Cuidado con Estafadores Ofreciendo Cobertura Médica Barata

April 20, 2017 by · Leave a Comment 

Mientras el futuro de la cobertura médica continúa siendo un tema de conversación nacional, estafadores están aprovechándose de las preocupaciones sobre los posibles cambios a las leyes de seguro médico.

Una estafa común es cuando el estafador llama a personas al azar y les dice que necesitan nueva cobertura médica debido a cambios recientes en la ley federal. El que llama le pedirá información tal como el número de seguro social, de cuenta bancaria o de seguro médico.

Al conseguir esta información el ladrón entonces puede robarle la identidad a la víctima.

Las siguientes recomendaciones son pasos que puede seguir si llegase a encontrarse en esta situación.

CONSEJOS:

  • No provea su información personal en llamadas no solicitadas
  • Llame a su compañía de seguro médico o a Medicare para verificar si en realidad han habido cambios a su póliza por los cambios en la ley.
  • Reporte estafas de este tipo a la Comisión Federal de Comercio en 877-FTC-HELP

El Desafío de la Salud en Hogares Con Estatus Mixtos

June 9, 2016 by · Leave a Comment 

La residente de Huntington Park Stephanie Martínez tenía sólo cinco años de edad cuando sus padres la trajeron a vivir a EE.UU. como indocumentada. Ahora a sus 23 años, ella es una de las aproximadamente 853.000 personas en el país que tienen un estatus temporal cuasi-legal a través de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) promulgada por el presidente Obama en 2012.

También hoy en día ella tiene un seguro de salud, pero al igual que muchos en su situación el camino hacia la cobertura estuvo lleno de obstáculos complicado por el estatus mixto de inmigración de su familia y un ingreso familiar combinado considerado demasiado alto para calificar para los subsidios de salud, pero demasiado bajo para pagar un seguro privado.

Read this article in English: Dreamers in Search of Affordable Health Care

Bajo DACA, los jóvenes entre 16 y 31 años de edad que fueron traídos al país ilegalmente cuando eran niños pueden evitar temporalmente la deportación y trabajar legalmente en EE.UU. siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos, como asistir o terminar la preparatoria y pasar una prueba de antecedentes criminales.

Para muchos que han calificado hay un sentido de normalidad, de no vivir más bajo la sombra de la sociedad, a menos que al igual que Stephanie vivan en un hogar de “estatus mixto”, donde algunos miembros de la familia son ciudadanos, residentes legales, o beneficiarios de DACA, pero otros son indocumentados.

Cuando fue promulgada en 2014, la Ley de Asistencia Asequible (ACA)—también conocida como Obamacare—los beneficiarios de DACA, comúnmente conocidos como “soñadores”, y los inmigrantes indocumentados quedaron explícitamente excluidos para comprar cobertura de salud a través de los planes patrocinados por el gobierno ni a recibir créditos tributarios de primas u otros ahorros en el mercado.

“Es política,” dijo a EGP Gabrielle Lessard, abogada de política de salud con el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, explicando que la Administración Obama sabía que se enfrentaría a una reacción violenta si se permitiera a los indocumentados y beneficiarios de DACA participar en el programa, pese a que pagan impuestos, los mismos que ayudan con subsidios a la cobertura.

A su corta edad, Stephanie no estaba preocupada por no tener seguro de salud; después de todo, es joven y saludable. Sin embargo, no se podía decir lo mismo de su padre Álvaro Martínez, quien sufre de diabetes y necesita atención médica constante. Él enfrenta una lucha para obtener atención médica asequible debido a su estatus de indocumentado.

La familia Martínez es considerada una familia de estatus mixto donde los padres son indocumentados y los hijos son beneficiarios de DACA. (Cortesía de Stephanie Martínez)

La familia Martínez es considerada una familia de estatus mixto donde los padres son indocumentados y los hijos son beneficiarios de DACA. (Cortesía de Stephanie Martínez)

Así que el año pasado, cuando el padre de Stephanie le pidió que solicitara cobertura de salud para la familia a través del seguro de salud del estado, Covered California, ella aceptó  y llenó la solicitud en una feria de salud patrocinada por AltaMed.

