L.A. Trae Comida Vegetariana a las Escuelas

September 7, 2017 by · Leave a Comment 

En el marco de un programa piloto que pretende dar a los alumnos opciones más saludables de comida, estudiantes de siete escuelas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) tendrán a partir del martes 6 de septiembre la opción de tomar un almuerzo vegetariano.

“Queremos darle más opciones a los estudiantes y también es una respuesta a lo que los mismos alumnos han estado pidiendo y diciendo: queremos tener comida vegetariana”, indicó a EFE Ivy Marx, especialista en nutrición del LAUSD en una entrevista telefónica.

El menú vegetariano ofrece chile con tortillas, tamales de fríjoles, salchichas, hamburguesas y emparedados al teriyaki, todos hechos con vegetales.

El programa piloto fue implementado en las secundarias Banning, Crenshaw, Fairfax, Huntington Park, Roosevelt, Sylmar y North Hollywood, donde Marx estuvo entrevistando a los estudiantes que tomaron la opción vegetariana.

“En los primeros 20 minutos se terminaron los platos que teníamos. A la mayoría de estudiantes les gustó mucho, incluso muchos no sabían que era una opción vegetariana”, explicó Marx.

La junta del LAUSD ha trabajado desde hace varios años para introducir menús vegetarianos en las escuelas del distrito, el segundo más grande del país con el 74 % de hispanos entre sus estudiantes.

En el 2013, algunas cafeterías implementaron el “Meatless Monday” (El lunes sin carne) y el año pasado las autoridades escolares apoyaron una propuesta para que el pollo que se serviría en los almuerzos no debía contener antibióticos y hormonas. El LAUSD fue el primer gran distrito escolar de Estados Unidos en aprobar una medida de esta categoría.

A pesar que la Administración Trump anunció hace unos meses que revertía parcialmente las reglas alimenticias del expresidente Obama en las que se exigía reducir las cantidades de sal, sodio y grasas saturadas, el LAUSD siguió con su idea de promover uno de los menús escolares más saludables del país.

“Nutrir a los niños para alcanzar la excelencia es nuestra misión, estamos orgullosos del desarrollo de nuestro menú de opciones veganas y los materiales para promoverlos”, dijo Joseph K. Vaughn, director de Servicios de Alimentos de LAUSD.

La medida se extenderá hasta noviembre cuando las autoridades escolares analizarán si amplían esta propuesta a todas las escuelas y cuál ha sido la respuesta de los estudiantes sobre los sabores y los platos.

“Una de las cosas más importantes es que les guste, que sepa bien, y obviamente que los almuerzos ayuden a cuidar la salud de los estudiantes”, concluyó Marx.

¿Comer Para una Vida Más Saludable? Comience con Cambios Simples

September 24, 2015 by · Leave a Comment 

Beatriz Ascencio odia cocinar con aceite de maíz.

La maestra de la Escuela Elemental Monte Vista dice que arruina el sabor de sus frijoles refritos y el de otros platillos. Aún peor, el aceite está saturado con grasas que producen mal colesterol, o LDL, el que se acumula en la venas y arterias, y aumenta el riesgo de contraer obesidad y alta presión sanguínea.

Ascencio dijo que hace años cesó en usarlo, y ahora cocina con aceite de oliva o de semillas de uva, los que son más caros pero más saludables.

Read this article in English: Eating to be Healthy? Start with Simple Changes

“Los otros tienen más grasas saturadas y muchos de sus granos son transgénicos”, dijo. Debido a que la salud de su familia le importa, Ascencio dijo servir frutas y agua con la comida, en vez de refrescos azucarados.

Mis cuatro hijos, quienes son adultos jóvenes, se alimentan mejor. Como resultado, “no tenemos casos de artritis o problemas cardiovasculares en mi familia”, Ascencio le dijo a EGP orgullosamente.

Ella admitió que aún comen en McDonald’s los fines de semana, pero solo hamburguesas de pollo, porque sospecha que las de carne están alteradas con hormonas de crecimiento.

Sin embargo, Ascencio no representa un ejemplo de constancia entre las familias latinas.

Para muchos latinos, su comida es sinónimo de experiencias culturales y culinarias. Los cumpleaños, graduaciones y días festivos se celebran con enchiladas, carnitas, tacos, menudo y otros platillos tradicionales heredados por generaciones.

La maestra Beatriz Ascencio afuera de la escuela  (EGP foto por Alfredo Santana)

La maestra Beatriz Ascencio afuera de la escuela (EGP foto por Alfredo Santana)

Por desgracia, las costumbres de cocinar con manteca o con grasas saturadas, o de preparar bebidas como la horchata, compuesta de arroz molido con azucares procesados presentan riesgos muy peligrosos para la salud.

