Indocumentados en “Segunda Revisión” Continúan Esperando Sus Licencias

March 12, 2015 by · Leave a Comment 

El Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) de California ya ha otorgado cerca de 150.000 licencias de conducir a indocumentados del estado; no obstante, un grupo de solicitantes que ha sido remitido a una “segunda revisión” por inconsistencias en sus documentos de identificación sigue esperando noticias sobre el proceso.

El director de comunicaciones del DMV, Armando Botello, explicó a Efe que aunque inicialmente se le había informado a los solicitantes que se les respondería en el plazo de un mes, se ha presentado “un número muy alto” lo que hizo que la respuesta sea más lenta.

Entre los solicitantes hay quienes presentaron sus documentos desde la primera semana de enero.
Hasta el 28 de febrero, el DMV otorgó cerca de 130.000 licencias de conducir y atendió en sus oficinas a más de 655.000 personas para trámites relacionadas con las licencias de conducir para indocumentados.

“Estamos pidiendo al público que está en ese proceso que tenga mucha paciencia”, explicó un funcionario, quien señaló además que ya se ha puesto personal adicional para atender a la gran cantidad de solicitudes que necesitan una segunda revisión.

Si al verificar la información presentada por el solicitante durante la segunda revisión, se encuentra que todo está correcto, la persona recibirá una llamada y una carta del DMV para que siga con su proceso, agregó el funcionario.

En caso de que no se pueda resolver la inconsistencia en la información en la documentación presentada, se le informará al solicitante para que envíe documentación adicional que permita verificar su información.

Botello igualmente recordó que si la persona no ha cometido un delito grave al haber utilizado el número de seguro social u otra identidad que no le corresponde para obtener anteriormente una licencia de conducción, no tiene que preocuparse de que el DMV vaya a iniciar una acción en su contra.

“Si no han violado la ley seriamente no hay que preocuparse y (la revisión) es parte del proceso”, explicó el funcionario.

Autoridades Aconsejan A Aspirantes de Licencias de Conducir se Preparen Bien

August 28, 2014 by · Leave a Comment 

Las autoridades de California prevén una “gran demanda” de licencias de conducir para indocumentados a partir del próximo enero, por lo que recomendaron a los interesados que se preparen bien para los exámenes.

Mientras sigue sin definirse la apariencia final de la licencias de conducir para indocumentados en California, ahora el énfasis se centra en la preparación de los aspirantes para los exámenes, tanto teórico como práctico, mediante el estudio de las guías establecidas por el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, en inglés).

Activistas y líderes comunitarios están insistiendo en la importancia de leer las guías que contienen las normas y recomendaciones de manejo y aprenderlas, para poder aprobar el examen teórico de manejo así como la prueba práctica, para obtener una licencia de conducir en California.

“Sabemos que a partir del 1º de enero del año entrante, cuando comiencen a solicitarse la licencias, habrá mucha demanda y las personas tendrán que esperar posiblemente varias semanas para presentar sus exámenes”, advirtió a Efe Lizette Mata, directora de proyectos especiales del DMV de California, al referirse a un aspecto de la ley AB 60.

“Si los aspirantes no estudian bien las guías y fallan en su examen teórico, tienen la opción de volver a presentarlo sin tener que volver a pagar, pero eso les va a significar un retraso de varias semanas más en su proceso”, agregó la funcionaria.

Las guías tanto escritas como en audio en español, así como otros recursos útiles se pueden encontrar en la página de Internet apps.dmv.ca.gov/ab60/

En foros comunitarios recientes realizados en Los Ángeles y en Oakland, para analizar la aplicación de la AB 60, el mensaje oficial a la comunidad ha insistido en la necesidad de “buscar las guías, estudiarlas y prepararse”.

Aprobar los exámenes puede no ser una experiencia fácil. Según contó a Efe Martha Cecilia Gómez, una colombiana que llegó al país hace 10 años, con un título profesional y varios años de experiencia laboral, tuvo que repetir el examen teórico y el práctico para poderlos pasar.

“La primera vez fue muy frustrate. A pesar de que lo presenté en español porque todavía no dominaba el inglés, no pasé”, contó Gómez.