Laura Ochoa coordinadora de mercadeo, trabaja en el programa de AltaMed “Soñadores y Medi-Cal” que revisa si beneficiarios de DACA son elegibles para el programa de Medi-Cal del estado para familias de bajos ingresos, incluyendo a beneficiarios de DACA que pudieran calificar para la cobertura bajo el reconocimiento del estado de individuos que se encuentran residiendo permanentemente en EE.UU. protegidos por la ley de color (PRUCOL por sus siglas en inglés), una categoría de elegibilidad para beneficios públicos creado por los tribunales.

Según los funcionarios de inmigración de EE.UU., “un individuo puede ser elegible para Medicaid (Medi-Cal), si es un extranjero que reside en EE.UU. con el conocimiento y permiso del Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) y el INS no contempla exigir la salida del extranjero”, como es el caso de los beneficiarios de DACA.

Los destinatarios de DACA de California y Nueva York cumplen con la norma PRUCOL, dijo Lessard.

Algunos requisitos para calificar para el Medi-Cal de California para los beneficiarios de DACA incluye que tengan un permiso de trabajo válido, un número de seguro social, identificación y prueba de sus ingresos, dijo Ochoa.

Pero el caso de Stephanie era más complicado. Los ingresos combinados de la familia de $46,000 superó el máximo nivel de pobreza federal (FPL) del 138%, o $33.534 al año para una familia de cuatro. Su estado migratorio mixto—sus padres son indocumentados—también hizo que la cobertura de grupo a través del mercado de salud fuera poco probable. El seguro privado es demasiado caro, dijo Stephanie.

Un estudio realizado por el Dream Resource Center del UCLA Labor Center encontró que uno de cada diecisiete niños en EEUU viven en hogares de estatus mixto migratorio.

“Las familias de estatus mixto son un grupo demográfico que crece en Estados Unidos” y su resultado de salud proporciona información sobre el futuro de la salud de la población de EEUU, de acuerdo al estudio “Sin Papeles y Sin Seguro; Un informe de cinco partes sobre jóvenes inmigrantes y la lucha por cuidados de salud en California”.

Stephanie estudia en el Colegio de Santa Mónica y trabaja a tiempo parcial. Dice que es todavía depende de su familia en necesidades básicas como comida y techo.

Según Ochoa, la mejor opción para Stephanie era aplicar como un individuo. Ella dijo que los estudiantes que ganan alrededor de $10.000 podrían calificar para Medi-Cal incluso si sus padres los reclaman como dependientes.

“Si son estudiantes de medio tiempo y trabajadores de medio tiempo, lo más probable es que son elegibles”, agregó.

A principios de este año Stephanie aplicó de nuevo pero esta vez sola y fue aprobada para la cobertura de Medi-Cal mediante L.A. Care Health Plan comenzando el primero de junio.

Stephanie Martinez revisa los documentos que recibió de Medi-Cal (EGP foto por Jacqueline García)

Stephanie Martinez revisa los documentos que recibió de Medi-Cal (EGP foto por Jacqueline García)

Mientras exploraban opciones para la familia, Stephanie también descubrió que el Sr. Martínez califica para la cobertura mediante el programa Capacidad de Pago (ATP) del condado de Los Ángeles, que ofrece servicios de salud asequibles para los residentes del condado de LA que no califican para planes de Medi-Cal, Medicare o Covered California independientemente de su situación migratoria.

El programa es gratis para “individuos con ingresos iguales o menores de $1.367 por mes” y tiene una “[opción] de bajo costo para las personas con ingresos por encima de $1.367 por mes”, como es el caso del Sr. Martínez.

Los solicitantes de ATP sólo pagan por el mes que visitan el hospital o sus clínicas asociadas. Los servicios incluyen visitas al médico y de emergencia, pruebas y medicamentos, explica la página de Internet de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles.

El estudio “Sin Papeles y Sin Seguro”, afirma que la salud de los californianos indocumentados es crucial para el bienestar del estado.

Los investigadores recomiendan expandir ACA a todos los californianos sin importar su estatus migratorio o nivel de ingresos.

“No hay tal cosa como la salud individual; toda la salud es pública y común”, afirma el estudio.

El proyecto de ley SB 10, la exención de la salud para todos, del senador estatal Ricardo Lara, fue recientemente aprobada por los legisladores del estado y podría permitir que los inmigrantes indocumentados compren cobertura de salud a través del mercado de Covered California, pero requeriría primero la aprobación federal.

