Más de 10 Millones de Estadounidenses y Residentes Viven con Indocumentados

March 23, 2017 by · Leave a Comment 

Más de 10 millones de estadounidenses o residentes legales, de los cuales 5.9 millones son niños, conviven con al menos un indocumentado, según un reporte que, en este sentido, realza la magnitud del impacto de las medidas migratorias que buscan la deportación de inmigrantes irregulares.

“Millones de personas, ciudadanas o no, viven en familias de estatus mixto con al menos un miembro de la familia (inmigrante) no autorizado en el mismo hogar”, dijo hoy Silva Mathema analista de Políticas de Inmigración del Center for American Progress (CAP), que hizo el estudio junto con la Universidad del Sur de California (USC).

La investigadora y autora principal del reporte consideró “indudable” que no hay forma de separar a los inmigrantes de la gente nacida en Estados Unidos. “No puede ser nosotros contra ellos”, agregó.

El análisis “Manteniendo juntas las familias: Por qué todos los estadounidenses deberían poner cuidado a lo que pasa con los inmigrantes no autorizados” encontró que más de 8 millones de estadounidenses, de los cuales 5.9 son menores y 1.2 millones son ciudadanos naturalizados, conviven con al menos un indocumentado.

A ese número hay que agregarle los cerca de 2.5 millones de residentes, aunque otros 5.9 millones de personas, en este caso indocumentados, viven con otras que carecen de estatus legal, para un total de 16.7 millones de habitantes.

Todas ellos se verían afectados directamente con las medidas migratorias del presidente Donald Trump, que pretende deportar a un buen número de los once millones de indocumentados que se calcula viven en el país.

Para ello, el republicano aprobó medidas ejecutivas con el objetivo de acelerar las expulsiones y ampliar la base de indocumentados susceptibles de ser deportados bajo la premisa de que inicialmente solo se repatriaría a personas que supongan una amenaza para la seguridad nacional.

Sin embargo, las operaciones del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) han sido más amplias y han llegado a detener a inmigrantes sin antecedentes criminales que estaban acompañados de indocumentados con orden de deportación a los que buscaban los agentes.

El estudio de CAP y USC indica que California, con una población total de 38.3 millones de habitantes, es el estado del país con mayor porcentaje y mayor número de personas que viven con al menos un indocumentado.

El Estado Dorado tiene más de 4.6 millones de ciudadanos en esa circunstancia (el 12% de la población), de los cuales casi 2 millones son menores de edad.

Texas es el segundo estado del país tanto en porcentaje (10%) como en número de ciudadanos que viven con un indocumentado, con un total de 2.6 millones estadounidenses en esa situación, de los cuales más de 1.2 millones son menores.

Según destacó Mathema, “en estados como Wyoming, Dakota del Sur y Arizona más de o cerca del 50% de la población infantil vive con miembros de la familia no autorizados”.

Nevada es el tercer estado del país según el porcentaje de estadounidenses que viven con al menos un indocumentado en su hogar, con más de 254,000 personas en esa condición (9% del total de la población), de los cuales más de 112,000 son menores de edad.

No obstante, en número total de personas de Nueva York ocupa el tercer lugar con más de 1.2 millones de ciudadanos que conviven con al menos un indocumentado.

“La difusión de estados en este análisis muestra que el efecto de una política antiinmigración no solamente se limita a los grandes estados como California y Nueva York”, indicó la investigadora.

“Más bien, el efecto es más expansivo y afectará a estados más pequeños aunque no tengan una alta población inmigrante”, agregó Mathema.

Al argumentar que las medidas de control de la inmigración indocumentada afectan también y especialmente a los menores de edad, la investigadora destacó el caso de Carolina del Norte.

En ese estado, el 91% (unas 169,700) de las personas que viven con un inmigrante no autorizado son niños, el porcentaje más alto del país.

“Estos estimados son conservadores por naturaleza, conservadores ya que no incluyen el número de miembros de familia que no residen en la misma vivienda”, apunta el análisis, que se basa en datos de la Encuesta de Comunidad Estadounidense 2010-2014.

