‘Salud Médica de Calidad’ Evoluciona Entre los Latinos

Por Alfredo Santana, Especial para EGP

Miguel Ángel Chávez nació con sus pies “torcidos”.

A sus 36 años, ha tenido dos cirugías reconstructivas para tratar de corregir sus problemas. Actualmente, Chávez no esconde el dolor que sufre a diario ni su necesidad de medicina para poder caminar.

Chávez vive en Pico Rivera, pero visita una vez al mes una clínica en Highland Park, donde recibe tratamiento para las piernas y las plantas de los pies. También recibe tratamiento de una vieja adicción a las drogas.

Read this article in English: For Latinos, Ideas About ‘Quality Healthcare’ Need to Evolve

Sus problemas se remontan al dolor de piernas crónico causado al nacer, Chávez le dijo a EGP. “Tenía tres meses de vida cuando tuve mi primera cirugía en los pies”, aseveró.

Chávez dijo que comenzó a caminar cuando cumplió dos años.

“Yo le digo a mi doctor que mis pies me duelen, y le pido medicina para el dolor”, dijo Chávez. El doctor lo escucha y él tiene que convencerlo que necesita los medicamentos para poder caminar.

Chávez nunca ha usado aparatos ortopédicos, pero usa botas de piel para reforzar sus tobillos y espinillas, lo que hace que sus piernas se cansen.

Nacido en Twenty-Nine Palms, CA., Chávez dijo sentirse bendecido porque su cobertura médica pública, o Medi-Cal, ha cubierto casi todas sus necesidades médicas a pesar de sus problemas de alcoholismo y derivados del opio.

Agradece que Obamacare expandió su póliza de cobertura, ya que ahora le es más fácil obtener mejores tratamientos a pesar de su condición previa.

“No me adentro en la política, y soy cristiano”, dijo Chávez refiriéndose a los constantes ataques de los Republicanos y de otros grupos conservadores para desmantelar la expansión en cobertura médica del plan del presidente Obama. “Creo que Obamacare es maravilloso: me ha ayudado bastante”.

La historia de Chávez es solo una de entre miles de personas quienes hoy tienen pólizas médicas, y buscan que estas les cubran sus necesidades de la mejor manera posible.

Los proveedores médicos enfrentan un desafío para cubrir esas expectativas, algunas que se han desarrollado en conceptos tradicionales de buenos servicios médicos y de salud, como los de la señora Silvia Nuevo.

La sala de espera en la clínica Arroyo Vista estuvo llena  esta semana con pacientes esperando ver a su doctor para recoger medicamentos. (EGP foto por Alfredo Santana)

La sala de espera en la clínica Arroyo Vista estuvo llena esta semana con pacientes esperando ver a su doctor para recoger medicamentos. (EGP foto por Alfredo Santana)

Nuevo es madre de tres niños quienes están inscritos en el Centro Educativo Richard Riordan de la calle Monte Vista, en el Noreste de Los Ángeles. Ella le dijo a EGP que lleva a sus niños al médico por lo menos una vez al año. También los lleva cuando se engripan o tienen alguna otra enfermedad, debido a que tienen Medi-cal.

Nuevo piensa que sus niños obtienen un buen tratamiento si el doctor les receta un antibiótico u otra medicina.

“Espero que los doctores les receten medicamentos, o alguna prescripción. Eso es lo que creo” que ellos deben hacer, dijo la residente de Highland Park. Nuevo quiere que sus niños se mantengan saludables, y en caso de que su doctor los estuviera atendiendo mal, ella buscaría a otro.

Según expertos de la salud, cuando su pacientes latinos se enferman, la mayoría espera que sus doctores les prescriban medicina, ya sea para tomarla en la clínica o en su casa.

La Ley de Cuidados de la Salud Asequible, conocida como Obamacare, ha expandido la cobertura médica para miles de latinos de escasos ingresos, quienes hoy pueden obtener atención médica en clínicas y hospitales.

A pesar del éxito en la inscripción de jóvenes latinos, varios médicos dijeron que batallan con los pacientes para eliminar su consumo de drogas y alcohol.

Un estudio conducido por la Fundación para la Familia Kaiser, publicado el pasado Julio, reportó que el 68% de todos los californianos elegibles se han inscrito en Covered California, el sitio de comparación de pólizas médicas en la red creado por el Departamento de Servicios Médicos del estado, comparado a un 58% cuando la primera vuelta de inscripciones se efectuó en el 2014.

La encuesta, titulada “California’s Previously Uninsured After the ACA’s Second Open Enrollment Period,” reportó que el 88% de todos los inscritos reciben subsidios para pagar sus pólizas.

