Bill to Fund Exide Cleanup on Its Way to Governor’s Desk

April 14, 2016 by · Leave a Comment 

The state Assembly today approved $176.6 million in funding for environmental testing and cleanup work in neighborhoods surrounding the now-shuttered Exide Technologies battery-recycling plant in Vernon.

The Assembly’s approval moves the legislation to Gov. Jerry Brown, who proposed the funding.

State officials said the funding would pay for testing of residential properties, schools, day care centers and parks within a 1.7-mile radius of the plant, and fund cleaning of as many as 2,500 properties with the highest lead levels.

“The loan funds in the legislation will speed up the testing and cleanup process for thousands of homes affected by Exide and makes sure the state will go after Exide to get back the money that  is spent cleaning up their mess,” Assembly Speaker Ed Rendon, D-Paramount, said. “… While the
toxic damage has already taken a toll on our communities, the action we are taking today will go a long way toward  restoring the safety and quality of life for the residents harmed by the poisons that Exide dumped  on them.”

The Exide plant permanently closed in March 2015. When Exide agreed to close the lead-acid battery recycling plant, it committed to pay $50 million for cleanup of the site and surrounding neighborhoods. Of that amount, $26 million is meant to be set aside for residential cleanup.

As of last August, Exide, which filed for bankruptcy in 2013, had paid $9 million into a trust and another $5 million was due to be paid by March 2020, according to state officials.

California Elevará el Salario Mínimo a $15 Dólares por Hora

April 7, 2016 by · Leave a Comment 

Frente a una multitud emocionada en el centro de Los Ángeles, líderes sindicales y trabajadores que han estado luchando por el incremento de salarios, el gobernador Jerry Brown firmó el lunes una legislación que va a elevar el salario mínimo a $15 la hora para el año 2022.

Brown, durante una reunión en el edificio Ronald Reagan, dijo que la aprobación de la SB 3 no marca el final de la lucha por salarios dignos, pero que es un gran paso en la dirección correcta.

“Se trata de personas”, dijo Brown. “Se trata de crear un pequeño balance en un sistema que cada día se vuelve más desequilibrado”.

La Asamblea y el Senado estatal aprobaron la legislación el jueves pese a la oposición de los republicanos y líderes de negocios.

Según la legislación, el salario mínimo de $10 la hora en California aumentará a $10.50 en enero de 2017, después, a $11 el 1 de enero de 2018. El salario mínimo después subirá por un dólar cada uno de los siguientes años hasta llegar a $15 en 2022, después de lo cual seguirá aumentando cada año hasta 3,5 por ciento para tener en cuenta la inflación.

Las empresas con 25 o menos empleados reciben un año extra para elevar su salario, por lo que los trabajadores se pagarán $15 en 2023.

El plan también le da al gobernador la capacidad para suspender temporalmente el incremento si hay un déficit presupuestario previsto de más del uno por ciento de ingresos anuales, o debido a las malas condiciones económicas, tales como la disminución de puestos de trabajo y ventas al por menor.

Los trabajadores del gobierno que prestan servicios de salud en el hogar recibirán adicionalmente tres días de enfermedad pagados bajo el plan.

“Hoy estamos presenciando no sólo la firma de un proyecto de ley, estamos presenciando el homenaje de nuestro contrato social – específicamente que si alguien obtiene un empleo y trabaja duro podrá ayudar a su familia”, el presidente de la Asamblea Anthony Rendon, D-Paramount, dijo.

“Durante mucho tiempo, esa simplemente no ha sido la realidad de muchos californianos que trabajan a tiempo completo y no pueden poner un techo sobre las cabezas de sus familias o no pueden poner comida su mesa. Este proyecto de ley cambia eso para decenas de miles de californianos”.

El aumento salarial afectará a 5,6 millones de trabajadores, o alrededor de un tercio de la fuerza de trabajo en todo el estado, dijeron las autoridades.

La legislación ganó elogios del presidente Barack Obama, quien felicitó al estado por el fortalecimiento de los salarios y la garantía de licencia por enfermedad de los trabajadores.

“Con estas acciones, California está ampliando su promesa a los trabajadores que no deberían tener que perder un cheque de pago si se enferman y se ha asegurado de que los trabajadores no tienen que ganar un salario que mantiene a muchas familias en la pobreza”, dijo Obama.

La propuesta es similar, aunque ligeramente más lenta, que una ya aprobada en la ciudad de Los Ángeles.

Bajo la ordenanza de la ciudad, el salario mínimo aumentará a $10.50 el 1 de julio y, finalmente,

Llegará a $15 por hora en 2020, con aumentos futuros establecidos en el valor del índice de los consumidores (IPC).

También se aprobó el mismo calendario de alza salarial para áreas no incorporadas del condado de Los Ángeles.

“Hoy California lidera a la nación una vez más, aprobando un histórico aumento del salario mínimo que le ayudará a sacar de la pobreza a millones de hombres y mujeres trabajadores”, dijo el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti.

“El año pasado, dirigí esfuerzos para aumentar el salario en Los Ángeles, y vimos una ola de ciudades hacer lo mismo. Estamos luchando contra la desigualdad de ingresos con todas las herramientas que tenemos”.

Otras ciudades de California también han promulgado aumentos salariales, algunos incluso antes que Los Ángeles. El salario en San José se elevó a $10.30 por hora el primero de enero de 2015 y se espera que continúe incrementando en función del IPC.

El salario mínimo en San Francisco, que ahora es de $12.25 por hora subirá a $13 el 1 de julio y $15 en 2018, seguido de incrementos adicionales basados en el IPC, en virtud de una medida aprobada por los votantes de esa ciudad en 2014.

Republicanos y líderes empresariales se opusieron al incremento del salario mínimo en todo el estado, argumentando que dará lugar a que las empresas reduzcan el tamaño de su fuerza laboral o aumenten los precios para cubrir los costos del aumento de los salarios.

Sin embargo, los partidarios, principalmente demócratas, apoyaron la propuesta, diciendo que los trabajadores que ganan el salario mínimo deberían poder pagar por artículos básicos de primera necesidad.

Los sindicatos están presionando dos distintas iniciativas destinadas a votación para elevar el salario mínimo del estado a $15 la hora. Los partidarios de una de las iniciativas han dicho que van a detener su esfuerzo debido a la aprobación de la nueva ley.

Los partidarios de la otra iniciativa dijeron que iban a esperar hasta que el gobernador firmara el proyecto de ley para decidir si detienen su campaña o no.

