Se Pierde la Voz del Sureste

February 1, 2018 by · Leave a Comment 

Fue hace casi 20 años que tuvimos nuestra última conversación significativa. Me ofrecieron una oportunidad por la que había trabajado tanto durante los casi dos años que serví como reportero para Eastern Group Publications, y mi ex jefa, la editora de EGP Dolores Sánchez, tenía un poco de realidad para entregar a este reportero ilusionado.

Fui parte del equipo de reporteros que lanzó la edición Montebello de Los Angeles Times de su sección de noticias comunitarias Our Times (Nuestros Tiempos) en septiembre de 1998.

Dolores, sin embargo, advirtió que tales empresas suelen tener dos años para tener éxito. Deje el Montebello Our Times en agosto de 2000, aproximadamente un mes antes de que fuera cerrada por la Tribune Co.

Sí, Dolores, la estaba escuchando. De hecho, siempre escuché, especialmente porque EGP había hecho por mí lo que había hecho para tantos periodistas jóvenes desde que se lanzó la cadena de periódicos en 1979, y eso me da la oportunidad de ser la voz del lado del este. Y tomé el papel seriamente. De hecho, si los teléfonos no estaban sonando cuando el periódico llegaba a las entradas de los hogares el jueves, no había hecho mi trabajo.

Si, tenía la habilidad de ponerme a mí mismo y al periódico en medio de una controversia, ya fueran las innumerables y derrochadoras elecciones recordatorias que cubrí o ese debate de dos horas que el Concejo de Commerce tuvo una noche sobre si debería servir ‘hot dogs’ en un evento de “charla amistosa”. Digamos que hay muchas antiguas ciudades, distritos escolares, y si, incluso funcionarios de seguridad pública se alegraron de que mi línea de autor se desapareciera.

A los individuos detrás del escándalo que ha plagado al Distrito Escolar Unificado de Montebello, en los últimos años, solo estén contentos de que nunca me hayan conocido.

En la universidad, le pregunte a un profesor de ciencias políticas sobre si la corrupción prevalecía en los niveles más altos del gobierno. Él dijo “no” y agregó que es el gobierno local donde la corrupción prospera debido a la falta de controles y equilibrios. Y es por eso por lo que este reportero de tercera generación de “Montebelloan” tomo su papel tan en serio.

Gregory Arroyo es director editorial de Bobit Business Media, una empresa de medios de comunicación de empresa a empresa fundada en 1961.

Pero el péndulo se balanceó hacia el otro lado. Con eso, quiero decir que me apasionaba lo bueno que estaba pasando en las comunidades a las que servía.

Hubo una noche en que estuve en el escenario de un restaurante de la Calle Olvera cuando el entonces vicegobernador Cruz Bustamante – el primer latino elegido para ocupar un cargo estatal en California en más de 120 años – entregó el mazo del altavoz al entonces asambleísta de California, Antonio Villaraigosa, haciéndolo el primer presidente de la Asamblea de Los Ángeles en 25 años.

Estaba la maestra de la preparatoria de Theodore Roosevelt que creó un programa diseñado para ayudar a los estudiantes prometedores a ser aceptados en las escuelas de Ivy Leavgue. Hubo un día de graduación en la preparatoria de Montebello, cuando vi padres orgullosos abrazar a sus hijos e hijas. Y nunca olvidaré consolar a ese jugador de fútbol americano de la preparatoria que se dio cuenta de que acababa de jugar su último juego.

Y esto es lo que se perderá cuando EGP cierre sus puertas esta semana. Gracias Dolores y Jonathan [Sánchez], por darle una voz a una comunidad y periodistas jóvenes, como yo alguna vez lo fui, la oportunidad de desarrollar la suya.

Gregory Arroyo es director editorial de Bobit Business Media, una empresa de medios de comunicación de empresa a empresa fundada en 1961.

Copyright © 2018 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·