En el 2014, Covered California subsidió a 348,938 residentes del condado de Los Ángeles, excluyendo a beneficiarios del Medi-Cal. En California, 200,261 mexicano-americanos recibieron algún subsidio, mientras que 2,745 puertorriqueños y 1,537 cubano-americanos los recibieron. Las personas de orígenes diversos sumaron 8,647.

Covered California reportó que el 28% de los nuevos inscritos este año se identificaron como latinos, incluyendo a 228,766 quienes se inscribieron en pólizas de compañías privadas. La mitad de las 311,741 personas elegibles quienes no obtuvieron una póliza antes del 15 de febrero, se identificaron como latinos.

La pregunta es, ¿tener una póliza médica cambia los hábitos de las personas sobre cuándo y dónde van a elegir a su proveedor médico, o esperan a que ellos lo hagan por los pacientes?

En los casos de Chávez y Nuevo, la respuesta parece ser no.

Miguel Angel Chavez se alegra que Medical pueda cubrir los gastos para que trate su enfermedad de los pies. (EGP foto por Alfredo Santana)

Miguel Angel Chavez se alegra que Medical pueda cubrir los gastos para que trate su enfermedad de los pies. (EGP foto por Alfredo Santana)

Pacientes adultos jóvenes y adolescentes latinos, particularmente los nacidos en Estados Unidos, esperan obtener prescripciones, pero no siempre las obtienen.

La doctora Martha Rivera, una pediatra quien atiende a jóvenes en el Centro de Cuidados Médicos Optimal en Boyle Heights, dijo que el contacto familiar es importante para equilibrar su salud, ya que muchos sufren de ansiedad y buscan un refugio en el alcohol y las drogas.

Estos chicos tienen mucha tarea de la preparatoria, y muchos trabajan para ayudar en las finanzas familiares. Algunos caen presa del estrés, encuentran cobijo con los amigos en las fiestas, donde suelen consumir tragos al mezclarlos con drogas.

“Trabajo la medicina integral, la que incluye prevención y nutrición. Atiendo a muchos pacientes sin prescribirles nada”,  Rivera dijo. “Por el contrario, les recomiendo que eviten el uso de la marihuana medicinal, y el consumir más y más medicinas. Les enseño [técnicas de] relajamiento, para evitar sobredosis químicas. Volvemos a conceptos básicos”.

Rivera dijo que la mayoría de los 35 a 40 pacientes que atiende al día tienen no más de 21 años. El 1 de octubre Rivera iniciará consultas para adultos en una nueva oficina.

“La mayoría de pacientes que atiendo tienen cobertura del Medi-Cal y pagan de su bolsillo el costo cuando se les prescriben medicamentos como Tylenol. Pagan en efectivo, y se enteran que es mejor [pagar] eso que el ir a comer a McDonald’s”, Rivera dijo acerca de sus métodos para mejorar los hábitos de salud entre sus pacientes. “La mayoría se confunde con Obamacare, pero quiere saber como funciona”.

La obesidad entre la juventud latina es elevada, lo que pone a este grupo en riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y diabetes, según la doctora.

Rivera, cuya clínica opera dentro del complejo hospitalario del Centro Médico White Memorial, dijo que recientemente comenzó una serie de clases para promover entre los padres latinos las vacunaciones a temprana edad de sus hijos, y para promover mejor nutrición y prevención de enfermedades entre jóvenes y adultos.

“Queremos evitar el consumo de comidas que engorden entre los latinos. Se que es difícil, a sabiendas como los adultos y la gente piensa en la cultura latina, pero necesitamos hacerlo”, Rivera enfatizó.

Por su parte el doctor Héctor Flores, quien dirige el programa de salud familiar en el hospital White Memorial, dijo que muchos pacientes esperan que sus proveedores de salud los dirijan a encontrar un médico de cabecera, pero que aún visitan las salas de emergencia cuando se enferman, a pesar de contar con pólizas de salud privadas.

“Estos pacientes tienen expectativas médicas que se fundamentan en tres aspectos: prefieren a doctores quienes hablen español, conozcan de su cultura, y quienes sean respetados por ello”, dijo Flores. “Segundo, necesitan de nuestra ayuda y esperan que les ayudemos a entender el Obamacare y como les puede beneficiar al máximo. Y tercero, los doctores deben estar dispuestos a escucharles, y de hablar sobre sus familias y cuestiones culturales que afecten su estado psicológico y físico”, añadió.

Alicia González, portavoz del hospital White Memorial, dijo que a pesar de haber aumentado Obamacare la cantidad de beneficiarios, éste no ha reducido el número de  pacientes atendidos en la sala de emergencias. El sitio en la red del hospital indica que el año pasado fueron atendidos 40,000 personas.

“No creo que Obamacare haya alterado los casos en la sala de emergencias [ER]. Es la misma situación”, aseveró González.

Print This Post Print This Post

September 17, 2015  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·