California Prohíbe el Uso de Bolsas de Plástico en Supermercados

October 2, 2014 by · Leave a Comment 

California se convirtió el martes en el primer estado de la nación en prohibir por ley las bolsas de plástico de un solo uso en los supermercados, farmacias y tiendas de licores, una medida largamente demandada por los ecologistas y muy criticada por la industria del plástico.

Con la firma de la ley rubricada por el Gobernador Jerry Brown, las grandes cadenas de supermercados como Walmart, Safeway o Target y las farmacias no podrán ofrecer a sus clientes bolsas de plástico a partir del 1 de julio de 2015, mientras que la prohibición entrará en vigor para las pequeñas tiendas de ultramarinos y para las licorerías un año después.

“Esta es una ley que va en la buena dirección. Reducirá las cantidades torrenciales de plástico que contaminan nuestras playas, parques e incluso el vasto océano. Somos los primeros en prohibir estas bolsas, pero no seremos los últimos”, se felicitó el gobernador Brown tras la firma de la nueva normativa.

Por otro lado, las tiendas estarán obligadas a ofrecer a sus clientes bolsas de papel reciclado o elaboradas con material biodegradable, por cada una de las cuales deberán cobrarles por lo menos diez centavos, una disposición pensada con el objetivo de fomentar la reutilización entre los ciudadanos.

La prohibición afecta a la mayor parte de las bolsas de plástico usadas en el comercio al por menor, pero no a aquellas que se utilizan para empaquetar productos frescos como frutas o vegetales que posteriormente se ponen a la venta en los supermercados, ni a las tiendas que no se dediquen a la venta de alimentos, licores o medicamentos.
Los fabricantes de bolsas de plástico han lamentado en un comunicado conjunto que la medida pueda suponer la pérdida de miles de puestos de trabajo, y han anunciado que tratarán de forzar un referéndum a nivel estatal para que los votantes se pronuncien directamente sobre la prohibición de las bolsas de plástico y, dado el caso, puedan derogar la ley.

La normativa aprobada el martes por el Gobierno estatal homologa la prohibición de las bolsas de plástico en toda California, ya que hasta la fecha sólo 127 ciudades y condados habían legislado al respecto, lo que suponía que las medidas afectaban únicamente a un 36% de la población californiana.

La ley también contempla préstamos estatales por valor de dos millones de dólares para los fabricantes de bolsas de plástico, para que reorienten su producción hacia la fabricación de bolsas reutilizables.

Estudiantes de Bell Gardens Estudian la Posible Prohibición de Bolsas de Plástico

May 15, 2014 by · Leave a Comment 

Aunque el año escolar este llegando a su fin, los alumnos de la clase de colocación avanzada  de ciencias ambientales en la preparatoria Bell Gardens han comenzado un proyecto del cual esperan dejar su marca más allá de las puertas de la escuela.

Con los exámenes AP (colocación avanzada) terminados, estudiantes del grado 11 y 12 de la clase de Patricia Jiménez decidieron el martes que su proyecto del fin de año sería explorar la posibilidad de impulsar una prohibición de las bolsas de plástico en la ciudad de Bell Gardens. Ellos van a investigar el impacto que dicha prohibición tendría en la ciudad mientras se preparan para preguntar a los residentes si están dispuestos a cambiar sus bolsas de plástico por bolsas reutilizables.

Estudiantes de clases AP se reunen para hablar sobre el proyecto de bolsas reutilizables. (EGP foto por Nancy Martinez)

Estudiantes de clases AP se reunen para hablar sobre el proyecto de bolsas reutilizables. (EGP foto por Nancy Martinez)

Los estudiantes tienen hasta el fin del año escolar en junio para la investigación, estudio, y desarrollo de una estrategia para determinar la viabilidad y los beneficios ambientales de la prohibición de las bolsas distribuidas por los negocios de la ciudad.

Es una propuesta que, según el Administrador Municipal de Bell Gardens, Phil Wagner nunca antes ha sido considerada por la ciudad.

“Este es un proyecto que queremos llevar [a la comunidad]”, dijo Kimberly Valle, 16, una de las estudiantes participantes. “No es como que estamos esperando que ellos [los residentes] cambien de un día para otro”, dijo.

Los 25 estudiantes de AP, algunos con  los más altos logros académicos de la escuela, han estudiado la contaminación del agua de este año. El curso los ha hecho más conscientes sobre el impacto prejudicial de las prácticas del ser humano, incluidos los elementos hechos por el hombre como bolsas de plástico y su impacto en el medio ambiente. También entienden que a menudo hay resistencia al cambio, y el martes discutieron los posibles obstáculos que podrían enfrentar si toman su proyecto fuera de la sede de la escuela hacia la junta del concilio de la ciudad.

