Angelinos Critican El Uso de Cámaras en Uniformes Policiales

January 22, 2015 by · Leave a Comment 

El programa de cámaras personales que el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) implementará inicialmente con cerca de 800 equipos, no está siendo bien recibido en algunas comunidades de Los Ángeles.

Residentes del Sur de Los Ángeles—comunidad con mayoría de población hispana y afroamericana—han expresado a la Comisión de la Policía su preocupación por la privacidad.

Jamie García, quien participó la semana pasada en una reunión pública con la Comisión en representación de la Coalición para Detener el Espionaje del LAPD, aseguró a Efe que su organización se opone a que los policías utilicen las cámaras adheridas a su uniforme.

“La verdadera solución a la violencia policial es la transparencia y para ello se necesita una reforma”, dijo García tras recalcar que en opinión de la Coalición las cámaras personales no son la solución al posible abuso policial.

La implementación del sistema costará cerca de $10 millones, “un desperdicio de los recursos públicos”, según algunos vecinos, que están promoviendo un alto a este tipo de medios de vigilancia de la policía “que invaden la privacidad personal”.

Sin embargo, hasta el momento la ciudad ha recaudado más de $1.5 millones en donaciones privadas planteada por el presidente de la Comisión de Policía Steve Soboroff para comprar las cámaras.

A principios del 2014, LAPD comenzó un programa de prueba para evaluar diferentes tipos de minicámaras tomando la decision de contratar más de 800 unidades de cámaras Axon que serán destinadas a policias que patrullan áreas con alta actividad policial.

La demanda de cámaras en oficiales aumentó por la indignación ante la muerte de  los jovenes Michael Brown en Ferguson, Missouri y Ezell Ford en Los Ángeles—ambos de raza negra y desarmados—en manos de oficiales de la policía.

Según informó en diciembre el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, todos los oficiales del LAPD estarán utilizando las cámaras adheridas a su uniforme para el 2016.

La información de audio y vídeo se mantendrá archivada durante dos años y sólo se usará en juicios y casos relacionados con investigaciones, aunque este aspecto todavía no está reglamentado.

Por su parte, el jefe de la policía Charlie Beck aseguró que cualquier oficial que sea descubierto tratando de inutilizar el funcionamiento de las cámaras, enfrentará castigos severos.

Algunos líderes de la comunidad y los mismos policías no se oponen inicialmente a la utilización de las cámaras personales.

“No objetamos las cámaras personales y, por el contrario, creemos que serán útiles en la defensa de nuestros oficiales”, aseguró en un comunicado Tyler Izen, presidente del sindicato Liga Protectora de la policía.

La primera semana de enero, el LAPD anunció un pedido de 3.000 pistolas eléctricas paralizantes de un modelo que al ser utilizado por un oficial de la policía automáticamente activa la cámara de vídeo personal.
García aseguró que representantes de la Coalición seguirán oponiéndose a la utilización de las cámaras que forman parte del “intento de la policía de espiar en las comunidades”.

 

Copyright © 2018 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·