Hillary Clinton Brings Campaign to Los Angeles

May 6, 2016 by · Leave a Comment 

Former Secretary of State Hillary Clinton brought her campaign for the Democratic presidential nomination to Los Angeles Thursday, attending fundraisers and courting black and Latino voters by vowing to raise the national minimum wage and create jobs.

Clinton met with local black leaders during a stop at the California African American Museum in Exposition Park, where she touted her lead over her competitor, Vermont Sen. Bernie Sanders.

“I am 3 million-plus votes ahead of Senator Sanders, right?” Clinton told the crowd. “I am nearly 300 pledged delegates ahead of Senator Sanders.”

Among those in the crowd at the event were Reps. Maxine Waters and Karen Bass, both D-Los Angeles, and Los Angeles City Council President Herb Wesson.

Later in the day, she attended a boisterous rally at East Los Angeles College, where she again derided presumptive Republican presidential nominee Donald Trump as a “loose cannon” and a “risk we cannot afford.”

“Now as president, creating good jobs and raising income will be my number-one priority,” she said. “And we will follow the lead of California and raise the minimum wage.”

Clinton also vowed to guarantee equal pay for women.

“And we’re also going to follow California’s lead and make sure we have paid family leave for working families,” she said. “I will do everything I can to make the economy work for everybody, to help more people lift themselves out of poverty, lift themselves into the middle class and go as far as their hard work and talents will take them.”

Hillary Clinton supporters waited in line for hours to see her at East LA Community College. (EGP photo by Jacqueline Garcia)

Hillary Clinton supporters waited in line for hours to see her at East LA Community College. (EGP photo by Jacqueline Garcia)

At least two other presidential candidates have spoken at East Los Angeles College and gone on to be elected—John F. Kennedy in 1960 and Clinton’s husband, Bill, in 1992, according to Maria Iacobo of the Los Angeles Community College District.

Members of Union del Barrio, MEXA of East Los Angeles College, LA Brown Berets and several other student and community-based organizations held a march through Monterey Park to East Los Angeles College to protest what organizers called Clinton’s attacks on working-class communities of color and her 2002 vote as a senator in favor of the resolution authorizing military action against Iraq.

“This event is to let Hillary know that she is not welcomed in Los Angeles and to raise community awareness of what she really represents. We will let the community know that either Donald Trump or Hillary Clinton would make terrible presidents,” said organizer Ron Gochez.

People gathered outside of the ELAC auditorium to protest against Hillary Clinton. (EGP photo by Jacqueline Garcia)

People gathered outside of the ELAC auditorium to protest against Hillary Clinton. (EGP photo by Jacqueline Garcia)

hil3

(EGP photo by jacqueline García)

“This action is strictly to protest against Hillary Clinton and not in support of any party and/or candidates.”

There was no response to an email sent Wednesday night to the Clinton campaign seeking comment.

Ninio Fetalvo, spokesman for the Republican National Committee, said Clinton is faltering in her effort to win over Latino voters.

“Hillary Clinton is scrambling to win a nomination she should have locked down months ago,” he said. “Worse, the more Bernie Sanders campaigns in California, the more it looks like he will once again turn Clinton’s false Latino firewall claim on its head.”

Clinton also attended a series of fundraisers, including one at the home of City Councilman Jose Huizar, who called himself a long-time Clinton supporter.

“Hillary Clinton is by far the most qualified candidate for U.S. president who brings with her a wealth of experience, toughness, tenacity and compassion,” he said.

Tickets for the event were $2,700, the maximum individual contribution under federal law to a candidate seeking a party’s presidential nomination, according to Political Party Time, a website that tracks political fundraisers.

Both Sanders and Trump held rallies in Charleston, West Virginia, Thursday, five days before its primary.

Clinton’s Southland swing came amid news that several of her aides—including Abedin—have been interviewed by the FBI as part of an investigation into whether classified information was mishandled by Clinton’s use of a private email server as secretary of state. Clinton has denied any wrongdoing and said she would cooperate with federal investigators.

Reince Priebus, chairman of the Republican National Committee, called the FBI interviews evidence of “gross negligence” by Clinton, saying her use of a private email server was a “reckless attempt to skirt government transparency laws” that “put our national security at risk.”

Piden a Inmigrantes Se Prevengan de Estafas Después de la Audiencia de DAPA y DACA

April 21, 2016 by · Leave a Comment 

A raíz de la audiencia ante la Corte Suprema sobre DAPA y la ampliación de DACA, autoridades y expertos advierten a la comunidad inmigrante sobre el riesgo de fraudes y estafas sobre estas medidas, que, recuerdan, siguen suspendidas.

Las autoridades han advertido que la audiencia de este lunes en la Corte Suprema fue sólo para escuchar los comentarios legales a favor y en contra de las medidas administrativas, la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA), que continúan suspendidas debido a la demanda legal presentada en Texas por 26 estados.

“Como oficial de Gobierno no puedo comentar sobre la acción ejecutiva dado la situación legal, pero sí podemos decir que el DACA original está en efecto pero el DACA Extendido y el DAPA no están en efecto”, declaró en entrevista con Efe Joanne Ferreira, jefe adjunto encargado de la División de Medios de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

Con base en esto, advirtió Ferreira, la comunidad “no debe estar ni pagando ni llenando ningún formulario para ninguno de estos beneficios pues no están implementados”.
A su vez, el vicepresidente de inmigración del Centro para el Progreso Estadounidense (CAP), Tom Jawetz, aseguró que el anuncio o el análisis de medidas para los inmigrantes siempre genera el riesgo de abusos.

“Con cualquier programa de inmigración que se anuncia siempre hay el riesgo de que las personas vayan a negocios o proveedores que los engañen en lugar de darles una asesoría legal valiosa”, comentó a Efe.
El jurista recalcó que sobre estas medidas administrativas que siguen suspendidas no hay ningún trámite que se pueda realizar actualmente.

“Dado que DAPA y Extensión DACA están ahora siendo estudiadas por la Corte Suprema de Justicia para decidir si se permite su implementación no hay nada todavía sobre lo cual aplicar, nada que hacer”, recalcó el abogado de CAP.

