Después de Dos Años, DACA es Protagonista Ante Falta de Reforma Migratoria

August 21, 2014 by · Leave a Comment 

Con más de medio millón de jóvenes amparados por ella, la conocida Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), cumplió el viernes dos años de entrar en vigor mientras resurge su protagonismo en los debates sobre política migratoria en los que unos quieren acabar con ella y otros ampliar su alcance.

Los republicanos de la Cámara de Representantes, alentados por el senador Ted Cruz (Texas) y el legislador Steve King (Iowa), cercanos al Tea Party, aprobaron un proyecto de ley antes de comenzar el receso de verano con el objetivo de poner fin al programa, a raíz de la crisis migratoria infantil que golpea la frontera sur.

El ala más conservadora del Partido Republicano cree indispensable acabar con la DACA, a la que consideran una “amnistía” para quienes entran en el país de manera ilegal, en un duro viraje de su postura sobre la reforma migratoria, sobre la que a principios de año se mostraron más abiertos a dialogar.

Sin embargo, a medida que se acercan las elecciones legislativas de noviembre y tras surgir la oleada de niños centroamericanos en la frontera, la estrategia de los conservadores les ha llevado incluso a apoyar la eliminación de la Acción Diferida, a sabiendas de que es uno de los programas más aplaudidos por la comunidad latina.

“Nuestros Soñadores son estadounidenses en cada aspecto de la vida, menos en el papel. Debemos hacer más para mejorar su vida, no ponerla en riesgo como (el presidente de la Cámara Baja, John) Boehner y los elementos más extremos y anti-inmigrantes del Partido Republicano siguen haciendo”, dijo a Efe la líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, con motivo del aniversario.

“Espero que el presidente de Estados Unidos (Barack Obama) haga lo más posible para disminuir y eliminar el terror que enfrenta nuestra comunidad inmigrante tras las políticas de los Republicanos, quienes han hecho todo lo posible para causar confusión y desviar la atención de su propia obstrucción y disfunción”, reiteró Pelosi.

Asimismo, el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid (Nevada), firme defensor de una reforma migratoria integral en el país y de la Acción Diferida, reiteró su pesar por los intentos republicanos de acabar con el programa “ahora que estos jóvenes empiezan a tener vidas normales” en el país al que consideran su hogar.

“Hace dos años, el presidente Obama tuvo la valentía de tomar la decisión de quitarle la amenaza de deportación a los DREAMers. Me complace que el secretario (de Seguridad Nacional Jeh) Johnson esté supervisando el proceso de renovación de este importante programa”, agregó el senador.

Sin embargo, mientras los republicanos se esfuerzan por acabar con el programa, cuya extensión por dos años más se confirmó en julio, los activistas pro-derechos de los inmigrantes reclaman a Obama que ante la negativa republicana de aprobar una reforma migratoria, actúe al menos ampliando la DACA a los padres de esos jóvenes que ya han sido amparados por ella.

Las asociaciones pro-inmigrantes defienden que esta sería una manera de evitar la separación familiar que especialmente sufre la comunidad latina, y piden al mandatario que tome medidas cuanto antes.

“Cuando el presidente optó por utilizar su autoridad ejecutiva hace dos años, enfrentó la obstinación de los legisladores en el Congreso que se negaron a aprobar el DREAM Act”, dijo la presidenta del Consejo Nacional de La Raza (NCLR, en inglés), Janet Murguía.

“Como indica el reciente y vergonzoso voto en la Cámara de Representantes, estamos de nuevo en un callejón sin salida en el Capitolio, con estos mismos legisladores clavados en sus talones en lugar de trabajar hacia una solución para arreglar nuestro sistema roto de inmigración”, agregó.

Por eso, continuó la líder de La Raza, “ahora más que nunca necesitamos que el presidente Obama ejerza un uso legítimo de su autoridad ejecutiva para ampliar el alivio y limitar las deportaciones sin sentido con el fin de mantener unidas a las familias trabajadoras estadounidenses”, reiteró.

Sin embargo, Obama se enfrenta también a algunas reticencias en su propia bancada, ya que algunos senadores que se juegan la reelección en noviembre podrían ver peligrar sus asientos con tal maniobra, y a la amenaza de los más conservadores como King, de someterle a un “juicio político” por abuso de su autoridad ejecutiva.

