Día D de DACA: “Prometemos Luchar”

By Gloria Álvarez, Gerente de EGP

En conferencias de prensa y protestas en todo el país el martes, funcionarios electos e activistas inmigrantes atacaron con furia al presidente Donald Trump de eliminar gradualmente el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), prometiendo luchar para proteger a sus beneficiarios muchas veces conocidos como los Dreamers (Soñadores).

El fiscal general Jeff Sessions hizo el anuncio el martes, diciendo que el presidente había decidido dejar que el programa expire en marzo del 2018, dándole al Congreso 6 meses para aprobar una solución legislativa permanente a la situación de los jóvenes indocumentados cuyos padres los trajeron de niños ilegalmente a los EE.UU. y no han hecho nada malo.

Sessions dijo que el programa comenzó en 2012 por el entonces presidente Barack Obama fue una inconstitucional “expansión del poder ejecutivo”, tomando la autoridad que pertenece al Congreso.

“El poder legislativo y no el poder ejecutivo, escribe estas leyes, éste es el fundamento de nuestro sistema constitucional, el cual tomé un juramento solemne de preservar, proteger y defender”, dijo Trump en su declaración oficial.

Bajo DACA, se calcula que 800.000 personas que fueron traídas al país como niños – incluidas 222.000 en California – recibieron una suspensión temporal de la deportación, número de seguro social y permiso para trabajar legalmente en los Estados Unidos con un permiso de trabajo renovable de 2 años.

A los pocos minutos del anuncio, los partidarios del programa DACA comenzaron una oleada de conferencias de prensa, emitiendo declaraciones condenando la decisión y exigiendo una acción rápida por parte del Congreso dirigido por los republicanos para aprobar legislación para proteger a los Dreamers, plenamente consciente de que el cuerpo legislativo ha fallado repetidamente para actuar para reformar las leyes de inmigración del país.

“El presidente Trump ha manchado flagrantemente nuestros valores e ideales estadounidenses con esta decisión”, dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), una de los organizadores de una protesta en la calle Olivera en el centro de Los Ángeles en donde asistieron más de mil personas.

Salas señalo que “el Congreso no ha aprobado el DREAM Act no una, sino tres veces y se ha negado a aprobar la reforma migratoria integral durante casi dos décadas”.

“¿El Congreso se sentirá obligado esta vez de actuar y aprobar un proyecto de ley limpio y autónomo para proteger y hacer justicia a los jóvenes inmigrantes y a sus familias? Ojalá”.

La congresista Lucille Roybal-Allard, D-Los Ángeles, llamó a la decisión del presidente de rescindir el programa “indignante”. Se unió a sus colegas demócratas para una conferencia de prensa en el Capitolio, donde pidieron a sus compañeros republicanos del Congreso que trabajen con ellos para aprobar la legislación antes de que se finalice DACA.

En una conferencia de prensa a la que también asistieron miembros de la Junta de Supervisores del Condado, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, dijo: “La acción del presidente Trump en DACA es cruel – amenaza con separar a familias, pone en riesgo nuestra economía y no hará nada para unificar a los Estados Unidos o hacernos más seguros”.

El alcalde también instó al Congreso a actuar rápidamente sobre la legislación: “…Ellos pertenecen aquí. Y lucharemos para que se queden”.

La supervisora Hilda Solís dijo que la decisión no solo pone en peligro el futuro de casi 800.000 Dreamers sino también “el futuro de casi 65.000 estudiantes indocumentados que se gradúan de la escuela secundaria cada año y que podrían haber sido apoyados a través de DACA”.

“Según el Centro para el Progreso Americano (Center for American Progress), los beneficiarios de DACA aportarán $460.3000 millones al producto interno bruto de los Estados Unidos durante la próxima década, un crecimiento económico que ahora se perderá”, dijo Solís en un comunicado de prensa.

Al defender la decisión, Trump dijo: “Solo por la aplicación confiable de la ley de inmigración podemos producir comunidades seguras, una clase media robusta y equidad económica para todos los estadounidenses”.

Señalo que funcionarios de 10 estados están demandando al programa y sus asesores legales han determinado que es “ilegal e inconstitucional y no puede ser defendido con éxito en los tribunos”.

