Dietas Que Mantienen Sano al Cerebro y Previenen el Alzheimer

Por Judith Graham Para Kaiser Health News

El campo de la nutrición hay publicado dietas diseñadas para mejorar la salud del cerebro, dirigidas a los adultos mayores en un notable desarrollo.

La última versión es la Guía Alimentaria Canadiense para la Salud Cerebral, ( o Canadian Brain Health Food Guide en inglés), creada por científicos en Toronto. Otra es la dieta MIND, que fue desarrollada por expertos de la Universidad Rush y Centro Médico en Chicago y la de la Escuela de Salud Pública de Harvard T.H. Chan.

Ambas dietas sugieren que ciertos nutrientes, que se encuentran principalmente en alimentos obtenidos de plantas, granos enteros, frijoles, nueces, aceites vegetales y pescado, ayudan a proteger las células del cerebro mientras combaten la inflamación y la oxidación.

La versión canadiense se asocia con una reducción del 36% en el riesgo de desarrollar el mal de Alzheimer.

La dieta MIND -un híbrido de la dieta mediterránea y la dieta DASH (Enfoques Dietéticos para Frenar la Hipertensión)- redujo el riesgo de Alzheimer en un 53%.

Ejemplos de Dietas

La dieta MIND recomienda dos porciones de verduras todos los días; la canadiense recomienda cinco. La versión de Canadá sugiere que el pescado o los mariscos se coman tres veces a la semana; MIND asegura que una vez es suficiente.

La dieta MIND requiere por lo menos tres porciones de granos enteros al día; la canadiense no tiene en este caso una recomendación específica. Sí requiere cuatro porciones de fruta cada día; mientras que la dieta MIND dice que cinco porciones de media taza de bayas a la semana es todo lo que se necesita.

Todavía no se sabe con exactitud cómo la nutrición afecta el cerebro de los adultos mayores. La mayoría de los estudios realizados hasta la fecha han sido en animales o en adultos jóvenes.

Lo que sí está claro: una dieta pobre puede aumentar el riesgo de desarrollar hipertensión, enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes, lo que a su vez puede acabar comprometiendo la función cognitiva de un individuo. La conclusión: una buena dieta que reduce el riesgo de enfermedad crónica es beneficiosa para el cerebro.

“El cerebro es un sitio de gran actividad metabólica”, dijo Morris. “Utiliza una enorme cantidad de energía y, al hacerlo, genera un alto nivel de moléculas de radicales libres, que son inestables y destructivas. La vitamina E ataca a esos radicales libres y protege al cerebro de lesiones”.

También en la lista está la vitamina B12, que se encuentra en productos de origen animal, como carne, huevos, queso y pescado, y la vitamina B9 (folato), que está presente en verduras de hoja verde, granos, nueces y frijoles.

Debido a que el envejecimiento afecta los ácidos del estómago que facilitan la absorción de la vitamina B12, “todos los que llegan a mediana edad deben tener un médico que revise sus niveles de esta vitamina”, explicó Morris. Una deficiencia de esta vitamina puede conducir a problemas de confusión y memoria, mientras que la deficiencia de folato se asocia con el deterioro cognitivo y un mayor riesgo de demencia.

Los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en los aceites de pescado y nueces, especialmente el DHA (ácido docosahexaenoico), están altamente concentrados en el cerebro, donde se incorporan en las membranas celulares y juegan un papel en la transmisión de señales entre las células.

Comidas para evitar

En su mayor parte, las dietas canadiense y MIND coinciden en los alimentos que deben evitarse o limitarse a porciones de una vez por semana, especialmente grasas saturadas que se encuentran en pasteles, dulces, mantequilla, carne roja y alimentos fritos y procesados.

En cuanto a los productos lácteos, “no hay evidencia para uno u otro lado. Si te gusta tu yogur, sigue tomándolo”, dijo Morris. Greenwood agrega: asegúrate de consumir productos lácteos bajos en grasa.

La base: concentrarse en comer una variedad de alimentos que son buenos para ti. “Mientras las personas estén comiendo una dieta saludable, no deberían preocuparse por cada nutriente”, dijo Greenwood.

La cobertura de KHN relacionada con el envejecimiento y el mejoramiento de la atención de los adultos mayores es apoyada por la The John A. Hartford Foundation y su cobertura de envejecimiento y temas de atención a largo plazo es apoyada por la The SCAN Foundation.

Print This Post Print This Post

April 27, 2017  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·