Febrero 6 es la Nueva Fecha Límite para Inscripción de Seguro de Salud

February 4, 2016 by · Leave a Comment 

La comunidad hispana y las autoridades sanitarias de California apuran las horas para sumar aplicaciones de hispanos para el seguro de salud estatal, cuyo plazo de inscripción vencía el 31 de enero, pero se ha extendido para completar este proceso hasta el 6 de febrero.

“Queremos alentar a la comunidad latina a inscribirse lo más pronto posible en un plan de salud económico y de calidad de Covered California”, aseguró el domingo en declaraciones a Efe Lizelda López, portavoz de Covered California.

Las autoridades anunciaron el pasado viernes que han ampliado el plazo para completar la inscripción hasta el sábado 6 de febrero, para lo cual es necesario que el solicitante pida una cita con un agente o asesor certificado de Covered California, o también para quienes deseen continuar con los tramites de la solicitud de inscripción si se iniciaron antes de la media noche del 31 de enero.

“Si [empezaste] antes del domingo, nuestros representantes del Centro de Servicios y reclutadores certificados te ayudarán a cruzar la línea de meta para el día 6 de febrero”, aseguró Peter V. Lee, director ejecutivo de Covered CA.

La población hispana es la de menor participación en planes de salud a través de la Ley de Cuidado Asequible de la Salud (ACA) y de Covered California, el programa estatal.

Por ello, California busca que a los 270.000 hispanos que se habían inscrito ya a la iniciativa antes de junio de 2015, se sumen más durante el actual periodo de registro.

Según López, la campaña de difusión ha dado frutos entre la población general. A pesar de que aún no se tienen datos específicos sobre la comunidad latina, en la última semana el número de inscritos aumentó de manera considerable.

Hasta el pasado miércoles, más de 329.000 personas se sumaron al programa de cobertura médica ofrecido a través de Covered CA, mientras que 148.000 adquirieron un seguro dental.

“Hemos hecho todo lo posible por informar a la comunidad latina, en inglés y español, sobre la opción de comprar un buen plan de salud con ayuda financiera del gobierno federal para pagar las cuotas mensuales”, explicó López.

Las autoridades insistieron en que las familias con bajos recursos económicos recibirán fondos y ayudas para acceder a un seguro.

A su vez, quienes opten por no asegurarse serán multados cuando presenten la declaración de la impuestos este año. La cantidad a pagar será la mayor de dos posibles escenarios: la aplicación de un 2.5 por ciento sobre los ingresos familiares anuales, o una sanción de 695 dólares por adulto y 347.5 por menor hasta un máximo de 2.085 por hogar.

Las autoridades de salud además recalcaron que los inmigrantes indocumentados pueden inscribirse en los planes de Covered CA sin temor a que su información personal sea compartida con agencias federales o estatales migratorias.

Jan. 31: Last Day to Avoid Health Coverage Tax Penalty

January 28, 2016 by · Leave a Comment 

There are just four days left to avoid being hit with a big tax penalty for not having health insurance coverage as mandated under the Federal Patient Protection and Affordable Care Act, more commonly referred to as Obamacare.

A recent report from the Henry J. Kaiser Family Foundation estimates that the average household penalty in 2016 will be $969, which is a 47 percent increase from 2015. The report also estimates that “75% of people who are eligible for premium subsidies” could be subject to the penalty, according to the state-run health insurance exchange, Covered California.

The law requires most Americans to have health insurance or pay a penalty known as the “shared responsibility payment.” Individuals with insurance coverage provided through their employer are covered under the law.

Failure to sign up in time could lead to a big tax bill. The deadline to apply for coverage to avoid paying a penalty on 2016 taxes is Jan. 31.

“We want to make sure everyone understands the new connection between health care and taxes,” Covered California Executive Director Peter V. Lee said.

The amount of the fine a person will pay depends on one of the two methods used to calculate it, but in either case, the uninsured consumer will pay the higher amount.

The first calculation is 2.5 percent of household income, with a maximum of the total yearly premium for the national average Bronze health insurance plan premium. The second calculation is $695 per adult plus $347.50 per child under the age of 18, with a maximum of $2,085.

