Campaña de la Casa Blanca Motiva a Inmigrantes Elegibles a Convertirse en Ciudadanos

September 22, 2015 by · Leave a Comment 

El Gobierno lanzó la semana pasada una campaña encabezada por el presidente Barack Obama para fomentar que los hasta 8,8 millones de inmigrantes en situación regular en el país que se calcula que son elegibles para la ciudadanía estadounidense se hagan ciudadanos.

La campaña, “Stand Stronger” (Sé más fuerte), fue presentada en un vídeo el jueves pasado protagonizado por Obama, en el que resaltó los beneficios de ser ciudadano estadounidense.

“Al pasar a ser ciudadano estadounidense, darás un importante paso adelante para asegurar esos sueños para todos nosotros. La promesa de mejores oportunidades laborales, los derechos y libertad de los que disfruta cualquier estadounidense y la posibilidad de devolver algo al país al que ahora llamas hogar”, indicó el mandatario.

“No se trata de cambiar quién eres, sino de añadir un nuevo capítulo a tu viaje como ciudadano estadounidense y a nuestro viaje como nación de inmigrantes”, aseguró.

“Stand Stronger” cuenta con “embajadores presidenciales” como el cocinero español José Andrés (naturalizado estadounidense), la actriz Diane Guerrero, el cantante Dave Matthews y el exjugador de béisbol mexicano de Los Angeles Dodgers Fernando Valenzuela, también naturalizado estadounidense.

“De acuerdo con las estimaciones más recientes, hay aproximadamente 13,3 millones de residentes permanentes legales viviendo en EE.UU., y 8,8 millones de ellos pueden solicitar la ciudadanía”, indicó la Casa Blanca.

“Casi una de cada tres personas elegibles (para la ciudadanía) obtuvieron su estatus de residente permanente en 1990 o antes, lo que significa que han sido parte de nuestras comunidades durante décadas, pero todavía no disfrutan de todos los derechos, beneficios y responsabilidades de ser ciudadano”, apuntó el Gobierno.

Se calcula que de los 8,8 millones de inmigrantes regulares elegibles para la ciudadanía, un tercio son de origen mexicano.

La campaña tiene por objetivo último fomentar y facilitar la ciudadanía a los inmigrantes que la puedan solicitar, por lo que llevará a cabo una serie de medidas destinadas a informar en todo el país sobre el proceso y a ayudar a aquellos quienes quieran iniciarlo.

Los servicios de Inmigración y Ciudadanía, por ejemplo, ofrecerán exámenes de prueba en los teléfonos móviles para el test escrito sobre conocimientos de EE.UU. que los inmigrantes que desean naturalizarse deben aprobar.

También se llevarán a cabo talleres preparatorios de cara a este examen en las áreas rurales del país, y se permitirá que los solicitantes paguen la tasa asociada al trámite de ciudadanía, de 680 dólares, con tarjeta de crédito.

Durante esta semana, la Casa Blanca está planeando más de 70 talleres preparatorios sobre ciudadanía y unas 200 ceremonias de naturalización.

Además, en la campaña tomarán parte medios latinos de EE.UU. como Univisión y la revista Latina, que se encargarán de promocionar e informar sobre el derecho a la ciudadanía y los pasos a seguir para lograrla.

En un artículo dedicado a esta cuestión, el New York Times apuntó que la campaña se inicia en un momento (un año y dos meses antes de las elecciones Presidenciales de 2016) en el que todavía hay margen para que los inmigrantes naturalizados puedan participar en los comicios, lo que podría suponer “millones de nuevos votantes”.

Una vez iniciado, el proceso de naturalización se prolonga de media unos seis meses.

Dada la tendencia general del voto inmigrante, y especialmente del voto hispano, hacia las opciones demócratas, un aumento de las naturalizaciones podría reportar una importante ventaja para el Partido Demócrata en 2016.

 

Presupuesto Estatal Incluye $15 Millones Para Promover la Ciudadanía de Latinos

July 9, 2015 by · Leave a Comment 

El asambleísta de California Louis Alejo celebró el lunes la asignación en el presupuesto estatal de $15 millones de dólares destinados para promover la ciudadanía entre votantes hispanos elegibles con miras a las presidenciales de 2016 y para asesoría legal de indocumentados.

El asambleísta demócrata de Salinas resaltó el beneficio que esta partida tendrá para muchos inmigrantes.

“Esta es una oportunidad crucial para empoderar a grupos de inmigrantes calificados para que puedan navegar el complicado proceso de la aplicación para la ciudadanía”, aseguró.

“Tenemos la oportunidad de hacer una pequeña inversión en la inclusión y la integración de los inmigrantes, que promete dar grandes dividendos”, destacó Alejo en un comunicado firmado junto con su compañero de propuesta el asambleísta demócrata de San Francisco, David Chiu.

