As GOP Deliberates In Washington, Californians Fear For Their Health Coverage

June 22, 2017 by · Leave a Comment 

More than half of Californians fear they or their loved ones will lose health coverage if the Affordable Care Act is repealed and replaced, a new statewide poll shows.

A poll by the Institute of Governmental Studies at the University of California-Berkeley, released Tuesday, unmasks a deep sense of insecurity across the Golden State, especially among low-income residents and people enrolled in Medi-Cal, the state’s version of the federal Medicaid program for low-income people.

The poll found that 56 percent of Californians worry that they or someone in their family will lose health insurance if the federal health care law, also known as Obamacare, is terminated.

The level of concern jumps dramatically among Californians whose household income is less than $20,000 per year and people enrolled in Medi-Cal.

About 4 in 5 people in those categories fret over the potential loss of coverage.

Medi-Cal covers 13.5 million Californians, about one-third of the state’s population, and nearly 4 million of those enrollees joined as a result of the program’s expansion under Obamacare.

“We all have friends or relatives who are or have been on this program,” said Jennifer Kent, director of the state Department of Health Care Services, which administers Medi-Cal.

“The state has literally bent over backwards to make the ACA work,” Kent said. “This poll is basically now showing that people are appreciating what has been built and are worried that it’s going to be taken back down again.”

A GOP bill passed by the House in early May would not only eliminate the major planks of Obamacare but also cap the flow of federal dollars going to Medicaid. The nonpartisan Congressional Budget Office estimated that the proposal would leave 23 million more people uninsured by 2026 than under Obamacare and reduce federal spending on Medicaid by $834 billion over 10 years.

The House sent its measure to the U.S. Senate, whose leaders now are secretly drafting their own version of a health bill and aiming for a vote before July 4.

With the ACA facing a major existential risk, its popularity in California has never been higher. The poll found that roughly two-thirds of state residents support the law.

That represents a record level of public support, said poll director Mark DiCamillo.

“Health care is important. It’s kind of a family issue for a lot of people,” he said. “There’s just a lot of concern about the cuts, or the potential for cuts, and the changes that may be made to the Affordable Care Act. It’s really having an impact in California.”

Pollsters, who conducted the survey on behalf of the California Health Care Foundation, interviewed 1,845 Californians through most of May.

Medi-Cal was a major focus of the poll, and more than two-thirds of respondents said it is important to them and their families.

Diana Mullis of Sacramento said it would be “scary” if her husband and 4-year-old daughter lost their Medi-Cal coverage.

Her daughter is healthy, and she mostly sees doctors for routine shots and check-ups. But Mullis, 33, knows that Medi-Cal will protect her family from massive medical bills and bankruptcy should her daughter or husband ever land the hospital.

“That’s not going to be the case if things roll back,” said Mullis, who has employer-sponsored insurance.

Lanhee Chen, a fellow at Stanford University’s Hoover Institution, supports the repeal and replacement of the ACA. He believes fearful Californians are being influenced by media coverage.

“Are they getting the full picture of what an effort to repeal and replace Obamacare would look like? I would suggest they’re not getting a full picture,” he said.

He pointed to the majority of Californians who have employer-based coverage and said they wouldn’t be dramatically impacted by an Obamacare repeal.

“The vast majority of Californians, if the ACA goes away, probably won’t see an effect one way or the other,” he said.

And those on Medi-Cal may not lose their coverage, especially if California takes its own steps to keep residents insured, he added.

“California could make the decision to raise taxes,” he said.

But Kent, director of the state’s health care department, counts herself among the worried Californians. She said she has been losing sleep over the future of the ACA and Medi-Cal.

“Any change at the federal level that happens in Medicaid has the potential to have both serious and/or catastrophic effects in the state,” she said.

 

California Healthline reporter Pauline Bartolone contributed to this report. California Healthline is produced by Kaiser Health News, delivering expanded coverage of health policy news in California and original reporting that highlights the state’s outsized influence on the nation’s health care system.