Dos años después de su entrada en vigor, lo cierto es que la DACA ha resultado ser un alivio efectivo para cientos de miles de jóvenes, pero a su vez es algo temporal cuya vigencia más allá de 2016 es una incógnita si no se logra finalmente la reforma migratoria que sigue resistiéndose en los pasillos del Congreso.

Beneficios de la Acción Diferida se Extienden por Dos Años Más

June 12, 2014 by · Leave a Comment 

Los inmigrantes que llegaron al país cuando eran niños y en el 2012 eran menores de 30 años fueron eximidos de la deportación bajo el programa de Acción Diferida (DACA) podrán extender este beneficio dos años más, anunció el jueves el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, informó del inicio del proceso de extensión, que fundamentalmente consta de un formulario actualizado que los interesados deberán presentar en la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) para permitir que las personas inscritas previamente en el programa DACA renueven su aplazamiento por un período de dos años.

Bajo la dirección de Johnson, con efecto inmediato, el USCIS comenzará a aceptar solicitudes de renovación, según indicó el propio departamento, que también aseguró que se seguirán aceptando solicitudes para la Acción Diferida de aquellos que previamente no hayan accedido al programa.

“A pesar de la acritud y el partidismo que existe actualmente en Washington, casi todos estamos de acuerdo en que un niño que cruzó la frontera ilegalmente con sus padres, o en busca de un padre o de una vida mejor, no estaba haciendo una elección adulta para romper nuestras leyes”, dijo Johnson.

Estas personas, agregó, deben ser tratadas “de manera diferente que los adultos infractores de la ley”. El Gobierno calcula, según sus registros, que las primeras concesiones de Acción Diferida, que este abril alcanzaban un total de 560.000 beneficiados, comenzarán a expirar en septiembre, por lo que han querido adelantarse para evitar que haya un lapso de desprotección para los jóvenes mientras hacen la renovación.

A este respecto, USCIS insta a los solicitantes a que presenten su solicitud de renovación unos cuatro meses antes de que su período actual de acción diferida caduque, por lo que los primeros que obtuvieron la exención deberán acudir pronto a sus oficinas.

Aquellos que deseen renovar la Acción Diferida deberán pagar $465 por los servicios y exámenes biometricos, y como requisitos tendrán que haber residido en Estados Unidos sin interrupciones desde que se inscribieron en el programa DACA, no haber sido condenados por delitos graves y no representar una amenaza a la seguridad nacional.

“Con la renovación de DACA, actuamos de acuerdo con nuestros valores y el código de esta gran nación. Pero la tarea más grande de la reforma migratoria integral aún está por venir”, agregó el secretario de Seguridad Nacional.

El 15 de agosto de 2012, la Administración del presidente Barack Obama puso en marcha el programa que además de suspender las deportaciones a quienes cumplieran con los requisitos requeridos también ofrece permisos de trabajo a los jóvenes beneficiados.

Para entonces, los requisitos para los estudiantes indocumentados incluían haber entrado en el país antes de los 16 años, no tener antecedentes penales o representar una amenaza para la seguridad nacional, y una prueba de inscripción o graduación en una institución secundaria o haber servido en las Fuerzas Armadas.

Obama, bajo cuyo mandato se calcula que se han efectuado más de dos millones de deportaciones, ordenó la Acción Diferida en plena contienda para su reelección y en respuesta a los grupos proinmigrantes, que le exigían cumplir su promesa de 2008 de poner en marcha una reforma migratoria que aun no se ha materializado.

El anuncio del jueves se produjo apenas unos días después de que la Casa Blanca postergara la revisión de los procesos de deportación solicitada por el propio presidente con el objeto de dar un poco más de margen al Congreso para maniobrar sobre una ley integral que solucione el sistema migratorio.

El año pasado el pleno del Senado aprobó un texto bipartidista para avanzar en la reforma, pero desde entonces éste continúa atascado en la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, que se niega a considerar el proyecto y someterlo a voto.

Mientras tanto, los grupos en favor de los inmigrantes continúan ejerciendo presión sobre los congresistas, a apenas unos meses de las elecciones legislativas de noviembre.

Ante las perspectivas de las primarias de cara a los comicios presidenciales de 2016, congresistas demócratas y el propio Obama han advertido que solo quedan un par de meses para que el Congreso pueda aprobar la reforma, que de otro modo quedará relegada.

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. · Log in