Tiempo de Incertidumbre Política Para DACA

Por Stacey Arévalo, Reportera de EGP News

Con la inauguración del presidente Trump, inició una era que ha despertado el temor y la preocupación entre los más vulnerables en el país, incluyendo a los inmigrantes indocumentados y en particular, a los jóvenes beneficiarios de DACA.

La información obtenida durante reuniones y sesiones psicológicas realizadas en la Red de Soñadores de California-México, por ejemplo, fuertemente sugiere que los jóvenes con DACA que viven en hogares de estatus legal mixto, están mostrando una mayor preocupación por sus familiares sin autorización en el país.

Read this article in English: A Time of Political Uncertainty for DACA

“Desde que se dieron a conocer las numerosas redadas de ICE que han ocurrido a lo largo del país … los estudiantes están más asustados y preocupados de que sus padres sean deportados en cualquier momento que de perder su estatus de DACA”, dijo Lidieth Arévalo, directora de multimedia y asistente ejecutiva del director general del Centro de Estudios de California-México, Inc. El centro ofrece un programa de posgrado, de estudios en México para los jóvenes, comúnmente conocidos como “soñadores”, o “dreamers” en inglés.

Stephanie M. Ryan, abogada supervisora del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN, por sus siglas en inglés), dijo que ella también ha visto a clientes con hijos nacidos en Estados Unidos u otros miembros de la familia con estatus legal que “temen la posibilidad de que sus familias se dividan si DACA llegase a terminar.”

NewOrleans

Organizaciones protestan incertidumbre de DACA y DAPA en 2015. Foto archivo de EGP.

“El quedarse sin la protección de DACA significa perder la autorización de trabajo, y el perder la autorización de trabajo significa perder trabajos fiables. La posibilidad de perder todo eso es preocupante”.

Esa angustia es debidamente razonable.

Bajo el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) del gobierno federal, unos estimados 750,000 inmigrantes indocumentados traídos al país en su niñez, recibieron alivio de la deportación. El programa, aprobado a través de la acción ejecutiva del ex presidente Barack Obama en 2012, le dio permisos de trabajo y un alivio emocional a muchos que ahora ha desvanecido.

A poco tiempo de que Trump asumiera la presidencia, su administración amplió la definición de un “criminal” refiriéndose a personas que residen en el país sin documentos legales, ampliando a su vez la lista de prioridades de deportación de los agentes migratorios.

Bajo estas nuevas rígidas pólizas, ni las tres cuartas partes de millón de jóvenes beneficiarios de DACA se libraron. Esto fue comprobado con el caso de Daniel Ramírez Medina, un joven bajo el programa en Seattle, Washington, y el primer beneficiado detenido. Medina fue encarcelado por más de un mes antes de ser puesto en libertad esta semana y está en espera actual de una audiencia.

“El temor ha aumentado entre las personas con DACA”, dijo Arévalo. “Algunos están dispuestos a arriesgarse y aun quieren ir a estudiar a otro país, pero están actuando con más cautela, interrogándonos antes de decidir si aplicarán o no a nuestro programa”.

Aunque la dura posición migratoria de Trump ha permanecido inmóvil desde que él asumió el cargo en enero, aun esta incierto si DACA permanecerá intacto o si el mandatario manejará el programa “con blando corazón”, como lo mencionó anteriormente.

Angélica Salas es directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA, por sus siglas en inglés), una organización que ha ayudado a más de 7,700 jóvenes a solicitar o renovar sus permisos con DACA. Ella catalogó la posibilidad de una derogación del programa “inoportuna” y base para más confusión.

“Les hacemos el llamado a los casi 800,000 jóvenes inmigrantes que se han inscrito con DACA hasta ahora de no entrar en pánico. Busquen información verificable y oriéntense por medio de fuentes confiables, y sigan luchando por encontrar una solución permanente”, expresó en un comunicado a la prensa .

Este consejo es exactamente lo que Jacqueline García, una beneficiaria de DACA de origen mexicano desde 2012, está haciendo para combatir la incertidumbre que la rodea.

“Yo no tengo miedo en lo absoluto porque jamás he cometido ningún delito”, dijo García. “Tengo bastante información y sé lo que por ley puedo decirle a agentes de inmigración si me llegarán a enfrentar.  El hecho de estar súper informada me da más confianza,” le dijo a EGP.

García al igual le aconseja a los beneficiarios actuales del programa que sigan las pautas de conducta especificadas por el gobierno cuando aplicaron por primera vez.

“No hagan cosas que obviamente no reflejen una buena conducta moral,” dijo García.“Para una persona legal el recibir un DUI, por ejemplo, solo puede significar tener que pagar un ticket pero a un beneficiario de DACA con eso le quitan todo”.

Ryan reiteró el mismo asesoramiento y añadió que es esencial que las personas parte del programa se mantenga al tanto de los anuncios gubernamentales y eviten meterse en problemas.

“Si usted tiene antecedentes penales previos (arrestos, cargos o condenas) o si ha tenido algún contacto previo con inmigración, primeramente debe consultar con un abogado migratorio con experiencia o con un representante acreditado antes de renovar su aplicación de DACA”, dijo Ryan.

Para aquellos que están bajo el programa y desean viajar a otro país, los expertos legales de CHIRLA no se lo aconsejan. Según la organización, bajo el clima político actual, todos aquellos que salgan del país y traten de regresar “corren un mayor riesgo de no poder entrar de regreso a Estados Unidos”.

Debido a las advertencias, el Centro de Estudios México-California, Inc. había suspendido sus planes para el Programa de Estudiantes Soñadores a México de este verano. Sin embargo, ahora han decidido seguir adelante con el viaje.

“Después de reflexionar y de ver el continuo interés de los beneficiarios de DACA de estudiar en otro país, decidimos aprovechar la oportunidad de posiblemente realizar lo que podría ser el último [viaje]”, dijo Arévalo. No obstante, el acuerdo es que lo más esencial para las personas es que se mantengan al día con los anuncios de actualizaciones de ley para estar alerta.

“Lean, acérquense a sus iglesias y organizaciones y no tengan miedo de preguntar,” dijo García. “Si no hablan del tema por miedo de que vayan atraer a la mala suerte, como a menudo se hace con temas como la muerte o inmigración, no estarán preparados en caso de que algo suceda”, dijo Garcí

Print This Post Print This Post

March 30, 2017  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·