Activistas y Lideres Reaccionan a Postura Conciliadora de Trump Frente a la Inmigración

March 2, 2017 by · Leave a Comment 

Grupos defensores de los derechos de los inmigrantes reclamaron, el 1 de marzo, acciones concretas e inmediatas al presidente Donald Trump sobre la reforma migratoria que mencionó este martes en su primer discurso ante el Congreso, pues hasta ahora solo ha generado temor con sus medidas ejecutivas.

“Este es el momento adecuado para una ley sobre inmigración siempre y cuando haya voluntad de hacer concesiones en ambos lados”, dijo Trump durante un almuerzo privado según informan varios medios estadounidenses.

Una fuente oficial de la Casa Blanca confirmó a Efe que, durante el encuentro, el presidente opinó que tanto demócratas como republicanos tienen que “suavizar sus posturas” si quieren que la reforma migratoria salga adelante.

No obstante, la fuente no aclaró si el presidente está abierto a considerar una vía a la ciudadanía o a la legalización para los jóvenes beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA)- programa promulgado por el expresidente Barack Obama que ha protegido la deportación de unos 750,000 indocumentados.

Gil Cedillo, concejal del primer distrito de la Ciudad de Los Ángeles le dijo a EGP que está contento de que la administración de Trump esté interesada en una reforma migratoria pero que no alberga muchas esperanzas.

“Si este Congreso estuviera interesado en aprobar algún tipo de reforma, ya habría sucedido. Aún esperamos ver los detalles o un plan real… ya que las incursiones de ICE y las tácticas de intimidación no son la solución”, dijo Cedillo en una declaración por correo electrónico a EGP.

Jorge Mario Cabrera, de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), declaró a EFE que “las acciones hablan más fuerte que las palabras”, y hasta el momento el presidente ha sido “incansable” en su retórica.

“Una reforma migratoria no es un juego”, advirtió Cabrera, que exigió al presidente que presente lo antes posible su propuesta de regularización de los cerca de 11 millones de indocumentados que se calcula residen en el país.

“El discurso del presidente estuvo vacío, completamente divorciado de la realidad y del daño que ha provocado en las comunidades más vulnerables del país”, señaló la Unión de Libertades Civiles (ACLU), en un comunicado en el que prometió mantener la defensa en la corte de cualquier abuso de Trump contra inmigrantes y refugiados.

Durante el discurso, Trump hizo referencia al caso de Jamiel Shaw II, un joven estudiante afroamericano de la escuela secundaria, Los Angeles High School quien fue asesinado por un pandillero indocumentado en Arlington Heights en 2008. El padre de Shaw, quien se movilizó a favor de Trump durante su campaña, fue un invitado especial el martes.

“Debemos apoyar a las victimas de estos crímenes”, dijo Trump agregando que busca proveerle “una voz a aquellos que han sido ignorados por los medios de comunicación y por intereses especiales”.

Por su parte, la activista indocumentada Erika Andiola destacó, en un mensaje en Twitter, que el discurso de Trump usó la “falsa narrativa del inmigrante bueno y malo” para dividir a las comunidades.

“Trump continúa etiquetando a los inmigrantes como criminales, una acusación tan falsa como cruel”, dijo a su vez Frank Sharry, director ejecutivo de “America’s Voice”.

Oscar Chacón, de Alianza Américas, reconoció el “cambio significativo de estilo” en el discurso de Trump ante las dos cámaras del Congreso, y su “tono más cortés”, pero destacó que en el tema migratorio mantuvo la tesis de que los extranjeros son una amenaza para la sociedad estadounidense.

“Es una tesis errónea. La evidencia científica demuestra que los extranjeros son una bendición para la sociedad estadounidense porque generan riqueza, pagan impuestos y enriquecen el mosaico de culturas”, declaró a EFE.

