Suspensión TPS a Haitianos Pone Contra la Pared a Salvadoreños y Hondureños

November 23, 2017 by · Leave a Comment 

Tras la decisión de la Casa Blanca de poner fin al Estatuto de Protección Temporal (TPS) a los haitianos, la preocupación cunde entre salvadoreños y hondureños ante el temor a correr la misma suerte en los próximos meses.

“A pesar de la decisión de anoche, debemos seguir insistiendo en que lo sensato, lo conveniente y lo más consistente que podría hacer esta administración es mantener las protecciones que se han otorgado”, enfatizó en entrevista con EFE Oscar Chacón, director ejecutivo de la organización Alianza América.

Según datos del gobierno estadounidense de finales de 2016, existen 86.000 hondureños y 263.000 salvadoreños amparados con un permiso temporal de residencia que podrían perder en el primer semestre de 2018, si el Congreso no emprende una acción legal como único recurso.

El activista considera que además es importante “redoblar esfuerzos frente al Congreso para que resuelva algo que han permitido por tanto tiempo sin una solución sensata”.

Chacón insistió en que personas que han vivido en el país “por tres, cuatro, cinco o más años ya no son temporales”.

“Son parte de nuestro tejido social, cultural, económico y por lo tanto debería de existir un mecanismo para que se les permita acceder a la residencia permanente”, enfatizó el activista.

Por su parte, Nicolasa R., una hondureña que recibió el beneficio hace cerca de 15 años y es madre soltera de dos niñas, de 12 y 10 años, no vislumbra su vida en su país sola con sus hijas.

“Mi familia en Honduras es muy pobre. Son campesinos que viven en un caserío y escasamente tienen para comer”, expuso la empleada de una empresa de limpieza.

“No sé cómo podría adaptarme en mi país, conseguir un buen empleo y educar a mis hijas”, declaró la centroamericana.

La Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar, una organización que agrupa a muchas centroamericanas, igualmente advirtió su preocupación con las próximas decisiones sobre los permisos de Protección Temporal.

“Este es el tercer cierre de un programa de TPS en tres meses”, puntualiza la Alianza en una declaración enviada a EFE a través de la campaña “We Belong Together”.

“La administración de Trump ha dejado claro que su objetivo es terminar el programa TPS por completo y nos preocupa el próximo anuncio que se realizará en enero de 2018 y que pone en riesgo a más de 200.000 salvadoreños”, amplía la declaración.

Las activistas y trabajadoras del hogar pidieron al Congreso “que actúe rápidamente para proteger a los más de 430.000 inmigrantes y familias que han construido un hogar en Estados Unidos gracias a TPS”.

“Existe un acuerdo bipartidista en el Congreso para encontrar una solución permanente a este problema”, señalaron las trabajadoras muchas de ellas madres de niños estadounidenses.

Algunos legisladores federales han anunciado medidas para proteger a los beneficiarios del programa.

Las representantes demócratas de New York, Yvette Clarke, y de Washington, Pramila Jayapal, junto con la republicana de Miami Ileana Ros-Lehtinen, anunciaron su propuesta de ley ASPIRE que permitiría a cada beneficiario del TPS aplicar para un permiso de residencia permanente.

Por su parte, la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) destacó el sufrimiento que la cancelación de los programas temporales representa para muchas familias extranjeras.

“Poner fin al TPS significa dolor, sufrimiento e incertidumbre para aquellos que han reconstruido sus vidas en los EE.UU. luego de desastres sociales, económicos y naturales que los han forzado a salir de sus países”, declaró a EFE la organización.

Un reporte elaborado por el Centro para Estudios de Migración calculó que “más de la mitad de los salvadoreños y hondureños beneficiarios del TPS y el 16 % de los haitianos ha residido en los Estados Unidos durante 20 años o más”.

Los seis estados con la mayor población de estas personas son California (55.000), Texas (45.000), Florida (45.000), Nueva York (26.000), Virginia (24.000) y Maryland (23.000).

La participación en la fuerza laboral de los beneficiarios de TPS de El Salvador, Honduras y Haití, “varía de 81 a 88 %, que está muy por encima de la tasa de la población total de los EE.UU. (un 63 %) y de la población nacida en el exterior (66 %)”, destacó el reporte.

El beneficio temporal que los protege de la deportación – a muchos desde hace 20 años – y les ofrece un permiso de trabajo en el país expira el 5 de junio de 2018 para los hondureños y el 9 de marzo de ese año para los salvadoreños.

Ante la grave posibilidad de perder la protección de este programa, que ofreció Estados Unidos para personas provenientes de un conflicto armado o desastre natural y que no pueden regresar a su país por tal motivo, los expertos recomiendan asesorarse legalmente con profesionales idóneos.

