‘Gentrificación’ Presiona a Pequeños Negocios Locales

August 20, 2015 by · Leave a Comment 

Amada Decoloma lloró desconsolada cuando vio agua gotear del techo de su salón de belleza.

Emilia Salvatierra continúa en estado de shock después de enterarse que a tan sólo cinco meses de la compra de su negocio su renta del local podría duplicarse.

Juan Gálvez busca arrendar una nueva ubicación para su tienda de electrodomésticos después de haber sido informado por su propietario que tenía que desalojar.

Estos son sólo algunos de los escenarios que ocurren a lo largo de un corredor comercial en Highland Park y otras áreas cercanas.

Read this article in English: ‘Gentrification’ Pressures Local Small Businesses 

El sábado, una coalición de grupos comunitarios llevará a cabo una marcha y feria de recursos para llamar la atención acerca del desplazamiento de residentes y negocios locales debido a la gentrificación de “forasteros” en el noreste de Los Ángeles.

Gentrificación es un proceso de transformación urbana donde la población original de un barrio deteriorado es desplazada por otra de mayor nivel económico a la vez que este es remodelado.

Un tema complicado con muchas caras en la misma historia. Para algunos, el término gentrificación evoca imágenes de urbanistas ambiciosos que desplazan a la gente de sus hogares. Para otros, representa la revitalización de su comunidad y la oportunidad de hacer algo de dinero en su propiedad.

Atrapados en medio se encuentran las personas que no son dueños de propiedades, pero sin embargo pagan sus alquileres y contratos de arrendamiento.

“He visto a personas que vienen de otros estados – Texas, Iowa, Utah – que quieren alquilar aquí y a nosotros nos están sacando”, dijo Gálvez, quien se vio obligado recientemente a mover su tienda de electrodomésticos localizada en la calle North Figueroa después de ocho años en el mismo lugar.

Gálvez dijo que no tenía más remedio que abandonar porque su arrendamiento era de mes a mes, que funcionaba bien con el dueño de la propiedad anterior. “Nos llevamos bien, así que no renové mi contrato cuando expiró hace unos años”, le dijo a EGP.

Admite que el nuevo propietario -Engine Real Estate LLC – se ofreció a ayudarle a encontrar una nueva ubicación en la zona y para que se mudara, pero lo que mostraron no era adecuado para él. Tampoco tiene el dinero necesario para un nuevo depósito de seguridad y costos de mudanza.

La tienda de ectrodomésticos de Gálvez fue temporalmente reubicada detrás de su localidad junto a un taller mecánico. (EGP foto por Jacqueline García)

La tienda de ectrodomésticos de Gálvez fue temporalmente reubicada detrás de su localidad junto a un taller mecánico. (EGP foto por Jacqueline García)

David Walker de Engine Real Estate le dijo a EGP que “no quieren ser responsables de nadie que se vaya a la quiebra o pierda su sustento de vida” y tratan de ayudar a los inquilinos que no pueden pagar las nuevas rentas más altas a mudarse. “Nuestra gente pasa cuatro, cinco días ayudando a inquilinos a encontrar un nuevo lugar en la misma zona, para que no se pierdan los clientes o incurran a costos adicionales, dijo. “Es un gesto de buena voluntad”.

Pero ellos están en el negocio y quieren obtener un reembolso razonable a su inversión, agregó, explicando que esa es la razón por la cual no pueden mantener las rentas al mismo precio.

En el interés de la divulgación completa, Eastern Group Publications, publicadora de este periódico, es uno de los negocios que pronto tendrá que mudarse de esta localidad en la Avenida 59, de la cual es dueño Engine Real Estate. Como en el caso de Gálvez, el costo para permanecer era muy alto y EGP decidió mudarse a Lincoln Heights. Mediante el proceso, el grupo de Walker ha sido de gran ayuda, pero no hubo remuneración económica por la reubicación.

La situación de Decoloma es algo diferente: ella todavía tiene dos años más en su contrato. Dice que el propietario esta tratando de sacarla al hacerle su estadía más difícil. Le quitó el aire acondicionado pese a que si servía. En el proceso de quitarlo le arruinó el techo y durante la última lluvia el agua goteó dañando el piso de su negocio Hot Stuff Haircutting Salón en la Avenida 57 y North Figueroa.

El propietario se rehúsa a arreglar los cambios debido a que especifica que “el aire acondicionado no era parte de su contrato”, le explicó a EGP. “Él quiere que yo me harte y me vaya”, dijo molesta.

La situación del negocio vecino Andrea’s Shoes (Emily’s Shoes) es aun peor. No solamente Salvatierra ya no tiene aire acondicionado, pero debido a la renta que es de mes a mes ella corre el peligro de perderlo todo, puesto que el dueño quiere incrementar su renta de $1,830 a $3,457 si ella firma un contrato de tres a cinco años.