Gov. Brown Signs Legislation to Raise Minimum Wage in California

April 4, 2016 by · Leave a Comment 

In front of a boisterous downtown Los Angeles crowd of legislater, union leaders and workers who have been fighting for increased salaries, Gov. Jerry Brown signed legislation Monday that will raise the state’s minimum wage to $15 an hour by 2022.

Brown, during a ceremony at the Ronald Reagan State Building, said the passage of SB 3 doesn’t mark the end of the struggle for livable wages, but it’s a big step in the right direction.

“It’s about people,” Brown said. “It’s about creating a little tiny balance in a system that every day becomes more unbalanced.”

The state Assembly and Senate both approved the legislation Thursday, despite opposition from Republicans and business leaders.

Under the legislation, California’s $10-an-hour minimum wage will increase to $10.50 in January 2017, then to $11 on Jan. 1, 2018. The minimum wage will then go up by a dollar in each of the following years until it reaches $15 in 2022, after which it will continue to rise each year by up to 3.5 percent to account for inflation.

Businesses with 25 or fewer employees get an extra year to raise their wage, so that workers will be paid $15 by 2023.

The plan also gives the governor the ability to temporarily halt the raises if there is a forecasted budget deficit of more than one percent of annual revenue, or due to poor economic conditions such as declines in jobs and retail sales.

Government workers who provide in-home health services will receive an additional three paid sick days under the plan.

“Today we’re not just witnessing the signing of a bill, we’re witnessing the honoring of our social contract—specifically that, if you get a job and work hard, you will be able to support family,” Assembly Speaker Anthony Rendon, D-Paramount, said. “For too long, that just hasn’t been the reality Many Californians who work full time can’t put a roof over their families heads or put meals on their table. This bill changes that for tens of thousands of Californians.”

The wage hike will affect 5.6 million workers, or about one-third of the statewide workforce, officials said.

The proposal is similar, although slightly slower, than an already approved increased in the city of Los Angeles minimum wage. Under the city ordinance, the minimum wage will increase to $10.50 on July 1 and eventually reach $15 per hour in 2020, with future increases pegged to the Consumer Price Index.

The same wage hike schedule was also adopted for the unincorporated areas of Los Angeles County.

“Today California leads the nation once again, passing a historic minimum wage increase that will help lift millions of hardworking men and women out of poverty,” Los Angeles Mayor Eric Garcetti said. “Last year, I led efforts to raise the wage in Los Angeles, and we watched a wave of cities follow suit. We are fighting against income inequality with every tool we have.”

Limpieza de Contaminación de Exide es el ‘Primer Paso’

February 25, 2016 by · Leave a Comment 

Durante años las comunidades que rodean a la actualmente cerrada planta Exide Technologies en Vernon han estado luchando para ser escuchadas; primero para forzar la clausura de la planta, después para asegurar una rápida limpieza a fondo de los barrios contaminados por las emisiones tóxicas—algo que muchos creen se estancó debido a la falta de financiación y un sentido de urgencia por parte de oficiales estatales.

Sin embargo, el miércoles el gobernador de California, Jerry Brown dio un paso histórico al abordar la contaminación de Exide proponiendo el gasto de $176,6 millones para acelerar y ampliar pruebas y la limpieza de viviendas, escuelas, guarderías y parques en un radio de 1,7 millas alrededor de la planta de reciclaje de baterías.

Read this article in English: Activists Call Funds for Exide Cleanup Just the ‘First Step’

El plan de gasto multimillonario se detalla en una carta al Senado del Estado de California y a los presidentes del Presupuesto de la Asamblea y del Comité de Asignaciones. Los fondos estarán bajo la forma de un préstamo del Fondo General, y California “vigorosamente perseguirá a Exide y otras partes responsables potenciales para recuperar los costos de esta limpieza”, según la carta del gobernador.

“Esta planta de reciclaje de baterías Exide ha sido un problema desde hace mucho tiempo”, dijo el gobernador Brown en su primera declaración pública sobre Exide. “Con este plan de financiación, estamos abriendo un nuevo capítulo que ayudará a proteger a la comunidad y hacer responsable a Exide”.

Bárbara Lee, directora del Departamento de Control de Sustancias Tóxicas (DTSC) del estado le dijo a reporteros el miércoles que la nueva financiación permitirá a DTSC a contratar a personal adicional para examinar las propiedades restantes en la zona de contaminación y remover el suelo contaminado de 2.500 propiedades marcadas como prioridad.

Actualmente, DTSC sólo tiene dos equipos asignados para la descontaminación a gran escala, pero Lee dijo el miércoles que ese numero podría aumentar hasta por 40 grupos limpiando una propiedad por semana cada uno.

Funcionarios electos y activistas se reunieron afuera de la iglesia de la Resurrección para celebrar la acción tomada por el gobernador sobre Exide. (EGP foto por Nancy Martínez)

Funcionarios electos y activistas se reunieron afuera de la iglesia de la Resurrección para celebrar la acción tomada por el gobernador sobre Exide. (EGP foto por Nancy Martínez)

El gobernador, junto a agencias estatales encargadas de velar por la limpieza de la contaminación generalizada, han sido criticados fuertemente por los residentes, activistas ambientales y funcionarios electos estatales y locales decepcionados con la reacción del Estado a una “epidemia” que ha contaminado hasta 10.000 hogares y expuesto hasta 2 millones de personas en el este y sureste de Los Ángeles a niveles tóxicos de plomo, arsénico y otros químicos.

Mientras algunos aplauden la propuesta del gobernador, la decisión es agridulce.

“Nuestras comunidades han estado luchado durante décadas contra Exide, y con el anuncio de hoy del gobernador Brown, está claro que ha escuchado nuestras llamadas para una limpieza rápida y completa”, dijo Mark López, director ejecutivo de East Yards Comunidades para la Justicia Ambiental.

López dijo que la financiación no es suficiente para completar la limpieza, sino que es el “siguiente paso hacia un largo camino a la justicia en este tema”, después de años de no proteger a la comunidad de Exide y enviar un mensaje claro de que la limpieza será ahora una prioridad para el estado.

El líder del Senado Kevin de León aplaudió al gobernador por el reconocimiento de la “necesidad urgente” de acción de emergencia. Conversaciones en curso con la oficina del gobernador llevaron a lo que ocurrió este día, dijo el senador. “La legislación Urgencia” para apropiar los fondos que se introducirán dentro de la próxima semana más o menos, De León le dijo a los reporteros.

