Cinco Años Más de Charlie Beck Como Jefe de LAPD

August 14, 2014 by · Leave a Comment 

El actual jefe de la policía de Los Ángeles, el comandante Charlie Beck, fue reelegido el martes para un segundo término de cinco años por la Comisión de la Policía de Los Ángeles, un grupo civil de cinco miembros que supervisa la institución.
Beck, de 61 años, 37 de ellos dedicados al servicio en el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), recibió una votación de cuatro votos a favor y uno en contra por los miembros de la Comisión.
“Me siento honrado de que tras una evaluación completa de mi trabajo como jefe de la policía y de los muchos logros del Departamento durante los últimos cinco años, la Comisión de la Policía me haya dado la oportunidad de continuar el importante trabajo de mantener seguro a Los Ángeles”, aseguró Beck en un comunicado.
“Me siento inmensamente orgulloso de dirigir a los hombres y las mujeres del LAPD que trabajan incansablemente cada día para ganar la confianza de las comunidades y quienes arriesgan sus vidas para proteger a aquellos que viven, trabajan y visitan la ciudad de Los Ángeles”, agregó Beck.
Aunque su trabajo recibió comentarios favorables en las audiencias preliminares a su confirmación, sus críticos denunciaron que Beck ha tenido actuaciones sesgadas para defender a algunos agentes en casos disciplinarios.
Esa fue una de las razones argumentadas por Robert Saltzman, el miembro más antiguo de la comisión, quien se opuso a la reelección.
Beck ha estado a la defensiva en las últimas semanas, al ser cuestionado sobre el manejo del departamento de estadísticas del crimen y sobre el papel que él tuvo en la compra de un caballo para su hija.

El diario Los Angeles Times informó esta semana que un estimado de 1.200 crímenes violentos—asaltos agravados en su mayoría—que se produjeron en 2013 pueden haber sido degradados a delitos menores en las estadísticas de delincuencia reportados ante el gobierno federal.

Funcionarios de policía de Los Ángeles dijeron que los errores de clasificación eran inadvertidos y el resultado de la “naturaleza compleja” de los crímenes de ajuste definidos por la ley estatal en el sistema “de codificación del FBI”. El departamento ha reconocido desde hace tiempo el problema y esta trabajado para reducir la tasa de errores en la clasificación de asaltos agravados, dijeron las autoridades.

Las estadísticas sesgadas no cambian el argumento del departamento que el crimen ha disminuido constantemente en los últimos 11 años, dijeron funcionarios de LAPD, mientras que el error de codificación de los crímenes no afectó la forma en que fueron procesados.

Como cabeza del LAPD, el tercer departamento de policía más grande del país por su tamaño, Beck dirige 10.000 agentes juramentados y 3.000 empleados civiles. El LAPD vigila un área de 473 millas cuadradas con una población aproximada de 3,8 millones de personas.

Multitud Arremete Contra Jefe de LAPD Durante Reunión Comunitaria

July 17, 2014 by · Leave a Comment 

Charlie Beck, el jefe de policía de Los Ángeles, permaneció estático mientras orador tras orador criticaba su trabajo como principal encargado de LAPD durante una reunión de la comisión de la policía de la ciudad la semana pasada.

La comisión civil está en el proceso de decidir si el contrato de Beck como jefe de policía debe prorrogarse por cinco años más. La reunión en el Centro de Personas Mayores en Lincoln Heights fue una de dos que se realizaron para obtener retroalimentación de la comunidad. La primera fue el 11 de junio en Westchester. La segunda el 8 de julio en Lincoln Heights.

La reunión del martes atrajo a residentes de toda la ciudad, incluyendo el Valle de San Fernando y el sur de Los Ángeles

Read this article in English: Crowd Lambasts Beck to LAPD Commission

Sólo unos cuantos de los cerca de 100 asistentes a la reunión se pronunciaron a favor de extender el contrato de Beck, mientras que decenas de oradores usaron sus dos minutos de tiempo para exponer ante el público a Beck, y pidiendo una y otra vez a la comisión que no lo nombren a un segundo mandato.

Desde el inicio de la reunión, los fuertes abucheos dejaron en claro que no se trataba de un público amigable con el jefe de la policía.

El presidente de la comisión, Steve Soboroff, pidió al público fuera respetuoso con el panel de comisionados y policías que estaban presentes. “Los comentarios no se pueden discutir hoy, estamos aquí sólo para escuchar”, explicó Soboroff.

“Esta es una oportunidad para que escuchemos y podamos saber como estamos haciendo nuestro trabajo”, añadió Beck, desconociendo los bombardeos de los comentarios negativos que pronto enfrentaría y que no podría responder.

“Nosotros le damos un F”, dijo uno de los oradores.

“En vez de su nuevo nombramiento debería ser investigado”, dijeron varios oradores.

Durante dos horas, un tras otro acusaba a Beck entre otras cosas, de permitir que los agentes bajo su mando  participaban en detenciones de perfil racial y el uso excesivo de la fuerza. Acusaron al jefe de la policía de no controlar ni disciplinar a los oficiales que causan problemas bajo su mando.