“Hay que hacerlo de una forma correcta, a través de las personas adecuadas: abogados de inmigración o representantes acreditados por el gobierno federal que tengan la licencia y la experiencia necesaria”, alertó el abogado Nelson Castillo, especialista en procesos de inmigración y legalización.

Congresistas Piden Prorrogar TPS a Salvadoreños y Hondureños

September 14, 2017 by · Leave a Comment 

WASHINGTON – Un grupo bipartidista de 116 congresistas envío el martes una carta al presidente, Donald Trump, para pedir que prorrogue el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los salvadoreños y hondureños que viven en el país norteamericano.

Se trata de una iniciativa liderada por los congresistas Jim McGovern (demócrata) y Randy Hultgren (republicano), que copresiden la Comisión de Derechos Humanos Tom Lantos de la Cámara Baja, junto a los legisladores demócratas Norma Torres y Rubén Gallego.

En la misiva, dirigida a la secretaria de Seguridad Nacional interina, Elaine Duke, piden prorrogar el TPS a los beneficiarios salvadoreños y hondureños “debido a las pésimas condiciones” en sus países.

“Hay una alteración temporal pero sustancial de los estándares de vida en ambos países debido al huracán Mitch en Honduras y a una serie de grandes terremotos en El Salvador. La violencia en ambos países ha hecho la recuperación más difícil”, indican los legisladores.

Washington otorga la protección del TPS “por condiciones en el país que impiden temporalmente a sus nacionales volver de manera segura” o “en ciertas circunstancias, cuando el país es incapaz de manejar la vuelta de sus nacionales adecuadamente”.

El programa es un alivio temporal que no conduce ni a la residencia permanente ni a ningún otro estatus de regulación migratoria.

Actualmente hay unos 200.000 salvadoreños bajo la protección del TPS en Estados Unidos y unos 61.000 hondureños, según los congresistas.

Los legisladores recuerdan que las designaciones de TPS se han hecho y extendido bajo gobiernos de ambos partidos desde su creación en 1990.

“No renovar estas protecciones separaría familias en todo el país y minaría los esfuerzos de Estados Unidos para promover la prosperidad y seguridad en Centroamérica”, indicó el martes en un comunicado el congresista Jim McGovern.

El pasado 24 de agosto, el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, pidió formalmente al Departamento de Seguridad Nacional la prórroga del TPS a los salvadoreños amparados por el programa en Estados Unidos, aunque abrió la puerta a “otras alternativas”.

“La prórroga usualmente es de 18 meses -la actual vence en marzo de 2018- pero vamos a seguir evaluando con Homeland Security cuál será la medida en este caso”, explicó entonces.

Mañana el canciller vuelve a Washington para una visita de tres días en la que defenderá la contribución a la economía estadounidense de los salvadoreños amparados por el TPS y los 30.000 amparados por DACA, el programa para los jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños con sus padres.

Renovación de TPS para Hondureños Vence el 15 de Julio

July 7, 2016 by · Leave a Comment 

Las autoridades de Honduras en Estados Unidos hicieron un llamado a sus connacionales para que renueven lo antes posible su inscripción al Estatus de Protección Temporal (TPS) cuyo plazo vence en dos semanas.

“Estamos pidiéndole a los hondureños que se reinscriban lo más pronto posible porque entre más rápido lo hagan más pronto recibirán su permiso de trabajo que lo exigen muchos empleadores para renovarles el contrato”, dijo la semana pasada a Efe Pablo Ordóñez, cónsul general de Honduras en Los Ángeles.

El plazo de renovación vence el próximo 15 de julio y ya ha transcurrido la mitad del tiempo otorgado por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) para tramitar este permiso.
Las personas que no envíen sus documentos a tiempo perderán los beneficios que tienen actualmente, como el permiso de estadía y autorización de empleo.
Ordóñez indicó que los hondureños pueden visitar cualquier consulado en Estados Unidos donde les completarán los documentos de manera gratuita y destacó que es importante hacerlo a tiempo para evitar cualquier inconveniente que retrase el proceso o los ponga a riesgo de perder el amparo.

“Hasta ahora en nuestro consulado hemos atendido a 595 personas que han hecho su reinscripción al TPS. Esto es sólo el 1% de las personas que deben reinscribirse”, explicó Ordóñez.

El cónsul aclaró, sin embargo, que, al ser el décimo tercer periodo en que sus connacionales se inscriben a este beneficio migratorio, muchos lo hacen ya por su cuenta.

“Hemos estado atendiendo personas de Nevada y Arizona en nuestro consulado, de donde vengan los atendemos para que completen sus documentos”, afirmó Ordóñez.
El TPS fue otorgado por el Gobierno del expresidente estadounidense George W. Bush para beneficiar a los inmigrantes hondureños indocumentados tras el paso del huracán Mitch, que a finales de 1998 causó graves destrozos materiales en Honduras y dejó miles de muertes.

