Trabajan para Crear un Plan de Reorganización para Roosevelt

By Gloria Angelina Castillo, Reportera de EGP

Una sensación de urgencia se siente en las siete escuelas de la preparatoria Theodore Roosevelt en Boyle Heights, donde los maestros, padres y estudiantes se están movilizando por lo que parece un posible torbellino de cambio en el horizonte.

Los maestros y las partes interesadas actualmente están trabajando en un plan de reorganización para la escuela después que el Superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) John Deasy dijo a la asociación Partnership for Los Angeles Schools (PLAS), que gestiona Roosevelt, que el resultado de un esfuerzo para reorganizar la escuela determinaría si LAUSD renovaría el Memorando de Entendimiento (MOU) que permite a PLAS para continuar operando la escuela.

Read this story IN ENGLISH: Roosevelt’s Future Uncertain: School Scrambles to Meet LAUSD Deadline

“Después de mucha consideración y discusión hemos determinado que la Preparatoria Roosevelt no ha demostrado progreso adecuado en general,” dice la carta de Deasy. Deasy les dio como fecha limite el 22 de febrero para someter el plan, reconociendo que es “un calendario agresivo” para que PLAS crea una estrategia de reorganización para que la escuela sea “más económica y funcional.”

El superintendente también afirma que “es esencial que continuemos a fijar metas, monitorear el progreso, mantengamos a la escuela responsable por el rendimiento de los estudiantes.” Además explica que Roosevelt necesita cumplir con un “estándar de rendimiento anual”, y que cada una de las escuelas pequeñas establece y cumpla con una serie de metas de desempeño anuales. Si no cumplen o superan las metas “mínimas” cada año, LAUSD podría reconsiderar el papel de PLAS en el sitio, Deasy escribió.

Los alumnos de ESP le dijeron al presidente de PLAS Marshall Tuck que ellos no quieren ser parte del campus principal de Roosevelt ubicado en S. Mathews Street. Foto de EGP por Gloria Angelina Castillo

De acuerdo con el portavoz de PLAS, Patrick Sinclair, en octubre cuando la Junta Escolar de LAUSD votó para darle autoridad a Deasy para determinar las condiciones bajo cuales Roosevelt y las otras escuelas de la asociación podrían continuar operando bajo PLAS. Cada una de las escuelas de PLAS está sujeto a términos diferentes y Roosevelt es la primera escuela en recibir instrucciones de reorganización por el superintendente, dijo Sinclair.

PLAS y el consejo de toma de decisiones compartidas (Shared Decision Making Council en inglés), que esta integrado por los directores y los representantes del sindicato de maestros (UTLA) de las siete escuelas pequeñas de Roosevelt, están apurados elaborando el plan antes de la fecha limite.

En juego esta la reducción del número de escuelas pequeñas de Roosevelt—de siete a dos o cuatro—y tal vez trasladar la academia ESP, situada en una instalación retirada, de nuevo en el campus principal.

“Preservar esta escuela, este programa, este compañerismo es mi máxima prioridad, pase lo que pase”, dijo recientemente el director de la academia del Medio Ambiente y Póliza Social (Academy of Environmental & Social Policy, o ESP) Bruce Bivins a sus estudiantes explicando las circunstancias complicadas y con muchos factores imprevisibles.

ESP, la cual fue la primera escuela pequeña de Roosevelt, se trasladó al East Los Angeles Skills Center en Lincoln Heights en 2006. Esto fue antes que PLAS se hiciera cargo de algunas escuelas de LAUSD en 2008. La mudanza original de ESP tenía como objetivo reducir la sobrepoblación en el campus principal, que ya ha disminuido con la apertura del Centro de Aprendizaje Méndez y la Preparatoria Esteban Torres, y una reducción en la inscripción en todo el distrito en general.

ESP, sin embargo, es una de las escuelas de Roosevelt con mejor rendimiento académico y parece que tiene mucho que perder si se traslada al campus principal. El año pasado, ESP experimentó el mayor aumento en los resultados del examen CST de todas las escuelas pequeños de Roosevelt y también tuvo el salto tercer más alto de todo el distrito escolar, señalan los maestros de ESP.

La ubicación y la autonomía de ESP, además del clima de personalización, son sus puntos fuertes y mudar la escuela al campus de Roosevelt sería un “golpe devastador”, dijo a EGP Randall Childs, maestro de matemáticas en ESP y representante de UTLA para esa escuela pequeña.

Childs es un miembro del consejo de toma de decisiones compartidas. Hay personas que están muy frustradas porque tienen solo unas semanas para crear el plan de reorganización, y crear un plan “bajo coacción” obviamente no es en el mejor interés de los niños, dijo Childs.

