Angelinos Critican El Uso de Cámaras en Uniformes Policiales

January 22, 2015 by · Leave a Comment 

El programa de cámaras personales que el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) implementará inicialmente con cerca de 800 equipos, no está siendo bien recibido en algunas comunidades de Los Ángeles.

Residentes del Sur de Los Ángeles—comunidad con mayoría de población hispana y afroamericana—han expresado a la Comisión de la Policía su preocupación por la privacidad.

Jamie García, quien participó la semana pasada en una reunión pública con la Comisión en representación de la Coalición para Detener el Espionaje del LAPD, aseguró a Efe que su organización se opone a que los policías utilicen las cámaras adheridas a su uniforme.

“La verdadera solución a la violencia policial es la transparencia y para ello se necesita una reforma”, dijo García tras recalcar que en opinión de la Coalición las cámaras personales no son la solución al posible abuso policial.

La implementación del sistema costará cerca de $10 millones, “un desperdicio de los recursos públicos”, según algunos vecinos, que están promoviendo un alto a este tipo de medios de vigilancia de la policía “que invaden la privacidad personal”.

Sin embargo, hasta el momento la ciudad ha recaudado más de $1.5 millones en donaciones privadas planteada por el presidente de la Comisión de Policía Steve Soboroff para comprar las cámaras.

A principios del 2014, LAPD comenzó un programa de prueba para evaluar diferentes tipos de minicámaras tomando la decision de contratar más de 800 unidades de cámaras Axon que serán destinadas a policias que patrullan áreas con alta actividad policial.

La demanda de cámaras en oficiales aumentó por la indignación ante la muerte de  los jovenes Michael Brown en Ferguson, Missouri y Ezell Ford en Los Ángeles—ambos de raza negra y desarmados—en manos de oficiales de la policía.

Según informó en diciembre el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, todos los oficiales del LAPD estarán utilizando las cámaras adheridas a su uniforme para el 2016.

La información de audio y vídeo se mantendrá archivada durante dos años y sólo se usará en juicios y casos relacionados con investigaciones, aunque este aspecto todavía no está reglamentado.

Por su parte, el jefe de la policía Charlie Beck aseguró que cualquier oficial que sea descubierto tratando de inutilizar el funcionamiento de las cámaras, enfrentará castigos severos.

Algunos líderes de la comunidad y los mismos policías no se oponen inicialmente a la utilización de las cámaras personales.

“No objetamos las cámaras personales y, por el contrario, creemos que serán útiles en la defensa de nuestros oficiales”, aseguró en un comunicado Tyler Izen, presidente del sindicato Liga Protectora de la policía.

La primera semana de enero, el LAPD anunció un pedido de 3.000 pistolas eléctricas paralizantes de un modelo que al ser utilizado por un oficial de la policía automáticamente activa la cámara de vídeo personal.
García aseguró que representantes de la Coalición seguirán oponiéndose a la utilización de las cámaras que forman parte del “intento de la policía de espiar en las comunidades”.

 

Preocupación sobre Privacidad con Programa de Cámaras de LAPD

December 25, 2014 by · Leave a Comment 

Tras el anuncio del alcalde de Los Ángeles sobre un programa para equipar con cámaras de vídeo personales a unos 7.000 oficiales de la policía de la ciudad, varias organizaciones manifestaron la semana pasada su inquietud sobre el manejo de la información captada por el nuevo sistema.

“Es un paso positivo para dar más confianza a la comunidad y reducir el perfil racial que experimentamos muchas veces de parte de la policía”, dijo a Efe Ángela Sanbrano, presidente de la Junta de Directores del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN).

No obstante, Sanbrano consideró sobre la privacidad de la información que “es un cuchillo de dos filos”, pues a la vez que ayuda a identificar criminales, por otra parte la información registrada puede ser manipulada.
“Tenemos que aprender como ciudadanos a monitorizar cómo se utiliza esa información”, aseveró la activista.

El Jefe de la Policía de Los Ángeles (LAPD), el comandante Charlie Beck, anunció el miércoles que unos 700 agentes comenzarán a utilizar las cámaras a partir del 1 enero 2015, mientras que el resto del cuerpo lo hará desde finales de julio 2016.