La empresa encargada, Clint Lukens Realty le envió una carta el 12 de agosto indicando que el incremento es debido a los “recientes cambios en el vecindario y el mercado de alquiler de espacios de venta al por menor”.

“Estamos encantados de mantenerla [en la locación] … hasta que encontremos un inquilino que arriende a precio del mercado”, señala la carta. Entonces ella recibirá un aviso de 30 días para desalojar.

“Todavía no lo puedo creer, me fui de mi trabajo, mi marido está enfermo. Este negocio es todo lo que tengo”, le dijo a EGP visiblemente afectada emocionalmente.

Salvatierra y Decoloma tienen el mismo propietario y por eso tienen que lidiar con el mismo supervisor.

En un correo electrónico Clint Lukens Realty le dijo a EGP que “por [orden del] propietario, el AC nunca funcionó y no estaba conectado a ningún espacio. Un nuevo techo fue instalado y el equipo desconectado del AC se retiró”.

Lukens añadió que esta manejando el edificio desde junio de 2015 y que nunca han acosado a propietarios pero no puede hablar por compañías anteriores.

Decoloma dijo que le ofrecieron $35.000 para salir, pero ella no lo aceptó porque considera que es una cantidad muy baja por todo el esfuerzo y el dinero que invirtió en el espacio. “Gasté $24,000 para embellecer este espacio …Le doy trabajo a dos empleados, apoyo la economía”, dijo molesta.

“No sólo me están echando a mi, también están dejando mis empleados y sus familias sin ingresos”, se lamentó.

El techo del salón de belleza Hot Stuff Haircutting fue afectado durante la última lluvia, dice Decoloma. (EGP foto por Jacqueline García)

El techo del salón de belleza Hot Stuff Haircutting fue afectado durante la última lluvia, dice Decoloma. (EGP foto por Jacqueline García)

Lukens disputa la acusación y dice que su empresa nunca ofreció dinero. “No puedo hablar en nombre de la compañía supervisora anterior,” repitió.

Organizadores de la marcha del sábado dicen estar molestos y cansados del impacto que la gentrificación causa en barrios de bajos ingresos y mayormente latinos. Estan pidiendo que los oficiales electos tomen postura en lo que ellos llaman “violencia de desplazamiento”.

Entre los organizadores estan Friends of Highland Park, Concerned Community Members, Eviction Defense Network, BKR Gang and Drug Intervention Program, NELA Alliance and the Northeast Business Economic Development.

“[Los políticos] le llaman revitalización y no lo es. Es la gentrificación. Están desplazando a nuestra comunidad”, Priscilla Falter, organizadora de la protesta le dijo a EGP. “Vamos a pedir [al Concejal Gil] Cedillo que aborde la cuestión, no puede ignorar más lo que está pasando”, agregó.

Highland Park es conocido como un barrio diverso, con más de 60.000 habitantes con la mayoría de origen latino. Hay un nivel de pobreza del 38% o menos y últimamente la inclusión de las empresas de alta gama y proyectos de desarrollo de lujo de gran escala están provocando que los costos de la vivienda y el alquiler de las empresas aumente aún más.

Rick Coca, portavoz del concejal José Huizar le dijo a EGP que están familiarizados con el evento. “A pesar de que no esta en nuestro distrito, nuestro personal asistirá para escuchar las preocupaciones de la gente y ofrecer toda la ayuda que podamos”, dijo.

Organizadores critican a Cedillo por lo que ellos dicen es falta de responsabilidad y por llevar a cabo la celebración de un festival de jazz en el parque Sycamore Grove-que se ha estado planeando por un año—el mismo día que su evento.

De acuerdo a Falter la feria de recursos ofrecerá servicios legales, traducciones, un banco de alimentos y una clínica móvil con servicios mentales.

“Cuando las personas se encuentran desplazadas sufren ansiedad y necesitan ayuda”, dijo.

“¿Por qué están teniendo un festival de jazz en lugar de abordar los problemas reales de la comunidad?”, Preguntó. “A caso tienen tanto miedo de hablar sobre el tema”.

Cedillo le dijo a EGP por correo electrónico que su oficina está estudiando el problema y está trabajando con los departamentos de la ciudad para determinar qué acción se encuentra dentro de su jurisdicción, “ya que este es un asunto privado”.

“Mi oficina continúa buscando ideas fuera de la burbuja para hacer frente a los problemas actuales de los aumentos de alquiler en todo el distrito y la ciudad”, dijo. “Nos preocupa que los inquilinos comerciales están viendo sus rentas aumentar en Highland Park”.

