Familia de Joven Muerto por la Policía de Los Ángeles Pide Justicia

Por Jacqueline García, Reportera de EGP

José Méndez tenía sus conflictos, admite la madre del joven de 16 años de edad, Josefina Rizo.

Se involucraba en problemas y usualmente se escapaba de la casa, pero él no merecía ser baleado y muerto por la policía, dijo.

En una protesta el pasado viernes frente a la estación Hollenbeck del departamento de policía de Los Ángeles (LAPD), Rizo dijo que la policía no ha explicado suficientemente por qué los uniformados mataron a su hijo el 6 de febrero.

Read this article in English: Family Questions Police Shooting of 16-Year Old Son

De acuerdo con el LAPD, Méndez conducía un vehículo robado cuando fue detenido alrededor de las 10:45pm. La policía dijo que Méndez se detuvo en la entrada de una vivienda en la calle Sexta, al oeste de la avenida Lorena, y fue entonces cuando salió del vehículo y apuntó con una escopeta recortada a uno de los oficiales.

Inmediatamente, ambos agentes dispararon varias veces, matando al sospechoso.

La policía recuperó en la escena una escopeta calibre 20 cargada, con un cañón acortado modificado ilegalmente y alterada.

“Deberían haberle disparado en un pie o un brazo y luego arrestarlo”, Rizo le dijo a EGP. “Pero realmente no sé cual fue el motivo de la policía para matarlo”, dijo.

Rizo le dijo a EGP que las autoridades le notificaron de la muerte de su hijo 12 horas después. Uno de los hermanos de José le avisó por teléfono a su padre Juan Méndez, quien estaba trabajando en ese momento.

Los padres fueron a la estación de policía Hollenbeck para obtener más información pero solo les dijeron que el caso estaba bajo investigación, según Rizo.

Ella explicó que su hijo comenzó a escapar de casa a una temprana edad. Ella le llamaba a la policía para traerlo de vuelta y él se escapaba de nuevo. José dejó de asistir a su escuela preparatoria Roosevelt y se empezó a involucrar con pandillas. El mes pasado fue remitido por la Corte a Rancho San Antonio Boys Home, un centro especializado en la rehabilitación de niños con problemas de comportamiento, mentales y de adicción.

Sin embargo, aproximadamente una semana antes de su muerte, José escapó del Centro y se escondió de las autoridades. Su madre dijo que nunca fue a su casa, pero ella sabía que estaba por el barrio.

Aún no esta claro por que estaba huyendo el joven.

Josefina Rizo y Juan Méndez (der.) junto a un grupo de miembros de la comunidad protestan frente a la estación Hollenbeck demandando justicia por su hijo muerto José Méndez. (EGP foto por Jacqueline García)

Josefina Rizo y Juan Méndez (der.) junto a un grupo de miembros de la comunidad protestan frente a la estación Hollenbeck demandando justicia por su hijo muerto José Méndez. (EGP foto por Jacqueline García)

Activistas comunitarios y miembros de la familia que se unieron a la protesta de la semana pasada dijeron que la muerte de José ilustra la falta de transparencia en este tipo de casos del LAPD. Un abogado que estudió el caso, dijo que revisará el vídeo de las cámaras en el área para tratar de obtener más información sobre lo que pasó ese día.

Vistiendo camisetas con imágenes de José, los manifestantes dijeron que están cansados del aumento de la violencia que ven en Boyle Heights—tanto de las pandillas como de la policía.

“¿Qué queremos? ¡Justicia! ¿Cuándo lo queremos? ¡Ahora!” coreaban los manifestantes pidiendo una mayor transparencia en el caso.

“Queremos prevenir la muerte de otros jóvenes como mi hijo”, dijo el padre de José.

Sol Márquez, organizadora de la protesta, dijo que el caso de José habla de la falta de transparencia de una gran cantidad de casos que involucran a jóvenes en la comunidad.

“Primero dijeron que era un adulto y poco a poco fueron cambiando la historia, diciendo que era un adolescente al cual le dispararon varias veces”, dijo.

“Si eso le ocurrió a él, ¿qué podemos esperar para el resto de nosotros?”, preguntó.

Según el capitán de la policía de Hollenbeck Martín Baeza, los dos oficiales implicados en el tiroteo “temieron por sus vidas” cuando el adolescente les apuntó con una escopeta.

“Dudo mucho—y esto es sólo mi opinión—que los agentes sabían su edad, ellos sólo sabían que había un hombre que les estaba apuntando con un arma”, dijo Baeza. “Para mí y para el departamento de policía de Los Ángeles la tragedia es que tenemos tantos niños pequeños que participan en un estilo de vida tan violenta”.

El teniente de relaciones públicas de LAPD, John Jenal le dijo a EGP que la política del departamento es “disparar para detener la amenaza” si las acciones de un sospechoso armado causan que un oficial tema por su vida o la de otra persona.

“No es como las películas donde le disparas en la mano a un sospechoso [para que] tire el arma”, dijo, explicando que los agentes de policía están entrenados para disparar a la masa corporal, de lo contrario el sospechoso puede atacarlos. Inmediatamente después llaman a los paramedicos.

La teniente Elissa Fleak con la oficina del forense le dijo a EGP que el retraso en la notificación de la muerte de José a sus padres fue debido al tiempo que se necesita para identificar legalmente el cuerpo.

José fue declarado muerto a las 11:56pm y el forense recibió una llamada a las 2:05am., dijo. “Él fue identificado mediante huellas digitales que enviamos a diferentes oficinas”, tales como el DMV, el DHS, FBI y varias oficinas del estado y del gobierno. Los resultados de huellas digitales regresaron a las 6am, explicó Fleak.

Los miembros de la familia no pueden identificar los cuerpos en la oficina del médico forense, sólo en la morgue, agregó. Las circunstancias de este caso requerían una autopsia antes de que el cuerpo pudiera ser enviado a la morgue, la cual fue realizada hasta el 11 de febrero.

Podría tomar hasta seis meses para obtener los resultados de la autopsia, de acuerdo con la oficina del forense.

Baeza dijo que la violencia de las pandillas ha incrementado en la jurisdicción Hollenbeck. Dijo que muchos de los autores son jóvenes sin temor.

“Vemos a los niños portando armas de fuego [que] no tienen miedo de usarlas, y esto es indicativo de lo que sucedió [con José Méndez]”, el capitán le dijo a EGP.

Según Baeza, los oficiales involucrados en el tiroteo con Méndez llevaban cámaras en sus uniformes y hay una grabación de vídeo digital en la patrulla, y la información se está revisando.

Siguiendo el protocolo del departamento, los dos agentes implicados en el caso de José han sido retirados de servicio activo hasta que la investigación del incidente esté completa, dijo. En ese momento, se tomará una decisión en cuanto a si pueden o no volver al campo.

Baeza enfatizó que este es el primer tiroteo con intervención policial de la División en los pasados 6 a 8 meses.

El capitán dijo que contactó a organizadores poco antes de la protesta del viernes y los instó a organizar en su lugar una marcha por la paz como una respuesta a la violencia.

Sin embargo, Carlos Montes, miembro de la Junta Vecinal de Boyle Heights y organizador de la protesta le dijo a EGP que una marcha por la paz no puede suceder si la policía no está dispuesta a aceptar también su responsabilidad, “porque la violencia proviene de todos los extremos”.

José Méndez estaba programado para ser entregado a su familia el miércoles y sus servicios funerarios se llevarán a cabo el 20 de febrero.

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

Print This Post Print This Post

February 18, 2016  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2019 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·