Eso es una buena noticia para los residentes de Boyle Heights quienes el lunes le dijeron a EGP que se habían cansado de asistir a reuniones, y sintieron que era el momento de obtener el peso del gobierno federal detrás de ellos después de no ver ninguna acción real por años de parte de sus funcionarios elegidos.

“Necesitamos que el gobierno federal saque a DTSC fuera de la ecuación y manejen [el problema] ellos mismos”, dijo Terry Cano el lunes.

“Creo que ellos creen que si cierran los ojos y lo ignoran, nosotros nos cansaremos”, dijo Joe González, quien dice que tiene cáncer y tan sólo dos meses de vida.

La comunidad culpa a las agencias reguladoras estatales por permitir a Exide que operara durante 33 años bajo un permiso temporal, a la vez que violaba pese a las reiteradas violaciones de las emisiones contaminantes del aire y el manejo de los residuos o años peligrosos, arrojando niveles tóxicos de plomo, arsénico y otras sustancias químicas que pueden producir cáncer y enfermedades neurológicas en las comunidades de la clase trabajadora en su mayoría de Boyle Heights, Maywood, Commerce, Bell, Huntington Park y el Este de Los Ángeles.

El viernes pasado, diciendo que ya estaba impacientado con DTSC, el concejal de Los Ángeles José Huizar entrometió una resolución firmada por cinco de sus colegas instando al Estado a actuar con rapidez para asignar fondos. Huizar, quien representa y el mismo es un residente de Boyle Heights, también pidió que el abogado de la ciudad Mike Feuer explorara cualquiera de las opciones legales que tiene la ciudad.

Lee respondió a las críticas del gobernador el martes por la noche en una reunión del Comité de la Comunidad Asesor Independiente de Exide.

“Se ha pasado horas hablando de Exide, trabajando en lo que quiere proponer”, dijo, antes de aludir a un anuncio inminente.

Ayer, dijo a periodistas que la propuesta de Brown es un “gran peldaño” para el Estado y una indicación del grado de compromiso que el gobernador tiene con la limpieza.

De León dijo el miércoles que el estado trabajará en estrecha colaboración con el Procurador de EE.UU. para asegurar que Exide haga honor a su acuerdo para pagar la limpieza, o se enfrentan a cargos criminales federales.

La congresista Lucille Roybal-Allard imploró a legislaturas estatales que aprueben de inmediato los fondos para acelerar la limpieza.

“La salud y el bienestar de nuestras comunidades depende de una acción rápida y sostenida por el estado”, dijo. “Hasta la fecha, los esfuerzos del estado han sido peligrosamente lentos y con fondos insuficientes”.

La Ciudad de Commerce emitió un comunicado llamando a la contaminación un “desastre ambiental”, añadiendo que la pruebas y limpieza han sido un “proceso largo y arduo”. El martes, el Consejo pidió al personal que discuta con el estado expandir sus áreas de examen en Commerce.

La asambleísta Cristina García dijo que planea trabajar con sus colegas para crear una exención de CEQA necesarios para efectuar rápidamente las pruebas y limpieza de estas casas.

García y el asambleísta Miguel Santiago planean introducir una legislación proponiendo un impuesto de baterías.

“Esta medida crearía un programa de reciclaje de baterías de plomo-ácido (de carros) por el estado y tienen $1 de ese fondo para volver a pagar el programa de préstamo de $ 176,6 millones”, anunció.

Adicionalmente al examen y limpieza Lee explicó que parte de la financiación de los $176 millones también será utilizada para el desarrollo del personal y la capacitación para el empleo destinado a residentes locales y empresas para ayudar a revitalizar la comunidad. Lee también anunció que el estado está buscando la manera de mejorar la forma de gestionar los residuos y reducir la exposición de plomo, personal adicional está identificando actualmente cómo los fabricantes pueden hacer baterías más seguras para los seres humanos y el medio ambiente.

El anuncio de Brown se produjo después de que la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles votara para enviar una carta a Brown y a los líderes legislativos, pidiendo que se asignen más fondos para los esfuerzos de limpieza, diciendo que los $8.5 millones de dólares propuestos originalmente por el gobernador eran inadecuados.

“Durante mucho tiempo hemos visto dos Américas: una en la que los barrios ricos reciben ayuda inmediata y alivio. La otra América se compone de familias obreras pobres que sufren en silencio”, dijo Solís. “El anuncio de hoy del gobernador reconcilia estas dos Américas”.

La semana pasada por primera vez desde que asumió el cargo, el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti se reunió con algunos residentes de Boyle Heights decepcionados por la falta de acción en nombre de la ciudad.

Garcetti le dijo a EGP que ha dirigido a la Oficina de Saneamiento de LA a trabajar con líderes de la comunidad, Salud Pública del Condado y el DTSC para ayudar a las pruebas de avance y la limpieza y los planes para lanzar una campaña de educación pública para asegurar que más residentes sean analizados para determinar la contaminación por plomo.

“Nadie debería tener que vivir con el temor de riesgos graves para la salud en su propia casa y ningún niño debe ser despojado de la alegría de jugar en su propio patio”, Garcetti le dijo a EGP. “Los que viven en Boyle Heights y las comunidades de los alrededores merecen algo mejor”.

La directora adjunta de DTSC para la Justicia Ambiental y Asuntos Tribales Ana Mascareñas dijo que la agencia está considerando la realización de eventos a gran escala, tales como ferias de salud y centros abiertos de recursos para permitir que los residentes visiten y obtengan información sobre el proceso de limpieza.

Exide acordó en marzo cerrar su planta de reciclaje de baterías de plomo-ácido y pagar $50 millones para la limpieza del sitio y los barrios aledaños.

De esa cantidad, $26 de millones es para ser combinado con $11 millones que en la actualidad están en fideicomiso para cerrar con seguridad la planta, de acuerdo con el DTSC. En agosto, Exide, que se declaró en quiebra en 2013, había pagado $ 9 millones de dólares en un fideicomiso y otros $5 millones se deben pagar en marzo de 2020, según los funcionarios del Estado.

El residente de Boyle Heights Frank Villalobos le dijo a EGP que él estaba eufórico por el anuncio, pero señaló que los fondos sólo abordarán el impacto a la propiedad no a los permanentes daños que residentes enfrentan con las enfermedades causadas por la contaminación.

Por ahora, “nuestras oraciones han sido contestadas”, dijo. “El estado está ahora comenzando a mostrar preocupación”.

