- Eastern Group Publications - http://egpnews.com -

Viviendo en la Sombra de la Industria: Familia de Maywood se Somete a Examines Médicos

Posted By admin On November 10, 2011 @ 2:21 pm In Bell Gardens Sun,City Terrace Comet,Commerce Comet,Eastside Sun,Editions,ELA Brooklyn Belvedere Comet,Featured Noticias,Mexican American Sun,Montebello Comet,Monterey Park Comet,Northeast Sun,Vernon Sun,Wyvernwood Chronicle | No Comments

Adilene Martín esta lista para ser sometida a un examen médico.

A los 22 años, es la hija mayor de los Martín. Ella esta harta de las erupciones que le causan comezón en los brazos y que generalmente aparecen después de ducharse, y del agua descolorida que sale de los lavabos que con indignación ha fotografiado usando su teléfono celular.

Su familia vive en Maywood, un nexo de la industria y contaminación en el condado de Los Ángeles, donde cerca de 2,000 fábricas producen las salchichas de los perros calientes de la región, los pesticidas y otros productos transportados por los trenes y los camiones que funcionan con diesel.

[1]

Un Chihuahua con una pierna lesionada cojea a lo largo de la Avenida S. Maywood, una fábrica en la ciudad de Vernon se ve en el fondo. Foto por Daniel A. Anderson/California Watch

El Fondo Dennis A. Hunt para el Periodismo de Salud de la USC Annenberg y California Watch encargaron los exámenes médicos para medir la exposición de la familia a las substancias tóxicas que pudieran provenir de sus alrededores.

Lea esta nota EN INGLÉS: Living In Industry’s Shadow: Maywood Family Undergoes Tests [2]

En un caluroso día de verano, Adilene observa con interés mientras un flebótomo ata fuertemente alrededor de su antebrazo una correa azul y llena de sangre 10 ampollas. Algún día ella piensa hacer lo mismo como enfermera titulada.

[3]

Fuerte lluvia produce espumas blancas desde un edificio y ubicado en 4633 S. Downey Road en Vernon. Foto por Daniel A. Anderson/California Watch

Salvador hijo, de 18 años, ha estado volviendo loca a su madre. Se mantiene despierto hasta tarde, tiene problemas en la escuela y se levanta atontado para ir a la iglesia a insistencia de su madre.

Junior, como lo llama su familia, ha sufrido de asma desde que era un bebé y se le diagnosticó inflamación del hígado el año pasado, según los documentos de la sala de emergencia. Un examen médico de seguimiento mostró que ha regresado a su tamaño normal pero nadie pudo explicar que había sucedido.

Junior es amable con las personas y adora en secreto a su madre. También se siente frustrado y asustado por el lugar donde viven. Regordete estudiante de séptimo grado, fue golpeado por adolescentes más grandes usando puños con nudillos de metal.

Desde entonces ha bajado de peso, levanta pesas y sigue una dieta saludable.

Mientras la aguja pincha su brazo, se queda tranquilo sobre la mesa de laboratorio, revisando sus mensajes de texto.

Persisten los efectos del envenenamiento de plomo durante la niñez

Al igual que su hermana mayor, Anaíz, actualmente de 21 años, está siempre perfectamente arreglada con sombra de ojos, pintura de labios y máscara aplicada en su cara en forma de corazón. Ha tenido un novio en los últimos años, es tímida pero siempre escucha, ya sea apoyando su cabeza en el hombro de su madre o a un paso atrás de su hermana mientras caminan en la tarde.

Duerme mucho y con frecuencia se siente deprimida. Sus padres descubrieron en un examen médico de rutina que había padecido de envenenamiento con plomo cuando tenía 18 meses de edad. Ha sufrido de asma desde que era una bebé y ahora padece del síndrome del colon irritable.

El trabajo de su vida ha sido la escuela. Recuerda haber sido forzada a repetir kínder como los niños la molestaban en su primera escuela primaria, en la segunda y en la tercera. Recuerda a su maestra de quinto grado, el Sr. Correa, quien trabajó pacientemente con ella y le permitía ir a una clase “regular” cuando quería o permanecer en educación especial si así lo deseaba.

Siempre sintió que era capaz de hacer más, ella dijo.

A los 15 comenzó a sufrir de dolores abdominales. Los doctores encontraron un quiste ovárico. Después de la cirugía, los dolores continuaron, lo que la obligó a ir y venir entre la escuela y la sala de emergencias varias veces a la semana. Continuó teniendo problemas con el trabajo escolar y sabía que algo estaba mal. A los 16 rompió a llorar mientras le rogaba a su madre que le dijera por qué. Josefina había intentado esperar hasta que Anaíz tuviera 18 años pero cedió al fin. Pudo haber sido el vecino cerca de su vieja casa que pintaba carros o algo que probablemente heredó de su padre.

“Estaba tan triste”, recuerda Josefina. “Siguió diciendo ‘¿por qué tengo que sufrir esto?’”