Los recursos estatales buscan también ayudar a cerrar la brecha de participación electoral de los votantes hispanos en California, aumentando el número de votantes en las elecciones generales de 2016.

Un informe del Proyecto de Participación Cívica de California del Centro para el Cambio Regional de la Universidad de California Davis (UC Davis), muestra que la participación hispana en la votación del 2014 disminuyó significativamente con respecto a elecciones anteriores.

El reporte, que será dado a conocer el miércoles, encontró que a pesar de que California presenta el mayor porcentaje de inmigrantes, de pobladores y de votantes latinos de todos los estados del país, el porcentaje del voto hispano disminuyó en las últimas elecciones.

“Encontramos que la participación de las comunidades latinas en el estado no es tan buena como podría ser”, declaró a Efe Mindy Romero, fundadora y directora del Proyecto de Participación Cívica de California.

De acuerdo con la investigadora de UC Davis, la participación de los hispanos en la votación total de 2014 fue sólo de 15,4%, cuando en otras elecciones similares había sido de 16,7%.

El análisis igualmente encontró una desconexión de los votantes hispanos jóvenes de California con la realidad política del estado y del país.

Un estudio similar presentado en enero por el Centro para el Cambio Regional, igualmente dirigido por Romero, reveló la misma tendencia.

Según el informe, sólo el 8,2% de los jóvenes votantes entre 18 y 24 años de edad participó en la votación de noviembre de 2014, comparado con el 18,5% de participación en la votación general en el 2010.

Aunque el reporte destaca que las votaciones generales que incluyen un voto por el presidente de la república tienen más participación, el análisis de UC Davis calcula que, no obstante, la juventud latina se está alejando marcadamente del voto.

“Los latinos presentarán la mayor disminución entre los jóvenes (votantes), al pasar de 24% en el 2014 a 15,8% en el 2040”, proyectó el análisis.

Para Luis Alvarado, un asesor de campaña republicano, una reciente decisión de la Corte Suprema de Justicia que respaldó los sistemas de redistribución electoral basados en el diseño hecho por comisiones, puede ser beneficiosa para los votantes hispanos.

“Históricamente, los electorados entraron en un sistema de mercado para mantener los distritos ‘cautivos’ para los líderes políticos dominantes”, explicó a Efe.

Por ello, con la posibilidad de redistribución de distritos, y con la presencia de más hispanos en las juntas que determinan esos sectores electorales, los hispanos pueden encontrar una mejor vida de participación.

“Lo que hemos visto con el nuevo sistema (de redistribución electoral) es que el individuo como candidato, sin importar su partido o raza tiene la capacidad de comunicarse con el electorado y decirles por qué es el mejor candidato para representar al distrito”, agregó Alvarado.

En sintonía con la nueva medida presupuestal, las organizaciones de apoyo a los inmigrantes ya anunciaron programas específicos para ayudar a que los potenciales votantes hispanos logren una presencia efectiva en las urnas.

Así, la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), presentó el 1 de julio un paquete de programas para aumentar el registro de votantes latinos en California, apoyar a aquellos que se pueden hacer ciudadanos y en definitiva impulsar su participación en las elecciones.

La campaña “DAPA delante Familia” busca que los hispanos del Estado Dorado no se queden estancados por la frustración de la suspensión de los alivios administrativos presidenciales, conocidos como DAPA y extensión DACA, sino que utilicen la fuerza electoral para buscar un cambio permanente.

Puesta bajo el lema “Ejerce tu poder”, la campaña “busca movilizar familias de ‘estatus migratorio mixto’ para ayudar a que los residentes legales se hagan ciudadanos”, explicó a Efe Jorge Mario Cabrera, portavoz de CHIRLA.

De la misma forma, en una continuación de la iniciativa entre marzo y noviembre 2016, “DAPA’ delante Familia” incentivará a los hispanos no solamente a obtener la ciudadanía, sino a registrarse como votantes y a ejercer ese derecho.

Investigadores de la Universidad del Sur de California calculan que 2,5 millones de californianos son elegibles actualmente para aplicar para la ciudadanía.

La Ciudadanía Despúes de los 70 Años: Fue Más Fácil de lo que Pensé

January 1, 2015 by · 1 Comment 

No fue, hasta cierto punto, un inicio azaroso el que vivió Claudia Jovel al llegar a suelo estadounidense hace aproximadamente 20 años proveniente de El Salvador, ya que lo hizo contando con una tarjeta que la certificaba como residente de este país.

Su hermana, una ciudadana estadounidense, se ocupó de asegurar el futuro de toda su familia una vez que obtuvo su nacionalidad al procurarle documentación a cada uno.