—-

Twitter @nancyreporting

nmartinez@egpnews.com

Exide, Porter Ranch: A Double Standard

January 14, 2016 by · 1 Comment 

The complaints of headaches, bloody noses and asthma by Porter Ranch residents sound all to familiar to eastside activists who’ve spent years fighting their own large scale local environmental health hazard.

So are the demands for government officials to immediately shut down Southern California Gas Co.’s natural gas storage facilities near Porter Ranch that residents blame for their health crisis.

Lea este artículo en Español: Exide, Porter Ranch; Un Doble Estándar

Strikingly different, however, has been the response from state regulators and elected officials – including Gov. Jerry Brown –who for years failed to take the same level of bold action to stop Vernon-based Exide Technologies from putting the lives of thousands of east and southeast working class, predominately Latino residents at risk.

Money, race and political power are at the root of the inequity, activists claim.

Armed with high-powered attorneys, residents in Porter Ranch are demanding the closure of SoCal Gas’ Aliso Canyon facility where a leak was discovered Oct. 23, leading to hundreds of complaints from residents about negative health effects and demands for the utility company to pay to relocate residents in the impacted area. In less than three months more than 2,000 residents have been relocated, schools have been shut down, students were moved and the company is expected to pay for the housing of pets and additional policing.

Residents from Boyle Heights to Commerce angrily protest Governor Brown’s silence on the Exide Technology pollution scandal during a red ribbon cutting ceremony he attended in November not far from the Vernon battery recycling plant. (EGP photo by Fred Zermeno)

Residents from Boyle Heights to Commerce angrily protest Governor Brown’s silence on the Exide Technology pollution scandal during a red ribbon cutting ceremony he attended in November not far from the Vernon battery recycling plant. (EGP photo by Fred Zermeno)

No one denies the seriousness of the problem in Porter Ranch, but east and southeast area residents and activists can’t help feeling there’s a double standard at play, especially when it comes to Gov. Brown who last week declared a State of Emergency in Porter Ranch after touring the Aliso Canyon facility and meeting with affected residents, something he’s failed to do in the Exide case.

His declaration allows the state to mobilize the necessary state personnel, equipment and facilities, and to waive any laws or regulations in place to deal with the environmental issue. It also gives the governor power to allocate emergency funding to fix the leak, which is expected to take three to four months to repair.

Boyle Heights resident Doelorez Mejia was pleased to see the quick call to action by the governor and state officials in Porter Ranch, but couldn’t help feeling the injustice of the situation.

“I’m disappointed our community was not considered as worthy for such swift protection,” she told EGP. “But sadly, I’m not surprised.”

She was referring to the years that pleas from residents living near the Exide acid-lead battery recycling plant were ignored. And the dozens of meetings where residents testified about the people – young and old – in their families with cancer, children with learning disabilities and other illnesses they say can be blamed on years of breathing in the toxic chemicals spewing from the Exide plant.

In 2013, air quality officials reported that Exide had violated toxic chemical emissions putting more than 110,000 east and southeast area residents at a higher-risk of cancer. Lead and arsenic had been found in the soil at nearby homes and at least one park.

It wasn’t the first time Exide had violated state standards on toxic emissions, nor would it be the last.
But unlike in Porter Ranch, demands around Exide went unheeded. Residents were not relocated, classes were not cancelled and the facility could not be closed despite operating for decades on a temporary permit issued by the California Department of Toxic Substance Control (DTSC).

Public outcry during dozens of community meetings, hearings and protest marches over their exposure to toxic levels of arsenic and lead – known to cause permanent neurological damage to children and pregnant woman – failed to force the closure of the facility. In fact, it took the U.S. Attorney’s Office stepping in and strong-arming Exide – with the threat of federal criminal charges – to agree to a negotiated permanent shut down in April 2015.

Testing and air emission modeling in the area now show that as many as two million people may be at an elevated risk for cancer and other health issues due to years of exposure to lead from the Exide plant. State toxic regulators now believe that upwards of 10,000 properties may need to be tested and decontaminated. So far, only 184 contaminated properties have been cleaned.

Exide was allowed to open adjacent to homes that had been in the area for generations. In Porter Ranch, city planners had allowed developers to build on vacant land next the Aliso Canyon facility, which had been there for decades.

Residentes afectados por Exide protestaron durante una ceremonia en noviembre donde asistió el gobernador Jerry Brown, quien no se ha pronunciado al respecto. (EGP foto por Fred Zermeno)

An appearance by Gov. Jerry Brown at the opening of a new hotel in Bell Gardens two months ago drew loud protests from activists angry that he has yet to speak out on the Exide Technologies pollution scandal. (Photo courtesy of East Yard Communities for Environmental Justice)

Boyle Heights resident Teresa Marquez acknowledges that both the Porter Ranch and Exide environmental hazards pose a threat to public health, but says she knew the response would be drastically different in Porter Ranch,  since even at the local level public officials have been more active in the Valley.

Boyle Heights is a neighborhood in the city of Los Angeles, Marquez pointed out, yet Mayor Eric Garcetti has not made an appearance at an Exide meeting or made public statements calling for a prompt response the way he has about the gas leak, she said disappointingly. Where’s the city attorney, who is now filing lawsuits to protect Porter Ranch residents?

“The key difference is money and white,” she said frankly. “And we’re just poor Latinos.”

Porter Ranch is a more affluent Los Angeles neighborhood located at the northwest edge of the San Fernando Valley. Its residents are mostly white, with a medium household income of over $120,000. In contrast, Exide’s contamination impacts the highly dense communities of Bell, Boyle Heights, Commerce, unincorporated East Los Angeles, Huntington Park, Maywood and Vernon; all home to mostly working class Latinos.

“I can’t help but wonder why the horrible disaster at Porter Ranch has captured so much attention, while the equally horrible disaster at Exide has captured so little,” Los Angeles County Board Supervisor Chair Hilda L. Solis told EGP in an emailed statement.

It was not until the facility was forced to close that eastside residents began to see elected officials take notice of their concerns, said Marquez. But even as they celebrated that victory many residents knew the challenge ahead was cleaning up the lead from dirt that to this day prevent children from playing in their own backyards.

“They wouldn’t dare relocate [Porter Ranch] families into our communities,” said Mark Lopez, executive director of East Yard Communities for Environmental Justice.

He told EGP their anger is not at Porter Ranch or its residents, but at the state and governor “who can be responsive but chose not to respond.”

“The gas leak should have been shut down last month, that being said, Exide should have been shut down decades ago.”