En Los Ángeles, conocida como “la capital mundial de los indocumentados”, este tipo de engaños es muy frecuente, opinó Rigoberto Reyes, jefe de investigación del Departamento de Asuntos del Consumidor del Condado Los Ángeles.

Reyes recordó que a diferencia de muchos países de Latinoamérica, en Estados Unidos los “notarios” no son abogados y tampoco están autorizados para ofrecer ayuda legal en procesos de inmigración.
El funcionario pidió a la comunidad que “acuda a los abogados titulados con licencia” para realizar trámites legales en asuntos migratorios.

Igualmente ofreció los recursos que tiene su departamento para presentar quejas o denunciar este tipo de fraudes y aseguró que la comunidad inmigrante, aunque sea indocumentada, no debe temer presentar una queja contra alguien que haya abusado de sus circunstancias.

De la misma forma, la representante de USCIS advirtió que toda persona que quiera realizar un trámite legal de inmigración debe asegurarse, antes de firmar un formulario, “que esté con toda su información y que la información esté correcta, para así evitar estafas de inmigración”.
Ferreira invitó a la comunidad a visitar el sitio de Internet de USCIS en español (uscis.gov/es), donde se ofrece toda la información sobre los trámites, al igual que noticias y recursos de interés para la comunidad inmigrante.

El servicio inmigración igualmente cuenta con una sección en su página también en español titulada “Evite estafas”, donde da consejos a los inmigrantes para “evitar ser víctimas de estafas de inmigración y que también tiene toda la información de qué se debe evitar y sobre qué estar alerta”.
El Supremo escuchó el lunes argumentos a favor y en contra del alivio migratorio anunciado por Obama en noviembre de 2014 y suspendido por decisión judicial en 2015 por una demanda presentada por 26 estados, la mayoría republicanos y comandados por Texas.

Ahora, los jueces estudiarán los argumentos legales presentados por ambas partes y sólo hasta junio o julio se conocerá algún pronunciamiento al respecto.

Un análisis del Instituto de Políticas de Migración (MPI) de febrero calculó que en Estados Unidos “viven más de 10 millones de personas en hogares donde al menos un adulto es potencialmente elegible para DAPA”.

Jueces Parecen Estar Divididos en el Caso de Inmigración

April 21, 2016 by · Leave a Comment 

El ambiente era de celebración, como si ya hubieran ganado.

En realidad, la victoria, la derrota o un empate en un caso que podría determinar el futuro de millones de inmigrantes en el país de forma ilegal esta todavía a meses de saberse.

El lunes por la mañana—frente a la Corte Suprema de EE.UU. en Washington DC y en decenas de ciudades del país—miles de inmigrantes y sus partidarios se manifestaron en apoyo de las acciones ejecutivas del presidente Obama que de aprobarse darían a cuatro millones de inmigrantes indocumentados alivio temporal de la deportación.

Read this article in English: Justices Appear Divided On Immigration Case

Las manifestaciones se llevaron a cabo mientras ocho jueces del Tribunal Supremo escucharon los argumentos orales en el caso United Staes v. Texas (Estados Unidos v. Texas), una demanda que desafía la constitucionalidad de la autoridad del presidente para realizar las acciones.

Las preguntas planteadas por los ocho jueces parecen indicar que están divididos 4-4, con los cuatro jueces conservadores que se inclinan hacia la defensa de la decisión del tribunal inferior.

En defensa de las acciones del presidente, los peticionarios preguntaron si Texas y otros estados están legitimados para presentar la demanda.

En mayo de 2015, un panel del Tribunal del Quinto Circuito de Apelaciones en Nueva Orleans confirmó una orden judicial emitida por un juez del Distrito de EE.UU. en Texas en una demanda presentada por Texas y otros 25 estados mayoritariamente republicanos que buscan poner fin a las acciones ejecutivas de Obama sobre la inmigración.

Los estados argumentaron que Obama se excedió en su autoridad legal cuando tomó las acciones ejecutivas, insistiendo en que no tiene la capacidad de fijar unilateralmente la política de inmigración.

La batalla legal ha suspendido la implementación de un programa que otorgaría permisos de trabajo y protección contra la deportación a padres de los niños nacidos en EE.UU. y ampliaría el programa existente para los inmigrantes que llegaron ilegalmente cuando eran niños y no calificaron al DACA original debido a límite de edad. Los programas—conocidos por sus acrónimos como DAPA y DACA—afectarían alrededor de medio millón de angelinos.

Miles de personas se reunieron en los escalones de la Corte Suprema para apoyar a DAPA y DACA mientras se llevaban a cabo los argumentos orales. (Oficina del congresista Xavier Becerra)

Miles de personas se reunieron en los escalones de la Corte Suprema para apoyar a DAPA y DACA mientras se llevaban a cabo los argumentos orales. (Oficina del congresista Xavier Becerra)

El panel de tres jueces dictaminó que los estados tenían suficiente base legal para iniciar la demanda y que la administración falló en demostrar que se verían perjudicados por nuevos retrasos.

El congresista Xavier Becerra (D-34), cuyo distrito incluye partes del Este y Noreste de Los Ángeles, estaba en la Corte para los argumentos orales y le dijo a EGP después de la audiencia que los jueces estaban atentos a ambas partes de los argumentos.

Hicieron preguntas muy importantes como “¿Cómo se define la presencia legal?” y ¿Cómo tratarían el problema de deportación [de inmigrantes indocumentados]?” si fuese a suceder, dijo.

Para Becerra, el umbral es si Texas, tiene el derecho de llevar el caso a los tribunales, “porque [ellos] tienen que demostrar que el estado se verá perjudicado” por las medidas.

En 2015, Texas argumentó que el estado sufriría un daño financiero debido a una política de Texas que permite al estado a emitir licencias de conducir a los no ciudadanos que viven legalmente en el estado.

Los jóvenes indocumentados que calificaron para DACA en 2012 no se les permitió inicialmente solicitar una licencia de conducir de Texas, pero eso cambió un año después cuando la Administración Obama confirmó que los receptores de DACA están autorizados para estar en EE.UUy por lo tanto se consideran “legalmente presentes” bajo las leyes federales de inmigración.