 

El Desafío de la Salud en Hogares Con Estatus Mixtos

June 9, 2016 by · Leave a Comment 

La residente de Huntington Park Stephanie Martínez tenía sólo cinco años de edad cuando sus padres la trajeron a vivir a EE.UU. como indocumentada. Ahora a sus 23 años, ella es una de las aproximadamente 853.000 personas en el país que tienen un estatus temporal cuasi-legal a través de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) promulgada por el presidente Obama en 2012.

También hoy en día ella tiene un seguro de salud, pero al igual que muchos en su situación el camino hacia la cobertura estuvo lleno de obstáculos complicado por el estatus mixto de inmigración de su familia y un ingreso familiar combinado considerado demasiado alto para calificar para los subsidios de salud, pero demasiado bajo para pagar un seguro privado.

Read this article in English: Dreamers in Search of Affordable Health Care

Bajo DACA, los jóvenes entre 16 y 31 años de edad que fueron traídos al país ilegalmente cuando eran niños pueden evitar temporalmente la deportación y trabajar legalmente en EE.UU. siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos, como asistir o terminar la preparatoria y pasar una prueba de antecedentes criminales.

Para muchos que han calificado hay un sentido de normalidad, de no vivir más bajo la sombra de la sociedad, a menos que al igual que Stephanie vivan en un hogar de “estatus mixto”, donde algunos miembros de la familia son ciudadanos, residentes legales, o beneficiarios de DACA, pero otros son indocumentados.

Cuando fue promulgada en 2014, la Ley de Asistencia Asequible (ACA)—también conocida como Obamacare—los beneficiarios de DACA, comúnmente conocidos como “soñadores”, y los inmigrantes indocumentados quedaron explícitamente excluidos para comprar cobertura de salud a través de los planes patrocinados por el gobierno ni a recibir créditos tributarios de primas u otros ahorros en el mercado.

“Es política,” dijo a EGP Gabrielle Lessard, abogada de política de salud con el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, explicando que la Administración Obama sabía que se enfrentaría a una reacción violenta si se permitiera a los indocumentados y beneficiarios de DACA participar en el programa, pese a que pagan impuestos, los mismos que ayudan con subsidios a la cobertura.

A su corta edad, Stephanie no estaba preocupada por no tener seguro de salud; después de todo, es joven y saludable. Sin embargo, no se podía decir lo mismo de su padre Álvaro Martínez, quien sufre de diabetes y necesita atención médica constante. Él enfrenta una lucha para obtener atención médica asequible debido a su estatus de indocumentado.

La familia Martínez es considerada una familia de estatus mixto donde los padres son indocumentados y los hijos son beneficiarios de DACA. (Cortesía de Stephanie Martínez)

La familia Martínez es considerada una familia de estatus mixto donde los padres son indocumentados y los hijos son beneficiarios de DACA. (Cortesía de Stephanie Martínez)

Así que el año pasado, cuando el padre de Stephanie le pidió que solicitara cobertura de salud para la familia a través del seguro de salud del estado, Covered California, ella aceptó  y llenó la solicitud en una feria de salud patrocinada por AltaMed.

Laura Ochoa coordinadora de mercadeo, trabaja en el programa de AltaMed “Soñadores y Medi-Cal” que revisa si beneficiarios de DACA son elegibles para el programa de Medi-Cal del estado para familias de bajos ingresos, incluyendo a beneficiarios de DACA que pudieran calificar para la cobertura bajo el reconocimiento del estado de individuos que se encuentran residiendo permanentemente en EE.UU. protegidos por la ley de color (PRUCOL por sus siglas en inglés), una categoría de elegibilidad para beneficios públicos creado por los tribunales.

Según los funcionarios de inmigración de EE.UU., “un individuo puede ser elegible para Medicaid (Medi-Cal), si es un extranjero que reside en EE.UU. con el conocimiento y permiso del Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) y el INS no contempla exigir la salida del extranjero”, como es el caso de los beneficiarios de DACA.

Los destinatarios de DACA de California y Nueva York cumplen con la norma PRUCOL, dijo Lessard.