Martínez le dijo a EGP que ella esta contenta ahora tiene un seguro de salud, pero todavía se preocupa por los problemas de salud de su padre. “Él tiene más necesidad que yo”, dijo.

 

La serie de tres partes fue producida como un proyecto para California Health Journalism Fellowship, un programa del Centro de Periodismo de la Salud de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo de USC Annenberg.

 

Para leer Parte 1:  DACA y Obamacare: ¿Quién Califica?

Para leer Parte 3: ¿Vale la pena la SB10? ¿Qué es una exención?

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

The Health Challenge In Mixed-Status Homes

June 9, 2016 by · Leave a Comment 

Huntington Park resident Stephanie Martinez was just five years old when her parents brought her illegally to live in the United States. Now 23, she’s one of an estimated 853,000 people in the country who have temporary, quasi-legal status through President Obama’s Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA) program enacted in 2012.

Today she has health insurance, but like so many in her situation the road to coverage was filled with obstacles, complicated by her family’s mixed-immigration status and a combined household income slightly too high to qualify for health subsidies but too low to pay for private insurance.

Under DACA, young people between the ages of 16 and 31 who were brought to the country illegally as children can temporarily avoid deportation and work legally in the U.S., provided they meet certain eligibility requirements, such as attending or completing high school and passing a criminal background check.

Lea este artículo en Español: Soñadores en Busca de Cuidado Asequible

For many who have qualified there’s a sense of normalcy, of no longer living in society’s shadow, that is unless like Stephanie you live in a “mixed-status” home, where some members of your family are citizens, legal residents, or DACA recipients, but others are undocumented.

When enacted in 2014, the Affordable Care Act (ACA)—also known as Obamacare—explicitly excluded DACA recipients – often referred to as “dreamers” – and undocumented immigrants from buying health insurance from state or federally sponsored health insurance marketplaces and the premium tax credits, subsidies and other savings on marketplace plans.

“It’s political,” Gabrielle Lessard, a health policy attorney with the National Immigration Law Center told EGP, explaining that the Obama Administration knew it would face a backlash if the undocumented and DACA recipients were allowed to take part in the program, even though they pay into the tax pool that subsides the coverage.

In her early twenties, Stephanie wasn’t worried about not having health insurance; after all, she’s young and healthy. The same couldn’t be said for her father Alvaro Martinez who suffers from diabetes and needs ongoing medical attention, but struggles to get care because he is undocumented.

So last year, when Stephanie’s father asked her to apply for health coverage for the family through the state’s health exchange, Covered California, she gladly filled out the application at a local health fair sponsored by AltaMed.

Marketing Coordinator Laura Ochoa works on AltaMed’s “Dreamers and Medi-Cal” program, which screens DACA recipients for eligibility for the state’s Medi-Cal program for low-income families. DACA recipients can qualify for coverage under the state’s recognition of the Permanently Residing in the United States Under Color of Law (PRUCOL), a public benefits eligibility category created by the courts.

According to US immigration officials, “an individual may be eligible for Medicaid (Medi-Cal), if the individual is an alien residing in the United States with the knowledge and permission of the Immigration and Naturalization Services (INS) and the INS does not contemplate enforcing the alien’s departure,” as in the case of DACA recipients.

California and New York see DACA recipients as having met the PRUCOL standard, Lessard said.

Stephanie Martinez reviews the Medi-Cal documents she received by mail. (EGP photo by Jacqueline Garcia)

Stephanie Martinez reviews the Medi-Cal documents she received by mail. (EGP photo by Jacqueline Garcia)

Requirements to qualify for California Medi-Cal for DACA recipients include having a valid work permit, a social security number, identification and proof they are low-income, Ochoa told EGP.

But Stephanie’s case was more complicated. Her family’s combined household income of $46,000 exceeded the maximum Federal Poverty Level (FPL) of 138%, or $33,534 a year for a family of four to qualify for Medi-Cal. Their mixed-immigration status, her parents are still undocumented, also made group coverage through the health exchange unlikely. Private insurance is too expensive, Stephanie said.

A study by the UCLA Labor Center’s Dream Resource Center found that one in seventeen children in the U.S. live in mixed-immigration status homes.

“Mixed-status families are a growing demographic in the United States” and their health outcome provides insight into the health of the future of the U.S. population, according to “Undocumented and Uninsured; A five part Report on Immigrant Youth and the Struggle to Access Health Care in California.”