Late last year Brown attended a hotel opening in Bell Gardens, not far from Exide. Lopez and other eastside residents were also there, outside angrily protesting the governor’s silence on Exide. They carried signs and a 10-foot paper-mache effigy of Brown. Unlike in Porter Ranch, the governor has yet to visit communities impacted by Exide or publicly comment on the long-playing Exide environmental crisis, despite it now being called one of the largest public health disasters in the state’s history.

Gladys Limon, staff attorney for Communities for a Better Environment told EGP the governor’s and state agencies’ responses to the Porter Ranch catastrophe reveal a stark racial disparity in efforts to protect communities from health and safety risks caused by industrial operations.

“The state neglected the thousands of families in Southeast and East L.A. for decades, and the Governor to this day has failed to personally acknowledge the Exide health emergency and to meet with residents,” she said.

Former County Supervisor Gloria Molina told EGP that she continuously called the governor’s office to get him to take action, but never got a call back.

“The governor is totally uninterested,” she said, adding it may have something to do with the low number of registered voters in the area.

“He takes pride in being the environmental governor but he seems more interested in protecting trees than people,” Molina said.

Some environmental activists say they believe the governor’s response to the Aliso Canyon gas leak may be more in line with his commitment to be the world’s leader in reducing greenhouse emissions, than about health concerns.

Marquez said she was surprised to hear Brown had met with Porter Ranch residents.

“He hasn’t spoken to us,” she said. “I don’t know why he hasn’t taken similar action … he just simply doesn’t care about our community.”

EGP reached out to the governor to get his response to concerns by eastside residents that he has been indifferent to their plight, but, in keeping with the criticism from the community and elected officials, Brown again failed to personally comment on the situation. Instead he passed off our request to the Department of Toxic Substance Control, the state regulatory agency in charge of the cleanup, which has for years been strongly criticized for its handling of Exide.

“Protecting the community around the Exide Technologies facility in Vernon is a high priority for the Administration,” reads the response from DTSC spokesman Sandy Nax, who credited the governor for providing additional funding for the residential sampling and cleanups currently underway.

Bell Councilman Nestor Valencia told EGP he and other area residents have criticized DTSC for moving too slowly with soil sample tests and the clean up of properties.

“It goes to show the disparity of the southeast and East Los Angeles communities [compared] to other communities,” he said.

Residents just want the same response they saw in the Valley, Huntington Park Mayor Karina Macias told EGP. They want the same protocols for all communities, she said.

“Nobody should have to live under circumstances like that – where their health is impacted,” said Macias. “No offense to Porter Ranch but it’s unfortunate for us to not see such a response when we are talking about a toxic substance.”
Instead of hope, Mejia says the response by elected officials to the Porter Ranch disaster reaffirms what she already knew.

“They don’t care so much about our inner-city people. They don’t care about the industrial neighborhoods or the workers the way they do about wealthier communities.”

—-

Twitter @nancyreporting

nmartinez@egpnews.com

 

A version of this article was published by Eastern Group Publications in the January 14, 2016 print editions.

[Update 1:30p.m:] Added additional comments by residents.

Exide, Porter Ranch: Un Doble Estándar

January 14, 2016 by · 1 Comment 

Las quejas de dolores de cabeza, sangrado por la nariz y asma por parte de residentes de Porter Ranch suenan muy familiares para activistas del Este de Los Ángeles quienes han estado luchando por años contra su propio peligro a gran escala de salud ambiental local.

Igualmente lo son las demandas de los funcionarios del gobierno para cerrar de inmediato las instalaciones de almacenamiento de gas natural de Southern California Gas Co. cerca de Porter Ranch que los residentes culpan por su crisis de salud.

Read this article in English: Exide, Porter Ranch; A Double Standard

Sin embargo, la respuesta por parte de los reguladores estatales y funcionarios electos –incluyendo al gobernador Jerry Brown–ha sido sorprendentemente diferente, puesto que por años fallaron en tomar el mismo tipo de medidas audaces para detener Exide Technologies con sede en Vernon por poner en riesgo las vidas de miles de personas de bajos ingresos del este y sureste de Los Ángeles, en su mayoría latinos.

El dinero, la etnia y el poder político son la raíz de la desigualdad, afirman activistas.

Armados con abogados de alto poder, los residentes en Porter Ranch están exigiendo el cierre de las instalaciones de SoCal Gas en Aliso Canyon, donde una fuga fue descubierta el 23 de octubre, lo que llevó a cientos de quejas de los residentes acerca de los efectos negativos para la salud y demandas para que la empresa de servicios públicos pague la reubicación de los residentes en la zona afectada. En menos de tres meses más de 2.000 residentes han sido reubicados, las escuelas han sido cerradas, los estudiantes fueron trasladados y se espera que la empresa pague por el alojamiento de animales domésticos y de policía adicional.

Nadie niega la gravedad del problema en Porter Ranch, pero los residentes y activistas del este y sureste no pueden evitar la sensación de que hay un doble estándar en juego, especialmente cuando se trata del gobernador Brown, quien la semana pasada declaró Estado de Emergencia en Porter Ranch después de recorrer las instalaciones de Aliso Canyon y reunirse con los residentes afectados.

Su declaración permite al Estado movilizar personal del estado, equipo y servicios necesarios, así como desistir de cualquier ley o regulación en marcha para lidiar con la cuestión ambiental. También le da poder al gobernador para asignar fondos de emergencia para reparar la fuga, que se espera tome de tres a cuatro meses para ser reparada.

La residente de Boyle Heights Doelorez Mejía se alegró de ver la rápida llamada a la acción por el gobernador y los funcionarios estatales en Porter Ranch, pero no podía dejar de sentir la injusticia de la situación.

“Estoy decepcionada que nuestra comunidad no fue considerada como digna de tal protección rápida”, le dijo a EGP. “Pero, lamentablemente, no me sorprende”.

Residentes afectados por Exide protestaron durante una ceremonia en noviembre donde asistió el gobernador Jerry Brown, quien no se ha pronunciado al respecto. (EGP foto por Fred Zermeno)

Residentes afectados por Exide protestaron durante una ceremonia en noviembre donde asistió el gobernador Jerry Brown, quien no se ha pronunciado al respecto. (EYCEJ)

Se refería a los años que fueron ignoradas las súplicas de los residentes que viven cerca de la planta de reciclaje de baterías de ácido y plomo Exide.

En 2013, los funcionarios de la calidad del aire informaron que Exide había violado las emisiones de químicos tóxicos que ponen a más de 110.000 residentes en la zona del este y sureste en un mayor riesgo de cáncer. El plomo y el arsénico se habían encontrado en el suelo en las casas cercanas y en al menos un parque.

