El Papa Llega a la Casa Blanca Presentándose Como ‘Hijo de Inmigrantes’

Por Javier Alonso, Servicios EFE

El papa Francisco se presentó el miércoles en Estados Unidos como un “hijo de familia de inmigrantes” e instó, en un país construido “en gran medida por familias así”, a admitir que “el sistema” de vida vigente genera millones de excluidos.

Bergoglio, que nunca antes estuvo en este país, recordó al presidente Barack Obama en el recibimiento oficial al pontífice—que llegó este martes procedente de Cuba—que él mismo se considera un “hermano” de Estados Unidos y que la civilización actual atraviesa un “momento crítico”.

Y aprovechó la primera ocasión que tuvo de hablar al pueblo estadounidense y a su presidente para instar a solucionar el problema “urgente” del cambio climático mediante la aplicación de los cambios que contribuyan a alcanzar un “desarrollo sostenible e integral”.

Empleó como referencia a uno de los “padres” modernos de este país, al premio Nobel de la paz Martin Luther King cuando dijo: “Podemos decir que dejamos adeudado un pagaré y ahora ha llegado el momento de saldarlo”.

El papa se reune con el presidente Barack Obama el miércoles durante su visita a la Casa Blanca. (La Casa Blanca)

El papa se reune con el presidente Barack Obama el miércoles durante su visita a la Casa Blanca. (La Casa Blanca)

“Sabemos que las cosas pueden cambiar”, dijo el pontífice en una autocita extraída de su encíclica “Laudato Si”, el documento papal en el que Bergoglio critica duramente el daño causado al planeta por un sistema económico que sobreexplota sus recursos, beneficia a unos pocos y excluye a millones.

Una encíclica recibida con una mezcla de admiración desde la administración Obama y en general el Partido Demócrata y sin duda escepticismo en medios políticos conservadores y parte de la industria estadounidense, por sus inequívocos reproches al sistema económico vigente.
Francisco explicó además a Obama que los católicos estadounidenses “están comprometidos a construir una sociedad verdaderamente tolerante e inclusiva, en la salvaguarda de los derechos de las personas y las comunidades y en el rechazo a cualquier forma de discriminación injusta”.

“Esa libertad es uno de los activos más valiosos de América”, aseguró el papa, quien dijo coincidir con los obispos estadounidenses en la necesidad de permanecer “vigilantes, justamente como buenos ciudadanos, para mantener y defender esa libertad de lo que pudiera amenazarla o comprometerla”.

Recordó precisamente que en su viaje por Estados Unidos le llevará el próximo fin de semana a Filadelfia para participar en el VIII Encuentro Mundial de las Familias, para “celebrar y apoyar las instituciones del matrimonio y la familia en este momento crucial de la historia de nuestra civilización”.

Esa cita fue en realidad la primera que el Vaticano confirmó en un viaje a Estados Unidos de cuyo programa la Santa Sede dio detalle tiempo después y que resultó influido decisivamente por el anuncio que el 17 de diciembre pasado hicieron La Habana y Washington sobre la reanudación de sus relaciones diplomáticas.
Precisamente el papa elogió ante Obama los esfuerzos hechos recientemente para “reparar las relaciones rotas” y “abrir nuevas puertas de cooperación” en la humanidad.
Esos esfuerzos “son pasos positivos en la vía de la reconciliación, la justicia y la libertad”, dijo Bergoglio en los actos de la Casa Blanca.
Aunque el pontífice no citó casos concretos, hizo un llamamiento a “todos los hombres y mujeres de buena voluntad de esta gran nación” para que apoyen “los esfuerzos de la comunidad internacional para proteger a los vulnerables de nuestro mundo y estimular modelos de desarrollo integrales e inclusivos”.

Y ello, agregó, “para que nuestros hermanos y hermanas en todas partes puedan conocer la bendición de la paz y la prosperidad que Dios desea para todos sus hijos”.

Después el papa se reunió con el presidente en su Despacho Oval, donde Obama, regaló al papa una escultura en metal de una paloma ascendente para honrar su “defensa incansable” de “los más vulnerables” en todo el mundo, según la Casa Blanca.

La paloma es “el símbolo internacional de la paz” y el “símbolo cristiano del Espíritu Santo”, recordó un funcionario de la Casa Blanca al detallar el intercambio privado de regalos entre Obama y el pontífice.
La escultura lleva incorporada una barra del armazón original de la Estatua de la Libertad, conservada durante la restauración con motivo de su centenario.

Además, el pedestal de la escultura está hecho con madera de los jardines de la Casa Blanca y lleva una inscripción personalizada.

Junto con la escultura, Obama entregó al papa una llave de la casa en Maryland de Elizabeth Ann Seton, la primera estadounidense de nacimiento que fue declarada santa y canonizada hace 40 años.
De acuerdo con la Casa Blanca, la llave data de 1809 y fue presentada en una pieza de mármol procedente de la basílica dedicada a la santa.

Con este regalo, el presidente quiso destacar la “dedicación” tanto del pontífice como de la santa a “abrir puertas a los pobres, enfermos y vulnerables”.

Al finalizar la reunión privada, el pontífice partió hacia la Catedral de San Mateo para mantener un encuentro con los obispos estadounidenses.

Por la tarde, realizó la canonización del franciscano español Junípero Serra en el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción, en una misa al aire libre donde asistieron unas 25.000 personas.

Varios congresistas latinos expresaron su deseo de que la visita del papa Francisco a Washington, y su discurso de hoy jueves ante el pleno del Congreso, reactive el debate migratorio en el país y también sirva para abordar los retos que enfrenta el mundo por el cambio climático.

“Esperamos con interés escuchar las palabras de Francisco sobre una serie de cuestiones importantes para los latinos y las familias trabajadoras, desde la justicia para menores a la reforma migratoria integral y la necesidad de proteger nuestro medio ambiente”, dijo el miércoles la presidenta del Caucus Hispano del Congreso, Linda Sánchez.

Por su parte, Xavier Becerra, presidente del Caucus Demócrata, agradeció al pontífice por ser “una voz resuelta por la dignidad humana”, y aprovechó el compromiso del papa con los inmigrantes para llamar de nuevo al Congreso a tomar medidas sobre el sistema migratorio.

Print This Post Print This Post

September 24, 2015  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2019 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·