Presidente Obama Ofrece su Último Discurso Sobre el Estado de la Únión

Por Miriam Burgés, Servicios EFE

El presidente Barack Obama cumplió el martes su promesa de dar un último discurso sobre el Estado de la Unión “no tradicional”, en el que sacó pecho por sus logros, denunció la retórica “del miedo” republicana y urgió a todos los ciudadanos a luchar por un mejor sistema político.
Según Obama, es pura “palabrería” hablar de “declive” de la economía estadounidense y también de que los “enemigos” del país se están fortaleciendo.

“Estados Unidos es la nación más poderosa de la Tierra”, sentenció.
El “progreso” experimentado por la nación en estos últimos años, con la recuperación económica, la reforma del sistema de salud y la legalización del matrimonio entre homosexuales, entre otros avances, “es el resultado de las elecciones que hacemos juntos”, anotó Obama.
Obama afirmó que “insultar” a los musulmanes no hace “más seguro” al país y “traiciona” la esencia de lo que significa ser estadounidense, en una clara alusión al precandidato presidencial republicano Donald Trump, quien propuso vetar temporalmente la entrada de musulmanes en EEUU como respuesta a la amenaza del terrorismo yihadista.
El presidente señaló también que “demasiados estadounidenses” sienten actualmente que su voz no importa. “Es uno de los pocos pesares de mi presidencia, que el rencor y la desconfianza entre los partidos ha empeorado en lugar de mejorar”, reconoció.

“Si queremos una mejor política, no es suficiente con cambiar a un congresista, un senador o incluso al presidente, tenemos que cambiar el sistema para reflejar lo mejor de nosotros mismos”, urgió Obama.

En su opinión, es fundamental reducir la “influencia” del dinero en la política para que “un puñado de familias e intereses ocultos” no puedan financiar las elecciones, así como poner fin al “gerrymandering”, como se denomina a la manipulación de distritos para favorecer la victoria de un legislador de un partido determinado.

El discurso estuvo diseñado para tratar de convencer a la nación de que debe ser otro demócrata quien le suceda en la Casa Blanca a partir de enero de 2017 y casi la única iniciativa que anunció Obama fue una “nueva campaña nacional” para acabar con el cáncer, con la que pretende aumentar los recursos públicos y privados para luchar contra la enfermedad el doble de rápido.

Obama ha puesto al frente de la iniciativa a su vicepresidente, Joe Biden, que ha convertido la lucha contra el cáncer en una prioridad personal desde que perdió en mayo pasado a su hijo Beau, de 46 años, debido a un tumor cerebral.
En la defensa de su legado Obama incluyó, como era de esperar, la lucha contra el cambio climático y prometió que presionará para que haya “cambios” en la forma en que la nación maneja el petróleo y el carbón, redoblando así su apuesta por las energías limpias.

El presidente afirmó que seguirá luchando por reformar el “roto” sistema de inmigración, “proteger” a los ciudadanos de la violencia de las armas de fuego y tratar de cerrar la “cara e innecesaria” cárcel de Guantánamo, asignaturas pendientes para las que no cuenta con el apoyo del Congreso.

Print This Post Print This Post

January 14, 2016  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2018 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·