Durante los argumentos orales el abogado general de EE.UU., Donald B. Verrilli argumentó que bajo la ley actual de Texas, “les darán una licencia de conducir ahora a cualquier categoría de persona que tenga un documento del gobierno federal, no sólo diciendo que están legítimamente presentes—pero que oficialmente estamos tolerando tu presencia”.

“Hay un gran número de personas bajo la ley existente de Texas elegibles para una licencia a pesar de no estar legítimamente presentes”, dijo Verrelli durante la sesión de 90 minutos. Sostuvo que Texas podría cambiar su legislación para negar licencias de conducir a inmigrantes.

“Se podría demandar inmediatamente”, respondió el juez presidente John G. Roberts, llamandola una “Catch 22” (trampa 22) en referencia a la posibilidad de demandar al gobierno federal de Texas durante su tratamiento desigual de los inmigrantes considerados legalmente en el país.

Hablando en defensa de las acciones de Obama, el presidente y abogado general de MALDEF Thomas A. Sáenz presentó testimonios de tres madres inmigrantes no autorizadas—identificadas como Jane Does—que se beneficiarían de DAPA.

“Los jueces parecían estar muy interesados durante todo el argumento”, dijo Sáenz durante una conferencia de prensa telefónica después de los argumentos orales. Era necesario mostrar los “rostros humanos” de quienes están siendo puestos en riesgo, agregó.

“Sin su participación, las únicas partes serían políticas, por lo que era importante contar con la perspectiva de aquellos que están esperando”, dijo a los reporteros.

La muerte del juez Antonin Scalia a principios de este año dejo la corte dividida 4-4 en las líneas partidistas. Si la división conservadora/liberal se mantiene, una decisión de 4-4 permitiría que la decisión del tribunal inferior prevalezca.

“Habría consideración de lo que podría hacerse en un tribunal o de otra manera, limitar el alcance de la medida cautelar de restricción en todo el país excluyendo la implementación por todos lados” en respuesta, dijo Sáenz.

Los demandantes en el caso también afirman que los pedidos de inmigración del presidente Obama representan un cambio drástico en las políticas del país sin la autorización del congreso.

Es un argumento respaldado por el congresista de California Darrell Issa (R-49) que representa a las zonas costeras de los condados de San Diego y Orange.

“La Constitución no puede ser más clara. Es el trabajo del congreso escribir las leyes y es el trabajo del presidente ver que se ejecuten fielmente”, dijo Darrell en un comunicado el lunes.

El juez Anthony Kennedy parecía estar de acuerdo. “Es como si el presidente está fijando la política y el congreso la esta ejecutado. Esta al revés”, dijo Kennedy, quien usualmente es el voto decisivo de la corte.

“Tenemos básicamente 10 millones, novecientas mil personas que no pueden ser deportadas porque no hay suficientes recursos”, dijo Sonia Sotomayor después de aclarar que el congreso sólo había asignado fondos para deportar a cerca de 400.000 personas en el país ilegalmente cada año. “Están aquí, lo queramos o no”.

Una coalición de 15 estados, incluyendo California, más el Distrito de Columbia y 118 ciudades y condados, sin embargo, han demostrado apoyo a las acciones del presidente.

En los escritos “amigos-de-las-cortes”, los partidarios de la acción ejecutiva del presidente argumentan que sus directivas no perjudican a los 26 estados que buscan sean revocadas, pero en su lugar serían de beneficios sustanciales no sólo a los inmigrantes indocumentados y sus familias, sino para las arcas del gobierno también.

El informe, que fue co-redactado por el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, el abogado de la ciudad Mike Feuer y sus homólogos de la Ciudad de Nueva York, también recalca el posible “perjuicio económico” de no permitir que los inmigrantes que pagan impuestos trabajen y permanezcan en el país.

Se espera que las políticas ejecutivas de Obama le inyecten hasta $800 millones en “beneficios económicos” a los gobiernos estatales y locales, de acuerdo con el informe.

La congresista Lucille Roybal-Allard (D-40) quien representa al Este de L. A. y partes del sureste y el sur de Los Ángeles, dijo en un comunicado que las acciones ejecutivas del presidente Obama para expandir e implementar DACA y DAPA no sólo son legales, sino también humanas.

“Si estas acciones toman efecto, más inmigrantes calificados podrán salir de las sombras y contribuir a nuestra nación. Más familias podrán vivir en paz, libres de temores de ser separados”, dijo. “Estoy segura de que la Corte Suprema afirmará que el presidente Obama tiene todo el derecho para implementar las acciones ejecutivas”.

Sáenz dijo que esta muy optimista. “Vi a un tribunal que estaba del lado de la justicia”.

Se espera una decisión final en junio.

Información City News Service utilizó en este informe.

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

galvarez@egpnews.com

Justices Appear Divided On Immigration Case

April 21, 2016 by · Leave a Comment 

The atmosphere was celebratory, as if they had already won.

In reality, victory, defeat or a draw in a case that could determine the future of millions of immigrants in the country illegally is likely still months away.

On Monday morning — in front of the U.S. Supreme Court in Washington D.C. and in dozens of cities across the country — thousands of immigrants and their supporters rallied in support of President Obama’s executive actions giving four million undocumented immigrants temporary relief from deportation. The rallies took place as the high court’s eight justices listened to oral arguments in United States v. Texas, a lawsuit challenging the constitutionality of the president’s authority to bring the actions.

Questions raised by the eight justices seem to indicate they are deeply divided 4-4, with the four conservative justices leaning toward upholding the lower court’s ruling.

Lea este artículo en Español: Jueces Parecen Estar Divididos En Caso de Inmigración

Defending the president’s actions, petitioners questioned whether Texas and the other states have standing to bring the lawsuit.

In May 2015, a Fifth Circuit Court of Appeals panel in New Orleans upheld an injunction issued by a U.S. District judge in Texas in a lawsuit filed by Texas and 25 other Republican leaning states seeking to halt Obama’s executive actions on immigration.

The states argued that Obama overstepped his legal authority when he took the executive actions, insisting he does not have the ability to unilaterally set immigration policy.