Alfonso Aguilar, presidente del grupo conservador Latino Partnership for Conservative Principles, declaró su apoyo a la búsqueda de soluciones para los indocumentados y dijo en una entrevista en CNN que, “irónicamente, tal vez Trump es quien puede lograrlo”.

En su opinión, el presidente tiene la confianza de los partidarios de la línea dura en materia de inmigración y estaría en condiciones de negociar un acuerdo.

Abogados de Inmigración Piden a Residentes del Este Que Mantengan Calma

December 8, 2016 by · Leave a Comment 

Sandra Muñoz ha pospuesto aplicar para su tarjeta verde durante décadas, siempre asumiendo que algún día arreglaría su situación migratoria. Pero con menos de siete semanas hasta que el presidente electo Donald Trump tome el cargo, la residente del Este de Los Ángeles ahora se está apresurando para averiguar como podrá cambiar su estatus legal.

Al igual que muchos otros en su posición, Muñoz está preocupada de que Trump cumpla con su promesa de campaña de deportar a millones de inmigrantes indocumentados en el país.

Por esto, ella asistió a una sesión informativa celebrada la semana pasada en el Parque Rubén Salazar con la esperanza de obtener un mejor asesoramiento sobre cómo mejor protegerse.

Lo primero que deben hacer es mantener la calma, aconsejaron los abogados de inmigración presentes en la charla, preparados para contestar preguntas sobre el proceso de la residencia y ciudadanía a los asistentes.

“La gente está muy asustada y hay mucha ansiedad”, reconoció Valerie de González, una de las abogadas en el evento. “Como abogados, sin embargo, sabemos que cualquier cambio, bueno o malo, no sucede de la noche a la mañana”.

La elección de Trump ha arrojado una nube de preocupación, estrés e incertidumbre sobre la comunidad inmigrante indocumentada. Ellos y sus seres queridos viven atemorizados por la posibilidad de una separación si las leyes de inmigración y la aplicación se estrecha bajo el nuevo presidente republicano.

Nora Phillips, abogada de Phillips & Urias, LLP en el Este de Los Ángeles, se especializa en leyes de inmigración desde hace casi 10 años. Ella dijo que los abogados de inmigración aún no saben lo que sucederá cuando Trump asuma el cargo. Sin embargo, cree que todavía hay esperanza, especialmente en California, donde los funcionarios electos han jurado proteger a los indocumentados.

_mg_9210

Abogada Nora Phillips, centro, habla acerca de leyes migratorias en un evento en el Parque Salazar la semana pasada. Foto de EGP por Nancy Martínez.

Phillips señala que muchas personas que podrían calificar para la residencia legal bajo las leyes actuales de inmigración no han aplicado e insta a no perder el tiempo para que el proceso inicie lo más pronto posible.

Una persona puede ser elegible para una Tarjeta Verde – que provee un estado de residencia permanente – a través de un miembro de la familia, por su trabajo, asilo u otras peticiones, explicó. Los padres de un ciudadano estadounidense de 21 años o más, el cónyuge de un ciudadano americano y los niños solteros menores de 21 años de tal reciben una prioridad más alta a los que tienen visas.

Aquellos que no califican bajo una de esas categorías todavía pueden aplicar, pero deben esperar hasta que una de las visas asignadas de su país de origen esté disponible. No obstante, aun cuando una persona es elegible, el proceso no siempre es fácil y puede demorarse.

Por ejemplo, en el caso de Martha Galaviz del Este de Los Ángeles, la petición para una tarjeta verde que ella presentó en nombre de su hermano hace 10 años aún no ha sido aprobada.

Phillips rápidamente señaló que cada caso es diferente y la duración del proceso puede variar de unos meses a décadas.

Ella le aconseja a cualquier persona interesada en arreglar su estado migratorio que al menos establezca una consulta con un abogado antes de la toma de posesión presidencial el 20 de enero.

“Tenemos suerte de estar en Los Ángeles y no en Idaho”, bromeó Phillips. “Aquí tenemos a muchos abogados de inmigración disponibles”.