Los hondureños acogidos al TPS son parte de los alrededor de un millón que vive en EE.UU., según datos oficiales.
Desde mayo pasado, cuando Washington anunció la ampliación del TPS, el Gobierno de Honduras ha hecho múltiples llamamientos a los ciudadanos de este país que viven en EE.UU. para que cumplan el requisito de inscribirse nuevamente.

Última Semana para que Nicaragüenses y Hondureños Renueven el TPS

December 8, 2014 by · Leave a Comment 

Activistas y autoridades pidieron hoy lunes a los ciudadanos nicaragüenses y hondureños que viven y trabajan en EE.UU. que renueven su inscripción al programa Estatus de Protección Temporal (TPS), pues queda una semana para que se venza el plazo.

El Gobierno de Honduras recordó, a través de un comunicado de su Secretaría de Relaciones Exteriores, que la acción ejecutiva anunciada por el presidente de EE.UU. Barack Obama el pasado 20 de noviembre en materia migratoria no reemplaza al TPS, que ofrece además mejores coberturas.

“Es necesario considerar sobre este punto, que el T.P.S. tiene una base legal diferente y mucho más sólida en relación a dichas medidas ejecutivas, por lo que sería un grave error no aplicar al mismo si se cumplen los requisitos para ello”, señaló el Gobierno hondureño, en referencia a que este alivio migratorio sólo posterga una posible deportación y no proporciona un estatus legal.

El próximo 15 de diciembre vence el plazo para inscribirse en este programa que ofrece permisos de trabajo y protección frente a la deportación a miles de inmigrantes centroamericanos y concede autorización de trabajo por un período adicional de 18 meses a partir del 6 de enero de 2015.

El período de renovación actual extiende durante 18 meses los privilegios migratorios, permitiendo al beneficiario trabajar de forma legal en el país desde el 6 de enero de 2015 al 5 de julio de 2016.

Los migrantes que no presenten las solicitudes antes de la fecha límite perderán la protección que reciben y quedarán expuestos a la deportación.?? El TPS es una iniciativa creada en el año 1999 para dar acogida migratoria a unos 61.000 hondureños y a unos 2.800 nicaragüenses que huyeron de sus países de origen debido a los estragos causados por el huracán Mitch a finales de 1998.

Si en aquella época los despachos de abogados y las oficinas gubernamentales no daban a basto para realizar los trámites y llenar los formularios requeridos, en esta ocasión la respuesta ha sido muy distinta.

El director ejecutivo de la organización comunitaria El Rescate, Salvador Sanabria, advirtió de que “esta jornada de renovación ha sido lenta”.

“En la última renovación realizamos 240 solicitudes, pero al 5 de diciembre de 2014, hemos hecho unas 82, menos del 50%”, indicó.

El activista achacó este descenso a la falta de información, a la confusión y a las expectativas generadas por las medidas ejecutivas que Obama anunció el pasado 20 de noviembre.?? “La gente no se ha decidido a renovar el TPS porque estaba esperando el anuncio del alivio migratorio que el presidente había prometido”, aseguró.

Sin embargo, “de no renovar el TPS se quedan fuera del alivio migratorio y perderían la posibilidad de continuar con un permiso de trabajo temporal, ya que no pueden aplicar para el DAPA”, insistió Sanabria.

La semana pasada, el Departamento de Ciudadanía y Servicios Migratorios de EE.UU. (USCIS) detalló en un boletín oficial los requisitos para ampararse bajo la medida ejecutiva de Obama y aclaró cómo ésta afectará otros programas migratorios.

Según el folleto, que fue enviado a distintas organizaciones y despachos de abogados, los migrantes que actualmente se acogen a la protección del TPS deben mantenerse bajo dicho programa y no tratar de solicitar otro.

Los beneficiarios pueden acudir a los consulados de Honduras y Nicaragua para realizar los trámites necesarios sin coste alguno por dichos trámites. En Los Ángeles, organizaciones comunitarias acreditadas como El Rescate, Carecen y Asosal cobran entre $50 y 60 por rellenar y enviar los documentos.

Desde estas organizaciones se advierte también del elevado riesgo de fraude al que se enfrentan los migrantes y de los problemas irreparables que personal no cualificado puede causar en la tramitación del TPS.

“A diario cientos de inmigrantes caen víctimas de notarios y consultores de inmigración que se aprovechan de la falta de inglés, el desconocimiento del sistema migratorio y la mala interpretación del término ‘notario’”, aseguraron desde el departamento de comunicación de Carecen.

“Las únicas personas autorizadas a brindar servicios legales de inmigración, a cambio de una compensación monetaria, son abogados y el personal que trabaje directamente bajo la supervisión de éstos”, explicaron.

Copyright © 2018 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·