The legal wrangling has suspended implementation of a program that would extend work permits and protection against deportation to parents of U.S.-born children and expand the existing program for immigrants who arrived illegally as children. The programs – often referred to by their acronyms, DAPA and DACA – would affect an estimated half-million Angelenos.

The three-justice panel ruled that the states had sufficient legal ground to bring suit and that the administration failed to show it would be harmed by further delays.

Congressman Xavier Becerra (D-34), whose district includes parts of East and Northeast Los Angeles, was in the Court for oral arguments and told EGP following the proceedings that the justices were attentive to both sides presenting arguments.

They asked very important questions, such as “how do you define lawful presence?” and “how do you treat the issue of removal [of undocumented immigrants]?” if it was to happen, he said.

For Becerra, the threshold is whether Texas even has the right to bring the case to court,  “because [they] have to prove that the state will be harmed” by the measures.

Thousands of people gathered on the steps of the U.S. Supreme Court to support DACA and DAPA. (Photo courtesy of office of Congressman Xavier Becerra)

Thousands of people gathered on the steps of the U.S. Supreme Court to support DACA and DAPA. (Photo courtesy of office of Congressman Xavier Becerra)

In 2015, Texas argued that the state would suffer financial harm due to a Texas policy that allows the state to issue driver’s licenses to noncitizens lawfully living in the state.

Undocumented youth who qualified for DACA in 2012 were not initially allowed to apply for a Texas driver’s license, but that changed a year later when the Obama Administration confirmed that DACA recipients are authorized to be in the United States and therefore considered to be “lawfully present” under federal immigration laws.

During oral arguments Monday, U.S. Solicitor General Donald B. Verrilli argued that under current Texas law, “They will give a driver’s license now to any category of person who has a document from the Federal government, not only saying you’re lawfully present, but that you’re officially – we’re officially tolerating your presence.”

“There are vast numbers of people under existing Texas law that are eligible for a license even though they are not lawfully present,” Verrelli said during the 90-minute session. He argued that Texas could change its law to deny driver’s licenses to immigrants.

“You would sue them instantly,” Chief Justice John G. Roberts responded. It’s “a real catch-22,” he said, referring to the possibility of the federal government suing Texas over its unequal treatment of immigrants deemed lawfully present in the country.

Speaking in defense of the president’s actions, MALDEF President and General Counsel Thomas A. Saenz presented testimonials from three unauthorized immigrant mothers –identified as Jane Does – who would benefit from DAPA, defended the executive actions.

“The justices seemed closely engaged throughout the entire argument,” Saenz said during a telephone news conference following oral arguments. It was necessary to bring the “human faces” of those who are being put at risk, he added.

“Without their participation, the only parties would be political, so it was important to have the perspective of those who are waiting,” he told reporters.

The death of Justice Antonin Scalia earlier this year has left the court divided 4-4 along partisan lines. If the conservative/liberal split holds, a 4-4 decision would allow the lower court’s decision to stand.

“There would be consideration of what could be done, in court or otherwise, to limit the scope of the nationwide injunction barring implementation of the guidance everywhere” in response, Saenz explained.

Plaintiffs in the case also claim that the immigration orders by President Obama represent a drastic change in the country’s policies without the authorization of Congress.

It’s an argument backed by California Congressman Darrell Issa (R-49) who represents the coastal areas of San Diego and Orange counties.

“The Constitution couldn’t be any clearer. It’s Congress’s job to write the laws and it’s the President’s job to see that they are faithfully executed,” said Issa in a statement Monday.

Justice Anthony Kennedy seemed to agree. “It’s as if the president is setting the policy and the Congress is executing it. That’s just upside down,” said Kennedy, typically the court’s swing vote.

“We have basically 10 million, nine hundred thousand people that cannot be deported because there’s not enough resources,” said Justice Sonia Sotomayor after clarifying that Congress had only allocated funds to deport about 400,000 people in the country illegally each year. “So they are here whether we want them or not.”

A coalition of 15 states, including California, plus the District of Columbia and 118 cities and counties, however, have demonstrated support for the president’s actions.

In the friends-of-the-courts briefs, supporters of the president’s executive actions argue that his directives would not harm the 26 states seeking to overturn them but instead would be of substantial benefits not only to undocumented immigrants and their families, but to government coffers as well.

The brief, which was co-drafted by Los Angeles Mayor Eric Garcetti, City Attorney Mike Feuer and their New York City counterparts, also points to the potential “economic harm” of not allowing taxpaying immigrants to work and stay in the country.

Obama’s executive policies are expected to inject as much as $800 million in “economic benefits” to state and local governments, according to the brief.

Congresswoman Lucille Roybal-Allard (D-40) who represents East L.A. and parts of Southeast and South L.A. said in a statement that President Obama’s executive actions to expand DACA and implement DAPA are not only legal, but also humane.

“If these actions take effect, more qualified immigrants will be able to come out of the shadows and contribute to our nation. More families will be able to live in peace, free from fears of being torn apart,” she said. “I am confident the Supreme Court will affirm that President Obama has every right to take these executive actions.”

Saenz said he is very optimistic. “I saw a court that was very much for justice.”

A final ruling is expected in June.

Information from City News Service used in this report.

Update  3:45 p.m. April 22, 2016: An earlier version of this story misspelled the names of Congresswoman Lucille Roybal-Allard and  Darrell Issa.

 

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

galvarez@egpnews.com

Advocates Gather to Support Obama’s Immigration Orders

April 18, 2016 by · Leave a Comment 

On the day the U.S. Supreme Court heard arguments on the issue, Southland immigration advocates rallied Monday in support of President Barack Obama’s executive orders extending deportation protection to an estimated 4 million people.

Dozens of activists gathered in front of the federal building in downtown Los Angeles, waving signs and chanting slogans such as “We are America.”

“We are waiting on this decision,” Polo Morales of the Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles told the crowd.”

Morales said the immigration issue should be on the minds of politicians, and their position on the Deferred Action for Childhood Arrivals program, which is already in place to protect children who were brought to the country by their parents from deportation, will factor heavily among immigrant voters.

