Limpieza de Contaminación de Exide es el ‘Primer Paso’

Residentes son reconocidos por llamar la atención del gobernador.

Por Nancy Martínez, Reportera de EGP

Durante años las comunidades que rodean a la actualmente cerrada planta Exide Technologies en Vernon han estado luchando para ser escuchadas; primero para forzar la clausura de la planta, después para asegurar una rápida limpieza a fondo de los barrios contaminados por las emisiones tóxicas—algo que muchos creen se estancó debido a la falta de financiación y un sentido de urgencia por parte de oficiales estatales.

Sin embargo, el miércoles el gobernador de California, Jerry Brown dio un paso histórico al abordar la contaminación de Exide proponiendo el gasto de $176,6 millones para acelerar y ampliar pruebas y la limpieza de viviendas, escuelas, guarderías y parques en un radio de 1,7 millas alrededor de la planta de reciclaje de baterías.

Read this article in English: Activists Call Funds for Exide Cleanup Just the ‘First Step’

El plan de gasto multimillonario se detalla en una carta al Senado del Estado de California y a los presidentes del Presupuesto de la Asamblea y del Comité de Asignaciones. Los fondos estarán bajo la forma de un préstamo del Fondo General, y California “vigorosamente perseguirá a Exide y otras partes responsables potenciales para recuperar los costos de esta limpieza”, según la carta del gobernador.

“Esta planta de reciclaje de baterías Exide ha sido un problema desde hace mucho tiempo”, dijo el gobernador Brown en su primera declaración pública sobre Exide. “Con este plan de financiación, estamos abriendo un nuevo capítulo que ayudará a proteger a la comunidad y hacer responsable a Exide”.

Bárbara Lee, directora del Departamento de Control de Sustancias Tóxicas (DTSC) del estado le dijo a reporteros el miércoles que la nueva financiación permitirá a DTSC a contratar a personal adicional para examinar las propiedades restantes en la zona de contaminación y remover el suelo contaminado de 2.500 propiedades marcadas como prioridad.

Actualmente, DTSC sólo tiene dos equipos asignados para la descontaminación a gran escala, pero Lee dijo el miércoles que ese numero podría aumentar hasta por 40 grupos limpiando una propiedad por semana cada uno.

Funcionarios electos y activistas se reunieron afuera de la iglesia de la Resurrección para celebrar la acción tomada por el gobernador sobre Exide. (EGP foto por Nancy Martínez)

Funcionarios electos y activistas se reunieron afuera de la iglesia de la Resurrección para celebrar la acción tomada por el gobernador sobre Exide. (EGP foto por Nancy Martínez)

El gobernador, junto a agencias estatales encargadas de velar por la limpieza de la contaminación generalizada, han sido criticados fuertemente por los residentes, activistas ambientales y funcionarios electos estatales y locales decepcionados con la reacción del Estado a una “epidemia” que ha contaminado hasta 10.000 hogares y expuesto hasta 2 millones de personas en el este y sureste de Los Ángeles a niveles tóxicos de plomo, arsénico y otros químicos.

Mientras algunos aplauden la propuesta del gobernador, la decisión es agridulce.

“Nuestras comunidades han estado luchado durante décadas contra Exide, y con el anuncio de hoy del gobernador Brown, está claro que ha escuchado nuestras llamadas para una limpieza rápida y completa”, dijo Mark López, director ejecutivo de East Yards Comunidades para la Justicia Ambiental.

López dijo que la financiación no es suficiente para completar la limpieza, sino que es el “siguiente paso hacia un largo camino a la justicia en este tema”, después de años de no proteger a la comunidad de Exide y enviar un mensaje claro de que la limpieza será ahora una prioridad para el estado.

El líder del Senado Kevin de León aplaudió al gobernador por el reconocimiento de la “necesidad urgente” de acción de emergencia. Conversaciones en curso con la oficina del gobernador llevaron a lo que ocurrió este día, dijo el senador. “La legislación Urgencia” para apropiar los fondos que se introducirán dentro de la próxima semana más o menos, De León le dijo a los reporteros.

Eso es una buena noticia para los residentes de Boyle Heights quienes el lunes le dijeron a EGP que se habían cansado de asistir a reuniones, y sintieron que era el momento de obtener el peso del gobierno federal detrás de ellos después de no ver ninguna acción real por años de parte de sus funcionarios elegidos.

“Necesitamos que el gobierno federal saque a DTSC fuera de la ecuación y manejen [el problema] ellos mismos”, dijo Terry Cano el lunes.

“Creo que ellos creen que si cierran los ojos y lo ignoran, nosotros nos cansaremos”, dijo Joe González, quien dice que tiene cáncer y tan sólo dos meses de vida.

La comunidad culpa a las agencias reguladoras estatales por permitir a Exide que operara durante 33 años bajo un permiso temporal, a la vez que violaba pese a las reiteradas violaciones de las emisiones contaminantes del aire y el manejo de los residuos o años peligrosos, arrojando niveles tóxicos de plomo, arsénico y otras sustancias químicas que pueden producir cáncer y enfermedades neurológicas en las comunidades de la clase trabajadora en su mayoría de Boyle Heights, Maywood, Commerce, Bell, Huntington Park y el Este de Los Ángeles.