On Saturday, Health Net’s East L.A. Community Resource Center will offer free assistance between 11 a.m. and 3 p.m. to those who need help understanding their options and applying before the Sunday deadline. Spanish-speaking enrollment counselors will be available to help, according to a Health Net statement.

Whether applying at Health Net Resource Center (5047 E. Whittier Blvd.) or through some other method, consumers will need to have proof of current income for all family members, such as tax returns, W-2s or recent pay stubs; Social Security numbers or Individual Taxpayer Identification Numbers (ITINS) and date of birth for each household member.

Consumers can sign up online at www.CoveredCA.com or by calling (800) 300-1506 to enroll over the phone or to find in-person help in their communities. In-person enrollment assistance can be found by visiting http://www.CoveredCA.com/get-help/local and searching for enrollment help by ZIP code.

Califoria se Enfoca en Latinos y Afroamericanos en la Nueva Ronda de Obamacare

November 5, 2015 by · Leave a Comment 

En su tercer periodo de inscripción que comenzó el primero de noviembre, Covered California todavía enfrenta grandes desafíos para registrar a afroamericanos y latinos.

“Sabemos que nos hemos quedado cortos con los que se han inscrito hasta ahora”, dijo Peter Lee, director ejecutivo de Covered California, el mercado de salud del estado. “Queremos estar seguros de llegar a aquéllos que todavía no tienen seguro”, agregó durante una reunión sobre el mercado y los planes para darlo a conocer.

Alrededor de 2.4 por ciento de los cerca de 1,3 millones de inscritos son afroamericanos, sólo la mitad de los afroamericanos que se consideran elegibles para recibir subsidios, por su nivel de ingresos. Otro 30 por ciento son latinos; 37 por ciento de los cuales son considerados elegibles para subsidios, de acuerdo a datos de Covered California.

En contraste, la inscripción de blancos no hispanos y asiáticos ha excedido las proyecciones de elegibilidad, lo que significa que Covered California ha llegado mejor a estos grupos. Los datos de inscripción estatales no son exactos, porque más de un cuarto de los inscritos no informa sobre su etnia.

Cerca del 55 por ciento de las 32,3 millones de personas que a nivel nacional todavía no tienen seguro son personas de color, incluyendo 34 por ciento que se identifican como hispanos/latinos y el 14 por ciento que se identifica como negro, de acuerdo con datos de la Fundación Familiar Kaiser (KFF).

En California, alrededor de 2,2 millones de personas permanecen sin seguro pero son elegibles para el Medi-Cal o para los planes de seguro de Covered California, dijo Lee. Suelen ser latinos o afroamericanos, y más jóvenes y ligeramente más ricos que los afiliados actuales, y podrían haber clasificado para los subsidios o el Medi-Cal, la versión estatal del Medicaid.

Las explicaciones sobre las razones de la desproporcionadamente baja inscripción de latinos y afroamericanos que son elegibles varía. “Tenemos gente que no confía en el gobierno”, dijo Dan Daniels, director del área costera de la Conferencia del Estado de California de la NAACP, que supervisa el alcance de la Ley de Cuidado de Salud en su región.

Daniels también citó las actitudes de los “jóvenes invencibles”, que son lo suficientemente sanos como para pensar que no necesitan cobertura y que pueden pagar la multa mandatoria por no tener seguro médico. La penalidad en el 2016 se incrementará a $695 por persona o el 2.5 por ciento del ingreso, lo que sea más alto.

Entre los latinos que son residentes legales, existe el miedo  de que aplicar para el seguro de salud a través de Covered California pondrá en peligro el estatus migratorio de otros miembros de la familia, dijo Larry Levitt, vicepresidente senior de KFF. Y la asequibilidad sigue siendo una preocupación inminente para las personas de color de mayores ingresos, que pueden no ser elegibles para los subsidios o para el Medi-Cal.

Por ejemplo, Kemisha Roston, una abogada contratista de 38 años de Riverside, dijo que ella hace mucho dinero como para calificar para estos programas, pero no lo suficiente como para solventar las primas de los seguros no subsidiados de Covered California —que alcanzan los $300 por mes—, mientras ella paga la deuda de la universidad.

