El impacto de la decisión de Trump sobre los subsidios no afecta a California, por ahora

Por Julie Rovner, Emily Bazar y Chad Terhune Kaiser Health News

Incapaz de lograr que el Congreso “derogue y reemplace” la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), el presidente Donald Trump recientemente tomó el asunto en sus manos.

La tarde del jueves 12 de octubre, la Casa Blanca anunció que dejaría de pagar subsidios clave, conocidos como “reducciones de costos compartidos”, que compensan a las aseguradoras por proporcionar descuentos en deducibles, copagos y otros costos de bolsillo a los consumidores de bajos ingresos.

Estas reducciones de costos están disponibles en los mercados de seguros del Obamacare para los asegurados que cuentan con ingresos menores al 250% del nivel federal de pobreza, o alrededor de $30,000 en ingresos al año para un individuo. Los subsidios, que son diferentes de los créditos impositivos que ayudan a millones de personas a pagar sus primas, son objeto de una demanda en curso.

La decisión de Trump de poner fin a los subsidios de costos compartidos tiene la intención de entrar en vigencia de inmediato, pero podría enfrentar un bloqueo legal después que California, junto con otros 17 estados y el Distrito de Columbia, presentaron una demanda el viernes 13 para detenerla.

El gobierno de Trump argumentó que pagar los subsidios era ilegal porque el Congreso no destinó dinero para este fin.covered-ca

Pero el Congreso aún podría actuar para mantener los pagos. Se han renovado las negociaciones bipartidistas entre los senadores Lamar Alexander, republicano de Tennessee y Patty Murray, demócrata de Washington, para crear una legislación que continúe con los subsidios de costos compartidos y, al mismo tiempo, otorgue a los estados más flexibilidad para desarrollar y vender planes de salud menos generosos que los que actualmente se ofrecen en los mercados. El anuncio de Trump podría estimular esas discusiones.

En un comunicado, Murray calificó las acciones de Trump como “imprudentes”, pero dijo que continúa “siendo optimista sobre nuestras negociaciones y creo que podemos llegar a un acuerdo rápidamente, e insto a los líderes republicanos en el Congreso a hacer lo correcto para las familias apoyando esta vez nuestro trabajo”.

Reducir los pagos a las aseguradoras por los descuentos de bolsillo que brindan a los afiliados de bajos ingresos que tienen planes a través de los mercados no significa que esas personas ya no recibirán ayuda. La ley y los contratos de las aseguradoras con el gobierno federal exigen que se otorguen esos descuentos. Eso significa que las aseguradoras tendrán que averiguar cómo recuperar el dinero que se les prometió.

En muchos estados, incluido California, las aseguradoras ya habían aumentado las primas de 2018 con un monto adicional para compensar pérdidas ante las amenazas anteriores de Trump de terminar con estos subsidios.

Covered California, el mercado de seguros del Obamacare del estado, implementó un plan a principios de octubre para reducir el impacto de lo que sospechaba, con razón, que haría Trump.

P: ¿Cuál es el impacto del anuncio de Trump en los consumidores de California?

Los californianos que compran su propia cobertura de salud, ya sea de Covered California o en el mercado abierto, no verán ningún cambio en sus planes, beneficios o primas durante el resto de este año.

Para 2018, Covered California, el mercado de seguros de salud del estado, ya se preparó para la decisión de Trump. A principios de octubre, anunció que para compensar la posible pérdida de los subsidios, agregaría un recargo promedio de 12.4% a los planes de nivel plata el próximo año, además de los aumentos de tasas anuales regulares. Esto se debe a que solo las personas inscritas en los planes plata, la segunda opción menos costosa en el intercambio, pueden calificar para los subsidios de costos compartidos.

Casi el 90% de los inscriptos en este mercado reciben créditos impositivos federales para ayudarlos con sus primas, y la mayoría de ellos no pagarán más como resultado del recargo ya que esos créditos aumentarán con sus primas. Covered California estima que alrededor de tres cuartas partes de los consumidores subsidiados pagarán igual o incluso menos que este año, a pesar del recargo.