A pro-immigrant group gathered Monday morning to support DACA and DAPA (Courtesy of Catherine Lyons)

A pro-immigrant group gathered Monday morning to support DACA and DAPA (Courtesy of Catherine Lyons)

“This is what we’re talking about—the folks that are here that are benefiting from this program have citizen children that are eligible to vote,” he said. “So if you’re talking about getting rid of this program you’re also talking about the future of the next election. So how you talk about this program and how you support immigrants is going to (determine) whether you take that seat in the White House or not.”

In May 2015, a Fifth Circuit Court of Appeals panel in New Orleans upheld an injunction issued in February by U.S. District Judge Andrew Hanen of Texas. That injunction was issued in response to lawsuits filed by 26 states seeking to halt Obama’s executive actions on immigration.

Those states argued that Obama overstepped his legal authority when he took the executive actions, insisting he does not have the ability to unilaterally set immigration policy.

The legal wrangling has suspended implementation of a program that would extend work permits and protection against deportation to parents of U.S.-born children and expand the existing program for immigrants who arrived illegally as children. The programs—often referred to by their acronyms, DAPA and DACA—would affect an estimated half-million Angelenos.

The three-justice panel ruled that the states had sufficient legal ground to bring suit and that the administration failed to show it would be harmed by further delays.

Los Angeles and nearly 120 other cities and counties across the country signed on to legal pleadings in support of Obama’s programs.

“Without the guidance, millions of families in our cities and counties face the threat of deportation, destabilizing our communities and jeopardizing the welfare of families and children,” according to the brief, which was co-drafted by Los Angeles City Attorney Mike Feuer and New York City counterparts.

The brief also points to the potential “economic harm” of not allowing taxpaying immigrants to work and stay in the country. Obama’s executive policies are expected to inject as much as $800 million in “economic benefits” to state and local governments, according to the brief.

Local elected officials raised their voices in support of Obama’s actions.

“The Supreme Court decision that will stem from today’s oral arguments will affect millions of aspiring Americans who have already put down roots in our communities and are contributing to our economy,” said Rep. Judy Chu, D-Pasadena. “Tearing those families apart would be costly and contrary to our nation’s values. That is why members of Congress, governors, mayors and legal scholars from across the country have spoken out in support of these actions.”

Rep. Lucille Roybal-Allard, D-Los Angeles, called Obama’s actions local and humane.

“If these actions take effect, more qualified immigrants will be able to come out of the shadows and contribute to our nation,” she said. “More families will be able to live in peace, free from fears of being torn apart.”

The executive actions have been met with opposition from Republicans, who insist that Congress is responsible for crafting immigration laws.

Los Angeles County Supervisor Michael Antonovich said earlier this year the Supreme Court should find the president “clearly lacks statutory authority to change the law without Congressional action.”

While Antonovich said he supports legal immigration as “vital to our nation’s economy and culture,” he added that “illegal immigration costs county taxpayers nearly $2 billion dollars a year and siphons resources away from services for legal immigrants and county residents.”

Tribunal Supremo Examina las Medidas Migratorias del Presidente Obama

April 18, 2016 by · Leave a Comment 

El Tribunal Supremo examinó el lunes si el presidente Barack Obama proclamó de forma legal sus medidas migratorias para frenar la deportación de cinco millones de indocumentados o si, por el contrario, se excedió en su poder, como sostiene la oposición republicana.

La cita judicial llega en un momento de alta tensión de cara a las elecciones presidenciales de noviembre con candidatos como el magnate Donald Trump, aspirante a la nominación presidencial republicana y que aboga por construir un muro en la frontera con México y deportar a todos los indocumentados del país.

“Las familias no tienen fronteras” y “paren las deportaciones” son algunos de los mensajes que lucieron las pancartas que desde primera hora del día se agolpan a las puertas de la corte, donde el Movimiento para una Reforma Migratoria Justa reunió alrededor de 3.500 personas en una gran manifestación.

Un grupo de activistas se reunieron en Los Ángeles para presentar apoyo a la audiencia de DAPA en Washington. (Catherine Lyons)

Un grupo de activistas se reunieron en Los Ángeles para presentar apoyo a la audiencia de DAPA en Washington. (Catherine Lyons)

Dentro del alto tribunal, durante una audiencia de 90 minutos, los jueces analizaron las acciones ejecutivas que Obama proclamó en noviembre de 2014 y que fueron bloqueadas a comienzos de 2015, un día antes de entrar en vigor, a petición de una coalición de 26 estados, liderados por Texas y en su mayoría con gobernadores republicanos.

Los 26 estados consideran que Obama se ha excedido en su poder al proclamar por decreto su plan migratorio, que consiste en la ampliación de un programa ejecutivo de 2012 conocido como Acción Diferida (DACA) y cuyo objetivo es evitar la deportación de jóvenes indocumentados que llegaron de niños a EEUU.

La otra parte del plan es el programa de Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA), que busca evitar la deportación de los padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses o con residencia permanente.

Estas medidas son temporales y permitirían a los beneficiarios conseguir un permiso de trabajo, un seguro social y una licencia de conducir.

Consciente de que se juega uno de sus mayores legados en política interior, el Gobierno de Obama defiende su poder para fijar diferentes prioridades en la expulsión de indocumentados y pone de ejemplo a dos expresidentes republicanos, Ronald Reagan y George H.W. Bush, quienes proclamaron acciones similares en el pasado.

Además de los estados y el Gobierno federal, testificó un abogado del Fondo Mexicano-Americano de Defensa Legal y Educación (Maldef), que representa a tres mujeres indocumentadas de Texas y que podrían acogerse a uno de los programas proclamados por Obama.

En apoyo de la tesis que defienden los estados, dio su testimonio un letrado que representa a la mayoría republicana de la Cámara Baja, que sostiene que Obama se extralimitó en su poder, proclamó medidas demasiado amplias y solo el Congreso tiene capacidad para cambiar las leyes migratorias.

Frente a las partes, dentro de la corte hay solo ocho de los nueve jueces con cargos vitalicios que deben componer el Supremo, dividido en cuatro conservadores y cuatro progresistas debido a la inesperada muerte en febrero del magistrado conservador Antonin Scalia.