Muñoz, sin embargo, no está tan segura. Ella le dijo a EGP que encontrar un abogado en quien confiar ha sido un reto, especialmente con todos los notarios o notarios que tratan de hacerse pasar como consultores de inmigración, pero acaban estafando a las personas que no están familiarizadas con el proceso de inmigración.

“Si usted no se siente cómodo y no puede hacerle preguntas a su abogado busque a otro”, le dijo Phillips a los asistentes, enfatizando que “algunos abogados no merecen su confianza o dinero”.

Una de las mayores estafas perpetradas por notarios sin licencia es la promesa de proporcionar un permiso de trabajo, pero luego no completan los documentos adecuados. De hecho, muchas personas han sido engañadas a llenar supuestas solicitudes para asilo político, sólo para acabar en la corte enfrentándose a la deportación, advirtió Phillips.

Pero no son sólo aquellos sin estatus legal quienes están preocupados.

Muchas de las personas que se inscribieron a DACA (la Acción Diferida para Llegadas Infantiles) también están preocupadas por las elecciones. Esta orden ejecutiva emitida por el Presidente Obama en el 2012, le ha concedido desde entonces el alivio de la deportación a tres cuartos de un millón de inmigrantes indocumentados.

Como parte del proceso de DACA, las autoridades de inmigración requirieron a los solicitantes a que proporcionaran su información personal. Tal como sus direcciones residenciales, lugares de trabajo o escuelas a donde asisten. En algunos casos, hasta la información de otros familiares fue proveída que también pueden ser indocumentados.

“DACA es la gran incógnita”, reconoció Phillips ya que es una orden ejecutiva y no una ley aprobada por el Congreso, “Trump pudiera eliminar a DACA en su primer día si así lo desea”.

La deportación es una de las peor pesadillas para los inmigrantes indocumentados. Según Phillips aquellos que han sido deportados antes o han sido arrestados por delitos menores están en mayor riesgo de ser expulsados bajo la presidencia de Trump.

Sin embargo, incluso con una deportación en su registro, algunos inmigrantes indocumentados pueden seguir siendo elegibles para obtener una residencia legal. De acuerdo a Phillips, las leyes de inmigración son duras pero complicadas, y si una persona puede quedarse en el país legalmente podría basarse en cuando ocurrió la ofensa en su registro.

“Las reglas son diferentes para todos”, enfatizó Phillips, así que “no compare su caso con los demás”.

Phillips le dijo a EGP que las llamadas de clientes potenciales desesperados han aumentado dramáticamente desde la elección. Su personal, dice ella, ha estado ocupado tratando de asegurarle a los llamantes que la Seguridad Nacional no arrebatará a la gente de las calles.

“Sabemos que la situación va a empeorar, pero algunas de las cosas que [Trump] prometió son imposibles”.

El Monseñor John Moretta, de la Iglesia de Resurrección en Boyle Heights, a abogado a favor de los derechos de los inmigrantes de la comunidad por mucho tiempo. La iglesia no está lejos del Parque Salazar, y un gran número de los feligreses de la iglesia son indocumentados. Dado a esto, Moretta esperaba que la reunión hubiese estado llena, pero la asistencia en vez fue pequeña.

“Esta sala debería de estar llena porque esto afecta a casi toda la comunidad”, dijo decepcionado.

“Si no es alguien en su casa, es posible que conozca a alguien más quien se verá afectado por esto”.

Universidades Buscan Convertirse en Santuarios de Indocumentados

November 17, 2016 by · Leave a Comment 

Miles de estudiantes y profesores de las principales universidades de Estados Unidos, entre ellas Harvard o Yale, han firmado peticiones para que los centros educativos protejan a estudiantes indocumentados amenazados por las promesas de deportación del presidente electo, Donald Trump.

Además, anunciaron para este miércoles acciones de protesta en decenas de universidades de todo el país bajo el lema “Campus Santuario” con el objetivo de que se tomen acciones para evitar que estudiantes, ahora protegidos por medidas ejecutivas del presidente, Barack Obama, no sean expulsados del país en el que han crecido.