Cambios en las dietas alimenticias y el hacer ejercicio son vitales para mejorar la salud de una familia, pero esto es complicado para los padres, quienes trabajan todo el día y tienen poco tiempo para cocinar platillos saludables, indicó Lorraine Estradas, ejecutiva en jefe de la clínicas sin fines de lucro Arroyo Vista Family Health Center, que operan en Highland Park, Lincoln Heights y El Sereno.

La clínica Arroyo Vista en la calle Figueroa de Highland Park atiende a unos 350 pacientes al día. La mayoría sufren de enfermedades menores y obtienen mamografías, exámenes de sangre y revisiones dentales.  Ocasionalmente algún paciente llega muy enfermo, y es trasladado en ambulancia al hospital de emergencias más cercano.

La clave radica en educar a los pacientes para que no lleguen a ese extremo, Estradas le dijo a EGP. “Debemos enfatizar que necesitamos sentirnos bien y estar bien para continuar con buena salud”, dijo en referencia a la misión de la clínica Arroyo Vista de ayudar a sus pacientes a adoptar estilos de vida saludables.

Un estudio conducido por la Asociación Americana para la Diabetes, titulado “El Costo Económico de la Diabetes en los Estados Unidos en el 2012”, indicó que los casos de diabetes en los latinos son casi el doble comparados a los de los anglosajones. En el 2012, los latinos con diabetes tipo 1 o 2 contabilizaron el 12.8% del total, mientras que sólo el 7.6% de los blancos sufrieron de ellas.

Este estudio, publicado en el 2013, reportó que el costo total de tratamientos de la diabetes aumentó de $174 mil millones en el 2007 a $245 mil millones de dólares en el 2012, un incremento del 41% en solo cinco años. El costo de atender a un paciente diabético es 2.3 más caro que el que no padece este mal.

Estradas, quien tiene una licenciatura como enfermera, dijo que los profesionales de la clínica Arroyo Vista atienden a sus pacientes y les informan, en inglés y en español, las causas de sus enfermedades y como pueden adoptar cambios en sus vidas para recobrar la buena salud.

“Organizamos ferias de la salud e impartimos clases sobre la diabetes, asma y otras enfermedades crónicas”, dijo Estadas. “Podemos ayudarles a mejorar su salud o a prevenir enfermedades. Les recomendamos someterse a exámenes físicos anuales y a las mujeres a mamografías”.

“Cuando un médico desarrolla un plan de tratamiento, este incluye nutrición, ejercicios y consejería. Nuestras enfermeras dan seguimiento a los pacientes para enterarse si necesitan ayuda con clases, ejercicios y medicinas”, indicó Estradas añadiendo que cualquier persona puede asistir a la clínica, sin importar su estatus migratorio o nivel de ingresos.

Para la familia Huerta, el comer saludablemente es cuestión de vida o muerte.

Leydi Huerta  mencionó que en el 2013 a su esposo le diagnosticaron diabetes por consumir “muchas cosas dulces, bebidas y refrescos”. El señor Huerta trabaja como electricista.

Leydi, quien es madre de dos niños, dijo que ya no cocina con manteca, porque es dañino para el corazón, y notó un cambio en la salud de su familia. Huerta tiene 27 años, sirve agua durante la comida, y le prohibió a sus hijos beber refrescos. Cuando los niños se dieron cuenta que su papá estaba enfermo, no se resistieron a los cambios en la dieta, la que ahora incluye vegetales y comidas de mejor calidad. Raramente piden ir a restaurantes de comida chatarra.

Dos años después de haberse enfermado, el señor Huerta bebe agua, dejó los refrescos, y mejoró su salud, dijo su esposa, quien se mostró animada.

La doctora Martha Rivera, quien trabaja en el Centro para la Salud Optima de Boyle Heights, dijo que muchos latinos desconocen como mantenerse saludables, y necesitan educarse para alimentarse mejor con buenos nutrientes y proteínas. En ocasiones el enfoque debe estar en la preparación de los alimentos, aseveró Rivera.

“Necesitan comer garbanzos preparados en formas distintas, comer tortillas en pequeñas porciones y agregar nopales”, dijo Estradas. “Necesitamos…educarles sobre los efectos a corto y a largo plazos causados por comer grasas saturadas comparadas con comer buenas grasas vegetales. Necesitamos educarles sobre las bondades del comer salmón”.