“Estoy viviendo de cheque en cheque, porque el mercado de abogados está muy saturado”, contó Roston. “Mi salud es bastante buena ahora, por lo que no necesito ir al doctor. Cuando tengo que ir, voy a clínicas gratuitas o a Planned Parenthood. Estoy consternada porque si algo me pasara no tengo seguro”.

El mercado ha gastado más dinero en marketing y difusión que otros mercados, con menos que mostrar, dijo Héctor De la Torre, director ejecutivo del Transamerica Center for Health Studies.

“Tienes estos desafíos en estas comunidades y lleva más que un comercial de TV para que tomen conciencia de lo que tienen que hacer, no es algo que se logre en 30 segundos”, dijo De la Torre, refiriéndose a la necesidad de educar a la gente sobre el valor básico del seguro de salud. “Ahí es donde Covered California no ha hecho todo lo que podía para llegar a estas personas. Es un esfuerzo de comunicación que debe hacerse cara a cara”.

Covered California ha destinado cerca de $50 millones para mercadeo, y otros $13 millones para los navegadores, los consejeros capacitados que ayudan a las personas a aprender sobre el mercado de seguros y a inscribirse para tener cobertura. El mercado va a lanzar campañas enfocadas en los latinos y afroamericanos. El periodo de inscripción abierta de Covered California termina el 31 enero del 2016.

Kaiser Health News es un programa editorial independiente perteneciente a la Fundación Familiar Henry J. Kaiser.

For Latinos, Ideas About ‘Quality Healthcare’ Need to Evolve

September 17, 2015 by · Leave a Comment 

Miguel Angel Chavez was born with “crooked” feet.

Now 36-years-old, he’s already endured two reconstructive surgeries to try to correct the problem. Today, Chavez makes no bones about the pain he suffers daily, or his need for medication just to keep walking.

Chavez lives in Pico Rivera but travels once a month to a clinic in Highland Park where he receives ongoing treatment for the problem with his legs and feet. He also gets help dealing with a past brush with drug abuse.

His problems can be traced back to the chronic pain caused by his birth defect, he told EGP. “I was three months old when I had my first foot surgery,” he explains, adding he was two-years-old before he started to walk.

Miguel Angel Chavez is glad his Medi-Cal plan covers treatment for the pain in his legs, a pre-existing condition. (EGP Photo Alfredo Santana)

Miguel Angel Chavez is glad his Medi-Cal plan covers treatment for the pain in his legs, a pre-existing condition. (EGP Photo Alfredo Santana)

“I tell my doctor that my feet hurt and ask him to give me pain medication,” said Chavez, explaining his doctor listens but must still be convinced he needs the pain medication to get by.

According to Chavez, he has never used orthopedic devices to alleviate his pain, but does wear high-top leather boots to support his ankles and shins, a practice he says tires out his legs.

Born in Twenty-Nine Palms, CA., Chavez said he is blessed Medi-Cal has paid for almost all his medical procedures  — despite his bouts with opiates and alcohol.

He thanks Obamacare for expanding his health coverage, which has made it easier to get care despite his pre-existing condition.

Lea este artículo en Español: ‘Salud Médica de Calidad’ Evoluciona Entre los Latinos

“I’m not into politics and I am a Christian, ” points out Chavez, a reference to the ongoing efforts by Republicans and some conservative, right-leaning groups to dismantle President Obama’s landmark expansion of healthcare. “ But I think Obamacare is wonderful: It has helped me a lot,” he told EGP.

Chavez’ story is just one of the many examples of people who now have medical insurance coverage and are trying to get it to work for them in a way they think best meets their need.

Healthcare providers are now being challenged to meet those expectations, some of which are long-rooted in what patients like Silvia Nuevo think quality healthcare looks like.

Nuevo’s three children attend Richard Riordan Primary Center on Monte Vista Street in Northeast Los Angeles. She told EGP she takes each of them for a medical checkup at least once a year. Nuevo said she doesn’t worry about taking them to the doctor when they catch the flu or some other illness because they have Medi-Cal.

In her view, her children are getting the right care if the doctor prescribes an antibiotic or some other type of medicine.

“I tend to expect the doctors to give them medicine, or a prescription. That’s what I think” they should do, said the Highland Park resident in Spanish. She wants her children to stay healthy and if she thinks the doctor is doing a poor job, she’ll find another one.