Stephanie attends Santa Monica College and works part-time. She says she’s still dependent on her family for necessities like food and the roof over her head.

According to Ochoa, Stephanie’s best option is to apply as an individual. She said students who earn about $10,000 could qualify for Medi-Cal even if their parents claim them as deductions.

“If they are part-time students and part-time workers, most likely they are eligible,” she added.

Earlier this year, Stephanie applied as an individual and was approved for Medi-Cal coverage effective June 1 through the L.A. Care Health Plan.

While exploring her family’s options, Stephanie also discovered that Mr. Martinez qualifies for coverage under Los Angeles County’s Ability to Pay (ATP) program, which offers affordable health services to L.A. county residents who do not qualify for Medi-Cal, Medicare or Covered California plans, regardless of their immigration status.

The program is free to “individuals with incomes at or below $1,367 per month” and has a “low-cost [option] for individuals with incomes above $1,367 per month,” which works for Mr. Martinez.

ATP applicants only pay for the month they visit the hospital or its partner clinics. Services include doctor and ER visits, hospital care, tests and medicines, explains the Health Services of L.A. County website.

The “Undocumented and Uninsured” study states that the health of undocumented Californians is crucial to the wellbeing of the state.

They recommend expanding ACA to all Californians regardless of their immigration status or income level.

“There’s no such thing as individual health; all health is public and communal,” states the study.

A bill by state Sen. Ricardo Lara, SB 10, the Health For All Waiver, recently approved by state lawmakers, could allow undocumented immigrants to buy health coverage through the Covered California online marketplace, but would first require federal approval.

Martinez told EGP she is happy she now has health insurance, but still worries about her father’s ongoing health issues. “He has more need than me,” she said.

Immigrants with one of the following statuses qualify to use the Marketplace:
•Lawful Permanent Resident (LPR/Green Card holder)

•Asylee •Refugee •Battered Spouse, Child and Parent

•Victim of Trafficking and his/her Spouse, Child, Sibling or Parent

•Individual with Non-immigrant Status, includes worker visas and student visas

•Deffered Action Status (Exeption: Deferred Action For Childhood Arrivals -DACA)

[For a full list of eligible statuses visit https://www.healthcare.gov/immigrants/immigration-status/]

 

The three-part series was produced as a project for the California Health Journalism Fellowship, a program of the Center for Health Journalism at the USC Annenberg School for Communication and Journalism.

 

To read Part 1: DACA and Obamacare: Who Qualifies?

To read Part 3: SB10 is it worth it? What is an exemption?

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

Dreamers In Search of Affordable Health Care

June 2, 2016 by · Leave a Comment 

June 15, 2012 was a historic day for thousands of young immigrants who under President Obama’s executive action became eligible for temporary relief from deportation.

“These are young people who study in our schools … they pledge allegiance to our flag. They are Americans in their heart, in their minds, in every single way but one: on paper,” said Obama when he introduced Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA), a program making nearly 1.5 million youth brought to the country illegally as children eligible for a reprieve from deportation and a work permit, both renewable every two years.

Lea este artículo en Español: Soñadores en Busca de Cuidado de Salud Asequible

Over 853,000 immigrants between the ages of 16 and 31, often referred to as “dreamers,” have applied for DACA status since the president’s announcement. For many, with the ability to work legally came the hope of higher wages and perhaps benefits.

Getting health insurance, however, has not been easy for some. For others, it’s not a priority.

The Affordable Care Act (ACA) enacted in 2014—commonly known as Obamacare— excluded DACA recipients from coverage because they are not permanent legal U.S. residents or citizens.

In this three-part series, EGP looks at some of the challenges this group of dreamers face in their search for affordable health care and the options they have to access services.

 

DACA and Obamacare: Who Qualifies?
Los Angeles resident Nidia Torres was brought illegally to the U.S. when she was six years old. She lived in the shadows for over two decades, hoping not to be discovered or deported back to Mexico, a country she does not call home.

In 2013, everything changed. Torres was granted DACA status and excitedly started planning for the future. The opportunities a work permit, driver’s license and social security number would bring to her life were endless, including providing a better future for her U.S. born daughter, Torres told EGP.

“No more shame for being undocumented,” she recalls thinking when her work permit arrived in the mail.

