Ciudades Locales Advierten a Usuarios de Agua que Ayuden a Conservarla

July 24, 2014 by · Leave a Comment 

La residente de Montebello Leticia González dice que está haciendo su parte para conservar el agua, tanto dentro como fuera de su casa durante la grave sequía de California.

Ella se asegura de no dejar correr el agua cuando lava los platos o se cepilla los dientes, e incluso sustituyó sus cabezales de ducha, sistema de riego y la lavadora por los modelos más eficientes, que ahorren agua. Pero no todo el mundo en el barrio de González están concientes y eso le molesta.

“Es frustrante cuando usted hace su parte y nadie más está haciendo la suya”, dijo González sobre algunos de sus vecinos.

“No hay nadie que monitoree eso… es necesario que haya un mayor alcance a los residentes para que sepan lo que significa desperdiciar el agua”, González le dijo a EGP.

Read this article in English: Local Cities Warn Water Customers to Conserve

La Junta de Control de Recursos de Agua del Estado aprobó la semana pasada una norma de emergencia que podría ser la respuesta para que derrochadores de agua cambien sus hábitos.

En enero pasado, el gobernador Brown declaró emergencia de sequía en todo el estado y pidió a los californianos a reducir el uso de agua en un 20 por ciento, pero desde entonces el consumo de agua ha aumentado en todo el estado. En respuesta, la nueva norma hará que algunas prácticas previamente voluntarias de conservación sean obligatorias y habrá la prohibición del riego de  calzadas y aceras y el uso de mangueras sin boquilla de cierre. Las fuentes que no recirculan el agua quedan prohibidas.

El riego al aire libre se limita a dos días a la semana bajo estas reglas, las cuales da a agencias locales la autoridad para emitir multas de hasta $500 por violaciones para quienes dejan correr el agua en las aceras y calles.

También se exige a los proveedores de agua informen sobre el uso per cápita de los reguladores.

Muchas ciudades, como de Bell Gardens, Monterey Park, Montebello, Commerce y Los Ángeles, junto con sus agencias de agua, han promulgado algunas restricciones durante todo el año en el número de días y horas de riego al aire libre.

Durante la escasez más grave, cada ciudad puede declarar el nivel 1, 2 o 3 escasez de suministro de agua para restringir aún más el uso del agua.

Felicia Marcus, presidenta de la Junta Estatal de Agua, dice que California se enfrenta a su peor sequía en décadas. La mayoría de los residentes de California utilizan agua más afuera que dentro de sus hogares, de acuerdo con estadísticas de agua. En algunos vecindarios, más de la mitad del agua que se consume se va a los céspedes y jardines.

“Lo menos que los californianos urbanos pueden hacer, es no desperdiciar agua en uso al aire libre”, dijo Marcus, y advirtió que la sequía podría hacerse más severa con el tiempo.

Un empleado de Parques y Recreaciones de Bell Gardens riega el cesped en Veterans Park. (EGP foto por Nancy Martinez)

Un empleado de Parques y Recreaciones de Bell Gardens riega el cesped en Veterans Park. (EGP foto por Nancy Martinez)

El martes, la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles votó para adoptar normas de emergencia del estado que toman efecto el primero agosto en sus instalaciones y los usuarios del agua en las áreas no incorporadas.

El Director de Obras Públicas de Bell Gardens Chau Vu dijo a EGP que el tema de si la ciudad debe activar su plan de escasez de suministro de agua para restringir el número de días de riego podría llegar ante el consejo de la ciudad tan pronto como el 11 de agosto. Mientras tanto, la ciudad esta comprometida a educar a los contribuyentes acerca de la escasez mediante la inserción de recordatorios para ahorrar en facturas de servicios públicos de los clientes.

El Director de Obras Públicas de Monterey Park Ron Bow le dijo a EGP que la ciudad ha tenido éxito en el pasado para conseguir que los residentes reduzcan voluntariamente su consumo de agua, y planean intensificar el alcance para llegar a más gente.

La parte más difícil para las ciudades será multar a los infractores de agua, dijo Bow.

Las tarifas de agua están subiendo en Monterey Park y la residente Mercedes Bermúdez dice que ya está siendo más cautelosa acerca de la cantidad de agua que utiliza.

“Este es el momento perfecto, con el aumento de tarifas de agua, para educar al público sobre la conservación”, dijo Bow.

Hacer cumplir la norma podría ser más difícil en algunas ciudades donde se han producido recortes de personal. Y mientras que empleados de Bell Gardens salen en busca de factores de pérdida de agua, Vu deja en claro que no hay “policía del agua” en la ciudad. Ella dijo que la ciudad cuenta con residentes para reportar infractores: “Tenemos ojos en todas partes”, dijo.

Rafael Cárdenas dice que él ha llamado personalmente al departamento de obras públicas de Bell Gardens para informar del desperdicio de agua en los parques de la ciudad.

La gente está acostumbrada a sólo encender su grifo y sale agua, así que conseguir que empiecen a conservar no es tarea fácil.

“La gente necesita saber repetidamente acerca de la [importancia] de conservación”, dijo la residente de Montebello Maria Fuentes. “La gente no sabrá que están violando la ley si no se les dice nada”, dijo.

Eileen Xie, quien estrictamente riega su jardín por las noches, dijo a EGP que sus vecinos de Monterey Park no van a la ciudad cuando ven que el agua se desperdicia, sino que van directamente a la fuente del problema. En muchas ocasiones, Xie y sus vecinos llamarán unos a otros si ven aspersores rotos en sus jardines.

Cynthia González ve la conservación del agua como una manera de prevenir que la ciudad de Bell Gardens eleve sus tarifas del agua, que no han subido en las últimas décadas a pesar de que el departamento ha estado en números rojos durante años.

Para algunas personas, es una cuestión de estética. Algunos residentes temen que lo que obligó a reducir el uso de agua hará que sus patios se vuelvan marrones y hará que su casa se vea deteriorada.

La residente de Monterey Park Pilar Bermúdez dice que las alzas en las tasas de agua la han hecho más cautelosa acerca de la cantidad de agua que usa, sin embargo, está en conflicto cuando se trata de su patio. “Siempre quiero asegurarme de que mi césped no se haga color marrón”, le dijo a EGP.

El personal de Bell Gardens y de Monterey Park le dijeron a EGP que sus ciudades también están haciendo su parte mediante la reducción de riego en parques de la ciudad. El parque Ford de Bell Gardens tiene incluso céspedes artificiales de fútbol y utiliza agua reciclada para el riego, dijo el personal.

La cascada con el mismo nombre, Cascade, ubicada frente al Bulevar Atlantic en Monterey Park recircula su agua, pero Bow le dijo a EGP que muchas otras fuentes tal vez “pronto tendrían que ser apagadas” si la sequía empeora. A pesar de que el agua de la cascada esta en constante funcionamiento no se evapora tan rápidamente como el agua que no se mueve, Bow le dijo a EGP que bajo estricta escasez de suministro de agua podría requerir que la cascada se apagará también.

La Concejal de Bell Gardens Jennifer Rodríguez le dijo a EGP que la ciudad tiene la responsabilidad de asegurarse de que “explique el valor del agua” a una comunidad que podrían no entender la importancia.

“No se trata de ser multado, se trata de ayudar y conservar el agua”, hace eco Fuentes.

Información City News Service utiliza en este artículo.

—-

Twitter @nancyreporting

nmartinez@egpnews.com

 

 

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. ·