According to health experts, most Latino patients expect doctors to give them a prescription for medicine if they are sick, either to take in the doctor’s office or at home.

The Affordable Care Act, commonly known as Obamacare, has expanded coverage to thousands of low-income Latinos who can now afford to receive medical care at clinics and hospitals.

While the increased number of younger Latinos with coverage is being celebrated, medical professionals say they are still struggling to change patients’ attitudes toward prescription drug and alcohol consumption.

A study conducted by the Kaiser Family Foundation released in July reported that 68% of all eligible Californians are enrolled in Covered California — the healthcare marketplace exchange run by California’s Department of Healthcare Services — compared to only 58% insured when the first round of enrollments opened in 2014.

The survey, titled “California’s Previously Uninsured After the ACA’s Second Open Enrollment Period,” reported that 88% of all the insured receive subsidies to help them pay for their policies.

Peter Lee, executive director of Covered California, said these figures clearly show that Obamacare is working as intended in California.

In 2014, Covered California subsidized 348, 938 residents in Los Angeles County alone, excluding Medi-Cal recipients. Across the state, 200,261 Mexican-Americans received some form of subsidy, compared to 2,745 Puerto Ricans and 1,537 Cuban-Americans. People of mixed ancestry totaled 8,647.

Covered California reported that 28% of all new enrollees this year identify as Latino, including 228,766 who signed up for private insurance plans. Half of the 311,741eligible enrollees, who did not pick a coverage plan before the Feb. 15 deadline, self-identified as Latino, according to Covered California.

The question remains, however, does having health insurance change people’s habits when it comes to when and where they get their care, or what they expect doctors to do for them?

In Chavez’ and Nuevo’s cases, the answer would appear to be no.

Young adult and adolescent Latino patients, particularly those born in this country, have stubborn mindsets about prescriptions, but don’t always get want they want.

In addition to a heavy school load, many young Latinos have to work to contribute to their families’ finances, and some will succumb to the stress and pressure from friends at parties, where they’ll mix drugs and alcohol.

Dr. Martha Rivera, a pediatrician who sees young adults at Optimal Healthcare Center in Boyle Heights, said family interaction is an important part of achieving a better health balance for youth who suffer from anxiety, and may self-medicate with drugs and alcohol.

“I do integrated medicine, which includes prevention and nutrition and many of my patients walk out without prescriptions,” Rivera said. “Instead, I tell them to avoid medical marijuana or more and more medicine,” the doctor explained. “I teach them relaxation [techniques] to avoid chemical imbalances. We are getting back to basics.”

Rivera said most of the 35-40 patients she sees a day are under 21: on Oct. 1, she will open a new office where she will see more adults.

“I mostly see patients with Medi-Cal, who pay out of their pocket for the cost of medicine when they get prescriptions, like Tylenol. They pay with cash. They find out it’s better to do that than to go to McDonald’s,” Rivera said about her effort to change their way of thinking. “Most find Obamacare very confusing,” she said, but “want to find out how it works.”

Obesity rates among young Latinos is high, which puts them at higher risk for cardiovascular diseases and diabetes, the doctor said.

Rivera, whose clinic is within the White Memorial Medical Center complex, said she recently started a series of health classes to encourage Latino parents to vaccinate their offspring early and to improve nutrition and preventive care among youth and adults.

“We really want to avoid fatty foods in the Latino culture. I know that is difficult, knowing how adults and people think within the Latino culture, but we need to do it,” Rivera stressed.

Meanwhile, Hector Flores, a physician who heads the family medicine program at White Memorial, says adult immigrants feel at ease when they visit a doctor who understands their language and many of their cultural traits.

Flores said many patients expect their healthcare providers to guide them through the insurance process, including finding a primary physician, but will still resort to going to the emergency room when sick even though they have purchased private healthcare policies.

“These patients have medical expectations that come down to three basic things: they prefer physicians who speak Spanish, know the culture [and] they expect respect for these traits,” Flores said. “Second, they need our help and expect us to help them navigate Obamacare to make the most out of it. And third, doctors must be willing to listen and talk about family and cultural issues that affect their psychological and physical wellbeing,” Flores said.

Alicia Gonzalez, a public relations specialist with White Memorial, said the additional people Obamacare has brought coverage to has not decreased the number of patients being treated in the hospital’s emergency room. The hospital’s website reported 40,000 patients were treated last year.