A su vez, el director de la Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU) del Sur de California, Héctor Villagra, calificó la decisión como “un paso significativo” pero advirtió sobre la responsabilidad que ello significa para la privacidad de la comunidad.

“Para que las cámaras individuales cumplan su promesa como una herramienta de responsabilidad, deben ser encendidas cada vez que un oficial contacte a un civil con un propósito investigativo”, detalló Villagra en un comunicado.

Al referirse a un estudio publicado por ACLU el pasado otoño, Villagra señaló que, “las cámaras personales plantean serias preocupaciones sobre la privacidad tanto para los oficiales como los civiles, que tienen que ser afrontados a través de sólidas políticas”, sobre la utilización de la información por parte de la policía.

La organización hizo una alerta para que toda la información recogida por la policía se mantenga estrictamente confidencial, no se utilice para influir sobre testigos en investigaciones y se presente públicamente en casos importantes como cuando un oficial dispara contra un civil.

Oficiales de la Policía de Los Ángeles Equipados con Cámaras de Video

December 18, 2014 by · Leave a Comment 

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, anunció el martes en rueda de prensa que los policías de la ciudad empezarán a llevar en su uniforme cámaras de video con el objetivo de dar mayor transparencia a sus intervenciones.
El plan municipal implica incluir una partida en los próximos presupuestos que permita adquirir las aproximadamente 7.000 cámaras de video que se requieren para que todos los agentes de Los Ángeles incorporen el dispositivo a su equipamiento de trabajo.
“Los Ángeles será la primera gran ciudad en la que habrá una cámara en cada policía”, dijo el concejal Mitchell Englander, presidente del comité de Seguridad Pública.

“Ahí fuera en la calle, las cosas no son siempre cristalinas. Estas cámaras ayudarán a las fuerzas del orden y al ciudadano a encontrar la verdad, y la verdad es esencial para la confianza entre el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) y la comunidad, que ha sido un factor clave para reducir el índice de criminalidad”, explicó el alcalde en espera de tener las cámaras antes de finales del próximo año fiscal.

La ciudad ha recaudado más de $1,5 millones en donaciones privadas planteada por el presidente de la Comisión de Policía de Steve Soboroff para comprar las cámaras. A principio de este año, LAPD comenzó con un programa de prueba para evaluar diferentes tipos de minicámaras, un test que concluyó de forma satisfactoria, lo que llevó a tomar la decisión de contratar más de 800 unidades de cámaras Axon que irán destinadas a policías que patrullan en áreas con alta actividad policial.
Si bien la demanda de cámaras en los oficiales ha crecido en respuesta a la indignación por el tiroteo de un policía blanco al joven negro Michael Brown en Ferguson, Missouri, Garcetti dijo que él ha estado presionando a los dispositivos durante más de un año.

“Estas cámaras ayudarán a cumplir la ley y el público por igual encontrará la verdad y la verdad es esencial para la confianza entre la policía de Los Ángeles y la comunidad, que ha sido un factor clave en el record de disminución de crimen”, dijo Garcetti.

Los primeros operativos con esta tecnología estarán en Newton (sur de Los Ángeles) y Mission (Valle de San Fernando), así como en unidades especializadas contra el crimen en la zona centro.

El activista de derechos civiles Earl Ofari Hutchinson, presidente de la Mesa Redonda de Políticas Urbanas de Los Ángeles, calificó la medida como un paso en la dirección correcta, pero no es una panacea para los conflictos entre la policía y la comunidad.

“Las cámaras en el cuerpo son una herramienta útil en el ámbito policial, pero no son la magia para responder a los conflictos en los encuentros entre policías y civiles de minorías”,  dijo. “El Alcalde Garcetti y funcionarios de policía de Los Ángeles deben continuar poniendo un fuerte énfasis en la vigilancia constitucional, cero tolerancia hacia el abuso y reforzar las relaciones con la comunidad. Estas serán la clave para una relación buena y eficaz entre la policía y las minorías de la comunidad”.

El presidente Barack Obama anunció recientemente que quiere $263 millones en fondos federales destinados a la capacitación de policías y la compra de cámaras de cuerpo para ser usados por las fuerzas del orden. La petición se produjo a raíz de las protestas por la decisión del jurado de no acusar al policía que mató a Brown de 18 años de edad y quien estaba desarmado.

Copyright © 2018 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·