De acuerdo al portavoz de Cedillo Fredy Ceja, el problema no es único de Highland Park y esta creciendo.

“Ahora vemos a los urbanistas no solamente comprando una propiedad, pero queriendo comprar cuadras enteras en Highland Park, Lincoln Heights y hasta en El Sereno”, dijo Ceja.

Los manifestantes piden a los oficiales electos que controlen los alquileres en empresas y hogares, eleven los costos de los propietarios “sin escrúpulos” que desalojan a los inquilinos, detengan los desarrollos que no abordan la crisis de vivienda y limiten los permisos de negocios y de zonificación que no abordan la tasa de pobreza del 38%.

Lo que la ciudad haga, debido a los derechos de las propiedades privadas, esta aun por verse.

“El problema con los propietarios es que en vez de venir a hablar con nosotros tienen la sangre fría”, Decoloma dijo a EGP agregando que la parte más frustrante para ella es que se le esta pidiendo desalojar la ubicación para colocar otro salón de belleza.

“No tiene sentido para mí”, dijo frustrada.

Walker dijo que él no entiende porqué la gente pinta todos los desarrollos de la misma forma y lo ven como algo malo.

“Por ejemplo, no entiendo su negación ante nuestra compra de Frank’s Camera [en Figueroa]. Estuvo vacante por ocho años, dañada rayada y nosotros estamos gastando mucho dinero para limpiarla para atraer nuevos negocios que atraerán más vida y ventas en Highland Park,” dijo. Sin mencionar todos los impuestos nuevos “que casi no veremos”.

La protesta del sábado comenzará en la esquina de la calle North Figueroa y el boulevar York por el asta de la bandera a las 4pm. Marcharán a la oficina de Cedillo en la Avenida 57 y North Figueroa y la feria de recursos tendrá lugar detrás de Antigua Coffee Roasters. Los voluntarios incluirán abogados pro-bono, traductores y una clínica de ayuda mental.

—-

Twitter @jackieguzman

jgarcia@egpnews.com

Boyle Heights se Enfrenta a Desarrollo Inmobiliario

June 5, 2014 by · Leave a Comment 

Al igual que sucedió en el barrio de Echo Park, el área de Boyle Heights, con 95% de residentes hispanos, se enfrenta a un desarrollo inmobiliario que busca su modernización y que no es bien recibido por los antiguos vecinos.

Estas recientes acciones de empresas inmobiliarias constituyen otro caso de “gentrificación”, como se conoce el proceso mediante el cual la población original de un sector o barrio, generalmente céntrico y popular, es progresivamente desplazada por otra de un mayor nivel adquisitivo, a través de la venta de propiedades remodeladas.

Adaptive Realty, una empresa especializada en atraer inversionistas, pretendió para el día de hoy realizar un tour en bicicleta dirigido a inversionistas que buscan comprar edificios para remodelarlos y luego alquilarlos a precios más altos.

No obstante, la iniciativa fue cancelada tras las protestas de varios residentes del barrio, quienes ven los planes de la compañía como una amenaza que a la larga podría desplazarlos del barrio en el que han nacido y crecido.

Muchos de estos residentes y líderes comunitarios aprovecharon la realización de un festival que se celebró el sábado en Boyle Heights para llevar a cabo un foro “Anti-Gentrificación”, con el fin de discutir el problema.

Adaptive Realty afirma por su parte que varios proyectos desarrollados en el sector de Echo Park muestran que el área ofrece excelentes posibilidades de inversión con relativamente poco dinero para una cuota inicial.

Según explica en su blog Moses Kagan, cofundador de la firma, una persona con $35.000 disponibles de capital, “un empleo estable y un crédito razonable”, puede comprar un edificio valorado en cerca de $1 millón.

Los residentes actuales se quejan de que esa remodelación los desplazaría a causa de la subida de impuestos que se aplicaría a sus propiedades, entre otros nuevos costos, y terminarían siendo desplazados por los inversionistas.

Kagan ofreció algunas recomendaciones para que los residentes de zonas como Boyle Heights enfrenten la modernización de las propiedades, tales como vivir en un edificio de arrendamiento estabilizado, considerar la posibilidad de compra y participar en los consejos vecinales.

El empresario señaló que una revalorización de propiedades trae consigo más seguridad y mejores servicios, y recordó que la ciudad de Los Ángeles cuenta con leyes para proteger a los residentes antiguos.

Según los últimos datos del censo, sólo el 5% de los residentes de Boyle Heights mayores de 25 años cuenta con un título profesional.

El área, que ha contado entre sus residentes a figuras como Antonio Villaraigosa, Anthony Quinn o el polémico Donald Sterling, presenta varias órdenes de restricción contra pandillas.

Copyright © 2015 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·