Más de 4,400 estudiantes y profesores de la Universidad de Harvard han pedido al centro de estudios que tome medidas inmediatas para evitar la deportación de 40 estudiantes indocumentados matriculados y que se nombre a un responsable de diversidad e inclusión.

Además, solicitan que la iglesia del campus se convierta en refugio para los indocumentados, algo similar a lo que han pedido más de 2,000 firmantes en la Universidad de Yale, que quieren que todo el campus proteja a los estudiantes en riesgo de deportación.

En California, donde se concentra gran número de indocumentados protegidos por el programa de acción diferida o DACA, decretado por Obama y que evita la deportación de jóvenes que han crecido y se han educado en Estados Unidos, se han movilizado en las principales universidades para participar el miércoles en las protestas.

“Campus Santuario” se ha extendido por todo el país y se espera que hasta 80 universidades de Estados Unidos se sumen a la acción de protesta, que se da después de que el presidente electo Donald Trump haya prometido deportar inmediatamente a entre 2 y 3 millones de indocumentados con antecedentes criminales.

Asimismo, se teme que al llegar a la Casa Blanca Trump dé por finalizada el programa DACA, puesto en marcha por Obama en 2012 y cuya ampliación fue detenida en noviembre de 2015 por un juez, y devuelva el fantasma de la deportación a los jóvenes que llegaron al país con sus padres y que no conocen otro mas que Estados Unidos.

Durante la campaña, Trump prometió que deportaría a todos los indocumentados del país, calculados en más de 11 millones de personas, pese a que en su mayoría llevan años residiendo en EEUU, trabajan y pagan impuestos pese a su situación irregular.

Hambre y Pobreza Más Comun Entre Latinos en EE.UU., Según Reporte

October 13, 2016 by · Leave a Comment 

Los latinos padecen mayores tasas de hambre, pobreza e inseguridad alimenticia que la población general de Estados Unidos, según un informe de la organización benéfica Pan para el Mundo.

Según el reporte, en 2015, el 19% de los hogares latinos tenían problemas para llevar comida a la mesa, cerca del doble que las familias anglosajonas, y el 21% vivía por debajo del umbral de la pobreza.

Y los niños latinos tienen dos veces más posibilidades que los niños de otros grupos de no tener comida suficiente, indica.

Además, el 30% de los hogares encabezados por al menos un inmigrante indocumentado y el 37% de las familias hispanas a cargo de madres solteras viven por debajo del nivel federal de pobreza.

El obispo José García, director de relaciones eclesiásticas de Pan para el Mundo, indicó este martes al presentar el informe que “aunque la situación ha mejorado, sigue siendo difícil para las familias latinas acceder a los recursos necesarios”.

El reporte de Pan Para el Mundo afirma que el hambre y la pobreza entre los latinos son el resultado directo de “prejuicios raciales de género y de discriminación por el estatus inmigratorio”.

Según García, “la discriminación sigue siendo el principal obstáculo que enfrentan muchas familias latinas”.

En opinión de Kathy Underhill, directora ejecutiva de la organización no lucrativa Colorado Sin Hambre, numerosas familias latinas enfrentan situaciones de hambre, inseguridad alimenticia o pobreza por falta de suficiente “capital social”.

“No es posible hablar sobre la formación de líderes comunitarios o la transformación de las políticas públicas discriminatorias con alguien que tiene hambre. Primero debemos alimentar y estabilizar a esa persona y a su familia”, dijo hoy a EFE Underhill.

Por razones culturales y de idioma, muchos inmigrantes hispanos solamente conocen e interactúan con otros inmigrantes hispanos quienes, por lo general, se encuentran en la misma situación que ellos enfrentan y, por lo tanto, su capacidad de ayuda es limitada, a pesar de la buena voluntad que tengan para ayudar, indicó.