“La segunda vez, con más práctica, utilizando información de Internet y leyendo y releyendo las guías para aprendérmelas bien, logré pasar”, explicó.
Sin embargo el calvario de la psicóloga colombiana no terminó allí.

“El examen práctico fue peor: estaba tan nerviosa que al principio no podía ni siquiera encender el automóvil. La funcionaria del DMV que me hizo la práctica me cohibió desde el principio. Apenas me saludó y se sentó muy seria a mi lado con su planilla, llenándola cada vez que yo hacía algo. Por supuesto que no lo aprobé”, agregó.

No obstante la experiencia fue menos traumática en el segundo intento.
“Me correspondió un funcionario amable, que hablaba español y que me hizo sentir mucho más relajada. Aunque tuve un par de errores que me hizo notar para que los corrigiera, me aprobó y yo lo abracé de la felicidad”, recordó Gómez todavía apenada al mencionarlo.

Otro aspecto que se ha solicitado en los últimos foros al DMV ha sido la flexibilidad para aceptar diferentes clases de documentos de identificación.

“Hemos pedido que no solamente se acepten pasaportes y otras pocas identificaciones oficiales sino que se facilite, ampliando la aceptación de otras identificaciones diferentes”, dijo a Efe Araceli Sánchez, quien a raíz de la promulgación de la AB 60 se ha convertido en una activista comunitaria.

El cónsul general de México en Los Ángeles, Carlos Sada, destacó recientemente en uno de los foros, que la Matrícula Consular de México cumple normas rigurosas de seguridad y ha sido aceptada como documento de identificación por autoridades locales, estatales y federales.

Activistan Piden Licencias de Conducir que No Discriminen a Indocumentados

June 12, 2014 by · 2 Comments 

Grupos pro inmigrantes hicieron un llamado al gobernador Jerry Brown y el gobierno federal a que se apruebe un diseño para las licencias de California para los inmigrantes indocumentados sin marcas grandes que puedan llevar a discriminación.

El lunes, la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA) y la Mesa de California—una red de 40 organizaciones comunitarias en California—pidieron al gobernador y al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que “transmitan la actitud amigable del estado a los inmigrantes,” en el diseño aprobado para las nuevas licencias. Las licencias sólo pretenden demostrar que el titular cumple con los requisitos de conducir en el Estado, pero podría conducir a la discriminación racial si el diseño final es muy diferente a los otorgados a ciudadanos y residentes legales, dijeron los activistas.

Organizaciones pro inmigrantes piden que las licencias de conducir para indocumentados no tengan marcas tan visibles para evitar discriminacíon. (EGP foto por Nancy Martinez)

Organizaciones pro inmigrantes piden que las licencias de conducir para indocumentados no tengan marcas tan visibles para evitar discriminacíon. (EGP foto por Nancy Martinez)

El Departamento de Seguridad Nacional en abril rechazó el diseño inicial presentado por el Departamento de California de Vehículos Motorizados (DMV) por considerar que no cumplía “las normas legales y reglamentarias de la agencia federal”.

En una carta, DHS dijo que el diseño de la licencia debe: “1) Establecer claramente en la cara y en la zona de lectura mecánica que no es aceptable para fines oficiales federales; y 2) Utilizar un diseño único o un color indicador que lo distinga de los documentos que cumplen con los estándares”.

El Director de Políticas de CHIRLA, Apolonio Morales, señaló que hace 20 años los inmigrantes indocumentados en California podían obtener una licencia de conducir regular, sin marcas. Dijo que las licencias permitían que la policía supiera “quién eras y donde vivías”, sin someter al poseedor a discriminación racial.

“El espíritu de la AB 60 [autorizando a residentes indocumentados en California que obtengan una licencia de conducir] se debe mantener, Morales le dijo a EGP. Agregó que si California sigue los pasos de Illinois, que aprobó una licencia de diferente color para sus residentes indocumentados, el titular de la licencia se enfrenta al peligro de ser objeto de discriminación debido a su estatus migratorio.