Nidia Torres, 34 with her four-year old daughter said DACA has provided her great opportunities, in this country, which she consider home. She just needs to find an option for medical insurance. (Courtesy of Nidia Torres)

Nidia Torres, 34 with her four-year old daughter said DACA has provided her great opportunities, in this country, which she considers home. She just needs to find an option for medical insurance. (Courtesy of Nidia Torres)

Torres soon landed a job waitressing at a national restaurant chain where she was paid minimum wage plus tips, but did not offer health insurance.

“I can work legally, my daughter has Medi-Cal, so I think I’m OK,” she told EGP, explaining that after years of low-paying jobs and long hours that left her little time for her daughter, the new job was a big step forward.

“I just wanted a job,” she told EGP. “Plus I don’t really get sick,” so health insurance was not a big deal, she said, adding she had no idea where to get coverage on her own.

Torres, who speaks both English and Spanish and has some college education has since been promoted to manager and is earning more money, but still has no health benefits.

The goal of the Affordable Care Act was to increase “the quality, availability, and affordability” of private and public health insurance to the then over 44 million uninsured Americans, providing they are legal permanent residents or U.S. citizens. To keep costs down, large numbers of young, healthy individuals — the same group targeted by DACA — would have to be enrolled, yet undocumented immigrants and DACA recipients are ineligible to buy health coverage through government sponsored health exchanges or receive premium tax credits or other savings on marketplace plans, even though they pay into the tax system.

Gabrielle Lessard, a health policy attorney with the National Immigration Law Center, calls the policy unjust. DACA recipients are working and paying taxes for a service that they can’t apply for, she told EGP.

“The exclusion of DACA recipients probably increases the price of insurance for all other people,” Lessard said.

In California, however, some low-income undocumented immigrants and DACA recipients may qualify for Medi-Cal, a state funded health insurance program for low-income families, people with disabilities, pregnant women, children in foster care and low-income adults who meet certain requirements.

(DHHS)

(CDHCS)

Torres is not one of them. According to the California Department of Health Care Services and federal eligibility requirements, Torres’ $23,000 a year income puts her just slightly above the $22,108 maximum Federal Poverty Level (FLP) for a family of two, making her ineligible for Medi-Cal.

Like many other DACA recipients with incomes “too high” for health insurance subsidies, Torres’ options for health coverage are limited, and the process for finding affordable coverage can be complex, according to the UC Berkley study, “Realizing the Dream for Californians Eligible for Deferred Action for Childhood Arrivals: Health Needs and Access to Health Care.”

Many DACA recipients don’t even know they have options, the study found. The lack of information reflects “the complexity” of the network of programs available and the process to access them, researchers stated.

Getting health care doesn’t have to be a problem, says Irene Holguin, director of community relations with Arroyo Vista Family Center, a network of five clinics serving the east and northeast side of Los Angeles.

During a free family health fair Friday at Arroyo Vista’s clinic in Lincoln Heights, Holguin told EGP there are options for everyone, regardless of immigration status or income.

When people arrive at one of our clinics for the first time they undergo a financial screening to determine what types of programs they are eligible for, she said. “We don’t turn anyone away,” she added. She explained that the clinic offers discount programs and fees to those who not qualify for state or federal funded program.

For example, if a patient can only pay $10, Arroyo Vista will help them set up an affordable payment plan for the balance, Holguin said.
The Arroyo Vista clinics provide primary health care in communities where approximately 98% of families are Latino and many of them low-income, explained Holguin.

“There’s a lot [more] that needs to be done in regard to informing the community and encouraging people to be proactive and seek preventive health services,” she said, “because a lot of people have illnesses that they don’t even know they have.”

As for Torres, she told EGP she would be open to going to a clinic like Arroyo Vista to look into her what her options are. “Better safe than sorry,” she said.

 

The three-part series was produced as a project for the California Health Journalism Fellowship, a program of the Center for Health Journalism at the USC Annenberg School for Communication and Journalism.

 

To read Part 2: The Health Challenge In Mixed-Status Homes

To read Part 3: SB10 is it worth it? What is an exemption?

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

Menores Indocumentados en California se Benefician por Medi-Cal

May 19, 2016 by · Leave a Comment 

Más de doscientos mil menores indocumentados que residen en California se verán beneficiados por el seguro de salud estatal Medi-Cal.
La medida que entró en vigencia el lunes, promovida por el senador estatal, el demócrata Ricardo Lara, convierte al estado en el proveedor más grande en otorgar cobertura gratuita a los niños inmigrantes en todo el país.