Algunos requisitos para calificar para el Medi-Cal de California para los beneficiarios de DACA incluye que tengan un permiso de trabajo válido, un número de seguro social, identificación y prueba de sus ingresos, dijo Ochoa.

Pero el caso de Stephanie era más complicado. Los ingresos combinados de la familia de $46,000 superó el máximo nivel de pobreza federal (FPL) del 138%, o $33.534 al año para una familia de cuatro. Su estado migratorio mixto—sus padres son indocumentados—también hizo que la cobertura de grupo a través del mercado de salud fuera poco probable. El seguro privado es demasiado caro, dijo Stephanie.

Un estudio realizado por el Dream Resource Center del UCLA Labor Center encontró que uno de cada diecisiete niños en EEUU viven en hogares de estatus mixto migratorio.

“Las familias de estatus mixto son un grupo demográfico que crece en Estados Unidos” y su resultado de salud proporciona información sobre el futuro de la salud de la población de EEUU, de acuerdo al estudio “Sin Papeles y Sin Seguro; Un informe de cinco partes sobre jóvenes inmigrantes y la lucha por cuidados de salud en California”.

Stephanie estudia en el Colegio de Santa Mónica y trabaja a tiempo parcial. Dice que es todavía depende de su familia en necesidades básicas como comida y techo.

Según Ochoa, la mejor opción para Stephanie era aplicar como un individuo. Ella dijo que los estudiantes que ganan alrededor de $10.000 podrían calificar para Medi-Cal incluso si sus padres los reclaman como dependientes.

“Si son estudiantes de medio tiempo y trabajadores de medio tiempo, lo más probable es que son elegibles”, agregó.

A principios de este año Stephanie aplicó de nuevo pero esta vez sola y fue aprobada para la cobertura de Medi-Cal mediante L.A. Care Health Plan comenzando el primero de junio.

Stephanie Martinez revisa los documentos que recibió de Medi-Cal (EGP foto por Jacqueline García)

Stephanie Martinez revisa los documentos que recibió de Medi-Cal (EGP foto por Jacqueline García)

Mientras exploraban opciones para la familia, Stephanie también descubrió que el Sr. Martínez califica para la cobertura mediante el programa Capacidad de Pago (ATP) del condado de Los Ángeles, que ofrece servicios de salud asequibles para los residentes del condado de LA que no califican para planes de Medi-Cal, Medicare o Covered California independientemente de su situación migratoria.

El programa es gratis para “individuos con ingresos iguales o menores de $1.367 por mes” y tiene una “[opción] de bajo costo para las personas con ingresos por encima de $1.367 por mes”, como es el caso del Sr. Martínez.

Los solicitantes de ATP sólo pagan por el mes que visitan el hospital o sus clínicas asociadas. Los servicios incluyen visitas al médico y de emergencia, pruebas y medicamentos, explica la página de Internet de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles.

El estudio “Sin Papeles y Sin Seguro”, afirma que la salud de los californianos indocumentados es crucial para el bienestar del estado.

Los investigadores recomiendan expandir ACA a todos los californianos sin importar su estatus migratorio o nivel de ingresos.

“No hay tal cosa como la salud individual; toda la salud es pública y común”, afirma el estudio.

El proyecto de ley SB 10, la exención de la salud para todos, del senador estatal Ricardo Lara, fue recientemente aprobada por los legisladores del estado y podría permitir que los inmigrantes indocumentados compren cobertura de salud a través del mercado de Covered California, pero requeriría primero la aprobación federal.

Martínez le dijo a EGP que ella esta contenta ahora tiene un seguro de salud, pero todavía se preocupa por los problemas de salud de su padre. “Él tiene más necesidad que yo”, dijo.

 

La serie de tres partes fue producida como un proyecto para California Health Journalism Fellowship, un programa del Centro de Periodismo de la Salud de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo de USC Annenberg.

 

Para leer Parte 1:  DACA y Obamacare: ¿Quién Califica?

Para leer Parte 3: ¿Vale la pena la SB10? ¿Qué es una exención?