Más de cien personas se reunieron en el centro para ancianos de Lincoln Heights para hablar sobre la reelección del jefe de policía de Los Ángeles, Charlie Beck. (EGP foto por Jacqueline García)

Más de cien personas se reunieron en el centro para ancianos de Lincoln Heights para hablar sobre la reelección del jefe de policía de Los Ángeles, Charlie Beck. (EGP foto por Jacqueline García)

Varios oradores acusaron a Beck de invadir la privacidad de las personas y alimentar el odio entre las diversas comunidades de la ciudad.

El residente de Highland Park Luís Navarro cuestionó al departamento por un caso que se remonta a hace 21 años. El martes, él quería saber quién tiene derecho a la justicia.

“¿Solo los ricos tienen la justicia porque tienen dinero y tienen el poder?”, preguntó agregando que él ha estado esperando 21 años para que el departamento de policía resuelva los asesinatos por estrangulamiento de su hija y nieta.

Él le dijo a EGP que Beck está siguiendo los pasos de sus predecesores, y señaló que el caso del asesinato de su hija esta asignado a dos detectives de tiempo parcial, mientras que otros casos, como el de Brian Stowe en el Dodger Stadium, tuvieron varios detectives de tiempo completo trabajando ese caso.

“¿Por qué? ¿Porque somos pobres? ¿Porque no tenemos dinero?”, exasperado preguntó Navarro.

A él se le unió un oficial de policía retirado, de tercera generación, Steve Brackett de LA, quien dijo que se opone a la reelección de Beck por su tratamiento de los oficiales desde que asumió la posición.

Acusó a Beck de degradar a una empleada de subjefe de la policía por “dos rangos” porque “carecía de ‘Pedigree de LAPD’”, dijo Brackett, contribuyentes tienen que lidiar con los millones de dólares en acuerdos de demandas que involucran a oficiales bajo el mando de Beck.

“[Beck muestra] favoritismo a los oficiales relacionados con él y los oficiales con los que trabaja,” Brackett dijo a EGP.

Un grupo de la comunidad Skid Row del centro de Los Ángeles llegó también para demostrar su descontento. Sylvia Hernández dijo que estaba decepcionada de hace dos semanas cuando agentes del LAPD se presentaron 25 minutos tarde a una reunión programada en Skid Row, luego “solo se sentaron allí en silencio”.

“¿Cuáles son sus planes para la transparencia y la rendición de cuentas?” para la vigilancia en esta comunidad, Hernández le dijo a Beck mientras caminaba de regreso a su asiento para unirse a los miembros de la Red de Acción Comunitaria de Los Ángeles.

“Beck ni siquiera llegaría a Skid Row”, dijo otro miembro.

Zandra Solís dijo que ella no sabe lo que Beck o la comisión tienen previsto hacer para detener la violencia en Skid Row, y acusó a los oficiales de policía de Los Ángeles de “matar a personas inocentes que no tienen armas”, en referencia a la muerte de un enfermo mental.

“No me siento protegida porque no sé si al salir afuera voy a ser asesinada por uno de sus policías”, dijo la residente de Skid Row.

Sin embargo, Xiomara Flores-Olguín, veterana de 20 años con el Departamento de Niños y Familias (DCFS por sus siglas en inglés), fue de las pocas que habló en defensa de Beck. “Quiero que sepan quien es Charlie Beck”, dijo a la comisión.

“Lo conocí en el 2003, cuando el Departamento de Servicios para Niños y familias estableció una unidad especializada denominada MART, el Equipo de Respuesta de Multi-Agencia”. Explicó que MART se ocupa de los problemas relacionados con los niños de la ciudad y el condado de Los Ángeles, miembros de pandillas, y niños en pandillas.

“Yo sabía que él era el ex capitán de la división de menores y de inmediato se comprometió a trabajar con nosotros”, dijo Flores-Olguín. Como resultado, desde el 2004 DCFS y LAPD han sido aliados.

“Sé que tiene problemas, pero quien no tiene problemas, he visto el crimen disminuir [bajo su mando]”, la residente de El Sereno Lupe Ramírez le dijo a EGP. “Cuando tenemos problemas su respuesta hacia nosotros ha sido rápida, son amables, respetuosos y regresan a hacer un seguimiento”, dijo Ramírez, explicando que se trata de un reflejo de la norma establecida por el jefe.

La sesión fue dada por concluida después de dos horas, pero eso no impidió que los disidentes del jefe continuaran impulsando su oposición. “¡Esperamos que te despidan!”, “¡Nosotros no te queremos aquí!”, gritaban unos mientras Beck se detenía para tomarse fotos con sus partidarios.

Se espera que la Junta de Comisionados de la Policía voten el 19 de agosto para un nuevo mandato de Beck, según su página web.

Si usted no pudo asistir a estas reuniones, aún puede enviar sus comentarios sobre el nuevo nombramiento de Beck por correo electrónico a: reappointment@lapd.lacity.org.

—-

Twitter @jackieguzman

jgarcia@egpnews.com

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. · Log in