Temor Ante Redada Policial en ‘Joya Más Preciada’ de Bell Gardens

Agentes federales entregaron orden de registro a The Bicycle Hotel & Casino

Por Nancy Martínez, Reportera de EGP

The Bicycle Hotel & Casino reabrió sus puertas en la madrugada del miércoles luego de una incursión de agentes federales que temporalmente cerró la instalación al público.

No antes, temores abundaron sobre el impacto que el cierre tendrá sobre los trabajadores y la ciudad de Bell Gardens, donde se ubica el negocio.

Docenas de funcionarios parte del Grupo Operativo del Área de Delincuencia Financiera de Alta Intensidad de Los Ángeles – que incluye al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en ingles), la Investigación Criminal del IRS, el Departamento de Justicia de California, la Oficina de Control de Juego y la oficina del Fiscal de Estados Unidos – llegaron a la propiedad alrededor de las 7:00 a.m. del martes, para ejecutar una orden de registro. Fuentes, hablando bajo la condición de anonimato, dijeron que creen que la orden está relacionada con el lavado de dinero de los “grandes apostadores” que frecuentan el casino.

Anteriormente, la policía de Bell Gardens ha participado en este tipo de trabajo federal, pero el departamento le de dijo a EGP, el martes, que ellos no se involucraron en esta incursión.

Todavía no está claro qué es lo que buscaba el grupo de agentes ya que según Virginia Kice, parte del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, “la orden de registro fue emitida por un juez federal y está archivada bajo sello en relación con una investigación en curso”.

_MG_0063

Ningún arresto sucedió durante la incursión en The Bicycle Hotel & Casino en Bell Gardens, el miércoles. Foto de EGP por Nancy Martínez.

“Debido a que la orden está bajo sello, no podemos comentar sobre la naturaleza de la investigación”.

Sin embargo, el grupo operativo usualmente se enfoca en casos de lavado de dinero, por lo que se especula que el ataque del martes podría estar relacionado con el crimen organizado.

El personal directivo del casino no respondió a la solicitud de comentarios de EGP, pero emitió una declaración antes de la reapertura.

“Estamos disponibles para servirles a nuestros clientes y resumiremos nuestras operaciones normales, inmediatamente”, leyó la declaración.

Con la excepción de algunos administradores del hotel y casino, la mayoría de los empleados fueron permitidos a salir de las instalaciones.

Cajas consideras de llevar dentro documentos financieros, fueron retiradas del Casino.

A medida que la redada empezó, jugadores dentro del casino fueron expulsados del local inmediatamente. Algunos intentaron recoger sus fichas, sin saber si o cuándo se les permitiría intercambiarlos por dinero en efectivo. El casino se mantuvo cerrado al público, pero los huéspedes del hotel que mostraron una tarjeta de habitación fueron permitidos la entrada.

La noticia de la incursión se dispersó rápidamente por la pequeña ciudad suroriental, llamando la atención de curiosos espectadores a las afuera de la instalación.

Esto también dio cabida a mucha especulación entre vecinos, quienes formaron propias ideas de la razón detrás de la incursión.

Jorge Gonzáles, un residente de la ciudad de largo tiempo e hijo de una ex empleada del casino, le dijo a EGP que cree que los investigadores federales están analizando actividad criminal, que según él, ha ocurrido por años.

“No estoy sorprendido, es realmente hora de que investiguen lo que está pasando aquí”, dijo.

“Este lugar fue construido con dinero de mafiosos”, dijo, refiriéndose a la historia temprana del negocio.

Fundado a mediados de la década de los ochenta, el Bicycle Club fue incautado en 1990 por el gobierno federal después de que investigadores reportaran que el club había sido parcialmente construido con dinero de droga lavado.

Para el Gerente de Bell Gardens, Phil Wagner, esas afirmaciones parecen injustas.

IMG_6149

Agentes federales durante la incursión de The Bicycle Hotel & Casino en Bell Gardens, el miércoles. Foto de EGP por Nancy Martínez.

“Algunos de los medios de comunicación han aprovechado los acontecimientos como una oportunidad para traer a la luz temas no relacionados que sucedieron hace 27 años, cuando el casino estaba bajo una administración completamente diferente”, le dijo a EGP en un correo electrónico. “Eso es totalmente injusto para el casino y para la comunidad”.

Muchos empleados de The Bicycle Hotel & Casino viven en Bell Gardens, por lo que la incursión del martes, de la principal fuente de ingresos de la ciudad, es preocupante para muchos, tanto en lo financiero como en reputación.