“I don’t believe Obamacare has changed the visits at the ER. The situation is the same,” she said.

Autoridades Se Esfuerzan Para Tramitar Seguros de Salud

January 29, 2015 by · Leave a Comment 

Las autoridades sanitarias de California señalaron que trabajan de manera continua para responder al número de solicitudes de seguros de salud originadas a raíz de la nueva ley de salud, y que estudian nuevos procedimientos para agilizar la tramitación de las solicitudes atrasadas.

El Departamento de Salud de California aludió de manera tangencial la decisión del juez del condado de Alameda Evelio Grillo, quien esta semana ordenó al servicio de salud estatal que ofreciera cobertura temporal a las personas que tuvieran 45 o más días de haber presentado su solicitud y aún no tengan respuesta.

Actualmente, las autoridades de salud de California calculan que hay cerca de 45.000 aplicaciones pendientes por definir, aunque parte de ellas presentaron información duplicada.

“El Departamento de Servicios de Salud de California ha estado trabajando continuamente para poder actualizar todas las solicitudes (a Medi-Cal) que sufrieron un incremento notable a raíz de la nueva ley de salud”, explicó a Efe Norman Williams, portavoz del departamento.

Según datos de la entidad, más de 2.7 millones de personas se han registrado en los programas ofrecidos bajo la nueva ley de salud que empezó a regir el 1 de enero de 2014.

De acuerdo con la Ley de Salud Asequible, las personas con ingresos inferiores al 138% del nivel federal de pobreza deberán recibir la cobertura médica subsidiada, que en California se conoce como Medi-Cal, en vez de pagar un seguro de salud en el mercado de seguros.

Así, una familia de cuatro personas con ingresos iguales o menores a $32.913 anuales que solicite un seguro de salud en Covered California deberá ser asignada de automática a la cobertura gratuita de Medi-Cal.

En su escrito, el juez Grillo determinó que las autoridades sanitarias del estado deberán informar del nuevo beneficio temporal a quienes apliquen a este seguro.

Para encontrar ayuda en persona o un evento de inscripción cerca de usted, los consumidores pueden visitar www.CoveredCA.com y haga clic en el botón “Encuentra ayuda en tu área”. La fecha límite para solicitar es el 15 de febrero.

Miles de Familias en Riesgo de Perder su Cobertura Médica

September 18, 2014 by · Leave a Comment 

Cerca de 100 mil familias en California podrían perder su cobertura de salud si no muestran documentos que señalen que viven legalmente en EE.UU. de acuerdo al mercado de cobertura de atención médica Covered California, bajo el programa federal, conocido como Obamacare.

Covered California está en el proceso de notificar a cerca de 98.000 familias en el estado que deben resolver inconsistencias de elegibilidad en sus documentos de inscripción del 2014 o corren el riesgo de perder su cobertura de salud.

Los consumidores que están en esta categoría deben presentar documentos que prueben que son ciudadanos de EE.UU., residentes legales o personas con estado de inmigración legal para el 30 de septiembre, anunció Covered California en un comunicado.

La agencia estatal destacó que los documentos presentados sólo se usarán para determinar la elegibilidad de una persona para la cobertura de salud y no para temas migratorios. La información presentada se mantendrá confidencial, de acuerdo con Covered California.

“Si no conseguimos sus documentos, Covered California debe cancelar su seguro de salud, junto con cualquier crédito fiscal federal que puede estar recibiendo que reduce sus primas mensuales”, dijo el Director Ejecutivo de Covered California Peter V. Lee, haciendo hincapié en la importancia de cumplir con rapidez . “Si usted ha recibido créditos fiscales, y su seguro de salud se cancela, puede que tenga que pagar esos créditos fiscales. Si se cancela el seguro de salud, es posible que también tenga que pagar una multa de impuestos”.

Lee dijo que en algunos casos los documentos ya han sido entregados, pero la agencia no puede corroborar la información para verificar el estado de inmigración o ciudadanía de las personas porque los documentos no son legibles, o en algunos casos solamente se ha entregado una prueba de verificación ha entregado pero se necesitan dos.

Los comunicados han sido enviados en inglés y español e incluirán una lista de documentos elegibles.