“Mi hermana Sandra nos pidió a todos cuando se hizo ciudadana. Eso me benefició mucho porque pude venirme con mis hijos, quienes ahora ya tienen sus propias vidas y son profesionales exitosos”, contó la señora Jovel.

Lo curioso es que, tal como otros inmigrantes con residencia legal en este país, Jovel no había hecho antes su solicitud para obtener la ciudadanía a pesar de cumplir con todos los requisitos desde hace mucho.

“Yo renové mi tarjeta en dos ocasiones, no tenía prisa para hacerme ciudadana. Además no hablo inglés y tampoco tenía el dinero”, explica Jovel, quien vive en Grand Prairie, TX.

Fue el rumor acerca de la posibilidad de cambios en la forma N-400, la cual se usa para solicitar la ciudadanía, lo que la hizo cambiar de parecer.

Jovel sometió la aplicación para hacerse ciudadana en abril de este año y en octubre 11 ya estaba frente a un oficial de inmigración haciendo su entrevista. Ahora, tras pasar todos sus exámenes, la salvadoreña está solo a la espera de su ceremonia de juramentación.

“Fue mucho más fácil de lo que pensé. Ahora me siento como si me hubiera quitado una piedra de entre los pies. Me siento muy contenta y feliz porque siento que alancé una meta muy importante a pesar de mis 74 años de edad”, expresa.

Jovel cuenta que su jornada no fue tan pesada como creía.

“Fui a un taller de Proyecto Inmigrante, ahí me llenaron la papelería,” dijo. El taller, parte de la campaña nacional New Americans Campaign, les ayuda a inmigrantes como Jovel para solicitar la ciudadanía. “Y me ayudaron a aplicar por la ayuda federal que le dan a personas de bajos recursos y así no tuve siquiera que pagar los $680 dólares que cuesta el trámite”, admite muy contenta.

Jovel habla de la forma I-912 Fee Waiver (Exoneración de pago), la ayuda que el gobierno ha otorgado por años a personas que no pueden cubrir los gastos de sus trámites de inmigración.

Al respecto, Douglas Interiano, director ejecutivo de Proyecto Inmigrante ICS, Inc., explica que esta ayuda federal no todos la aprovechan.

“Algunos de los solicitantes ni siquiera saben que existe, otros no la piden porque creen que no se las van a dar. Pero la verdad es que si llenas los requisitos y demuestras que no tienes trabajo y que tus ingresos son bajos, con toda seguridad te exoneran la cuota de $680 dólares”, asegura Interiano.

Agregó que, inluso, si en la actualidad la persona que quiere aplicar para la exoneración está recibiendo algún tipo de ayuda como WIC o estampillas, la posibilidad de ser exento del pago es mayor.

Así como Jovel, hay millones de residentes permanentes calificados para someter la planilla N-400, pero no lo hacen. La mayoría de éstos, según un estudio realizado por el Centro Nacional de Investigaciones PEW en febrero del 2014, son mexicanos.

Según el informe, los mexicanos son la minoría mayoritaria dentro de los Estados Unidos, esto incluye a inmigrantes indocumentados y residentes legales. Sin embargo, de los aptos para solicitar la ciudadanía, solo un 36 por ciento lo hace, el resto se excusa aludiendo desconocimiento del idioma, falta de interés y falta de dinero.

Los mexicanos se colocan así, muy por debajo de otros grupos latinos, 61 por ciento, que sí solicitan la naturalización en cuanto pueden.

Interiano está de acuerdo con las estadísticas.

“A muchos los detiene el idioma, a otros el dinero, mientras que otros siguen soñando con regresar algún día a su país y prefieren seguir siendo sólo residentes permanentes. Lo que ellos no entienden es que están perdiendo la oportunidad de votar y recibir otros beneficios que sólo los ciudadanos obtienen”, recalcó.

La buena noticia para Jovel es que, a sus 74 años, ya no tendrá que preocuparse en renovar su tarjeta de residente, tampoco se afanará al pensar que tendrá una entrevista con agentes de inmigración; al contrario, vivirá mucho más tranquila y disfrutando de los beneficios que este país ofrece.

“Una de las primeras cosas que pienso hacer después de la juramentación, es pedir mi pasaporte para poder votar”, concluyó la salvadoreña de la tercera edad.

Para mayor información sobre las planillas N-400 y I-912, o sobre los requisitos exigidos para dar comienzo a una solicitud de ciudadanía, visite: www.uscis.gov.

Esta historia es parte de una serie especial de New America Media sobre nuevos ciudadanos estadounidenses de la New Americans Campaign. Para más información sobre cómo puede hacerse ciudadano, ingrese a www.newamericanscampaign.org.

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·