El dictamen llegará en junio y, si empatan, los magistrados tienen la opción de dejar en vigor el veredicto de la corte inmediatamente inferior, lo que perjudicaría a Obama, o decidir que el caso vuelva a argumentarse ante el Supremo una vez que un nuevo juez se incorpore a la corte.

Organizaciones Proinmigrantes Inician Huelga de Hambre a Favor de DAPA

March 15, 2016 by · Leave a Comment 

Activistas de varias organizaciones defensoras de los inmigrantes indocumentados comenzaron el lunes una huelga de hambre para pedir al Tribunal Supremo que apoye las medidas ejecutivas del presidente Barack Obama para el alivio migratorio, a falta de poco más de un mes para que se revise el caso.

Una coalición de organizaciones anunció el lunes ante el Supremo el inicio de la campaña “Cadena de ayuno por DAPA”, por las siglas en inglés del programa de Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres, que busca amparar a padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses o con residencia permanente.

Además del DAPA, los grupos proinmigrantes apoyan las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama, que incluyen el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), destinada a evitar la deportación de jóvenes “dreamers” (soñadores) que llegaron al país de niños, acompañando a sus padres indocumentados.

Ante las escalinatas del Tribunal Supremo, zapatos donados por inmigrantes formaron una fila para dibujar un “rastro de inmigrantes”. (Cortesía @trulldc

Ante las escalinatas del Tribunal Supremo, zapatos donados por inmigrantes formaron una fila para dibujar un “rastro de inmigrantes”. (Cortesía @trulldc)

Obama presentó en noviembre de 2014 una ampliación de un programa ejecutivo de 2012, pero la iniciativa fue bloqueada en los tribunales por la demanda de un grupo de 26 estados, en su mayoría republicanos y liderados por Texas, un tema que tendrá que ver el Supremo el 18 de abril próximo.

Los estados demandantes argumentan que el plan migratorio de Obama, del que se beneficiarían más de 5 millones de inmigrantes indocumentados, excede la autoridad constitucional del presidente.

Con carteles como “Nuestras familias se merecen justicia, ayunamos por DAPA” o “Tribunal Supremo: protege nuestro futuro”, decenas de personas de diferentes organizaciones se manifestaron ante el máximo tribunal de la nación.

La “Cadena de ayuno por DAPA” consistirá en una huelga de hambre escalonada, en la que los activistas de grupos como Asociación de Madres de “dreamers” en Acción, DREAMers o la Coalición de Organizaciones Latinas de Virginia (VACOLAO) ayunarán durante uno o dos días y se irán pasando el relevo, hasta el 18 de abril, día en que comienza la audiencia del caso.

Ante las escalinatas del Tribunal Supremo, zapatos donados por inmigrantes formaron una fila para dibujar un “rastro de inmigrantes”, explicó el presidente de la Coalición de Organizaciones Latinas de Virginia (VACOLAO), Edgar Aranda-Yanoc.

Los zapatos sostenían banderas de EEUU, en representación de “las aspiraciones” de los inmigrantes de “conseguir la ciudadanía” y “participar plenamente en la vida del país”, dijo Aranda-Yanoc, que comenzó su turno con una huelga de hambre de dos días.

Desde la Asociación de Madres de “dreamers” en Acción, Lenca Mendoza, que también comenzó el ayuno el lunes, enfatizó la necesidad de la “reunificación familiar” mediante la regularización de su estatus migratorio.

Mendoza llegó a Estados Unidos en el año 2000 procedente de Perú, junto con su marido, que tenía un contrato de trabajo, y sus dos hijas menores de edad, y en este periodo de tiempo han tenido una tercera niña que nació con la ciudadanía estadounidense.

Las hijas mayores se beneficiaron en 2012 del programa DACA, por haber llegado al país durante la infancia, y ahora Mendoza pide la renovación de DAPA para que, como padres de una ciudadana estadounidense, ella y su marido se puedan acoger al programa.

La activista expresó su “deseo de seguir contribuyendo a este país”, con su trabajo y con los impuestos.

De la asociación””Dreamer”, la estudiante Andrea Delgadillo acudió desde California a la protesta ante el Tribunal Supremo, donde anunció su adhesión a la huelga de hambre.

Delgadillo, en su segundo año de universidad, también se acogió al programa DACA en 2012, lo que le ofreció “muchas oportunidades”, ya que con la obtención de la afiliación a la seguridad social pudo “conseguir ayuda financiera” para pagarse los estudios.

“Es el momento de la justicia, pedimos oportunidad, esta es nuestra casa”, añadió la universitaria.

También se adhirió a la protesta, en representación de la Organización de Trabajadores Unidos de Washington DC, Roberto Villareal, que ayunará durante los próximos días.

“Buscamos una solución que integre a todas las familias” ya que separar padres e hijos es “un acto inhumano”, argumentó.

El Tribunal Supremo anunció el 19 de enero que revisaría la legalidad de las medidas de alivio migratorio de Obama, y el fallo se espera para junio, en la recta final de la campaña electoral.

 

 

Informe Revela que DAPA Incrementaría Ingresos Familiares en un 10 Por Ciento

March 3, 2016 by · Leave a Comment 

Las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama para evitar la deportación y dotar de permiso de trabajo a padres indocumentados de jóvenes con ciudadanía estadounidense o permiso de residencia (DAPA) aumentaría un 10% los ingresos de esas familias, según un estudio publicado la semana pasada.
Según el informe, emitido por el Instituto de Políticas Migratorias (MIP), esta medida también podría conducir a la reducción de la pobreza para millones de personas que viven en hogares con miembros que podrían beneficiarse de DAPA, incluyendo casi 4 millones de niños menores de 18 años que son ciudadanos de Estados Unidos.

El estudio estima que alrededor de 3,6 millones de inmigrantes no autorizados que son padres de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes legales (LPR) serían elegibles para DAPA.

El programa, que proporcionaría un alivio temporal de la deportación y la posibilidad para la autorización de trabajo, fue anunciado por el Gobierno de Obama en noviembre de 2014, sin embargo está bloqueado temporalmente después de que 26 estados (la mayoría gobernados por republicanos) presentaran una demanda en su contra, cuya resolución ha quedado en manos del Tribunal Supremo.