Patricia Salazar, miembro de CHIRLA, le dijo a EGP que espera que el gobernador mantenga su promesa de impulsar una licencia de conducir con el menor número de marcas posible. Ella dijo que estaba de acuerdo con la idea inicial de contar con las letras DP (Permiso de Conducir) en lugar de DL (Licencia de Conducir) y una nota en la parte trasera de la licencia que diga que no es considerada como un documento federal para usos de identidad, como abordar un avión o como identificación en edificios federales o estatales.

“Estaba muy feliz cuando me dijeron que se nos iba a dar licencias pero mi felicidad se convirtió en miedo cuando el DHS, dijo que quieren marcas [más visibles]”, Socorro Vázquez, miembro de LA Voice le dijo a EGP. “Esa marca podría ser muy visible y podría llevar a que los policías discriminen” contra el titular de la licencia, especuló.

Durante la última década, legisladores de California han votado en el tema de la licencia para inmigrantes indocumentados en múltiples ocasiones, aprobando legislaciones más de una vez sólo para que se vetada por los ex gobernadores de California Gray Davis y Arnold Schwarzenegger.

La AB 60—la Ley de Conductores Responsable y Segura—firmada por el gobernador Brown el 13 de septiembre de 2013, permite a los inmigrantes indocumentados obtenengan una licencia de conducir a partir de enero de 2015, siempre y cuando aprueben el examen de conducir y cumplan con ciertos criterios, y DHS apruebe el diseño a tiempo.

Según CHIRLA, se espera alrededor de 1.4 a 1.7 millones de personas para solicitar las nuevas licencias.

“CHIRLA formó parte de las negociaciones para la licencia de conducir”, dijo la presidenta de la organización, Angélica Salas. “Hemos luchado con uñas y dientes para tener una [licencia] lista que entre en vigor en enero del 2015”, dijo en la conferencia de prensa frente al edificio estatal Ronald Reagan.

Salas dijo que CHIRLA esta de acuerdo que la licencia de conducir tiene que ser diferente, pero agregó que los cambios deben ser discretos. Las autoridades deben ser capaces de notar la diferencia, pero que no debe ser obvio para el resto de la comunidad, explicó.

“Eso es por lo que luchamos y eso es lo que queremos, y queremos asegurarnos de que en enero del 2015 es lo que tendremos”, dijo Salas.

Los grupos dicen que planean una serie de foros y eventos para informar al público sobre cuáles son los documentos que necesitan para solicitar las licencias de conducir, cuando se llegue el momento, y para darles la oportunidad de expresar sus inquietudes que puedan tener sobre el diseño o la aplicación.

“Estamos trabajando con el DMV para que puedan comprender la complejidad al obtener ciertos documentos, Morales dijo a EGP. “Queremos saber cuáles son las opciones y al final”, dijo, “lo que queremos hacer es proteger a las familias [indocumentadas]”.

—-

Twitter @jackieguzman

jgarcia@egpnews.com

Lack of Information and Funds Keeps DACA Applications Low

April 3, 2014 by · 1 Comment 

Cynthia Tejeda was both nervous and hopeful as she waited in a long line at the Mexican Consulate Office in Los Angeles last week to speak with an immigration attorney.

Native from Cuernavaca, Morelos Mexico, Tejeda was brought to the U.S. illegally by her parents when she was just 9-years-old, which could mean she is eligible for a reprieve from deportation through a special program that allows undocumented immigrants like her to stay in the country, at least temporarily.

Lea este artículo en Español: Falta de Información Previene a Indocumentados Elegibles Solicitar DACA

In 2012, President Obama issued an executive order creating the Deferred Action Childhood Arrival or DACA program that allows undocumented immigrants who meet certain criteria to remain in the country without fear of deportation for two years, subject to renewal, and to receive a work permit. Among the requirements, the applicant must have entered the U.S. before his or her 16th birthday, and was under the age of 31 on June 15, 2012, the date the order was signed.

Cynthia Tejeda talks with an immigration attorney to begin the DACA application process.Cynthia Tejeda talks with an immigration attorney to begin the DACA application process. (Courtesy of City of Commerce PIO)

Cynthia Tejeda speaks with an immigration attorney to begin the DACA application process. (EGP photo by Jacqueline García)

Tejeda, 27, told EGP she at first felt “helpless and sad” because she did not have the money to apply for DACA. The single mother said all the money she earns as a waitress goes to support her three children, ages 9, 2 and 1.