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

California Set to Be First State to Allow Undocumented Residents to Buy Health Coverage on Online Marketplace

June 9, 2016 by · Leave a Comment 

New America Media – As early as next year, undocumented immigrants will be able to buy health insurance on Covered California, the state’s online marketplace. That is, if Uncle Sam gives the state a federal waiver to do so.

In a bipartisan vote of 27 to 8, the California state senate on June 2 approved SB 10, the Health For All Waiver authored by Sen. Ricardo Lara, D-Bell Gardens. Under the proposal, the state will ask for a waiver so that undocumented adults can buy coverage on Covered California.

However, undocumented immigrants would not be able to get any subsidies when making their purchase. An estimated 390,000 immigrants who earn an income too high to qualify for Medi-Cal could purchase health care coverage through this program – if they can afford it.

Sen. Lara introduced the waiver as a result of President Obama’s signature health care legislation, the Affordable Care Act (ACA), which bars undocumented immigrants from purchasing health insurance on the online marketplaces set up by state or federal governments. The ACA subsidizes the costs, making the premiums affordable.

 SB 10 by Sen. Ricardo Lara (pictured) wins bipartisan support for seeking waiver to allow undocumented residents to by health insurance through Covered California. (New America Media)

SB 10 by Sen. Ricardo Lara (pictured) wins bipartisan support for seeking waiver to allow undocumented residents to by health insurance through Covered California. (New America Media)

States were, however, given a so-called 1332 waiver option so they could fashion a new coverage system customized for local preferences. Proposed state changes have varied widely, from minor fixes to substantial redirections.

In California, the state with the largest immigrant population, an estimated 3 million adults and children have been left without insurance because of the ACA barrier. Thanks to efforts spearheaded by Lara, nearly 170,000 undocumented children became eligible last month for full health coverage through Medi-Cal, the state’s name for Medicaid, the health insurance program for low-income people.

“It is immoral to discriminate against anyone based on where they were born,” Lara said in a press release after the Senate approved the SB 10 measure June 2. “This bill presents a historic opportunity for California to become the first state in the nation to request a federal waiver to allow the exchange to sell health insurance to undocumented immigrants.”

Governor Brown, the fiscally conservative leader, is expected to sign the waiver request because no state spending is involved.

“Beyond the important symbolism of inclusion, this proposal will provide a practical benefit for many California families with mixed immigration status, who will be able to buy coverage together, even if some family members are eligible for subsidies and others are not,” noted Anthony Wright, executive director of Health Access California, the statewide health care consumer advocacy coalition.

In seeking the waiver, the state must certify that the proposal will not diminish coverage or affordability on the exchange, and will not add costs for the federal government.

Then the federal Department of Health and Human Services and Department of Treasury have 225 days to make a decision. By expediting state approval of the bill, Lara hopes to have the request considered by the Obama administration before he leaves office.

El Tío Sam Quiere que los Destinatarios de DACA Eviten Estafas de Impuestos

March 19, 2015 by · Leave a Comment 

New America Media– Una nueva estafa contra los inmigrantes ha llamado la atención del tío Sam.

Defensores de la salud están preocupados de que los preparadores de impuestos han estado desinformando, y algunos incluso simplemente estafando a los beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) haciéndoles pagar una multa por no tener seguro de salud. El miércoles, el Servicio de Rentas Internas (IRS) emitió un comunicado aclarando que no hay tal sanción para los inmigrantes indocumentados o para los destinatarios de DACA.

DACA es un programa anunciado por el presidente Obama en 2012 que ofrece una protección temporal contra la deportación a los inmigrantes indocumentados que llegaron a este país cuando eran niños.

“Los defensores han estado pidiendo [al gobierno de Obama] durante un mes proporcionarles [a los preparadores de impuestos] un poco de claridad”, dijo Angel Padilla, analista de políticas de salud en la oficina de Washington, DC, del Centro Nacional de Leyes de Inmigración.

Hasta ahora, dijo, “no había algo oficial que [teníamos que] podríamos señalar de parte del IRS que aclare esto. Ahora lo tenemos”.