No era la primera vez que Exide había violado las normas estatales sobre emisiones tóxicas, ni sería la última.

Pero a diferencia de Porter Ranch, las demandas contra Exide no fueron escuchadas. Los residentes no fueron reubicados, las clases no fueron canceladas y las instalaciones no fueron cerradas pese a que Exide operó durante décadas en un permiso temporal emitido por el Departamento de Control de Sustancias Tóxicas de California (DTSC).

La protesta pública durante decenas de reuniones de la comunidad, audiencias y marchas de protesta sobre su exposición a niveles tóxicos de arsénico y plomo–conocidos por causar daño neurológico permanente a los niños y mujeres embarazadas–no lograron forzar el cierre de la instalación. De hecho, tomó que la Oficina del Fiscal de Estados Unidos interviniera y amenazara a Exide de cargos penales federales, para acordar un cierre permanente negociado en abril de 2015.

Exámenes y pruebas de las emisiones de aire en la zona ahora muestran que al menos dos millones de personas podrían estar en un riesgo elevado de cáncer y otros problemas de salud debido a los años de exposición al plomo de la planta de Exide. Reguladores estatales de tóxicos ahora creen que hasta 10.000 propiedades necesitan ser examinadas y descontaminadas. Hasta ahora, sólo se han limpiado 184 propiedades contaminadas.

A Exide se le permitió operar al lado de casas que habían estado en la zona durante generaciones. En Porter Ranch, urbanistas habían permitido a los desarrolladores construir en un terreno baldío al lado del centro de Aliso Canyon, que había estado allí durante décadas.

La residente de Boyle Heights Teresa Marquez reconoce que los riesgos ambientales tanto en Porter Ranch y Exide representan una amenaza para la salud pública, pero dice que ella sabía que  la respuesta sería drásticamente diferente en Porter Ranch.

“La diferencia clave es el dinero y lo blanco”, dijo con franqueza. “Y nosotros sólo somos latinos pobres”.

Porter Ranch es un vecindario más afluente de Los Ángeles situado en el borde del noroeste del Valle de San Fernando. Sus habitantes son en su mayoría blancos, con un ingreso familiar medio de más de $120.000. En contraste, los impactos de contaminación de Exide a las comunidades altamente densas de Bell, Boyle Heights, Commerce, el área no incorporada del Este de Los Ángeles, Huntington Park y Vernon; todos hogares de clase trabajadora en su mayoría latinos.

“No puedo evitar preguntarme por qué el horrible desastre en Porter Ranch ha captado tanto la atención, mientras que el igualmente terrible desastre en Exide ha capturado tan poco”, la supervisora Presidente de la Junta del Condado de Los Ángeles Hilda L. Solís le dijo a EGP vía email.

Mark López, director ejecutivo de East Yard Communities para la Justicia Ambiental, le dijo a EGP que su ira no es contra Porter Ranch o sus residentes, pero con el estado y el gobernador “quienes pueden dar respuestas, pero optan por no hacerlo”.

“La fuga de gas debería haber sido cerrada el mes pasado, dicho esto, Exide debería haber sido cerrado hace décadas”.

A finales del año pasado  Brown asistió a una apertura de un hotel en Bell Gardens, cerca de Exide. López y otros residentes del este también estaban allí, afuera airadamente protestando el silencio del gobernador ante el problema de Exide. Llevaron pancartas y una efigie de Brown de papel maché de 10 pies. A diferencia de Porter Ranch, el gobernador aún tiene que visitar a las comunidades afectadas por Exide o públicamente comentar sobre la larga crisis ambiental que juega Exide, a pesar de que ahora se llama uno de los mayores desastres de salud pública en la historia del estado.

Gladys Limón, abogada de Communities for a Better Environment (Comunidades para un Mejor Ambiente) le dijo a EGP que la respuestas de las agencias estatales y de gobernador a la catástrofe de Porter Ranch revelan una disparidad racial marcada en los esfuerzos para proteger a las comunidades de los riesgos de salud y seguridad causadas por las operaciones industriales.

“El Estado descuidó a miles de familias del sureste y este de Los Ángeles durante décadas, y hasta hoy el gobernador no ha reconocido personalmente la emergencia sanitaria de Exide ni se ha reunirdo con los residentes”, dijo.

La ex supervisora del Condado Gloria Molina le dijo a EGP que ella continuamente llamó a la oficina del gobernador para conseguir que se tomen medidas, pero nunca recibió una contestación.

“El gobernador esta totalmente desinteresado”, dijo, y agregó que puede tener algo que ver con el bajo número de votantes registrados en la zona.

“Él se enorgullece de ser el gobernador del medio ambiente, pero parece más interesado en la protección de los árboles que en la gente”, dijo Molina.

Algunos activistas ambientales dicen que creen que la respuesta del gobernador a la fuga de gas en Aliso Canyon puede estar más en línea con su compromiso de ser el líder mundial en la reducción de emisiones de efecto invernadero, que sobre unos problemas de salud.

Márquez dijo que se sorprendió al escuchar que Brown se había reunido con residentes de Porter Ranch.

“Él no ha hablado con nosotros”, dijo. “No sé por qué no ha tomado medidas similares … simplemente no se preocupa por nuestra comunidad”.

EGP contactó al gobernador para obtener su respuesta a las preocupaciones de los residentes del este a las cuales él ha sido indiferente, y concordando con la crítica de la comunidad y funcionarios electos, Brown volvió a fallar para comentar personalmente sobre la situación. En su lugar, transfirió nuestra solicitud al Departamento de Control de Sustancias Tóxicas, la agencia reguladora estatal a cargo de la limpieza, que durante años ha sido fuertemente criticada por su manejo de Exide.

“La protección de la comunidad en torno a la instalación de Exide Technologies en Vernon es una alta prioridad para la Administración”, se lee en la respuesta del portavoz del DTSC Sandy Nax, que acredita al gobernador de proporcionar fondos adicionales para las pruebas residenciales y limpiezas actualmente en curso.

El concejal de Bell Nestor Valencia le dijo a EGP que él y otros residentes de la zona han criticado a DTSC por moverse demasiado lento con las pruebas de muestra de suelo y la limpieza de propiedades.

“Se va a mostrar la disparidad del sureste y las comunidades del Este de Los Ángeles [en comparación] a otras comunidades”, dijo.