Su enfermedad se hizo sentir. Ella participó en la ceremonia de graduación pero no recibió un diploma. Comenzó a asistir al programa de educación para adultos pero los dolores de estómago continuaron.

“Iba al baño y sangraba por causa del estrés”, dice suavemente. Finalmente, un médico le dijo que no valía la pena perder la vida por asistir a la escuela y decidió rendirse.

Se recuesta pacientemente para que le tomen una muestra de sangre. Ha estado haciendo eso toda su vida.

[4]

Adilene Martín se prepara para ir a la iglesia en una habitación del hogar de su familia en Maywood. “Cuando crezca, quiero salir de aquí”, ella dice. “Si algún día tengo una familia, quiero que mi familia, así como yo, nos vayamos a otro sitio y espero que seamos saludables.” Foto por Daniel A. Anderson/California Watch

Josefina, de 45 años, es la más preocupada y la luchadora junto con su esposo. Vino a los Estados Unidos cuando tenía 12 años, haciendo notar firmemente que sus padres vinieron en forma legal, con tarjetas de residencia. A los 18 años ya trabajaba en una fábrica de alfileres de metal en la Avenida Slauson, la espina dorsal de Maywood obstruida por camiones. Siempre había sido una persona saludable pero el olor del pegamento y las emanaciones de la pintura la mareaban. Mantenía su cabeza baja, escogiendo botones con pegamento fresco. En pocos meses, respiraba con dificultad ya que había comenzado a padecer de una infección del pulmón y asma. Conoció a Sal, se casaron, fueron juntos a las clases de ciudadanía y se convirtieron en ciudadanos. Comenzaron a formar una familia en Lynwood, cerca del lugar de trabajo de Sal.

“Esos fueron años difíciles”, dijo Josefina.

Los niveles de plomo de Anaíz eran altos sin causa aparente. Finalmente, un doctor preguntó si Salvador Martín usaba un bigote ya que un niño se había contaminado por el cabello facial de su padre. Sal rehusó a afeitarse su bigote característico pero comenzó a cambiarse y ducharse cuando llegaba del trabajo, antes de saludar. Los niveles de plomo de Anaíz se redujeron cuando Sal dejó el trabajo.

Sal, de 49 años, perdió su trabajo de toda la vida como supervisor en una fábrica que cerró en 2009. Afortunadamente, invirtió hace años en una propiedad para oficinas de alquiler. Aunque es una persona en riesgo después de décadas de exposición potencial a contaminantes en el lugar de trabajo, se negó a someterse a exámenes médicos.

“No quiero saber”, dijo

Prefiere ser proactivo. Él y otros vecinos están luchando para penetrar en la bizantina burocracia de Maywood Mutual Water Co. No. 2, la cual sirve a su vecindario, para obtener agua limpia. Entre las rondas por las fábricas en búsqueda de trabajo y llevar a su hija Adilene a la universidad, asiste a las reuniones de la organización.

Pero Josefina esta lista debido a lo que le sucedió a su hija. Porque hace algunas semanas el agua en la ducha hizo que ardiera su piel  y cuando abrió sus ojos, era una corriente de color café que corría por su piel.

“Porque quiero saber”, ella dijo

3 de Nov., 2011: Primera Parte—Viviendo en la Sombra de la IndustriaDespués de Años de Enfermedades, una Familia Busca Respuestas [5]

10 de Nov., 2011: Segunda Parte—Viviendo en la Sombra de la Industria: Familia de Maywood se Somete a Examines Médicos (esta nota)

17 de Nov., 2011: Última Parte—Viviendo en la Sombra de la IndustriaLa Familia Conoce los Resultados [6]

Esta serie fue producida en colaboración con el fondo USC Annenberg Dennis A.  Hunt Fund for Health Journalism y California Watch, parte del centro independiente y sin fines de lucro de Center for Investigative Reporting.

Esta nota fue traducida a Español por Marvelia Alpizar, para Eastern Group Publications Inc/EGPNews.com.


Article printed from Eastern Group Publications: http://egpnews.com

URL to article: http://egpnews.com/2011/11/viviendo-en-la-sombra-de-la-industria-familia-de-maywood-se-somete-a-examines-medicos/

URLs in this post:

[1] Image: http://egpnews.com/wp-content/uploads/2011/11/PT-2-martinfamily_19.jpg

[2] Living In Industry’s Shadow: Maywood Family Undergoes Tests: http://egpnews.com/?p=32347

[3] Image: http://egpnews.com/wp-content/uploads/2011/11/PT-2-martinfamily_1105xx_28_daa.jpg

[4] Image: http://egpnews.com/wp-content/uploads/2011/11/martinfamily_1105xx_12_daa.jpg

[5] Después de Años de Enfermedades, una Familia Busca Respuestas: http://egpnews.com/?p=32228

[6] La Familia Conoce los Resultados: http://egpnews.com/?p=32433

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. 5/09 All rights reserved.