Grandes Grupos Raciales y Étnicos Sienten Discriminación

October 26, 2017 by · Leave a Comment 

Los grandes grupos raciales y étnicos de Estados Unidos, incluyendo a los blancos y los latinos, se sienten discriminados en su vida diaria, según una encuesta publicada el martes por la radio pública NPR, la Universidad de Harvard y la Fundación Robert Wood Johnson.

Aunque el reporte se centra principalmente en las experiencias de discriminación sufridas por los afroamericanos, de los cuales el 92 por ciento afirma que son víctimas de exclusión en Estados Unidos, otros grupos minoritarios también denunciaron que sufren discriminación.

Así, el 90 por ciento de la comunidad LGBTQ – lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y género no definido – asegura que contra ellos hay discriminación, lo mismo que el 78 por ciento de los latinos y el 75 por ciento de los nativoamericanos.

De igual forma, el 61 por ciento de los residentes asiáticos denunció discriminación contra su grupo, mientras el 55 por ciento de los blancos no hispanos también aseguró que contra ellos existe discriminación actualmente en el país.

“Mientras muchas encuestas han explorado las creencias de los estadounidenses sobre la discriminación, esta encuesta le pregunta a la gente acerca de sus experiencias personales con la discriminación”, destacó el martes Robert Blendon, profesor de Políticas de Salud y análisis de Políticas de Harvard.

En un foro sobre la encuesta realizado el martes por NPR y moderado por Joe Neel, supervisor senior de editorial de la Mesa de Ciencia de NPR, Blendon aseguró que la discriminación está presente “en muchos niveles en Estados Unidos y que hay una gran disparidad racial en lo social y en la salud”.

El análisis publicado el martes, que presenta un margen de error para los afroamericanos de 4,1 por ciento, igualmente encontró que todos los grupos consideran que la discriminación se basa más “en los prejuicios de las personas individuales” que en las leyes y las políticas del gobierno.

Según el análisis, esta apreciación la comparten el 49 por ciento de los afroamericanos; el 47 por ciento de los latinos; el 68 por ciento de los asiáticos; el 61 por ciento de los blancos y el 43 por ciento de los miembros de la comunidad LGBTQ.

Los investigadores igualmente señalaron que en la comunidad afroamericana el temor a la discriminación o experiencias pasadas los alejan de ir al médico o a una clínica de salud.

“Si alguien está evitando buscar cuidado médico por el miedo de la discriminación está en riesgo de no ser diagnosticado de condiciones serias”, afirmó el doctor Richard Besser, presidente y director ejecutivo de la Fundación Robert Wood Johnson.

David Williams, profesor de Salud Pública de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, aseguró en el foro que cientos de personas mueren cada día por esta causa.

“Más de 200 afroamericanos mueren cada día porque no acuden a los servicios de salud debido a la discriminación”, dijo Williams al comentar la encuesta realizada entre el 26 de enero y el 9 de abril pasado entre 3,453 adultos.

Para Dwayne Proctor, asesora senior de la Fundación, es necesario “remover las barreras y las concepciones en el sistema de salud para ofrecer un mejor servicio”.

Otro problema destacado el martes fue la falta de vivienda algunos expertos atribuyen a la discriminación contra los afroamericanos y los latinos por parte de las entidades financieras privadas.

“Se hacen menos préstamos (hipotecarios) a los individuos de color, lo que trae como consecuencia que estas comunidades tengan un menor índice de propiedad de vivienda privada”, opinó Mary Lee, subdirectora del Centro para la Igualdad de Salud y Sitio de PolicyLink.

Los expertos igualmente anotaron los problemas que tienen los grupos minoritarios en su interacción con las autoridades.

La encuesta encontró que el “61 por ciento de los afroamericanos creen que los oficiales de policía en sus áreas tienen una mayor tendencia a utilizar fuerza innecesaria en una persona de color que en un blanco en la misma situación”.