Los residentes solo quieren la misma respuesta que vieron en el Valle, la alcaldesa de Huntington Park Karina Macias le dijo a EGP. Quieren los mismos protocolos para todas las comunidades, dijo.

“Nadie debería tener que vivir en circunstancias como esas–donde se ve afectada su salud”, agregó Macías. “Sin ofender a Porter Ranch, pero lo lamentable es que nosotros no vemos tal respuesta cuando estamos hablando de una sustancia tóxica”.

En lugar de esperanza, Mejía dice que la respuesta de los funcionarios electos ante el desastre de Porter Ranch reafirma lo que ya sabían.

“Ellos no se preocupan mucho por nuestro pueblo dentro de la ciudad. Ellos no se preocupan por los barrios industriales o los trabajadores de la manera que lo hacen con las comunidades más ricas”.

—-

Twitter @nancyreporting

nmartinez@egpnews.com

Salario Mínimo en California Aumenta a 10 Dólares en 2016

January 7, 2016 by · Leave a Comment 

El salario mínimo vigente en el estado de California aumentó a 10 dólares la hora a partir del primero de enero de 2016 como parte del movimiento nacional que busca mejorar el ingreso básico de los trabajadores en el país.

“Aquellos que ganan el salario mínimo tendrán ahora un poquito más para llevar a casa en cada cheque de pago”, comentó la comisionada de Trabajo de California, Julie Su, al destacar que se tratará del segundo aumento en un año y medio.

El incremento, que es obligatorio está contemplado en una ley firmada por el gobernador Jerry Brown en 2013, que ya había elevado el salario mínimo a 9 dólares por hora desde el 1 de julio de 2014.

En contraste, el salario mínimo establecido por la ley federal en el país permanece en 7,25 dólares la hora desde 2009, lo que ha generado un movimiento nacional que busca llevarlo hasta 15 dólares la hora.

En esa línea, tanto el Concejo de la ciudad de Los Ángeles como la Junta de Supervisores del condado del mismo nombre aprobaron aumentos graduales con los cuales la ciudad y las áreas no incorporadas del condado llegarán a los 15 dólares la hora en 2020, comenzando con un aumento a 10,50 dólares la hora a partir del 1 de julio de 2016.

Los hispanos son uno de los grupos de trabajadores que más directamente se benefician con el aumento de salario mínimo.

Un análisis de United Way presentado en julio, que ajustó los índices federales al costo real de vida en California, encontró que el 51% de las familias latinas está dentro de los parámetros federales de pobreza, el porcentaje más alto de todos los grupos estudiados.

Con el aumento establecido a partir del primero de enero, California y Massachusetts—que también ajustará a 10 dólares la hora—tendrán el salario mínimo más alto del país.

En total, 14 estados elevarán el salario mínimo a lo largo del nuevo año.
La comisionada recordó además que cualquier empleado puede presentar un reclamo salarial ante la oficina del Comisionado en caso de incumplimiento de la norma salarial.

El condado de Los Ángeles aprobó el 17 de noviembre pasado el Programa de Cumplimiento de Salarios (WEP) para que “reciba, investigue y resuelva reclamos de robo de salario”, con el fin de que los aumentos se apliquen efectivamente.

California es el Quinto Estado en la Nación en Legalizar la Eutanasia

October 8, 2015 by · Leave a Comment 

El gobernador de California, Jerry Brown, dio el lunes el visto bueno definitivo a la controvertida propuesta legislativa ABX2 15, que autoriza a que los enfermos terminales reciban ayuda médica para morir, una iniciativa que pasa a convertirse en ley en este estado.

Brown, de 77 años, aseguró en una carta que había revisado los argumentos tanto de quienes estaban a favor de la medida, como la familia de Brittany Maynard -la joven de California que fue a Oregón para ejercer su derecho a morir-, como de quienes se oponían, pero al final hizo lo que le dictó su conciencia.

“No sé lo que haría si estuviera muriéndome de forma prolongada y con un dolor insoportable. Estoy seguro de que, sin embargo, sería reconfortante poder considerar las opciones que permite esta propuesta. No les negaría ese derecho a otros”, afirmó Brown.

El gobernador indicó que había tratado sobre este asunto con un obispo católico y varios doctores, y había tenido en cuenta las perspectivas “teológicas y religiosas” que mantienen que cualquier muerte deliberada “es un pecado”.

La ABX2 15 fue aprobada el 12 de septiembre por el Senado de California con 23 votos a favor y 14 en contra, apenas dos días después de salir adelante en la Asamblea estatal con 43 votos a favor y la oposición de 34 legisladores.

La medida había sido presentada en agosto en respuesta a otra similar que había sido rechazada en el Parlamento por los representantes estatales.

El movimiento a favor de la muerte asistida, que autoriza al personal sanitario a proporcionar a enfermos terminales una medicación que ayude a poner fin a sus vidas, cobró un nuevo impulso tras el caso de Maynard, en noviembre de 2014.

Maynard, una joven enfermera de 29 años, se tuvo que mudar de California a Oregón, donde está reconocido el derecho a una muerte asistida, para lograr la atención médica que necesitaba para morir.

La joven había sido diagnosticada con cáncer cerebral ese mismo año y se encontraba en una fase terminal de la enfermedad.

La ley “Muerte con Dignidad” ayuda a morir a 70 personas al año en Oregón, donde está vigente desde 1997.

“Hemos hecho historia”, se lee en la página web del Fondo Britanny Maynard, que defiende el derecho de los pacientes terminales a ser asistidos para morir.

“California es ahora el quinto estado de EE.UU. que autoriza la muerte asistida y es de largo el más grande e influyente. Este logro tendrá eco en todo nuestro país e inspirará a otros estados a seguir el ejemplo”, se afirma en ese portal.

Los otros estados que permiten la muerte asistida son Washington, Montana y Vermont.

Latinos Destacan la Importancia de Recientes Leyes Firmadas en California

October 8, 2015 by · Leave a Comment 

Grupos de hispanos, activistas y defensores de inmigrantes de California reaccionaron a favor de las leyes firmadas recientemente por el gobernador Jerry Brown que buscan combatir la discriminación y enseñar en las escuelas sobre la deportación masiva de mexicanos durante la Gran Depresión.

Las leyes en su mayoría reafirman la tendencia del Estado Dorado a favorecer a los inmigrantes y a beneficiar incluso a los indocumentados con servicios y protecciones.

Una de las leyes aplaudidas fue la AB 953 que agrega al concepto de perfil racial otras características demográficas como el género y la orientación sexual, según explicó a Efe Rosa Cabrera, directora legislativa de la Coalición PICO California.