El sitio web del IRS ahora refleja la claridad que los defensores han estado presionando para explicar: Las personas que no son ciudadanas o residentes permanentes de Estados Unidos y que no están legalmente en los Estados Unidos están exentos de la disposición de corresponsabilidad individual. Para este propósito, un inmigrante con el estatus de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) no se considera legalmente presente y por lo tanto es elegible para esta exención. Un individuo puede tener derecho a esta exención incluso si él o ella tiene un número de seguro social (SSN).

La confusión se debe a una política en virtud de la Ley de Asistencia Asequible (ACA) que requiere que casi todos los estadounidenses tengan algún tipo de seguro de salud, o enfrentarse a una sanción.

Esa cobertura podría provenir de seguros de parte de un trabajo; un plan de salud individual comprado a través de intercambios de cuidado de salud administrados por el gobierno o en otro lugar; Medicaid (conocido como Medi-Cal en California), un programa de seguro de salud financiado por el gobierno para las personas de bajos ingresos; o Medicare, un programa de seguro de salud para los que son mayores de 65 años o tienen una discapacidad.

Para 2014, el primer año en que la política entró en vigor, la pena por no conseguir dicha cobertura fue de $ 95 por adulto y $ 47,50 por niño, o el 1 por ciento del ingreso familiar imponible, lo que fuese mayor. La pena se incrementará en los años siguientes.

Pero el requisito de tener un seguro de salud no se extiende a los inmigrantes indocumentados o beneficiarios de DACA. Eso es porque no son residentes legales. DACA es solamente una categoría de elegibilidad de beneficios, no un estatus migratorio.

Es una distinción que ni el Departamento de Salud y Servicios Humanos ni el Servicio de Impuestos Internos dejaron claro en sus sitios web hasta ahora, dijo Padilla.

“Esa falta de claridad paso a los preparadores de impuestos”, dijo.

Brenda Ordaz, una representante de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA) y una navegadora de la salud para el mercado de seguro de salud del estado, ha visto de primera mano la confusión.

Una beneficiara de DACA ella misma, Ordaz dice que otros destinatarios de DACA han estado buscándola a ella, preguntando por qué sus preparadores de impuestos les estaban haciendo pagar sanciones por no tener seguro de salud.

Ella dijo que un preparador de impuestos le pidió a un cliente con DACA pagarle la sanción directamente y en efectivo, en lugar de pedir que el IRS lo dedujera de su reembolso.

“Estoy segura de que algunos preparadores están haciéndole esto a los indocumentados también”, dijo Ordaz.

Residente de Los Ángeles y beneficiaria de DACA Ana Alcántara, de 22 años, dice que su preparador de impuestos le dijo que tenía que pagar la multa cuando descubrió que no tenía seguro de salud. A disgusto accedió a que los $95 fueran deducidos de su reembolso de impuestos de casi $850.

Alcántara no sabía que ella estaba exenta de la obligación. Ella tampoco sabía que podría haberse inscrito en el programa de Medi-Cal financiado por el estado de California cuando recibió DACA en 2013. A pesar de que los destinatarios de DACA tienen prohibido el acceso a los programas federales, califican para Medi-Cal que esta financiado por el estado – algo de lo que muchos no están conscientes.

Mientras tanto, los mismos preparadores de impuesto dicen que no siempre saben si su cliente es un destinatario de DACA. Una preparadora de impuestos reconoció que había presentado declaraciones de impuestos para un número de clientes que incluían la sanción porque no le habían informado que eran beneficiarios de DACA.

“Es difícil saber porque muchos clientes no [lo dicen]”, explicó Azucena López, una propietaria de Gonzales Tax Services en Madera, California. Ella dijo que había asumido que eran residentes legales cuando le dijeron que tenían un permiso de trabajo y número de seguro social.

Desde que se dio cuenta que sus clientes eran destinatarios de DACA – y estaban exentos de la pena – López dice que ha presentado declaraciones de impuestos complementarias. El preparador de impuestos de Alcántara también ha acordado presentar una enmienda para que Alcántara pueda conseguir sus $95.

Lea más sobre el cuidado de la salud y DACA en el sitio web del Centro Nacional de Leyes de Inmigración, www.nilc.org.

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·