Refugio de Invierno Abre sus Puertas en Highland Park

December 17, 2015 by · Leave a Comment 

Cuando tres hermanas indigentes escucharon que una iglesia en Highland Park pronto abriría un refugio por las noches, rápidamente fueron a comprobarlo. Después de todo, su única opción era continuar durmiendo en el piso de un baño público del parque Sycamore Grove.

Las bancas de la Iglesia All Saints Episcopal les dio la bienvenida con un saco de dormir, una almohada y algunos artículos de aseo.

La pequeña cocina improvisada les ofrece comida caliente mientras que ven películas en el proyector de la iglesia.

Read this article in English: Winter Shelter Opens in NELA

Han pasado más de dos semanas desde que las hermanas comenzaron su ritual nocturno para conseguir una banca en la iglesia—una mejora ante el aire libre y el piso de un baño.

“Es mucho mejor que dormir en el frío”, dice Hope, quien no quiso dar su apellido, de 56 años de edad. Las hermanas fueron de las primeras seis personas en obtener la admisión al refugio de la iglesia cuando se abrió el primero de diciembre.

En pocos días, el Centro de Acceso de Invierno estaba completamente lleno y algunas personas han sido rechazadas, dijo Rebecca Prine, directora voluntaria de Recycled Resources for the Homeless una organización sin fines de lucro de beneficencia pública en el noreste de Los Ángeles.

“Todo ha ido muy bien y nuestra pequeña comunidad está prosperando”, Prine le dijo a EGP. “Confiamos en la generosidad de otros en la comunidad”.

En septiembre, el alcalde Garcetti y los miembros del consejo de la ciudad declararon “estado de emergencia en la falta de vivienda” y comprometieron $100 millones para proporcionar vivienda permanente y transitoria a los necesitados.

Han pasado meses y activistas a favor de los indigentes se han impacientado ante la lenta respuesta de la ciudad.

Las temperaturas están bajando y las tormentas de El Niño están en camino, dijo Prine, explicando que Recycled Resources tuvo que intervenir después de no ver ninguna acción por parte del Consejo de la Ciudad.

El refugio de la iglesia en Highland Park abrió sus puertas el primero de diciembre. (EGP foto por Jacqueline García)

El refugio de la iglesia en Highland Park abrió sus puertas el primero de diciembre. (EGP foto por Jacqueline García)

Los consejos vecinales locales, negocios y voluntarios colaboraron para encontrar un lugar para sus vecinos indigentes. El  reverendo W. Clarke Prescott de la Iglesia All Saints Episcopal aceptó abrir la iglesia como un refugio temporal de invierno.

La iglesia cuenta con espacio para 30 personas por noche. Hay un pequeño espacio en el segundo piso para las personas con niños. Las mascotas también son bienvenidas.

Pero se necesita más ayuda, dijo Prine, criticando a las autoridades municipales por no actuar.

Representantes de la Agencia de Servicios para Desamparados de Los Ángeles (LAHSA) visitaron el refugio para evaluar su elegibilidad para fondos financieros.

En el conteo del 2015, LAHSA identificó más de 25.000 indigentes en la ciudad de Los Ángeles. En todo el Condado, la indigencia ha aumentado un 12% desde el conteo de 2013, de 39.461 a 44.359.

El lunes, la portavoz de LAHSA Kelli Pezzelle le dijo a EGP que la iglesia no cumple con los requisitos de las normas de seguridad de la agencia. Entre los problemas, las bancas son demasiado estrechas para ser utilizadas como camas y no hay extinguidores, dijo Pezzelle.

La agencia rechazó esta semana la solicitud de financiamiento para el Centro de Acceso del invierno, pero revirtió su decision el miércoles.

Según el portavoz del concejal Cedillo Fredy Ceja, su jefe envió una carta a LAHSA instando a la agencia a que reconsidere su decisión “dada la urgente necesidad de un refugio inmediato”.

La carta de Cedillo señaló que la iglesia “es el único refugio actualmente disponible para los indigentes del noreste de LA y el apoyo de LAHSA en este sitio ampliará el alcance de los servicios disponibles en la zona”.

Despues de la reversión de LAHSA, Cedillo dijo que “inmediatamente presentó una moción para poner el centro en la lista de refugios de invierno, asegurando protecciones bajo la crisis de refugios. Esto les permitirá obtener fondos de LAHSA y operar durante la temporada de invierno”, dijo el concejal en un comunicado de prensa.

