Senador Estatal Latino Busca Reemplazar a Loretta Sanchez

October 27, 2016 by · Leave a Comment 

Bicultural y bilingüe, el candidato a la Cámara de Representantes federal José Luis “Lou” Correa se perfila como sucesor de la hispana Loretta Sánchez en un área del sur de California que cada vez cuenta con más latinos.

Durante la elección primaria, Correa obtuvo cerca del 44 por ciento de los votos para el puesto de representante del Distrito 46 en el Congreso, superando ampliamente a su contrincante, Bao Nguyen, quien sólo logró algo más del 14 por ciento.

“Los votantes me han dado la oportunidad y el honor de servirlos como su senador estatal durante ocho años. Ahora le estamos pidiendo al pueblo que nos dé la oportunidad de representarlos en Washington”, dijo Correa en entrevista con EFE.

José Luis Correa nació en Anaheim, California, en 1958 pero sus “primeros años de infancia fueron en México” con lo que se considera un “norteamericano criado en México”, igual que su padre.

Su abuelo, José Luis Correa Sotelo vino a Estados Unidos desde México en 1890 para trabajar en la construcción de las líneas del ferrocarril. Luego se casó y tuvo sus hijos -incluyendo al padre de “Lou”- en Watts, en el sur de Los Ángeles.

“Mi padre, que ahora tiene 90 años, mis tíos y mis tías nacieron en los Estados Unidos y en 1930 les pasó lo que está pasando ahora. Dijeron: ¡vamos, para fuera todos los mexicanos!”, explicó Correa en alusión a la denominada “repatriación mexicana” ocurrida entre 1929 y 1936.

Debido a la gran depresión, el Gobierno de Estados Unidos ordenó repatriar a todos los mexicanos y sus descendientes que habían venido a trabajar, calculados entre medio millón y 2 millones de personas, incluidos los ciudadanos estadounidenses de origen mexicano.

“Mi padre regresó para acá cuando tenía 17 o 18 años”, relató Correa, quien reiteró que por mucho tiempo él pensó que el caso de su familia era el único.

El aspirante a la Cámara federal dijo que cree en el poder del voto hispano pero igualmente reconoció las debilidades de ese grupo de votantes.

“Yo he sido candidato en esta área durante muchos años y reconozco que la clave para uno ganar es simplemente que nuestro pueblo vote”, manifestó el candidato.

“La bendición y la desgracia que tenemos como voto latino es que muchos no le damos interés al voto”, anotó.

Correa atribuye esa apatía del voto hispano a algunas figuras políticas como Pete Wilson en 1994 o Donald Trump hoy en día, “que se nos echan encima, echándoles garrotazos a los indocumentados, a nuestra comunidad”.

Se espera que en la elección de noviembre, “el pueblo despierte y vote con números grandes”, manifestó el hispano que cuenta con importantes apoyos y respaldos, inclusive el de la congresista Loretta Sánchez que deja vacante el escaño por su aspiración al Senado federal.

El plan de campaña de Correa tiene varios puntos que benefician no sólo a los latinos sino a todos los estadounidenses, porque él no se considera sólo un candidato latino sino “el candidato americano de raíces mexicanas”.

“Todos queremos la oportunidad de un trabajo bien pagado -el sueño americano- y que nuestros hijos sigan sus sueños educativos a un precio que puedan pagar”, aseveró.

Correa, que tiene un título en Economía de la Universidad Estatal de California Fullerton y una maestría en Administración de Negocios y un doctorado en Leyes de la Universidad de California Los Ángeles, igualmente sabe que no hay sueño americano completo si uno no puede comprar una casa y tener un seguro médico costeable.

“Es el sueño de los latinos y es el sueño de (todos) los americanos que ya tienen varias generaciones viviendo aquí”, aseguró.

El candidato a la Cámara de Representantes agregó que para los miembros de la comunidad latina -muchos de ellos con parientes y familiares indocumentados- hay otro aspecto de ese sueño americano y es el de darles “la oportunidad de que sean parte de la comunidad con un camino hacia la ciudadanía”.

Es por eso que Correa espera que los latinos por fin muestren el poder de su voto en forma convincente durante estas elecciones.

“Nosotros mismos tenemos que trabajar y ganar y no estar sentados esperando que nos caiga de Dios la bendición. Dios nos dio la oportunidad y Dios nos ha dado la habilidad de votar. Si no la tomamos esa es nuestra culpa”, concluyó.

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·