Ese “capital social” limitado, es decir, la carencia de una diversa red de contactos que permita una cooperación recíproca y de beneficio mutuo, agrava los problemas de las familias hispanas, opinó.

Para Underhill, una de las maneras de revertir esa situación es solidificar el capital social de los necesitados al conectarlo con el capital social propio.

“Y todo comienza con una conversación café por medio”, sugirió.

Falta de Información Previene a Inmigrantes Elegibles Para Solicitar DACA

April 3, 2014 by · 1 Comment 

Cynthia Tejeda se encontraba nerviosa y ansiosa mientras esperaba en línea en el Consulado Mexicano de Los Ángeles para hablar con un abogado de inmigración.

Originaria de Cuernavaca, Morelos México, Tejeda llegó a EE.UU. a la edad de nueve años, lo cual posiblemente la hace elegible para protección ante una deportación mediante un programa que permite a jóvenes indocumentados quedarse en el país temporalmente y con un estatus regularizado.

Read this article in English: Lack of Information and Funds Keep DACA Applications Low

En  2012, el presidente Obama expidió una orden ejecutiva que es el programa de acción diferida para los llegados en la infancia o DACA el cual permite a inmigrantes indocumentados que califiquen bajo ciertos criterios el permanecer en el país sin miedo a la deportación por dos años y a recibir un permiso de trabajo, sujeto a renovación.

La abogada de inmigración Nora E. Phillips informa a padres de familia y jóvenes sobre el proceso de DACA. (EGP foto de Jacqueline García)

La abogada de inmigración Nora E. Phillips informa a padres de familia y jóvenes sobre el proceso de DACA en el Consulado Mexicano en Los Ángeles. (EGP foto de Jacqueline García)

Entre los requisitos el solicitante debe haber llegado a EE.UU. antes de cumplir 16 años y ser menor de 31 años en junio 15, 2012 fecha cuando se firmó la orden.

Tejeda, 27, le dijo a EGP que al principio ella se sintió “triste e impotente” porque no tenía el dinero para comenzar su solicitud de DACA. Como madre soltera el dinero que gana trabajando de mesera es para la manutención de sus tres niños de 9, 2 y 1 años.

Tejeda es una de los aproximadamente 1.6 millones de inmigrantes indocumentados que se cree son elegibles para recibir el estatus de acción diferida. Sin embargo, de acuerdo a información de la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS), hasta el momento menos de la mitad han solicitado.

Read this article in English: Lack of Information and Funds Keep DACA Applications Low

La semana pasada, el Consulado Mexicano en Los Ángeles ofreció un seminario para proveer información a quienes probablemente fueran elegibles y de tener la documentación correcta comenzarían el proceso.

Diecisiete abogados de inmigración ofrecieron ayuda gratuita, lo cual incluyó revisión de documentos para saber si tenían todo en regla o les faltaba algo.

Carlos M. Sada, Cónsul Mexicano General en Los Ángeles le dijo a EGP que la falta de información, miedo a la deportación y “falta de recursos económicos” son motivos que han detenido a muchos jóvenes comenzar el proceso. Algunos inclusive, temen que al llenar la solicitud su información pueda llegar a oficiales de inmigración quienes podrían deportarlos [a ellos y/o a sus familiares] si su solicitud es negada.

Aparte de los requisitos de edad, los solicitantes deben mostrar evidencias de que ellos han estado en el país continuamente desde el 2007 o entraron a EE.UU. antes del 15 de junio del 2012 y estaban presentes en el país cuando la orden ejecutiva fue firmada; asisten a la preparatoria o se han graduado u obtuvieron un certificado de GED; no han cometido ninguna felonía o daños menores y no son una amenaza para el país; o veteranos honorables de las fuerzas armadas.

El estar informado de cuales son los documentos necesarios o considerados validos para demostrar elegibilidad es muy importante para completar el proceso, según dicen los abogados.

Y tener el dinero completo para los gastos de la solicitud.