El concejal José Huizar también intervino para apoyar el centro, obteniendo la aprobación del consejo que le permite transferir $20.000 en fondos discrecionales de su oficina para el refugio.

El miércoles el consejo de la ciudad también aprobó la moción que Cedillo introdujo el martes pidiendo al Departamento de Recreación y Parques que abra inmediatamente la Armería Bridewell en Highland Park—que se encuentra vacante—para servir como un refugio de invierno.

La petición de Cedillo se produce después de la aprobación del consejo de la moción del concejal José Huizar para asignar $12.5 millones de “ayuda inmediata para los indigentes, rápido realojamiento y refugios de invierno” en toda la ciudad.

El financiamiento incluye $10 millones para subsidios de “Realojamiento Rápido” para casi 1.000 indigentes para ayudarles con el alquiler o los costos de la mudanza. Los fondos restantes incrementarán camas en albergues en este invierno en más de un 50%—a un total de 1.300. Estas camas se destinarán a los que viven a orillas del río de Los Ángeles en Tujunga y Arroyo Seco.

“Mientras que parte de este dinero ayuda a preparar la infraestructura a largo plazo para hacer frente a la falta de vivienda, la mayor parte del dinero es para acciones inmediatas para ayudar a la gente a que no estén en las calles”, dijo Huizar.

El refugio se ha mantenido abierto con el apoyo de la comunidad. Los Consejos Vecinales de Highland Park y Eagle Rock han aprobado fondos para el centro: $1.000 y $4.000, respectivamente.

Aunque todo el mundo en el noreste de Los Ángeles está hablando de la falta de vivienda, nadie está haciendo nada al respecto, explicó el presidente del Consejo Vecinal de Eagle Rock, David Greene.

“Las Juntas Vecinales pueden y se deben ir a la vanguardia en temas que son demasiado políticos o demasiado locales para que el ayuntamiento y el alcalde los enfrenten de una manera oportuna”, le dijo a EGP. “Entonces, mientras que la ciudad de Los Ángeles busca cómo encontrar y gastar los millones de dólares en su ‘guerra contra la falta de vivienda’, el ERNC vio una manera de hacer algo acerca de la situación inmediatamente en el noreste de LA”.

Las personas donan comida caliente, ropa, libros y alimentos para mascotas; voluntarios manejan el refugio que esta abierto de 7pm a 8am.

Nereida Vazquez (der.) junto a su mamá y a su hija en la apertura del refugio en la iglesia de Highland Park. Vazquez se enorgullece que su hija sea voluntaria en algunas ocasiones. (EGP foto por Jacqueline García)

Nereida Vazquez (der.) junto a su mamá y a su hija en la apertura del refugio en la iglesia de Highland Park. Vazquez se enorgullece que su hija sea voluntaria en algunas ocasiones. (EGP foto por Jacqueline García)

Para los afortunados en conseguir un sitio para pasar la noche en la iglesia, este se convierte en un refugio seguro y cálido del frío invierno.

Cada noche, la voluntaria Nereida Vázquez da la bienvenida a los residentes del refugio y a veces pasa la noche como auxiliar. Como ex drogadicta y víctima de violencia doméstica, Vásquez dice que sabe de primera mano el valor de tener un lugar para dormir, ya que ella fue indigente y el departamento de servicios a  familias le quito a sus hijos para dárselos a su madre.

Se siente muy bien estar ahora en un lugar donde se ayuda a los necesitados, le dijo a EGP.

Recycled Resources espera vincular a los participantes a los servicios de apoyo que necesitan para mejorar su situación antes de que el refugio temporal cierre en marzo.

Mónica Alcaraz, voluntaria con Recycled Resources y presidente de la junta vecinal de Highland Park, le dijo a EGP que evalúan la situación de cada visitante al refugio y le recomiendan la asistencia adecuada.

“Los casos son diferentes, algunos de ellos quieren solicitar una vivienda, otros necesitan documentación básica como una [identificación] o la tarjeta del seguro social”, dijo.

“Estoy orgullosa del trabajo que hemos sido capaces de hacer como comunidad y para nuestra comunidad”, dijo Prine.

Según Hope, Recycled Resources la ha ayudado a ella y a sus hermanas a solicitar para la vivienda de Sección 8 y esperan ser aceptadas antes del cierre del refugio.

“No somos malas personas, simplemente vivimos en las calles y necesitamos ayuda”, dijo con sentimiento de tristeza.

“Pero sé que pronto voy a salir de esta situación”.

Para saber más acerca del refugio y como ayudar visite www.recycledresources.org.

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

Copyright © 2018 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·