Los documentos pueden ser enviados por medio de la cuenta del cliente por Internet, enviados por correo regular, o enviados por fax al (888) 329-3700. Para más información, visite CoveredCA.com.

Covered California Ayuda a Hispanos a Registrarse para Votar

May 1, 2014 by · Leave a Comment 

Cumpliendo con la Ley Nacional de Registro de Votantes, Covered California envía tarjetas de registro de votantes a los cerca de 1,4 millones de residentes que se han registrado en los nuevos programas de salud.

De acuerdo con la Secretaria de Estado en California más de 6,4 millones de personas con derecho no se han registrado para votar y de los cuales el 62% es hispano. “Es importante para la comunidad latina, porque muchos son inmigrantes de primera generación que se están acostumbrando a navegar el sistema y recibir una tarjeta de votantes les facilita registrarse, votar y participar cívicamente en el proceso político del país”, dijo a Efe Santiago Lucero, portavoz de Covered California.

Por otra parte, el envío de una tarjeta para registrarse como votante, a las personas que cumplen con los requisitos, no es una iniciativa exclusiva de Covered California sino es una obligación de todas las agencias estatales.

“En el Proyecto Voto de ACLU, trabajamos para hacer que las agencias cumplan con la Ley Nacional de Registro de Votantes que ayuda a que las personas tengan acceso a inscribirse para votar cada vez que se pongan en contacto con una agencia del gobierno”, explicó a Efe Anna Castro, representante de la Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU).

Castro destacó que el registro de votantes en California es muy necesario pues el estado ocupa el puesto 45 en la nación por su porcentaje de votantes inscritos. Según señaló la representante de ACLU, de las personas aptas para votar en California sólo se han registrado “el 57% de los hispanos, el 58% de los asiáticos, el 62% de los blancos y el 69% de los afroamericanos”.

Detalló también que de ese 57% de votantes hispanos registrados muchos no ejercen su derecho al voto a la hora de las elecciones. Una de las motivaciones importantes de los latinos para votar es el poder influir en la vida local y estatal. “Hay leyes a nivel local y estatal y hay posibilidad de cambio”, señaló la activista.

Destacó que hay medidas que involucran a todos, como es el caso del sistema escolar por ejemplo, donde las “leyes pueden afectar no sólo la vida de ellos sino de sus hijos”. El envío de tarjetas de registro está previsto para los cerca de 1.396.000 personas registrados en el sistema según los últimos datos de abril, de los cuales el 28% es hispano, el 35% es blanco, el 21% es asiático y el 3% es afroamericano.

De las personas registradas hasta el momento, 88% fueron elegibles para recibir las ayudas financieras para el pago del valor de los seguros de salud. Según destacó Lucero, hasta el momento se ha enviado medio millón de tarjetas en un proceso que avanza diariamente hasta completar el total cercano a 1,4 millones.

Aseguró a la vez que el envío de las tarjetas no tiene ninguna finalidad política partidista. “Queremos que quede bien claro que nosotros no estamos enviando esta tarjeta de registro de votantes para motivar a que se inscriban en un partido político específico”, recalcó el portavoz de Covered California.

“Ellos tendrán derecho inscribirse en el partido que prefieran o mantenerse como independientes”, agregó y destacó que se trata de una importante oportunidad para participar en la vida del país. “La única manera de hacer la diferencia en este país es involucrándose en el proceso cívico y político de los Estados Unidos”, aseguró.

Según datos de la votación de noviembre del 2012, en California, el 19,7% del total de votos fue de latinos, muy por debajo del 26,3% que representaban en ese momento los latinos elegibles para votar y muy inferior al 39% del porcentaje latino del total de la población del estado.

Castro señaló que desde hace un par de semanas, se puso a disposición de la comunidad un servicio para registro de votos por Internet que además de incluir el español, que ya estaba vigente desde el 2012, agregó ocho idiomas más para facilitar el registro a las personas que no hablan inglés.

“Participar en las decisiones no es algo solo individual, es algo de la comunidad. Hay comunidades donde no todos pueden votar pero aquellos que pueden ejercer su voto, representan la voz de la comunidad y llevan la voz de aquellos que no pueden”, concluyó la activista.

Copyright © 2016 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·