Tiempo Critico para Registrarse para Votar por Correo en la Elección Presidencial de México

Gobierno mexicano mantiene a raya a los emigrantes del programa, manteniendo el sistema restrictivo de voto en ausencia.

By Gloria Angelina Castillo, Reportera de EGP

Durante las últimas semanas, las caravanas de inmigrantes mexicanos que viven legalmente en los Estados Unidos han estado viajando a Tijuana y otras ciudades Mexicanas para solicitar un credencial de elector, en algunos casos acompañados por organizaciones, con la esperanza de lograr votar en las próximas elecciones presidenciales de México.

Read this story IN ENGLISH: Time Crunch On For Mexicans In U.S. to Vote In Mexico’s 2012 Election

Una credencial de elector es un requisito para votar en México, y por ley, sólo pueden ser emitidos en territorio mexicano por el Instituto Federal Electoral (IFE), una organización pública autónoma, que lleva a cabo las elecciones federales. Sin credencial de elector, los mexicanos que viven fuera del país no pueden emitir un voto ausente por correo.

La fecha límite para registrarse para votar por correo es el domingo, 15 de enero. La fecha límite no se aplica a los ciudadanos mexicanos que deseen regresar al país para votar.

Martín López, activista mexicano en Los Ángeles, ha estado ayudando a compatriotas mexicanos a inscribirse para votar a través de la página web del IFE, www.VotoExtranjero.mx para la próxima elección presidencial mexicana de 2012. Hace diez días, 10 personas asistidas por organizaciones locales realizaron el viaje de ida y vuelta desde Los Ángeles a la frontera, y ocho personas más estaban programadas para hacer el viaje ese mismo día, dijo López a EGP la semana pasada.

Felipe Sánchez, inmigrante mexicano que no se identifica como activista, ha estado ayudando a los votantes mexicanos, que legalmente pueden cruzar la frontera, para registrarse para votar.

“Hay varias historias… hemos tenido a personas de la tercera edad  que trajeron su credencial de elector con la fotografía de cuando tenían 18 años de edad, es grande la diferencia en su apariencia”, dijo Sánchez.

Numerosas organizaciones locales—tales como Vamos Unidos USA, The Full Rights for Immigrants Coalition, Hermandad Mexicana Nacional, Federación de Clubes y Organizaciones de Zacatecanos, y MORENA—han estado trabajando para conseguir mayor participación por electores en el extranjero.

Pocos inmigrantes mexicanos que residen en los Estados Unidos cruzan en realidad la frontera para votar, dijo Juan José Gutiérrez, de la Coalición de los Plenos Derechos de los Inmigrantes y Vamos Unidos USA. Los que lo hacen van por razones simbólicas, no porque sea más conveniente, él dijo.

Gutiérrez y otros activistas alegan que el requisito del credencial de elector en México priva de derechos a la mayoría de los ciudadanos mexicanos residentes en el extranjero que son elegibles para votar, porque no pueden regresar al país ya sea por su estado de inmigrante o por el costo del viaje.

Para obtener un credencial de elector, un ciudadano mexicano debe presentar los documentos requeridos a la oficina del IFE en México, luego hay un período mínimo de dos semanas de espera para que la tarjeta sea aprobada y emitida. Para los mexicanos que residen legalmente en los Estados Unidos pero no cerca de la frontera, el costo de comprar un boleto de avión, faltar al trabajo y financiar los gastos de hasta seis semanas mientras esperan que la tarjeta sea emitida no es algo asequible, dijo Gutiérrez.

“Aunque las autoridades mexicanas presumen de lo mucho que han avanzado en el proceso democrático en la medida en que los mexicanos votan en el extranjero, aún queda mucho trabajo por hacer porque los derechos democráticos no están completamente extendidos por el gobierno mexicano para que los mexicanos voten en el extranjero”, dijo Gutiérrez EGP.

El resultado es la negación sistemática del derecho al voto de la mayoría de la población de edad de votar que vive fuera del país, dijo Gutiérrez.

“Se le impide votar al setenta por ciento… sólo aquellos que tienen visas o ciudadanía de los Estados Unidos y viven cerca de la frontera de México con Estados Unidos, y están dispuestos a ir a una oficina del IFE y superar todos los obstáculos, puede obtener una tarjeta de identificación para votar por correo, él dijo.

Desde 1917, la Constitución mexicana garantiza el derecho al voto a todos los mexicanos, incluidos los que viven en el extranjero, por lo que el actual sistema electoral es inconstitucional, insiste Gutiérrez.

“En lo que a mí respecta, todas las elecciones mexicanas que se han realizado son ilegítimas porque se ha excluido una importante población en edad de votar en el extranjero, especialmente en los Estados Unidos”, él dijo.

Funcionarios del IFE estiman que en California, cerca de 5.000 ciudadanos mexicanos y las personas con doble ciudadanía de Estados Unidos y México, ya se han inscrito para votar por correo.

La mayoría son probablemente del área de Los Ángeles, como fue el caso en 2006, cuando 12.000 votos se originaron en el área de Los Ángeles, de acuerdo con el Consejero Electoral del IFE Francisco Javier Guerrero Aguirre y la Coordinadora del Voto en el Exterior Dalia Moreno.

Los electores mexicanos que viven fuera del país y que con éxito se registraron para votar recibirán sus boletas por correo a partir de abril. Las boletas deben ser recibidas por el IFE para el 30 de junio—un día antes de la elección.