“Como resultado (de la aplicación de DAPA), un 6 por ciento menos de las familias” que pudieran optar al programa vivirían en la pobreza, según el documento.

La tasa de pobreza de las familias potencialmente elegibles es del 36 por ciento, en comparación con el 22 por ciento de todas las familias de inmigrantes y el 14 por ciento de las familias con padres nacidos en EEUU.

Según el informe, DAPA no tendría ningún impacto significativo en las tasas de actividad.

“Las familias DAPA tienen menores ingresos, en parte debido a que la tasa de actividad de los padres potencialmente elegibles es menor”, apunta el texto.
Los padres indocumentados con hijos estadounidenses o con residencia permanente ganan unos $31.000 dólares de media, en comparación con la media de todas las familias con padres inmigrantes, que ganan $43.000, y los $47.000 que logran las familias con padres nacidos en Estados Unidos.

“Cuando los padres carecen de estatus legal, sus hijos—que a menudo son ciudadanos estadounidenses—se ven perjudicados”, aseguró Heather Kobal, miembro del Insituto Urbano, coautor del informe.

“El estado indocumentado de los padres reduce el bienestar y desarrollo de los niños debido al aumento de estrés familiar, temor a la deportación, malas condiciones de trabajo, menores ingresos, vivienda de peor calidad y renuencia a acceder a los apoyos comunitarios para los niños”, agregó Koball.

Randy Capps, director de investigación de programas de Estados Unidos en el MPI, consideró que si el Tribunal Supremo permite que DAPA siga adelante, el programa “tiene el potencial de mejorar los ingresos y la calidad de vida de muchas familias de inmigrantes indocumentados”.

Supreme Court to Take Up Immigration Case

January 21, 2016 by · Leave a Comment 

East Los Angeles resident and immigration rights activist Isabel Medina woke up Tuesday to a text message saying the Supreme Court would review President Obama’s executive action on immigration.
“I was so excited, I woke up my kids and told them about the good news,” Medina told EGP in Spanish. “I called my husband at work and we celebrated one more step forward to legalization.”

Her two U.S. born children—ages seven and nine—didn’t quite comprehend the importance of the decision, she said. “But they were happy and said, ‘Mom, now you can go visit grandma [in Mexico]’” recalled Medina with tears on her eyes.

Lea este artículo en Español: Tribunal Supremo toma el Caso de Inmigración 

The Supreme Court justices’ decision to review the U.S. 5th Circuit Court of Appeals in New Orleans’ ruling in Texas v. United States gives hope to Medina and as many as five million immigrants in the country illegally who could get temporary relief from deportation under the president’s Deferred Action for Parents of Americans (DAPA) and expanded Deferred Action for Childhood Arrivals (DAPA) programs.

Announced by Obama in November 2014, DACA and DAPA would allow undocumented parents of U.S. born children and lawful permanent residents, and undocumented immigrants who arrived to the country as children and were over the age of 31 in 2012, to obtain protection against deportation and to receive a work permit and social security number.

On February 16, 2015—two days before expanded DACA would take effect— 26 predominately Republican states led by Texas filed a lawsuit to block the programs, claiming that Obama’s executive orders enacting the programs exceeded his authority under the US Constitution.

A Texas judge and the Fifth Circuit Court of Appeals panel in New Orleans agreed, stopping the programs from going into effect.

The Obama Administration and 15 states – including California -appealed the Fifth Circuit’s ruling to the Supreme Court.

Isabel Medina (center) and other activists celebrate the decision from the Supreme Court to hear the cases of DACA and DAPA. (EGP photo by Jacqueline Garcia)

Isabel Medina (center) and other activists celebrate the decision from the Supreme Court to hear the cases of DACA and DAPA. (EGP photo by Jacqueline Garcia)

“We know it’s legal, we know it’s common sense. We know it’s just a lawful exercise of executive discretion that has been legally used by presidents in both parties; [Dwight D.] Eisenhower, [Ronald] Reagan, [George W.] Bush, [Bill] Clinton and of course Obama,” said Angelica Salas, executive director of the Coalition for Humane Immigrant Rights in Los Angeles (CHIRLA) during a press conference responding to the announcement Tuesday morning.

“[Immigrants] are not hiding, they work hard every single day to support their families and to support this country’s economy…we need to stop deporting men, women and children who work hard,” added Maria Elena Durazo, general vice president for immigration, civil rights and diversity with UNITE HERE.

Justices will likely hear arguments in April; a final decision is expected in June.

In California, about 1.5 million could benefit from DACA and DAPA with about half a million in Los Angeles County, according to Salas.

If the Supreme Courts rules in favor of the Administration, unauthorized immigrants eligible under DACA or DAPA could be faced with a short timeframe for applying for the programs before Obama leaves office and if a Republican replaces him as president January 2017.

Immigration rights activists have been urging people who could qualify for the three-year reprieve from deportation and the right to work legally to gather the documents they will need to apply if the Supreme Courts rules in their favor.

Congresswoman Judy Chu (CA-27), who said she was among those who first urged the president to issue the executive orders, said via a teleconference call Tuesday that the fight continues because “it is the right thing” to do.

“We know we are in the right legally, morally and we stand behind the president’s actions,” she said.
Democratic Caucus Chairman Xavier Becerra (CA-34) said in a statement that the president acted “well within his authority” in proposing commonsense immigration measures.

“For Americans harmed—or simply frustrated—by our broken immigration system, this could be a sign of good news to come,” he said. “I am confident that the Supreme Court will rely on the Constitution and precedent to affirm his actions.”

Los Angeles County Supervisor Hilda Solis supported the president’s efforts by advocating for the formation of a county DACA/DAPA Task Force to implement the president’s orders and to allocate more local resources to assist youth who qualify for DACA.

“Last November, the County Board of Supervisors signed onto an amicus brief urging that the U.S. Supreme Court review the Fifth Circuit’s decision,” she said. “Now is the time to embrace our immigrants because they are vital contributors to our society.”

Medina, visibly joyful during CHIRLA’s press conference, told EGP she will fight relentlessly to be heard and to end her 19 years living in the shadows.

