Corto Plazo para las Posibles Víctimas de Abusos en una Escuela Católica de Montebello

Caso de bancarrota pondrá un fin a juicios y reclamaciones adicionales después del 1 de agosto.

By Elizabeth Hsing-Huei Chou

Los antiguos estudiantes que desean presentar demandas por abusos sexuales en contra de la Congregación de los Hermanos Cristianos, que proveyó el personal de la preparatoria Cantwell en Montebello desde 1948 hasta 1990, serán prohibidos a hacerlo después del 1 de agosto.

Read this story IN ENGLISH:  Last Chance for Possible Abuse Victims at Montebello Catholic School

La Congregación de Hermanos Cristianos (Congregation of Christian Brothers), también conocidos como los Hermanos Cristianos de Irlanda (Irish Christian Brothers), el año pasado se declararon en quiebra en los tribunales de Nueva York, después de haber sido el objeto de numerosas demandas en los años recientes por abusos sexuales. Posteriormente ellos solicitaron una fecha límite que impedirá más reclamos o acciones judiciales.

Foto de EGP por Elizabeth Hsing-Huei Chou

La orden religiosa ejecuta varias escuelas católicas por todo el país, y durante 42 años, antes que el Arquidiócesis de Los Ángeles los quitaron en 1990, sus miembros gestionaron la escuela Cantwell en Montebello.

Después que la Congregación de Hermanos Cristianos se fueran, la escuela—que era solo para varones—se combinó con la escuela Sagrado Corazón de María (Sacred Heart of Mary), una escuela para niñas, y formaron la preparatoria Cantwell-Sagrado Corazón de María (Cantwell-Sacred Heart of Mary High School).

Joelle Casteix, director de la región occidental de la Red de Sobrevivientes de los Abusados por Sacerdotes, SNAP por sus siglas en inglés, dijo que su organización, formada por víctimas de abusos sexuales y sus simpatizantes, está trabajando para informar a las víctimas de abuso sobre la fecha límite del 1 de agosto. Otros tipos de reclamaciones que no tengan que ver con el abuso sexual también se prohibirán después de esta fecha.

Mike Reck, un abogado especializado en los abusos sexuales por el clero, cree que el caso de la bancarrota es una “táctica astuta legal por la institución basada en la fe” para protegerse de las demandas de abuso sexual.

“[La Congregación de Hermanos Cristianos] realmente no deberían de ser capaces de buscar protección de la corte de bancarrota cuando sus deudas son delitos contra los niños. Estos niños que fueron lastimados realmente deberían presentarse ahora antes de que pierdan la oportunidad de hacerlo”, él dijo.

Casteix dice que hay por lo menos cuatro posibles abusadores en la escuela secundaria Cantwell, que se identifican a partir de los anuarios de la escuela y otras fuentes.

Agregó que la Congregación de los Hermanos Cristianos tenía la costumbre de “barajar a los abusadores de una escuela a otra escuela, incluso si fueron nombrados en juicios, o si fueron detenidos.”

Un Hermano que se movía frecuentemente fue Thomas Cuthbert Ford, un director de Cantwell durante la década de 1980, y quién en 2000 se declaró culpable de golpear a un adolescente hasta que perdió el conocimiento, y fue condenado a cinco meses de la cárcel. Ford inicialmente había huido las denuncias de abuso físico en Canadá, primero se trasladó como maestro en una escuela en Honolulu, a continuación fue a Cantwell.

Otros posibles abusadores que Casteix identificó incluyen Jerome Matthias Heustis, un profesor de la preparatoria Cantwell durante la década de 1970 quién fue acusado de abusar sexualmente de un niño en Nueva Cork; y Daniel Peter Ryan, un subdirector y profesor de Cantwell durante la década de 1970, quién fue identificado como un posible abusador y luego fue transferido a una escuela que tenía más de 50 niños que alegan abuso sexual y físico.

Robert W. Satterthwaite, quién se desempeñó como profesor en Cantwell en las décadas de 1960 y 1970, fue nombrado no solo en una de las demandas, pero también en un informe sobre posibles abusadores dados a conocer por la Arquidiócesis de Los Ángeles, de acuerdo con Casteix.

Todos los Hermanos identificados por Casteix, con la excepción de Satterthwaite, han fallecido.

Las instituciones católicas como la Arquidiócesis sostienen que muchos de los maestros y el personal nombrados en las demandas o presentados por grupos como SNAP no han sido condenados por delitos de abuso sexual.

Casteix dijo que los clérigos no han mostrado ningún interés en informar a las víctimas de sus derechos legales, y esto ha caído sobre las organizaciones como la suya para sacar al clero a la luz pública, y agregó que “esto no es solo acerca de la curación personal, sino también de garantizar la seguridad de los niño y castigar a los malhechores.”

Print This Post Print This Post

March 22, 2012  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. ·