“La AB 953 es lo mínimo que podemos hacer para enfrentar la crisis con la que nos encontramos cuando se refiere a la actuación sesgada de la policía y el trato desigual de la gente de color”, declaró la activista de la coalición que representa a unas 480 congregaciones de fe.

La nueva ley igualmente requiere que las agencias de control de la ley de California contabilicen y reporten datos sobre las detenciones, registros y otros contactos de las autoridades con las comunidades.

No obstante, la satisfacción con la medida no fue compartida por algunos representantes de las agencias de control de la ley.

“No existe una información probada de que esto reduce o previene la discriminación racial en las detenciones”, señaló en un comunicado David Bejarano, presidente de la Asociación de Jefes de Policía de California.

De acuerdo con el representante de la organización, la nueva ley que comenzará a regir a partir del 1 de marzo de 2018, “es una gran cantidad de datos recolectados sin ninguna consecuencia”.

Por otra parte, la ley AB 146 presentada por la asambleísta Cristina García y firmada por Brown, requiere que las escuelas “consideren seriamente” incluir en el currículo el estudio de la conocida como Repatriación Mexicana.

A raíz de las necesidades durante la Gran Depresión económica se obligó a cerca de 1 millón de mexicanos a salir de Estados Unidos.

“Es una etapa muy oscura de la historia de los derechos humanos durante una época económica crítica en los Estados Unidos, pero lo uno no justifica lo otro”, declaró a Efe Augusto Pérez, estudiante de la Universidad de California que se especializa en Estudios Chicanos.

También, una ley que trae importantes esperanzas para los indocumentados es la SB 4, presentada por el senador Ricardo Lara, que inicialmente buscaba ofrecer servicio médico subsidiado a todos los inmigrantes indocumentados de California.

No obstante, por falta de presupuesto, la ley fue modificada y aprobada por los órganos legislativos para ofrecer subsidio médico a los inmigrantes indocumentados menores de 19 años.

Para el presidente nacional del sCalifornia es el estado del país con mayor proporción y cantidad de hispanos, que ya son mayoría en el estado.

Según datos del censo, para el 1 de julio de 2014, en California vivían 14.99 millones de latinos, superando a los blancos no hispanos que contabilizaban 14.92 millones.

De la misma forma, California es el estado del país con mayor cantidad de inmigrantes indocumentados calculados en 2.7 millones y representando el 10% del total de trabajadores, según un análisis del Instituto de Política Pública de California (PPIC).

Gobernador de California Firma Medidas a Favor de los Inmigrantes Indocumentados

August 13, 2015 by · Leave a Comment 

El gobernador de California, Jerry Brown, firmó el lunes tres medidas migratorias, entre ellas la SB 432, la reforma y modernización del código laboral estatal, del que eliminarán la palabra “extranjero” (alien).

Dicha palabra, que tiene una connotación negativa para los inmigrantes, se utiliza comúnmente de forma despectiva para referirse a aquellos individuos que no han nacido en territorio estadounidense o que no son ciudadanos.

El senador estatal Tony Mendoza recalcó la importancia de garantizar que la ley laboral esté exenta de términos que acarrean significados ofensivos hacia los inmigrantes, según publicaron medios locales.

El representante demócrata aseguró que la palabra “alien” y cualquier ley que haga referencia a la contratación de empleados ‘extranjeros’ no debe tener cabida en las leyes estatales y “no deben utilizarse como base para contratar a ningún individuo”.

“Los alegatos y los discursos sobre inmigración se forman con palabras que muchas veces son despectivas”, declaró a Efe Tessie Borden, directiva del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN).

“Quitar palabras que están cargadas de tanto significado negativo nos parece muy apropiado e invita a una nueva conversación acerca de la inmigración en el estado”, agregó la activista.

Igualmente, Brown firmó la propuesta SB 560 por la que se prohíbe la utilización del estatus migratorio de menores como defensa que exima de responsabilidades a un denunciado en un caso civil.

“A ningún niño se le debe hacer pensar que las cortes de California valoran su futuro menos que el de otros niños”, expresó Thomas Sáenz, presidente del Fondo México Americano de Defensa Legal y Educación (MALDEF).

Un análisis reciente del Instituto de Política Pública de California (PPIC) calculó que para 2013 en el estado residían cerca de 2.7 millones de indocumentados, más del 6% de la población total y la mayor cantidad de indocumentados en los estados del país.

El reporte igualmente estableció que cerca del 10% de los trabajadores californianos son indocumentados.

Por lo menos 436,000 de estos indocumentados se han beneficiado en los primeros seis meses del año con las licencias de conducir aprobadas a partir de enero pasado por el estado.

De igual forma, estos inmigrantes se han beneficiados con matrículas universitarias como residentes del estado y la cobertura médica subsidiada por California para los menores de edad.

Con las nuevas leyes que favorecen a los indocumentados, el estado reafirma su política compasiva hacia estos inmigrantes que ya contaban con licencias de conducir y matrículas universitarias al mismo precio que los residentes.

“Estas leyes reflejan un estado que reconoce y respeta la diversidad y las contribuciones de todos los californianos”, dijo el martes a Efe Evan Westrup, portavoz de la gobernación.

El estado también es recordado como el primero en otorgar una licencia profesional para ejercer el Derecho a un abogado indocumentado, que luego se extendió a otras actividades profesionales.

California hace parte también de las llamadas jurisdicciones “santuario”, que aprobaron leyes que impiden a la policía participar en actividades de inmigración que son “voluntarias”.

Sin embargo, dos casos recientes, uno en San Francisco y otro en Santa María, de personas asesinadas por indocumentados con historial criminal que habían sido dejados en libertad en lugar de ser entregados a las autoridades de inmigración, han puesto en tela las ciudades “santuario”.

“Todos los californianos, sin importar su estado de inmigración, desean un vecindario donde nuestros mayores y nuestros niños puedan estar seguros especialmente en su propio hogar”, afirmó el martes Angélica Salas directora de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA).

“Sin embargo, este horrible crimen -agregó Salas al referirse al asesinato a martillazos de Marilyn Pharis en Santa María- no puede ser la regla para demonizar a los inmigrantes”.

Otra de las medidas permitirá a los estudiantes de preparatoria que son residentes permanentes trabajar durante las elecciones en California y ayudar con los retos lingüísticos asociados con el aumento de la población de votantes hispanos.

Next Page »

Copyright © 2016 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·