“En este momento que hay tanta persecución contra nosotros, (indocumentados) esta ayuda nos hace sentir que no todos nos están rechazando, que hacemos parte del estado”, manifestó a Efe María Sandoval, de 34 años, que no quiso decir su nacionalidad.

La inmigrante tiene una hija de 14 años, que llegó hace poco al país y aunque la pequeña había recibido todas sus vacunas en su país de origen, tuvo que tomar nuevamente las dosis.

“Eso fue un problema, no me la quisieron atender porque no tenía el Medi-Cal, y eso que sólo eran unas vacunas”, explicó Sandoval.
La ley Salud para Todos amplió la cobertura del Medi-Cal a los indocumentados menores de 19 años cuyas familias tengan un ingreso igual o inferior al 266 por ciento del nivel federal de pobreza.
Por ejemplo, un niño en una familia de cuatro personas califica al seguro médico si el ingreso de la familia es igual o inferior a 64.638 dólares al año.

El seguro estatal de salud de California, Medi-Cal, está cumpliendo 50 años de existencia.
El gobernador Jerry Brown dijo que la expansión y la adición de fondos en el seguro para favorecer a los niños inmigrantes es una forma de reconocer el aporte de todos los residentes del estado.

“Hoy se celebra otro hito mediante la ampliación de los servicios a los niños, sin importar su estatus migratorio”, remarcó Brown.
Tanto el gobierno de California como los activistas han desarrollado una campaña para registrar a los menores en Medi-Cal, que estará disponible todo el año.

Los padres pueden solicitar el servicio por teléfono, en línea, o por correo en la oficina de Servicios Humanos del condado local, así como en cualquier clínica comunitaria local.

“Las familias también tienen la opción de acudir a un agente certificado de Covered California o llamar al centro de servicio en español donde serán dirigidos al programa o plan que responda a sus necesidades”, dijo Yurina Melara, portavoz de Covered California.

Según Sandra Rossato, directora ejecutiva de la Clínica Monseñor Oscar A. Romero en Los Ángeles, la respuesta de las familias ha sido positiva. No obstante, advirtió que “saben que muchos padres tienen temor de inscribir a sus hijos por su estatus migratorio”.

Parte del esfuerzo se ha enfocado en educar a las familias en que la información que se da es privada y los proveedores no pueden compartir esa información con nadie más que el estado.

“Yo he estado pasando la voz y haciendo llamadas para que entendamos cuales son los derechos de nuestro hijos con esta medida, porque debemos aprovechar de esta oportunidad”, insistió Sandoval, líder comunitaria y miembro del sindicato SEIU-United Healthcare Workers West.
Para Adriana Sánchez, una madre de cinco hijos, dos de ellos ciudadanos estadounidenses, la noticia es un alivio para su familia que veía dividida por el servicio de salud que recibían.

No obstante, agregó, incluso con el seguro los fondos no alcanzan para poder dar la asistencia de calidad y a tiempo.

“Aun me preocupa que ellos tres van a sufrir igual que mis otros dos hijos por la falta de servicios a personas con Medi-Cal, ya que se nos niega el servicio y la espera es muy larga, y las citas a especialistas son muy lejos”, advirtió.
El senador Ricardo Lara, promotor de la ley, está consciente de los problemas de acceso y por eso está trabajando en dos proyectos de ley que permitirán más recursos y más oportunidades para los indocumentados.

Con la medida SB10, actualmente en trámite en la Asamblea, California otorgaría una exención federal que permitiría a los inmigrantes indocumentados comprar planes de salud subsidiados por Covered California.

La iniciativa SB1418, pendiente en el Senado, extendería la elegibilidad para beneficios completos de Medi-Cal a todos los residentes mayores de 19 años, sin importar su estatus migratorio.
De aprobarse, California sería el primer estado en la nación en otorgar esta clase de servicios.

Padres de Niños Indocumentados en California Podrán Inscribirse a Medi-Cal

April 21, 2016 by · Leave a Comment 

Organizaciones de California trabajan para que los padres de los miles de niños indocumentados que residen en California aprovechen desde el 16 de mayo próximo su derecho a recibir servicios médicos gratuitos sin temor de tener problemas con Inmigración.