Rivera dijo que algunas carnes rojas y de aves inflaman las articulaciones de las rodillas y las manos, y contribuyen a la diabetes. Los alimentos preparados con soya son fuentes de proteína vegetal, y brindan nutrientes que mantienen a los músculos saludables.

Rivera indicó que la juventud latina es propensa a enfermarse de diabetes por alimentarse mal.

Por su parte, Estradas dijo que los padres latinos deben poner atención a las comidas que sus niños ingieren en las escuelas, las que con frecuencia son preparadas con ingredientes de baja calidad que los engorda.

“No observamos que las escuelas alimenten a los niños saludablemente y los ejerciten para que se desarrollen saludablemente”, dijo Estradas. “Necesitamos eliminar las comidas chatarra y el ingerir calorías que les vuelva obesos a una edad temprana”.

Estradas agregó que deben de adoptar hábitos saludables de alimentación desde pequeños, porque “una vez que ya crecen, los hábitos permanecen”.

“Es importante guiar a nuestros niños por el camino de la salud”, concluyó Estradas.

Una Dieta Balanceada con Tacos de Tofu

September 24, 2015 by · Leave a Comment 

¿Qué son los transgénicos? La instructora Laura González preguntó a su clase de Cocina Saludable el viernes pasado.

“Genéticamente modificados”, respondió uno de los estudiantes adultos.

“Y para el beneficio monetario”, agregó González, ante las más o menos 30 personas en la clase, algunos con un historial de problemas de salud.

Read this article in English: Balancing Diet with Tofu Tacos

La clase se lleva a cabo dos veces al mes en el Wellness Center (centro de la salud) dentro del Hospital del Condado de Los Ángeles, LAC-USC Medical Center. Y fue creada para enseñar a la gente buenos hábitos alimenticios que podrían conducir a una vida más larga y saludable.

La clase de la semana pasada se centró en cómo los alimentos procesados pueden desequilibrar el pH de las personas (poder de hidrógeno).

“Vamos a hablar de los cuatro monstruos blancos; el azúcar, la sal, la harina y el aceite”, González le dijo a la clase.

La mayoría de sus estudiantes son mayores de 50 años. Varios fueron referidos por sus médicos para aprender a intercambiar los malos hábitos alimenticios por opciones más saludables para bajar su colesterol y el riesgo de enfermedades como el cáncer y el lupus, una enfermedad crónica autoinmune que puede dañar cualquier parte del cuerpo.

“Me diagnosticaron con lupus cuando tenía catorce años”, Cecilia Aguilar de cincuenta años de edad, le dijo a EGP.

Por orden de su doctor, Aguilar comenzó a asistir a las clases de cocina el año pasado.

Al paso del tiempo, ella ha notado el tremendo cambio positivo al tomar simples pasos como agregar menos sal a la comida, cambiar de manteca a aceite de semillas de uva al cocinar y comprar comida orgánica lo más que pueda.

“Con mi nueva dieta balanceada, hasta mi doctor esta impresionado”, dijo Aguilar. “Mi lupus esta en remisión ahora”, orgullosamente añadió la residente de Montebello.

L.A. Care Health Plan, una agencia local independiente que provee salud médica a residentes de bajos ingresos del condado de Los Ángeles, ofrece varios servicios de prevención e intervención, tales como las clases de cocina y las de ejercicio y talleres sobre la prevención de hipertensión, diabetes y como lidiar con la enfermedad del Alzheimer.

La instructora Laura Gonzalez les enseña a sus estudiantes como cocinar platillos tradicionales más saludables. (EGP foto por Jacqueline García)

La instructora Laura Gonzalez les enseña a sus estudiantes como cocinar platillos tradicionales más saludables. (EGP foto por Jacqueline García)

Las clases de educación para la salud y de ejercicios son gratuitas y abiertas al público en general, de acuerdo con Jovita Murillo, administradora del Centro de Recursos Familiares con L.A. Care.

En la clase de cocina, “proporcionamos clases de intervención en las que tenemos platos mexicanos y latinoamericanos que se hacen de una manera muy saludable”, dijo.

Queremos que los estudiantes aprendan a cuidar de su salud, “por lo que cada clase tiene un componente de educación y un componente de cocina”, explicó Murillo.

César Vázquez ha tenido colesterol alto por más de 10 años. El año pasado, su médico le habló de una clase que enseña qué alimentos comer y cuáles evitar para bajar su colesterol.

“Y así fue como empezó mi cambio: comencé a comer más saludable, hacer más ejercicio y hace unos seis meses, dejé de tomar medicamentos recetados”, Vázquez le dijo a EGP.