“¿Estamos haciendo que cambien al papel?”, preguntó un estudiante.

“¿Quién es nuestro enfoque de audiencia?”, preguntó Brian Sánchez, 17, uno de los lideres de equipo del grupo.

“Creo que deberíamos encuestar afuera de las tiendas”, sugirió Viviana Rodríguez, 17. “Si sólo encuestas a los estudiantes, no es como que nosotros somos quienes hacen la compras”, dijo. “Son nuestros padres quienes las hacen”, enfatizó .

Después de debatir, la clase decidió que hablarían con los estudiantes y consumidores diarios al igual que con sus padres sobre la importancia de decir adiós a las bolsas de plástico.

“Las bolsas plásticas no sólo contaminan a causa del plástico, pero la forma en que se hacen involucra petróleo, que se convierte en un contaminante”, dijo Valle. “Los estudiantes van a ser la próxima generación … que lidiarán con esto”, dijo.

El grupo con conciencia ambiental compartieron ideas de cómo llegar a negocios locales que puedan estar dispuestos a ofrecer descuentos a los clientes que traigan sus propias bolsas reutilizables.

“A largo plazo, si no se utilizan bolsas de plástico, estarán disminuyendo el consumo [de la compañía]” en costos, dijo Cecilia Botello, de diecisiete años de edad, “Pero mi mamá va a decir, ‘si tengo que comprar una bolsa quiero algo a cambio.’”

Vianney Avina , 16, le dijo al grupo que una vez que la clase termine su investigación, deben llevar a sus hallazgos a una reunión del Ayuntamiento de Bell Gardens y pedir al consejo que aprueben la prohibición de bolsas de plástico en la ciudad.

“[El Ayuntamiento] es nuestro objetivo principal, porque una vez que ellos ejecuten la ley, todas las tiendas tendrán que cumplir”, dijo Valle.

La clase espera transformar sus ideas y las palabras en acción mediante la presentación de la investigación del medio ambiente y científicamente para respaldar su llamado para prohibir que minoristas de la ciudad continúen ofreciendo bolsas de plástico.

“Si le decimos a nuestras familias , ‘no hay que usar bolsas de plástico,’ no van a escuchar”, dijo Valle. Sugirió que impriman imágenes que muestran donde terminan las bolsas de plástico como una manera de conseguir la atención de sus padres.

Botello sugirió utilizar las redes sociales para promover su mensaje.

“Si logramos que ellos vean las fotos, por lo menos sabemos que ellos pensaban acerca de las bolsas durante al menos cinco segundos.”

Haciendo de abogado del diablo, el estudiante profesor Wesley Hom recordó a la clase que el cambio de las bolsas de plástico no será tan fácil. Él dijo que muchos residentes podrían no preocuparse por el medio ambiente, pero le gusta la comodidad cotidiana de las bolsas de plástico gratis cuando van de compras.

Los estudiantes argumentaron, sin embargo, que garantizar un entorno verde para las generaciones futuras es su meta a largo plazo.

“Si otras ciudades pueden hacerlo por qué nosotros no podemos”, dijo Valle. “ Bell Gardens no es una gran ciudad y sí somos principalmente latinos, pero Culver City tiene una gran cantidad de latinos … y los latinos se adaptaron”, dijo en referencia a otras ciudades como Santa Mónica , Los Ángeles y Culver City que recientemente han prohibido las bolsas de plástico a nivel minorista. Dijo que esas ciudades requieren que las empresas cobren a los clientes por las bolsas de papel, si no tienen bolsas reutilizables.

Hom señaló la “diferencia en la cultura y la demografía” en las ciudades en comparación con  Bell Gardens. Dijo que esas diferencias podrían hacer que una prohibición sea más difícil de lograr.

A medida que los estudiantes murmuraban entre ellos sobre formas en que podrían convencer a toda una ciudad primordialmente de habla hispana, a los inmigrantes de bajos ingresos para que cambien sus prácticas de largo plazo por una nueva práctica que probablemente les costaría más dinero, un estudiante no estaba claramente influido que esta era una causa perdida.

“De acuerdo, es un grupo diferente en el que nos estamos enfocando, pero si ellos pueden hacerlo sin centrarse en todos esos puntos en contra, entonces ¿por qué nosotros no?”, dijo Valle. “Estamos dando un paso adelante en el juego … [Pero] si no damos ese paso ahora, cuando seamos viejos vamos a pagar por ello”.

—-

Twitter @nancyreporting

nmartinez@egpnews.com

 

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. · Log in