Desde octubre, IFE proporciona asistencia en la oficina del consulado a aquellos que ya cuentan con un credencial de elector pero necesitan asistencia para registrarse por medio de la Internet. Foto de EGP por Gloria Angelina Castillo

2006 fue la última elección presidencial mexicana y la primera vez que el gobierno mexicano, a través del IFE, permitió el voto ausente de mexicanos en el exterior. Cincuenta mil se inscribieron para votar desde el extranjero, pero sólo alrededor de 32.000 votaron, dijo Guerrero Aguirre. México elige a un presidente cada seis años.

IFE fue creado hace 21 años después que los mexicanos en ambos lados de la frontera presionaron para reformar el proceso electoral en México para que fuera más transparente.

Varios activistas alegan que miles de votos fueron descalificados en el año 2006, cambiando el resultado de las elecciones presidenciales, y “robándole” la presidencia a Andrés Manuel López Obrador. Otros dicen que Felipe Calderón fue electo en forma legítima.

Mientras que el IFE reconoce que el proceso por correspondencia actual es demasiado restrictivo para los mexicanos indocumentados y legales que viven en los Estados Unidos, sólo el congreso de México puede cambiar los requisitos, dijo Guerrero Aguirre a EGP.

IFE considera que hay dos posibles formas de abordar el problema: encontrar un mecanismo para emitir credenciales fuera de México, y permitir la votación presencial en ciertos lugares. El cambio tendría que ser aprobado por el Congreso de la Republica de México, que no parece dispuesto a apoyar este alcance para ampliar el número de votantes mexicanos en el extranjero.

“Creo lo que hace falta ahora es una mayor voluntad política por parte de los partidos políticos mayoritarios en México para entrarle ya sin tantas excusas a un modelo que permite que participen de manera mayoritaria los Mexicanos”, dijo Guerrero Aguirre. “Creo que ha habido precaución en tono a un modelo restrictivo por razones que son entendibles: el gran volumen de mexicanos que viven en los estados unidos, el impacto que estos podrían tener en el proceso político y las propias dificultades técnicas y económicas para poder llevar acabo un modelo de estas características.”

El presupuesto del IFE en el extranjero fue reducido en un 60 por ciento por el Congreso en comparación a la elección de 2006, señaló Moreno. Pero han hecho “más con menos”, llevando a cabo dos “innovaciones”, ella explicó.

A diferencia de 2006, el gasto del votante para enviar una boleta de ausente era $8 a $12, este año no hay cobro. Y durante varios meses, el IFE ha colocado módulos de asistencia en los consulados que sirven a una gran población mexicana, cómo aquí en Los Ángeles. Estos cambios resultaron de las recomendaciones formuladas tras las elecciones del 2006, dijo Moreno. IFE también ha reclutado 60 organizaciones locales para difundir información, ella agregó.

El presupuesto del IFE se redujo debido a que la poca respuesta de los electores residentes en el exterior en 2006 no justifica el costo de la campaña anterior, señala la Dra. Emily Acevedo, profesora adjunta de la Universidad de California en Los Ángeles.

Ella dice que la tarjeta de credencial de elector es un punto fuerte en el sistema electoral de México, que ayuda a prevenir el fraude electoral. Además de tener una foto del elector, la tarjeta también tiene huella digital de la persona.

Mientras se debaten más estrictos requisitos de identificación de votación en los Estados Unidos, el requisito de identificación para los ciudadanos de Estados Unidos que desean inscribirse para votar desde el extranjero varían de estado a estado, de acuerdo con Kate Meadows  del Programa Federal de Asistencia Electoral. Mientras que los ciudadanos de los Estados Unidos no pueden votar en persona en lugares fuera del país, pueden votar utilizando el proceso de votación en ausencia, dijo.

“Mientras que algunos estados no exigen una tarjeta de identificación con una Solicitud de Tarjeta Postal Federal (FPCA, por sus siglas en inglés) otros estados aceptan licencia de conducir del estado o número de identificación del Estado—o exigen el número de seguro social del votante”, dijo Meadows en un correo electrónico.

La apatía de los votantes, sin embargo, es un problema serio en los Estados Unidos así como lo es para los mexicanos que viven en el extranjero. Para los mexicanos en los Estados Unidos que no son inmigrantes recientes, la apatía puede ser debido a que ya no tienen fuertes lazos con México, o planes para el regreso. Es posible que no sientan que tienen un interés en la seguridad y la viabilidad del gobierno de México, dijo Acevedo.

La desilusión de los votantes con el gobierno mexicano es también un problema. Muchos inmigrantes creen que el gobierno es corrupto, en algunos lugares indistinguible del crimen organizado. Por lo que toman una actitud de “¿por qué molestarse en votar?”, señalan algunas personas.

No está claro cuantos posibles votantes mexicanos viven fuera del país, pero el IFE estima que 2 a 3 millones en los Estados Unidos podrían ser elegibles para eventualmente obtener un credencial de elector.

Guerrero Aguirre señala un doble fenómeno: hay mexicanos que no votan en los Estados Unidos y que no votan en México, “entonces dejan en manos de otro las decisiones y eso es evidentemente lo peor que le podría pasar a un ciudadano,” él finalizó.

Se insta que los ciudadanos mexicanos que poseen un credencial de elector se inscriban a más tardar el sábado, 14 de enero, para emitir el voto en ausencia. Para mayor información visite www.votoextanjero.mx, llame al 1-866-986-306 o envíe un correo electrónico a cove@ife.org.mx

Esta nota fue traducida a Español por Marvelia Alpizar, traductora independiente y periodista bilingüe. This story was translated to Spanish by Marvelia Alpizar, freelance translator and bilingual journalist, she can be reached via email at malpzar@gmail.com

Print This Post Print This Post

January 12, 2012  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. ·