Como consecuencia, según afirmó Elizabeth Hinton, profesora asistente del Departamento de Historia y Estudios Afroamericanos de Harvard, la “presión discriminatoria” por parte de las autoridades los hace “propensos en las interacciones con la policía a ser arrestados y encarcelados”.

Lee aseguró que hay que buscar formas para evitar el sesgo racial en las interacciones de las personas en el país.

“Estamos buscando nuevas formas, nuevas vías, nuevos paradigmas, que cambien las visiones sesgadas sobre las comunidades minoritarias”, concluyó la analista.

California Troops Sue Trump Administration Over Transgender Ban

September 6, 2017 by · Leave a Comment 

A human rights group filed a federal lawsuit Tuesday in Los Angeles against President Donald J. Trump and other top members of his administration, alleging that a ban against transgender people serving in the military is unconstitutional.

The suit, filed by LGBTQ advocacy organization Equality California on behalf of a group of transgender soldiers, alleges that the ban unlawfully discriminates against transgender people on the basis of their gender identity, impinges upon their fundamental rights by penalizing and stigmatizing them for expressing their personal identity, and violates the right of transgender servicemembers to openly express who they are.

The complaint states that the ban is arbitrary, without a rational basis, and motivated by animus against transgender people.

“This action, brought on behalf of transgender individuals, seeks to ensure that all qualified Americans have an equal opportunity to serve in the United States military, that transgender individuals are free from arbitrary and invidious discrimination and that the constitutional rights of transgender individuals to autonomy, privacy and freedom of expression are respected and protected,” the suit states.

The suit was lodged on behalf of four named and three unnamed transgender plaintiffs, who contend they are harmed by the ban. Los Angeles- based Equality California represents more than 500,000 members in California, including transgender people directly affected by the president’s order.

California is home to the largest number of LGBT people and the largest concentration of servicemembers of any state, according to Equality California.

The three unnamed plaintiffs are active duty transgender servicemembers serving in the United States Army and Air Force.

Among the four named individual plantiffs is Jaquice Tate, 27, an active-duty member of the Army. Three others — Aiden Stockman, 20, Nicolas Talbott, 23, and Tamasyn Reeves, 29 — are barred by the Aug. 25 directive from enlisting.

Along with Trump, the complaint names Defense Secretary James Mattis, and other top military officials as defendants, against whom it asserts several constitutional claims under the Fifth and First Amendments.

“President Trump has attacked American heroes who have risen above discrimination, hostility and lack of acceptance to serve our country by putting their lives on the line in its defense,” said Rick Zbur, executive director of Equality California. “His justification for the ban bears no relation to the truth. Contrary to what the president states, ejecting loyal members of the armed forces promotes chaos and division, not unit cohesion.”

Zbur said the cost to the government of transition-related care is negligible.

“On the other hand, discharging thousands will cost taxpayers hundreds of millions of dollars and will rip trained and loyal servicemembers out of their units, harming military readiness and requiring the military to find and pay to train replacements,” he said. “The order effectively leaves no
discretion to military leaders, many of whom are firmly opposed to this ban.”

Trump issued his directive to the Departments of Defense and Homeland Security, reinstating a prohibition against transgender servicemembers lifted last year and making good on his intentions announced on Twitter this past July to renew the ban. It also bars funding to pay for essential medical care for transgender service members except when “necessary to protect the health of an individual who has already begun a course of treatment to reassign his or her sex.” The ban must be fully implemented by March.

“Military policy must be based on military concerns, not politics,” said Shannon Minter, the legal director of the National Center for Lesbian Rights, which consulted with Equality California in preparing the case.

“As the military itself concluded, transgender people who qualify for military service are just as capable of serving our country as others,” Minter said. “The president’s new policy is an assault on dedicated service members who deserve nothing but our gratitude and respect, and it will undermine our national security.”

Uso de Término ‘Latinx’ Crece Entre Jóvenes y Crea Polémica

October 6, 2016 by · Leave a Comment 

El término “latinx” ha ganado popularidad entre los latinos, en particular entre los más jóvenes, y ha generado un debate entre quienes defienden la evolución del lenguaje para buscar la neutralidad en materia de género y quienes lo consideran una deformación del español que genera confusión.