“La mayoría de las personas que trabajan aquí son personas honestas, humildes y buenas”, dijo un empleado, quien prefirió no usar su nombre por temor a poner su trabajo en riesgo.

“Las personas que juegan no son originarios de Bell Gardens”, agregó, implicando que la incursión podría haber sido dirigida a la actividad de los extranjeros.

La estabilidad financiera de Bell Gardens depende en gran medida en el casino y la incursión del martes resaltó la importancia de esa relación.

“No puedo imaginarme qué pasará si llegasen a cerrar este lugar”, dijo un empleado preocupado.

“No le conviene ni al casino ni a nosotros” que se cierre, interpuso una mujer.

The Bicycle Hotel & Casino se abrió a gran despliegue en diciembre de 2015. El gobernador Jerry Brown asistió la inauguración del establecimiento compuesto por siete pisos, 100 habitaciones de estadía y con un valor de $50 millones.

Durante previos años, casi la mitad de los ingresos del Fondo General de Bell Gardens provenían del casino. Actualmente, se espera que el negocio genere $13 millones en fondos para la ciudad durante el año fiscal 2016-17, que termina en junio, y el monto está proyectado a crecer en 2017-2018.

Mientras que las operaciones del casino parecen haber vuelto a la normalidad, un cierre de tiempo largo o la revocación de su licencia operativa, o cualquier evento que resulte en una gran caída en los negocios, podría tener un impacto negativo en las finanzas de la ciudad. En 2012, por ejemplo, cuando los ingresos del casino se redujeron a un mínimo histórico, Bell Gardens quedó en un déficit presupuestario que requirió muchos ajustes.

Sin embargo, el cierre a largo plazo o la revocación de la licencia operativa del casino, parece improbable basado en incursiones similares de otros casinos.

El año pasado, autoridades federales investigaron el club de cartas de Gardena previamente conocido como el Casino Normandie, por violar leyes de lavado de dinero.

La asociación que dirigía al club fue ordenada a pagar alrededor de $2.4 millones para resolver los cargos federales del club de póquer, por no declarar grandes transacciones en efectivo a las autoridades federales, según la ley.

Como parte de un acuerdo con el gobierno, los cuatro socios del club acordaron pagar una multa de $1 millón y perder casi $1.4 millones por no mantener un programa eficaz contra el lavado de dinero y por conspirar a evitar la declaración al gobierno de grandes transacciones en efectivo de algunos de los “grandes apostadores” del casino.

Bajo la Ley de Secreto Bancario, los casinos están obligados a implementar y mantener programas diseñados para evitar que los delincuentes usen los clubes para blanquear grandes sumas de dinero generadas por actividad ilegal.

Por ejemplo, los casinos deben registrar y reportarle al gobierno transacciones detalladas que involucren más de $10,000 por cualquier jugador en un período de 24 horas.

Wagner dijo que no cree que los dueños y administradores actuales de The Bicycle Hotel & Casino sean los blancos de esta investigación. Él citó reportes de que la redada está enfocada en jugadores individuales que posiblemente han usado el casino para lavar dinero obtenido ilegalmente.

“Desafortunadamente para los clientes respetuosos de la ley, los empleados y la comunidad, el casino ha sufrido una gran cantidad de publicidad negativa”, le dijo Wagner a EGP.

Nury Balmaceda, residente de Bell Gardens, dijo que considera el casino la “joya más preciada” de la ciudad de clase media.

“[El casino] ayudó a construir todo esto”, dijo, señalando el desarrollo circundante que ahora incluye tiendas como Ross y Marshalls y los recién inaugurados, Dunkin’ Donuts y Chipotle.

“Ha ayudado atraer a todos estos negocios aquí”.

Algunas personas encontraron alarmante la presencia de los agentes de ICE en la ciudad del sureste, hogar de una gran población de inmigrantes.

“Mucha gente indocumentada puede tener miedo de salir”, dijo Balmaceda, quien espera que nada malo resulte de la redada.

Además de los ingresos de la ciudad, The Bicycle Casino Community Foundation ofrece becas para los estudiantes locales, reconoce a los negocios locales y entabla una celebración anual navideña para los residentes de bajos ingresos.

“Esto es un golpe directo a la gente de Bell Gardens, ya que al final seremos nosotros a quien nos afectará”.

Una versión anterior de este artículo fue publicada en inglés, el martes, en el sitio web de EGP. Información de City News Services fue utilizada en este informe.

Print This Post Print This Post

April 6, 2017  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·