No todo el mundo estaba en desacuerdo con la posición del presidente.

Tom Fitton, presidente de Judicial Watch, dijo: “La decisión del presidente Trump ayuda a restaurar el estado de derecho y la gobernanza constitucional…La acción de la administración de Trump sobre la inmigración demuestra que la mejor reforma migratoria es finalmente hacer cumplir la ley”, dijo.

El congresista Darrel Issa, R-Vista, dijo que la acción unilateral de Obama fue solo una “curita temporal”. El continúo diciendo que la acción de Trump “pone el peso en Congreso para enfrentar este desafío de la manera correcta: para el largo plazo, con respeto a las leyes de nuestra nación, el deseo de mejorar la integridad de nuestras fronteras, y un sentido de compasión para aquellos que fueron traídos aquí en su infancia hace años y desean permanecer como miembros productivos de nuestras comunidades”.

Diciendo que está “ansioso por llegar a trabajar en una solución permanente”, instó a “los demócratas y los republicanos por igual para poner inmediatamente de lado la postura política y dejar que esto sea un catalizador para lograr las reformas desde hace mucho tiempo en esta importante área de preocupación”.

La líder republicana del senado de California, Patricia Bates, R-Laguna Niguel, dijo que el presidente había cumplido una promesa que hizo durante su campaña. “Ahora el verdadero trabajo debe comenzar”, dijo, pero agregó que “eso solo ocurrirá con el liderazgo bipartidista del Congreso y el presidente”.

Ella continuó criticando las administraciones presidenciales republicanos y demócratas por no aprobar la reforma migratoria. “El retraso y la inacción ya no son opciones”, dijo Bates.

En una manifestación al mediodía frente al Ayuntamiento, luciendo una gorra de béisbol roja con el tema “Make America Great Again” de Trump, Arthur Schaper, un blogger de la página web asheisministries.blogspot.com, defendió la acción del presidente como la decisión correcta para el país.

En la misma manifestación, el partidario Latino de Trump, Fernando García, dijo que Obama debería haber hecho las cosas de manera diferente porque sabía que llegaría este día: ¿Por qué no nos hizo todos ciudadanos desde ese entonces?” dijo.

Los activistas de derechos de inmigración instaron a los partidarios de DACA a inundar a los legisladores con cartas y llamadas telefónicas que exigen que actúen para proteger a los receptores de DACA a través de legislación permanente.

También recordaron a los receptores de DACA, muchos de los cuales se han visto afectados por el temor y la incertidumbre, que todavía tienen derechos y su estatus, al menos por el momento, no ha cambiado.

Según Ready California (Listo California), una colaboración a nivel estatal para fortalecer las comunidades de inmigrantes a través del acceso a información y servicios legales, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) ha dejado de aceptar solicitudes iniciales para DACA y dejará de renovar solicitudes de DACA a partir del 5 de marzo del 2018.

“Sin embargo, los permisos de trabajo de los receptores de DACA seguirán siendo válidos hasta su fecha de vencimiento. Los empleadores no tienen derecho a despedir a los receptores de DACA a menos que sus permisos de trabajo se hayan expirado”, dijo el grupo en un comunicado.

Los beneficiarios actuales de DACA, cuyas autorizaciones de empleo expirarán hasta el 5 de marzo del 2018, sólo tendrán hasta el 5 de octubre para presentar una solicitud con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos.

Si se aprueba, se espera que la renovación sea buena por dos años o hasta el 2019. Sin embargo, si su permiso expira después del 5 de marzo del 2018, USCIS dejará de aceptar y resolver sus solicitudes de renovación, terminando efectivamente la autorización para trabajar legalmente a partir del 6 de marzo del 2018.

Ready California está asesorando a los receptores de DACA a consultar con un abogado de inmigración experimentado; evitar los proveedores de servicios fraudulentos; y evitar cualquier contacto negativo con fuerzas policiales.

“Cualquier arresto, cargo o condena, especialmente un DUI o una conducta relacionada con drogas puede tener consecuencias negativas para la inmigración. El contacto con la policía puede resultar en la exposición a las autoridades de inmigración”, advirtieron.

Print This Post Print This Post

September 7, 2017  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·