Renuevan el Programa de Salud Infantil CHIP Por Seis Años

January 24, 2018 by · Leave a Comment 

Un breve cierre parcial del gobierno federal se resolvió el lunes 22 de enero, cuando el Senado y la Cámara de Representantes aprobaron una legislación que mantendrá el flujo de dólares federales hasta el 8 de febrero. La misma legislación financiará el Programa de Seguro de Salud Infantil (CHIP) durante los próximos seis años.

El presidente Donald Trump firmó la legislación la misma tarde del lunes.

El programa CHIP, que brinda cobertura a niños de familias que ganan demasiado para calificar para Medicaid —pero no lo suficiente para pagar un seguro privado— ha tenido apoyo bipartidista desde su inicio en 1997. Pero su renovación se convirtió en una moneda de cambio partidista en los últimos meses.

Técnicamente, los fondos para CHIP expiraron el 1 de octubre, aunque un proyecto de ley de gastos temporarios en diciembre le otorgó al programa $2.85 mil millones. Se suponía que esa suma alcanzaría para que los estados mantuvieran la cobertura de aproximadamente 9 millones de niños hasta marzo, pero algunos comenzaron a quedarse sin dinero casi de inmediato.

El Center for Children and Families de la Universidad de Georgetown estimó que 24 estados podrían enfrentar déficits de financiamiento de CHIP a fines de enero, poniendo en riesgo la cobertura de 1.7 millones de niños en 21 de esos estados.

El Programa de Seguro de Salud Infantil (CHIP) sera financiado durante los proxímos seis años, asegurando que 1.7 millones de niños en el país continúen teniendo seguro de salud.

Mientras tanto, ambas cámaras del Congreso habían estado en desacuerdo sobre cómo poner al programa en una base financiera más firme.

En octubre, pocos días después que expirara el financiamiento de CHIP, el Comité de Finanzas del Senado aprobó una extensión bipartidista de cinco años de fondos mediante una votación oral. Pero ese proyecto de ley no incluía una forma de pagar el costo estimado en ese momento, que era $8,2 mil millones.

En noviembre, la Cámara aprobó su propio proyecto de ley de financiamiento de cinco años, pero los demócratas se opusieron en gran medida porque habría compensado los fondos de CHIP con recortes al Medicare y a la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA).

Las perspectivas para un acuerdo sobre CHIP se iluminaron a principios de este mes cuando la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) volvió a estimar cuánto costaría la extensión de los fondos para el programa. En una carta al presidente del Comité de Finanzas del Senado, Orrin Hatch (republicano de Utah), el 5 de enero, el CBO dijo que los cambios en la atención médica realizados en el proyecto de ley de impuestos reducirían el costo a cinco años del programa de $8,2 mil millones a $800 millones: efectivamente una reducción del 90%.

El 11 de enero, el director del CBO, Keith Hall, le escribió al representante Frank Pallone (demócrata de New Jersey) que la renovación de los fondos de CHIP durante 10 años en lugar de cinco realmente ahorraría dinero al gobierno federal. “Las agencias estiman que promulgar tal legislación disminuiría el déficit en $6,000 millones durante el período 2018-2027?, dijo en la carta.

Eso facilitó que los republicanos incluyeran los fondos de CHIP en el último proyecto de ley de gastos. Pero enfureció a los demócratas, quienes habían prometido no votar por otro proyecto de ley de gastos a corto plazo hasta que el Congreso no abordara el tema de los hijos de inmigrantes traídos ilegalmente al país por sus padres de pequeños (conocidos como Dreamers).

El líder de la minoría del Senado Chuck Schumer (demócrata de Nueva York) dijo el domingo 21 que los republicanos “estaban usando a los 10 millones de niños en CHIP, manteniéndolos como rehenes de los 800,000 niños que eran Dreamers. Niños contra niños. Niños inocentes contra niños inocentes. Esa no es forma de operar en este país”.

Sin embargo, los republicanos dijeron que era todo lo contrario: que los demócratas retenían a CHIP como rehén al no votar por la ley de presupuesto. “No hay ninguna razón para que mis colegas emprendan su justa cruzada sobre inmigración en contra de su justa cruzada por CHIP”, dijo Hatch. “Esto es simplemente una cuestión de prioridades”.

El proyecto de ley no extiende los fondos para los centros de salud comunitarios, otro programa con fuerte apoyo bipartidista cuyo dinero se está agotando. Este debate tendrá que esperar por otro proyecto de ley.

 

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, un programa editorialmente independiente de la Kaiser Family Foundation, y la Heising-Simons Foundation.