El viernes pasado, diciendo que ya estaba impacientado con DTSC, el concejal de Los Ángeles José Huizar entrometió una resolución firmada por cinco de sus colegas instando al Estado a actuar con rapidez para asignar fondos. Huizar, quien representa y el mismo es un residente de Boyle Heights, también pidió que el abogado de la ciudad Mike Feuer explorara cualquiera de las opciones legales que tiene la ciudad.

Lee respondió a las críticas del gobernador el martes por la noche en una reunión del Comité de la Comunidad Asesor Independiente de Exide.

“Se ha pasado horas hablando de Exide, trabajando en lo que quiere proponer”, dijo, antes de aludir a un anuncio inminente.

Ayer, dijo a periodistas que la propuesta de Brown es un “gran peldaño” para el Estado y una indicación del grado de compromiso que el gobernador tiene con la limpieza.

De León dijo el miércoles que el estado trabajará en estrecha colaboración con el Procurador de EE.UU. para asegurar que Exide haga honor a su acuerdo para pagar la limpieza, o se enfrentan a cargos criminales federales.

La congresista Lucille Roybal-Allard imploró a legislaturas estatales que aprueben de inmediato los fondos para acelerar la limpieza.

“La salud y el bienestar de nuestras comunidades depende de una acción rápida y sostenida por el estado”, dijo. “Hasta la fecha, los esfuerzos del estado han sido peligrosamente lentos y con fondos insuficientes”.

La Ciudad de Commerce emitió un comunicado llamando a la contaminación un “desastre ambiental”, añadiendo que la pruebas y limpieza han sido un “proceso largo y arduo”. El martes, el Consejo pidió al personal que discuta con el estado expandir sus áreas de examen en Commerce.

La asambleísta Cristina García dijo que planea trabajar con sus colegas para crear una exención de CEQA necesarios para efectuar rápidamente las pruebas y limpieza de estas casas.

García y el asambleísta Miguel Santiago planean introducir una legislación proponiendo un impuesto de baterías.

“Esta medida crearía un programa de reciclaje de baterías de plomo-ácido (de carros) por el estado y tienen $1 de ese fondo para volver a pagar el programa de préstamo de $ 176,6 millones”, anunció.

Adicionalmente al examen y limpieza Lee explicó que parte de la financiación de los $176 millones también será utilizada para el desarrollo del personal y la capacitación para el empleo destinado a residentes locales y empresas para ayudar a revitalizar la comunidad. Lee también anunció que el estado está buscando la manera de mejorar la forma de gestionar los residuos y reducir la exposición de plomo, personal adicional está identificando actualmente cómo los fabricantes pueden hacer baterías más seguras para los seres humanos y el medio ambiente.

El anuncio de Brown se produjo después de que la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles votara para enviar una carta a Brown y a los líderes legislativos, pidiendo que se asignen más fondos para los esfuerzos de limpieza, diciendo que los $8.5 millones de dólares propuestos originalmente por el gobernador eran inadecuados.

“Durante mucho tiempo hemos visto dos Américas: una en la que los barrios ricos reciben ayuda inmediata y alivio. La otra América se compone de familias obreras pobres que sufren en silencio”, dijo Solís. “El anuncio de hoy del gobernador reconcilia estas dos Américas”.

La semana pasada por primera vez desde que asumió el cargo, el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti se reunió con algunos residentes de Boyle Heights decepcionados por la falta de acción en nombre de la ciudad.

Garcetti le dijo a EGP que ha dirigido a la Oficina de Saneamiento de LA a trabajar con líderes de la comunidad, Salud Pública del Condado y el DTSC para ayudar a las pruebas de avance y la limpieza y los planes para lanzar una campaña de educación pública para asegurar que más residentes sean analizados para determinar la contaminación por plomo.

“Nadie debería tener que vivir con el temor de riesgos graves para la salud en su propia casa y ningún niño debe ser despojado de la alegría de jugar en su propio patio”, Garcetti le dijo a EGP. “Los que viven en Boyle Heights y las comunidades de los alrededores merecen algo mejor”.

La directora adjunta de DTSC para la Justicia Ambiental y Asuntos Tribales Ana Mascareñas dijo que la agencia está considerando la realización de eventos a gran escala, tales como ferias de salud y centros abiertos de recursos para permitir que los residentes visiten y obtengan información sobre el proceso de limpieza.

Exide acordó en marzo cerrar su planta de reciclaje de baterías de plomo-ácido y pagar $50 millones para la limpieza del sitio y los barrios aledaños.

De esa cantidad, $26 de millones es para ser combinado con $11 millones que en la actualidad están en fideicomiso para cerrar con seguridad la planta, de acuerdo con el DTSC. En agosto, Exide, que se declaró en quiebra en 2013, había pagado $ 9 millones de dólares en un fideicomiso y otros $5 millones se deben pagar en marzo de 2020, según los funcionarios del Estado.

El residente de Boyle Heights Frank Villalobos le dijo a EGP que él estaba eufórico por el anuncio, pero señaló que los fondos sólo abordarán el impacto a la propiedad no a los permanentes daños que residentes enfrentan con las enfermedades causadas por la contaminación.

Por ahora, “nuestras oraciones han sido contestadas”, dijo. “El estado está ahora comenzando a mostrar preocupación”.

—-

Twitter @nancyreporting

nmartinez@egpnews.com

Print This Post Print This Post

February 25, 2016  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2019 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·