces en la última década por emitir niveles ilegales de plomo.  Además, estan cerca de una de las rutas más ocupadas por camiones en la nación, y a media milla esta un sitio tóxico “Superfund”. Un sitio “Superfund” es una zona abandonada que contiene desperdicios peligrosos, y recibe esta designación por la agencia del gobierno federal Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Al lado de Maywood se encuentra Vernon, con más o menos 100 habitantes, pero con fábricas que emplean a 55.000 personas.  Sus funcionarios dicen que pueda que la ciudad no sea la más atractiva, pero está altamente regulada por agencias federales, estatales y locales, y las emisiones peligrosas no alcanzan a sus vecinos.

“Nuestras empresas realmente quieren ser buenos ciudadanos.  … No estoy al tanto de cualquier mal manejo de productos químicos”, dijo Lewis Pozzebon, director de control de la salud y el medioambiente, quien dijo que los departamentos de bomberos y salud de la ciudad también mantienen bajo control la liberación de las emisiones.  “La filosofía que opera es, ‘Lo qué pasa en Vernon tiene que quedarse en Vernon”.

Sin embargo, los registros públicos muestran que toneladas de contaminantes atmosféricos son emitidos al área anualmente, años de hallazgos de agua contaminada, algunos resultados preocupantes del suelo contaminado cerca de unas fabricantes cerradas y unas que siguen operando en Vernon, Maywood y otras comunidades cercanas.

Los niveles de manganeso en el agua de Maywood se encuentran entre las más altas de la región, según el informe obligatorio de 2010 por un consultor para la compañía Maywood Mutual Water Companies 1, 2 y 3.  Los archivos demuestran que un pozo a dos cuadras de la casa de los Martín regularmente superaba los límites legales.  Al otro lado de la ciudad, cerca del sitio Superfund, se registraron niveles preocupantes de tricloroetileno cancerígeno.

Funcionarios del agua de Maywood han dicho que están haciendo su mejor esfuerzo para reemplazar el equipo obsoleto en una ciudad pobre, y que se están reduciendo los niveles de contaminación.

El manganeso es un metal de color morado-café que es un nutriente necesario en pequeñas cantidades.  Sin embargo, la alta exposición crónica se ha relacionado con trastornos neurológicos graves.  Funcionarios estatales de salud no han revelado esos riesgos a los ansiosos residentes, en lugar, en ocasiones repetidas, han declarado por escrito y en foros de la comunidad que a pesar de que el manganeso puede manchar la ropa y no es agradable a la vista, no es un riesgo para la salud.

En un correo electrónico en diciembre 2009, ellos dijeron: “El manganeso es un estándar secundario que no afecta a la salud de los consumidores.  Las violaciones de las normas primarias, que afecten a la salud de los consumidores, son una prioridad más alta”.

En 2011, un correo electrónico de seguimiento dijo que la información sobre los riesgos a la salud por el manganeso estaban disponibles en su página web.  Se negaron a comentar sobre por qué no les han explicado a los residentes los riesgos del agua potable que superan los límites seguros.

A pesar de los fermentos nocivos de la zona, los Martín han llamado al sureste de Los Ángeles su hogar durante décadas.

Es donde Salvador, padre, y Josefina fueron capaces de comprar su propiedad.  La iglesia católica, Nuestra Señora de la Soledad, le ha ayudado a Josefina mantener su fe durante las enfermedades de la familia y durante sus preocupaciones.  Su madre, hermano y otros familiares también viven cerca.  Pero su padre murió hace dos años, y con sus hijos enfermos y con agua descolorida en los lavabos y el baño, Josefina no está segura por cuánto tiempo más puede soportar quedarse allí.

Una cosa que le ayudaría es saber lo que está dentro de su familia.

Ella y sus hijos acuerdan a someterse a pruebas de más de dos docenas de metales pesados y dioxinas.

Se ofrecen como voluntarios para ayunar durante 24 horas, para donar una cantidad considerable de sangre y orina que es enviada a los laboratorios de Rand Brooks en Seattle y otros laboratorios certificados para análisis, y luego compartir los resultados.  Los expertos dicen que los resultados podrían ofrecer una imagen instantánea de la posible contaminación porque la familia ha vivido en la misma casa durante 15 años.  Exposición a largo plazo aumenta el riesgo de manera dramática.

“Hablé con mis hijos.  Les dije que esta bien que hagamos esto porque vamos a ayudar a otras personas también averiguar lo que está pasando”, dijo Josefina.  “Queremos saber si es el agua que nos esta enfermando, o la contaminación del aire o alguna otra cosa”.

3 de Nov., 2011: Primera Parte—Viviendo en la Sombra de la Industria: Después de Años de Enfermedades, una Familia Busca Respuestas (esta nota)

10 de Nov., 2011: Segunda Parte—Viviendo en la Sombra de la Industria: Familia de Maywood se Somete a Examines Médicos [2]

17 de Nov., 2011: Última Parte—Viviendo en la Sombra de la IndustriaLa Familia Conoce los Resultados [3]


Esta serie fue producida en colaboración con el fondo USC Annenberg Dennis A.  Hunt Fund for Health Journalism y California Watch, parte del centro independiente y sin fines de lucro Center for Investigative Reporting.

Esta nota fue traducida por Gloria Angelina Castillo, escritora para Eastern Group Publications, Inc./EGPNews.com


Article printed from Eastern Group Publications: http://egpnews.com

URL to article: http://egpnews.com/2011/11/viviendo-bajo-la-sombra-de-la-industria-despues-de-anos-de-enfermedades-una-familia-busca-respuestas/

URLs in this post:

[1] Living in Industry’s Shadow: After Years of Illnesses, Family Looks for Answers: http://egpnews.com/?p=32168

[2] Familia de Maywood se Somete a Examines Médicos: http://egpnews.com/?p=32328

[3] La Familia Conoce los Resultados: http://egpnews.com/?p=32433

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. 5/09 All rights reserved.