Tejeda is one of the approximately 1.6 million undocumented individuals immigration officials believe are eligible to receive deferred action status. However, according to U.S. Citizenship and Immigration Services (USCIS) data, fewer than half of those who may qualify have applied.

Last week, the Mexican Consulate in Los Angeles opened its doors to would-be applicants to help them with the process. Seventeen immigration attorneys provided free assistance, which at times included sifting through stacks of paperwork only to discover that key records were missing or incomplete.

Carlos M. Sada, Mexican Consul General in Los Angeles, told EGP that a lack of information, fear of deportation and insufficient “economic resources” has kept many from applying. Some worry filing the application will lead immigration officials right to them and they will be deported if their application is denied.

In addition to the age requirements, applicants must provide proof that they have been in the country continuously since 2007 and in the U.S. on June 15, 2012, the day the executive order was signed; are in high school, have graduated or earned a GED certificate; have not been convicted of a felony or serious misdemeanors or pose a criminal threat to the country; or have been honorably discharged from the military.

Knowing what documents are required or considered acceptable for proving eligibility is crucial to completing the process successfully, say attorneys.

So is having the money to pay the application fee.

After nearly two years of saving, Tejeda finally has the $465 she needs to file her application. She is hopeful that she will soon have a work permit, social security number and a driver’s license as a result.

“I can really see a before and after with these documents,” Tejeda told EGP, referring to the possibility that after 19 years of being undocumented, she may no longer have to be afraid.

“I can finally study … provide a better life for my children,” she said, her eyes filling with tears as her emotions start to get the better of her.

But it’s possible that Tejeda was eligible for financial assistance that would have allowed her to apply much earlier.

Sada said the Mexican Consulate offers “up to $1,000” to help undocumented Mexicans pay attorney and USCIS fees, if they have no other resources.

“It is an effort that we are trying”… “for as long as we have available resources,” Sada told EGP. “In the past two years, 2012 and 2013, we allocated $250,000” to support cases where “the young one can’t afford the expense,” Sada explained.

Mexico’s Departamento de Protección (Department of Protection) told EGP via email that the

Mexican consulate has so far helped 261 Mexican students pay their fees. They are currently working with six nonprofit organizations in Mexico to raise money to help more students.

Applicants must provide proof for every year they claim to have been in the country. Each year that goes by means more documentation that must accompany the application. Many times applications are denied or delayed because the applicant did not provide “sufficient evidence of continuous presence” in the country, immigration Attorney Nora E. Phillips told EGP last week while assisting applicants at the Consulate’s workshop.

“You have to prove you have been in the U.S. since June 15, 2007 until the present, including June 15, 2012,” Phillips said.  The more time that passes, the more difficult the process becomes, she said.

“A lot of them [DACA applicants] came with a lot of documents and a lot of them came with nothing,” she said. We start the application for those with the information required, but for those who do not have what they need,  “we do a quick screening and refer them to attorneys at nonprofit organizations” for follow-up help, she said.

According to USCIS’ latest numbers, as of Feb. 6 of this year, 521,815 applications have been approved. Of those, 403,302 were immigrants from Mexico, followed by 19,089 Salvadorians, 12,339 Hondurans and 12,410 Guatemalans.

According to the USCIS website, any individual who meets the DACA requirements is eligible for deferred status even if they are “in removal proceedings with a final order or with a voluntary departure order, as long as they are not [already] in immigration detention.”

USCIS also states that it is very unlikely individuals who apply but are not granted deferred action will be deported. “If your case does not involve a criminal offense, fraud, or a threat to national security or public safety, your case will not be referred to ICE for removal proceedings,” according to USCIS.

For more information about the DACA process, visit www.uscis.gov/childhoodarrivals. Mexican citizens interested in applying for financial assistance from the Mexican Consulate can call (213) 351-6825.

 

—-

Twitter @jackieguzman

jgarcia@egpnews.com

Copyright © 2015 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·