CA Children’s Health Insurance at Risk as Congress Fails to Fund It

November 2, 2017 by · Leave a Comment 

SACRAMENTO, Calif. – It’s been almost a month since Congress let funding for the Children’s Health Insurance Program run out – and now, the State of California says the program known as CHIP will go broke at the end of December. The California Department of Healthcare Services says this unprecedented situation will require some hard decisions in November.

Tricia Brooks, a senior fellow at the Georgetown University Center for Children and Families, says Congress’ inaction has forced many states to consider freezing enrollment or cutting benefits.

“States cannot wait until they run out of money to take action; in fact, doing so would be irresponsible,” she warns. “But making changes to CHIP coverage, even temporarily, takes time and will further deplete the funds that states have to pay for healthcare for children.”

Meanwhile, Brooks says lawmakers in D.C. have spent the past few months trying to repeal the ACA, pass a budget and work on tax reform.

California’s CHIP program, which is part of Medicaid, has about 1.9 million children enrolled. The state is required by law to keep the program going, so some federal money would still flow. But the federal reimbursements would drop by 38 percent – leaving the state to try and absorb the rest.

Kristen Golden Testa, California health director for the Children’s Partnership, says another program that covers 118,000 women and their newborns, is entirely dependent on federal money. So the state would either have to end it or cover the entire cost.

“It’s a difficult situation because they have to balance the responsible program operators with not wanting to unnecessarily distress the families whose children depend on this coverage,” she says.

Two committees in Congress have already agreed on CHIP policy going forward, but they haven’t figured out how to pay the $8 billion to fund the program for the next five years. Testa says the worry is that people will stop bringing their kids to the doctor, even while the insurance program remains intact.

En Peligro el Programa de Seguros de Salud Infantil Porque el Congreso No Lo Fondea

November 2, 2017 by · Leave a Comment 

SACRAMENTO, Calif. – En un movimiento sin precedentes, el Congreso dejo de fondear el Programa de Seguros de Salud Infantil durante casi un mes luego de que expiro, mandando a los estados a batallar para llenar el vacío.

Hace casi un mes que el Congreso dejo que se acabara el Programa de Seguros de Salud Infantil (Children’s Health Insurance Program) – y ahora la administración estatal de California avisa que el programa, conocido como CHIP, quebrara a finales de diciembre.

El Departamento de Servicios de Atención a la Salud de California (California Department of Healthcare Services) advierte que esta situación sin precedentes requerirá de que se tomen algunas decisiones dificiles en noviembre.

Tricia Brooks, miembro “sénior” del Centro Georgetown para los Niños y las Familias (Georgetown Center for Children and Families), dice que la falta de acción del Congreso ha forzado a los estados a considerar la suspensión de inscripciones o recortar beneficios.

“Los estados no pueden esperar hasta que se les acabe el dinero para actuar; de hecho, hacerlo seria muy irresponsable. Pero hacer cambios a la cobertura del CHIP, incluso temporales, toma tiempo. Y con el tiempo agotara los fondos que los estados deben pagar por la salud de los pequeños.”

Brooks comenta que los legisladores de DC han gastado los cinco meses pasados tratando de rechazar la ACA, aprobar un presupuesto y trabajar en una reforma tributaria.

El programa CHIP de California, que forma parte de Medicaid, tiene inscritos mas o menos uno punto nueve millones de pequeños. Al estado se le exige por ley que mantenga el programa en marcha -o de otra manera seguira fluyendo algo del dinero federal, pero los reembolsos federales bajarían en un porcentaje de 38 puntos, dejándole al estado la tarea de tratar de absorber el resto.

Kirsten Golden Testa, directora de salud en California de la Asociación de los Niños (Children’s Partnership), dice que otro programa que cubre a 118 mil mujeres y sus recién nacidos depende enteramente del dinero federal, así que el estado tendría que terminarlo o cubrir su costo completo.

“Es una situación difícil porque tienen que poner en la balanza a los operadores responsables del programa y no querer angustiar sin motivo a las familias cuyos pequeños dependen de esta cobertura.”

Dos comités del Congreso ya acordaron que siga la política de CHIP, pero no han decidido como pagar los 8 billones de dólares que costara fondear el programa durante los próximos cinco anos. Testa dice que la preocupación es que la gente deje de traer a sus pequeños al doctor, incluso si su programa de seguro permanece intacto.

El reporte esta en: https://ccf.georgetown.edu/wp-content/uploads/2017/10/CHIP-delay-10-25.pdf

Copyright © 2018 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·