Vázquez dijo que su nivel de colesterol había llegado hasta 300, pero mediante la adopción de nuevos hábitos alimenticios más saludables, ha logrado reducirlo a menos de 150.

“Ahora estoy entre 115 y 125, muy normal para un hombre de mi edad”, dijo el residente de Boyle Heights de 56 años.

Un estudio realizado por la revista de la Asociación Americana del Corazón descubrió recientemente que casi la mitad de todos los adultos latinos no sabían que tenían colesterol alto, y de los que lo sabían, menos de un tercio había recibido tratamiento para ayudarles a tenerlo bajo control.

“Los hispanos son unos de los grupos étnicos con más rápido crecimiento en Estados Unidos, con 52 millones. Sin embargo, su conocimiento y manejo de los niveles altos de colesterol esta muy por detrás de otros grupos étnicos”, señala el informe, que apoya firmemente una educación más amplia para latinos sobre la importancia de mantener niveles saludables de colesterol para tener “un impacto significativo en la salud pública y reducir la carga de enfermedades del corazón en América”.

Por esta razón, informar a la comunidad es una prioridad para L.A. Care, según Murillo. Ella dijo que muchos pacientes están viendo cambios positivos debido a su nuevo estilo de vida más saludable.

Fabiola Martínez, de 53 años, sufre de colesterol alto y artritis. Aseguró a EGP estar muy contenta de los cambios que ha hecho en su dieta y le han ayudado a bajar sus niveles de colesterol, perder peso y reducir el dolor que tenía por mucho tiempo. “Antes, sentía como que estaba teniendo un ataque al corazón con palpitaciones muy fuertes”, dijo.

“Yo no sabía cómo cocinar sano y no sabía acerca de muchos de estos cambios fáciles hasta que empecé a asistir a esta clase”, explicó, feliz con los resultados. “Ahora como más frutas, verduras, porciones más pequeñas y más a menudo durante todo el día”.

Pasos sencillos, como el cambio de la carne al tofu o consumir alimentos al vapor en lugar de fritos, están poco a poco ayudando a estos estudiantes a tener una vida más larga y saludable, dijo González.

“Tratamos de ayudar a todos los estudiantes a entender que el consumo saludable es mejor”, dijo. “A veces los alimentos orgánicos son más caros, pero a largo plazo, son mejores”, agregó.

Por el momento, la clase de cocina sólo se ofrece en español, un reflejo del área que el Wellness Center sirve, y la alta necesidad en la comunidad latina, explicó Murillo.

Las clases se han vuelto tan populares, que estamos tratando de ampliarlo a todos los viernes, agregó Murillo.

Durante la última media hora de la clase, González enseñó a los estudiantes cómo cocinar tacos más saludables, elaborados con chiles poblanos, tofu y crema agria baja en grasa.

“Tiene todos los nutrientes necesarios en un plato; vegetales, granos, proteína y lácteos y es muy fácil de hacer”, González le dijo a la clase mientras concinaba.

Cuando el platillo estuvo listo, los estudiantes inmediatamente se acercaron para disfrutar de una versión más saludable de un platillo favorito tradicional.

Para más información sobre las clases de cocina de LA Care visite www.lacare.org.

 

RECETA- Rajas de Poblano con Tofu

Ingredientes:

4 chiles Pasilla Verdes Poblanos

1 cebolla grande rebanada 

2 dientes de ajo finamente picado

2 cucharadas de aceite de oliva

½ caja de tofu fresco

1 taza de crema agria “baja en grasa”

½ taza de leche 2%

½ taza de chile campana rojo rostizado

sal al gusto

 

Instrucciones:

1. Azar los chiles sobre un comal hasta que quede asado por todos lados de manera uniforme.

2. Colocarlos en una bolsa plástica a que reposen por 5 minutos. Pelarlos abrirlos y quitarles la semílla y el tallo. Enjuagarlos y cortarlos en rajas.

3. Quite el exceso de agua del tofu, lávelo y córtelo en cubos pequeños.

4. En un sartén caliente, agregue el aceite de oliva, fría la cebolla hasta que este transparente, agregue el ajo, el chile pasilla y chile poblano rostizado y déjelo sazonar por 3 minutos.

5. Incorporar perfectamente el tofu. Agregue la crema baja en grasa y la leche. Sazone con sal al gusto.

6. Cocínelo por cinco minutos más, hasta que la salsa este concentrada.

7. Sírvase en tacos o tostadas con lechuga, o acompañado con arroz integral.

 

—-

Twitter @jackieguzman

jgarcia@egpnews.com

 

 

 

 

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·