Cynthia Tejeda habla con un abogado de inmigración para comenzar su proceso de DACA. (EGP foto de Jacqueline García)

Cynthia Tejeda habla con un abogado de inmigración para comenzar su proceso de DACA. (EGP foto de Jacqueline García)

Ahora, después de casi dos años de ahorrar, Tejeda pudo juntar los $465 necesarios para mandar su solicitud. Se sentía esperanzada de que pronto tendrá un permiso de trabajo, seguro social y una licencia de conducir.

“De verdad puedo ver un antes y un después con mis papeles”, Tejeda le dijo a EGP sobre la posibilidad de que después de casi 19 años de vivir en el país indocumentada ya no deberá temer.

“Ahora si puedo estudiar…y darle una vida mejor a mis hijos”, dijo ella con lagrimas a punto de salir de sus ojos al no poder contener la felicidad.

Posiblemente Tejeda hubiera sido elegible para obtener ayuda financiera que le hubiera permitido mandar su solicitud mucho antes.

Sada le dijo a EGP que el Consulado Mexicano ofrece “hasta $1,000” para ayudar a mexicanos indocumentados para pagar sus tramites de abogado y USCIS, si no tienen recursos económicos disponibles.

“Es un esfuerzo que tratamos de hacer lo más permanente posible en la medida de los recursos que tengamos disponibles”, dijo Sada. “Los últimos dos años, 2012 y 2013, se han destinado $250 mil del gobierno federal [mexicano] para apoyar estos casos, por supuesto, siempre y cuando el muchacho no pueda realizar ese gasto”, agregó.

El Departamento de Protección del Consulado General, encargados de los recursos para DACA, le dijo a EGP vía email que hasta el momento el Consulado Mexicano ha ayudado a 261 jóvenes a pagar sus costos y actualmente están trabajando con seis organizaciones no gubernamentales en México para recaudar fondos y poder ayudar a más estudiantes.

Los solicitantes deben proveer información de cada año que han vivido en el país. Y cada año que pasa se vuelve mas difícil por que hay que agregar más documentos a la solicitud. Muchas veces las solicitudes son negadas o se demoran porque el solicitante no proveyó “evidencia suficiente de presencia continua” en el país, Nora E. Phillips abogada de inmigración le dijo a EGP.

“Deben demostrar que han estado en Estados Unidos desde el 15 de Junio, 2007 hasta el presente, incluyendo junio 15 del 2012”, dijo Phillips. Mientras más tiempo pasa, más difícil se convierte el proceso, agregó.

“Muchos de ellos [solicitantes de DACA] vienen con muchos documentos y otros vienen sin nada”, dijo Phillips. Los abogados comienzan la solicitud con la información requerida pero quienes están faltos de documentos “les hacemos una accesoria rápida y los referimos a abogados de organizaciones no lucrativas” para que les ayuden más adelante, dijo.

De acuerdo a los últimos números de USCIS, hasta el 6 de febrero de este año, 521,815 solicitudes se han aprobado. De esas, 403,302 son inmigrantes de México, seguidos por 19,089 salvadoreños, 12,339 hondureños y 12, 410 guatemaltecos.

De acuerdo a la página de Internet de USCIS, cualquier individuo que cumpla con los requisitos para la solicitud de DACA es elegible para acción diferida aunque estén “en proceso de deportación con una orden final o con una orden de salida voluntaria, siempre y cuando no estén [ya] en un centro de detención”.

USCIS también menciona que es muy poco probable que individuos que solicitan pero no son aprobados para acción diferida, sean deportados. “Si el caso no involucra ofensa criminal, fraude, o una amenaza para la seguridad nacional o seguridad publica, éste no será referido a ICE para proceso de deportación”, de acuerdo a USCIS.

Para más información sobre el proceso de DACA, visite www.uscis.gov/childhoodarrivals. Mexicanos interesados en solicitar ayuda financiera por parte del Consulado Mexicano pueden hablar al (213) 351-6825.

—-

Twitter @jackieguzman

jgarcia@egpnews

 

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·