Aunque el costo de darle techo a ESP en la escuela de adultos ubicada en Lincoln Heights es menor, el costo de transportar a los alumnos diario sí es muy costoso, Sinclair dijo.

La semana pasadas, el presidente de PLAS Marshall Tuck escuchó una súplica elocuente y apasionada por los estudiantes de liderazgo en ESP. Clarissa Mancha, de 17 años de edad, provocó lágrimas de la risa y luego de tristeza entre sus compañeros cuando explicó cómo llego a ESP y cómo se siente por la escuela.

“Esta escuela me dio la motivación para entrar en una universidad, porque cuando yo estaba en la secundaria… nunca pensé en asistir a la universidad hasta que conocí [al director de ESP] el Señor Bruce Bivins y todos los profesores me decían que debo asistir a la universidad” dijo Mancha.

Los dos hermanos mayores de Mancha asistieron al campus principal de Roosevelt y abandonaron sus estudios por la falta de apoyo académico. Una década después de que debían que haberse graduado de la preparatoria, ellos apenas han iniciado sus estudios de nuevo, ella dijo.

Mancha y sus compañeros dijeron que no quieren que la escuela sea trasladada.

Clarissa Mancha (centro) provocó lágrimas durante la reunión la semana pasada. Foto de EGP por Gloria Angelina Castillo

Brenzy Solórzano, de 16 años de edad, quien traía puesto un suéter floral y se balanceaba nerviosamente mientras platicaba, le dijo a Tuck que ella previamente asistió al campus principal y prácticamente no asistió su segundo año debido a problemas familiares y por el horario “block” que le creó otro obstáculo.

El campus principal ha experimentado bastantes cambios, por lo cual sería una mejor solución no hacer más cambios y mejor darles un ambiente más estable a los estudiantes, ella dijo, agregando que en ESP ella pudo ponerse al día con los créditos para su graduación.

Otros estudiantes le preguntaron a Tuck si el cambio verdaderamente sería en el mejor interés de ESP. El entorno único les permite tener una atención especial, algo que temen no conseguirán en el campus principal, le dijeron.

Uno de los estudiantes dijo que sus padres no querían que ella asistiera a Roosevelt, por lo que si ESP es trasladado al campus principal ella trataría de matricularse en otra escuela.

“Muchas cosas buenas están tomando lugar aquí, si estas cosas no pueden sobrevivir una mudanza, puede que la mudanza no sea la mejor decisión. Si esta escuela no fuera lo que es, esta decisión se habría hecho hace mucho tiempo”, dijo Tuck respondiendo a los estudiantes.

Osvaldo Ordaz, maestro de la clase de liderazgo en ESP, entregó a Tuck una pila de cartas por los estudiantes. Ordaz dijo que el nombre de ESP podría sobrevivir la reubicación, pero el ambiente académico único sería desmantelado y los estudiantes igual que algunos profesores — que no quieren estar en campus grande de Roosevelt — buscarían nuevas escuelas. Además, la instalación actual de ESP probablemente sería ocupada por una escuela charter, él especuló.

Tuck se reunió con los maestros de ESP el pasado viernes después de escuela. Tuck dijo estar muy impactado por lo que dijeron los estudiantes y él apoya a ESP en buscar una solución a los problemas, de acuerdo con Erica Huerta, maestra de Estudios Sociales en ESP, quien asistió la reunión.

Otros factores que juegan un papel en el debate son los inciertos pero anticipados recortes del presupuesto estatal a la educación de adultos (que afectaría directamente ESP), y la llegada de nuevos fondos por las Proposiciones 30 y 39 aprobadas recientemente por los votantes.

Pero los logros de ESP no son la norma en Roosevelt. Padres y miembros de la comunidad se han quejado durante algún tiempo por el lento progreso en Roosevelt. El año pasado, EGP informó que un grupo de padres habían intentado destituir a la presidenta de la Junta Escolar Mónica García, en cuyo distrito incluye la escuela. Querían que García permita un referendo sobre si PLAS, que fue lanzado por el Alcalde Antonio Villaraigosa, debería seguir gestionando Roosevelt.

Se anticipa que Deasy tomará una decisión final alrededor del 9 de marzo para la reorganización que podrá ser impuesta a principios del próximo año escolar.

Padres que desean asistir las reuniones acerca del plan pueden contactar al director de la escuela que asiste su estudiante en Roosevelt, mientras que los miembros de la comunidad que quieran asistir estas reuniones pueden ponerse en contacto con la Directora de Transformación Escolar Sofía Freire, dijo Sinclair. El número de teléfono principal de Roosevelt es (323) 780-6500.

Print This Post Print This Post

January 24, 2013  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. · Log in