Los californianos que ganan demasiado dinero para calificar para la asistencia federal para pagar las primas, y no reciben descuentos en los gastos de su propio bolsillo para atención médica, serían los más afectados por el recargo. Para abordar esto, Covered California creó un nuevo plan plata que se venderá fuera del mercado, y que no estará sujeto al recargo.

El período de inscripción abierta en el estado para individuos y familias que compran sus propios planes comienza el 1 de noviembre y termina el 31 de enero. Las personas que quieran comenzar a investigar las primas pueden usar la herramienta “Compre y Compare” en www.CoveredCA.com.

P: ¿Cómo se verán afectadas las aseguradoras que participan en Covered California?

Para el resto de 2017, los planes de salud que venden pólizas a través de Covered California tendrán un impacto financiero inmediato por el fin de los pagos de costo compartido.

Las aseguradoras en California perderán $188 millones debido a los subsidios que no se pagarán los últimos tres meses de este año, según Covered California. A nivel nacional, las pérdidas de la industria serán de aproximadamente $1.6 mil millones para el resto del año. Los planes de salud están obligados a seguir brindando a los consumidores esos descuentos en copagos y deducibles, independientemente de si el gobierno federal los reembolsa.

El recargo de California agregado a los planes plata para 2018 ayudará a las aseguradoras a evitar ese déficit el próximo año, ya que los planes de salud pueden usar esos ingresos adicionales para compensar la pérdida de dinero por los pagos de gasto compartido en la administración Trump.

Por ahora, 11 planes de salud están comprometidos con la venta de pólizas en el mercado de seguros estatal en 2018, dijo Peter Lee, director ejecutivo de Covered California. Sin embargo, dijo, le preocupa que las aseguradoras puedan abandonar el mercado individual en 2019 si persiste la inestabilidad política.

P: ¿Cómo responde California al anuncio de Trump?

El fiscal general del estado, Xavier Becerra, junto con otros 17 estados y el Distrito de Columbia, presentaron una demanda de inmediato el 13 de octubre desafiando la decisión de Trump de terminar con los pagos.

“Esto es sabotaje simple y sencillo”, dijo Becerra. “Quitar estos subsidios legalmente requeridos a las familias trabajadoras… y obligarlos a elegir entre pagar el alquiler o sus cuentas médicas es completamente imprudente”.

Lee, de Covered California, dijo que es demasiado pronto para que la legislatura estatal comience a redactar proyectos de ley en respuesta a la decisión de Trump, porque el destino de los pagos de costos compartidos corresponde, en última instancia, al Congreso.

“En este momento, no vamos a pedirles a los legisladores que hagan algo”, dijo.

Pero Covered California no está a la espera de correr la voz de que aún está abierto para hacer negocios y la ayuda financiera está disponible para muchos consumidores. Mientras que el gobierno federal recortó los fondos para la promoción del Obamacare, Covered California gastará unos $111 millones en esfuerzos de marketing este año para tratar de mantener estable su mercado de seguros, dijo Lee.

“Nuestros 11 planes de salud saben que gastaremos $111 millones para promover que las personas sanas y enfermas se registren para obtener cobertura”, dijo.

Los defensores de los pacientes expresaron su preocupación de que los titulares sobre las acciones de Trump y las respuestas del estado puedan confundir aún más a los consumidores y obstaculicen los esfuerzos de inscripción.

“Tememos que los consumidores se asusten con aumentos de doble dígito en las primas en productos plata y no se den cuenta de que están subvencionados”, dijo Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access California.

La decisión de Trump de detener los pagos de los costos compartidos es una “decisión deliberadamente destructiva… es el equivalente al presidente Trump haciendo pivotar un bate de béisbol en una tienda de porcelanas”, dijo Wright.

Julie Appleby, Mary Agnes Carey y Diane Webber de Kaiser Health News colaboraron con esta historia.

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, un programa editorialmente independiente de la Kaiser Family Foundation.

Print This Post Print This Post

October 19, 2017  Copyright © 2012 Eastern Group Publications, Inc.

Comments

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.





 characters available

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·