“My children worry about my situation,” Medina said. “At their young age they know what immigration is about and they fear I may not be home one day.”

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

Tribunal Supremo Toma el Caso de Inmigración

January 21, 2016 by · Leave a Comment 

La residente del Este de Los Ángeles y activista por los derechos de inmigrantes Isabel Medina despertó el martes con un mensaje de texto diciendo que la Corte Suprema revisaría la acción ejecutiva de inmigración del presidente Obama.

“Estaba feliz, desperté a mis hijos y les dije acerca de la buena noticia”, Medina le dijo a EGP en español. “Llamé a mi marido al trabajo y celebramos un paso más hacia la legalización”.

Read this article in English: Supreme Court to Take Up Immigration Case

Sus dos hijos estadounidenses—de edades siete y nueve—no comprendían muy bien la importancia de la decisión, comentó Medina. “Pero estaban contentos y dijeron: ‘Mamá, ahora si puedes ir a visitar a la abuela [en México]’”, recordó con lágrimas en sus ojos.

La decisión del Tribunal Supremo de revisar el fallo de la Corte del Quinto Circuito de Apelaciones con sede en Nueva Orleans, de la demanda Texas v. Estados Unidos le ha devuelto la esperanza a Medina y a cinco millones de inmigrantes indocumentados en el país que podrían conseguir un alivio temporal de la deportación bajo los programas del presidente Acción Diferida para Padres de Estadounidenses (DAPA) y la ampliación de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DAPA).

Anunciados por Obama en noviembre de 2014, DACA y DAPA benefician a padres de hijos estadounidenses y residentes permanentes legales e inmigrantes indocumentados que llegaron al país cuando eran niños y tenían más de 31años de edad en 2012, permitiéndoles obtener protección contra la deportación, un permiso de trabajo y un número de seguro social.

El 16 de febrero de 2015 y dos días antes de que DACA expandido tomara efecto—26 estados predominantemente republicanos encabezados por Texas presentaron una demanda para bloquear los programas, alegando que las órdenes ejecutivas de Obama excedieron su autoridad bajo la Constitución de EEUU.

Isabel Medina (centro) junto a activistas celebran la decisión de la Corte Suprema que aceptó escuchar los casos de DACA y DAPA. (EGP foto por Jacqueline García)

Isabel Medina (centro) junto a activistas celebran la decisión de la Corte Suprema que aceptó escuchar los casos de DACA y DAPA. (EGP foto por Jacqueline García)

Un juez de Texas y el panel de la Corte del Quinto Circuito de Apelaciones acordaron en detener los programas que estaban a punto de entrar en vigor.

La Administración Obama y 15 estados—incluyendo California—apelaron la decisión del Quinto Circuito con la Corte Suprema.

“Sabemos que es legal, sabemos que tiene sentido común. Sabemos que es sólo un ejercicio ejecutivo legítimo con discrecionalidad que se ha utilizado legalmente por los presidentes de ambos partidos; [Dwight D.] Eisenhower, [Ronald] Reagan, [George W.] Bush, [Bill] Clinton y Obama, por supuesto”, dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición Pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA) durante una conferencia de prensa en respuesta al anuncio del martes por la mañana.

“[Los inmigrantes] no se esconden, trabajan duro todos los días para mantener a sus familias y apoyar la economía de este país … Tenemos que dejar de deportar a los hombres, mujeres y niños que trabajan duro”, añadió María Elena Durazo, vicepresidenta general para la inmigración, los derechos civiles y la diversidad con UNITE HERE.

Los jueces probablemente escucharán los argumentos en abril; se espera una decisión final en junio.

En California, aproximadamente 1,5 millones de personas podrían beneficiarse de DACA y DAPA con cerca de medio millón en el condado de Los Ángeles, según Salas.

Si el Tribunal Supremo falla a favor de la Administración, los inmigrantes no autorizados elegibles bajo DACA o DAPA podrían enfrentarse con un corto plazo de tiempo para la aplicación de los programas antes de que Obama deje el cargo como presidente en enero de 2017, con probabilidades de que algún republicano lo reemplace.

Activistas de los derechos de inmigración han estado exhortando a las personas que podrían calificar para el aplazamiento de tres años de la deportación y el derecho a trabajar legalmente para reunir los documentos que necesitarán para solicitar si la Corte Suprema falla a su favor.

La congresista Judy Chu (CA-27), una de los cinco representantes que instó al presidente a emitir las órdenes ejecutivas, dijo a través de una teleconferencia el martes que la lucha continúa porque “es lo correcto” para hacer.

“Sabemos que estamos en el derecho legal, moral y estamos detrás de las acciones del presidente”, aseveró.

El presidente del Caucus Demócrata, Xavier Becerra (CA-34), dijo en un comunicado que el presidente actuó “bien dentro de su autoridad” al proponer medidas migratorias de sentido común.

“Para los estadounidenses perjudicados—o simplemente frustrados—por nuestro sistema roto de inmigración, esto podría ser una señal de buenas noticias por venir”, dijo. “Estoy seguro de que el Tribunal Supremo se basará en la Constitución y los precedentes para afirmar sus acciones”.

La supervisora del Condado de Los Ángeles, Hilda Solís, apoyó los esfuerzos del presidente al abogar por la formación de un grupo de trabajo DACA/DAPA del condado de para poner en práctica las órdenes del presidente y fortalecer los recursos locales para ayudar a los jóvenes que califican para DACA.

“En noviembre pasado, la Junta de Supervisores del Condado firmó en un escrito de ‘insistencia amigable’ pidiendo a la Corte Suprema de Estados Unidos que revisara la decisión del Quinto Circuito”, dijo. “Ahora es el momento de aceptar a nuestros inmigrantes porque son contribuyentes vitales para nuestra sociedad”.

Medina, visiblemente alegre durante la conferencia de prensa de CHIRLA, le dijo a EGP que ella luchará sin descanso para ser escuchada y para poner fin a sus 19 años de vivir bajo las sombras.

“Mis hijos se preocupan por mi situación”, dijo Medina. “A su corta edad saben lo que es la inmigración y temen que un día no me encuentren en casa”.

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

Next Page »

Copyright © 2016 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·