“Para quienes integramos la generación de 18 a 34 años (Millennials) es un acto político”, declaró a EFE Rocío Santos, productora de un programa dominical para jóvenes latinos que se trasmite por Vócalo, una emisora del servicio de radio pública de Chicago.

En opinión de la productora, los jóvenes latinos han decidido “apoderarse del lenguaje” para identificarse “sin responder a las academias”, mientras que el uso del “Latinx” (como se pronuncia), les permite ser más abiertos y respetuosos con la identidad de las personas, al margen de lo masculino o femenino.

“La equis aporta neutralidad y su uso permite romper la dualidad de género y ofrece una alternativa a lo masculino o femenino, abriendo un abanico de géneros”, agregó Santos.

Francisco Piña, editor de la revista cultural digital , El Béisman de Chicago, también ve la tendencia como una cuestión política de los activistas que trabajan con el género y provienen de la comunidad LGBTQ (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y género no definido).

“Están intentando romper con una generación de líderes que no les han respondido, y con el uso de la equis se sienten más representados, especialmente los que no están conformes con su género”, declaró a EFE.

El término “Latinx” se comenzó a usar en 2004 de manera reducida, pero en el último año fue adoptado por académicos, escritores y periodistas.

En Instragram, uno de los medios preferidos de los jóvenes en las redes sociales, hay más de 9.000 publicaciones con la etiqueta #Latinx. Quienes lo difunden sostienen que es un paso más allá del “Latin@”, que se usaba para incluir tanto al hombre como a la mujer, y es resultado de la evolución de la sociedad.

“La situación actual hizo necesario la creación de un término más amplio, y de ahí la equis que aporta neutralidad”, expresó Piña.

Algunos blogueros como Jack Qu’emi, que escribe en Internet sobre temas relacionados con la identidad, sostienen que detrás de la equis existiría un rechazo a la “generización” del español, un idioma al que consideran “machista”.

Según la joven, nacida en una familia de puertorriqueños de Nueva York, el español “masculiniza si dices latino, o feminiza si dices latina, y no nos gusta la generización de las cosas, no nos sentimos cómodos”, escribió recientemente.

“Personalmente, como alguien no binario, no me veo en la palabra latino para nada, me veo en latinx”, agregó la bloguera que se denomina ‘afrxboricua’ y para quien la equis permite incluir a los “desconformes”.

El periodista e integrante de la Academia de la Lengua Española de Estados Unidos, Jorge Covarrubias, dijo a EFE que el Diccionario Panhispánico de Dudas no incluye a Latinx, pero sí el uso del símbolo de la arroba (@) como recurso gráfico para integrar en una sola palabra las formas masculina y femenina del sustantivo, ya que ese signo parece incluir en su trazo las vocales “a” y “o”.

“Sin embargo, la arroba no es un signo lingüístico y su uso en estos casos es inadmisible desde el punto de vista normativo”, señaló.

A nivel periodístico, el uso de la arroba o de la equis no es reflejado por publicaciones como La Raza de Chicago, cuyo director editorial, Jesús del Toro, considera que pueden provocar una gran confusión en los lectores y desvirtuar el idioma.

“El idioma es fluctuante y cambia, pero no creo que sean necesarias estas prácticas para luchar o reivindicar los derechos y la justicia hacia comunidades que se sienten discriminadas por cuestiones de género”, declaró a EFE.

Del Toro no cree que el español tenga una carga machista o misógina, “porque decir señores también incluye a las señoras”, dijo, aunque admite que en algunos casos sea necesario apelar a una redacción que evada las polémicas.

Elio Leturia, profesor adjunto de periodismo en el Columbia College de Chicago, dijo que el uso de la equis lo confundió en un principio, pero en sus cursos prefiere que los estudiantes usen el género en español.

“Todas las palabras tienen género, y por más que algunos puedan decir que es sexista, yo prefiero el femenino y el masculino”, aseguró en una entrevista con EFE.

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·