“Estamos incentivando a los padres y madres para que desde ya se acerquen a las clínicas comunitarias y realicen la inscripción. Estamos tratando de llevar incluso esta información a las escuelas”, dijo a Efe la vocera del sindicato SEIU-United Healthcare Workers West, Hortencia Armendariz.

Al menos 250.000 inmigrantes menores de 19 años y de bajos recursos calificarían para obtener los beneficios completos de Medi-Cal, de los cuales unos 115.000 ya tienen cobertura pero para emergencias.

“Ahora ellos no tendrán restricciones en los servicios y podrán continuar con el seguimiento y los tratamientos médicos que necesitan”, advirtió Armendaríz.
La noticia llega como un bálsamo para los padres de estos pequeños, como Evangelina Hernández, una trabajadora del campo de Tracy, California.

“Por muchos años fue muy difícil llevar a mi niña al doctor, no había dónde la aceptaban porque ella no es nacida aquí. Me preocupaba bastante, pidiéndole a Dios, que no se enfermara”, relató a Efe.

Ante los altos costos para llevar a su hija a un médico particular, Hernández por casi una década tuvo que recurrir a darle a la pequeña remedios caseros e incluso pedir prestado para sus vacunas. Ahora la menor tiene 15 años y podrá ir al médico familiar y especialistas.

Además de la atención médica, los beneficiados obtendrán exámenes de la vista, cuidado dental, tratamiento de abuso de sustancias y servicios de salud mental que están disponibles bajo Medi-Cal.

Para calificar los padres del menor deben llenar la solicitud, mostrar una prueba de identidad y residencia en California, además de otros documentos que demuestren sus ingresos, que deben estar por debajo del 266% del nivel de pobreza federal (64.638 dólares al año para una familia de cuatro miembros).

La ley SB4, que autoriza la extensión del Medi-Cal a los menores indocumentados, incluye una inversión de 40 millones de dólares para expandir la cobertura.

California se convierte así en el primer estado del país en extender este beneficio a los indocumentados.
”No pueden perder la oportunidad de recibir este servicio, queremos resaltar que esta información no se comparte con las autoridades federales de inmigración”, insistió Armendariz.

Gobernador Firma Ley de Salud para Indocumentados y Ley para Víctimas de Crímenes

October 15, 2015 by · Leave a Comment 

El gobernador de California, Jerry Brown, firmó la ley que otorga servicios médicos gratuitos a los inmigrantes indocumentados menores de edad y que se estima aplicará a unos 170,000 beneficiados.

Con su firma, estampada la tarde del viernes, el gobernador da luz verde para que la norma SB 4, propuesta por el asambleísta Ricardo Lara, empiece a ser aplicada a partir de mayo de 2016 vía el servicio médico subsidiado estatal Medi-Cal.

Se calcula que en su primer año de puesta en marcha la medida costará 40 millones de dólares a los contribuyentes, para posteriormente elevarse a un costo de 132 millones de dólares cada año.

En la ronda de firmas del viernes, Brown incluyó también la ley SB 674, presentada por el senador Kevin de León, que ordena a las autoridades locales emitir certificaciones a los indocumentados víctimas de delitos violentos.

De esta forma, los inmigrantes indocumentados que sean víctimas de estos delitos, entre ellos la violencia doméstica, tras recibir la certificación podrán aplicar a la denominada Visa U, que otorga residencia legal permanente.

Algunos de los delitos calificados para solicitar la Visa-U son el secuestro, extorsión, asalto agravado, fraude en contratación de trabajo, incesto, secuestro, asalto o la explotación sexual y el tráfico de personas.

Para que las autoridades federales estudien el otorgamiento de esta visa especial, se necesita que la víctima del delito quiera colaborar en la investigación y la acusación formal de los presuntos responsables.

De acuerdo al Instituto de Política Pública de California, en este estado se concentra la mayor cantidad de inmigrantes indocumentados, cuyo total asciende a cerca de 2.6 millones de personas.

‘Salud Médica de Calidad’ Evoluciona Entre los Latinos

September 17, 2015 by · Leave a Comment 

Miguel Ángel Chávez nació con sus pies “torcidos”.

A sus 36 años, ha tenido dos cirugías reconstructivas para tratar de corregir sus problemas. Actualmente, Chávez no esconde el dolor que sufre a diario ni su necesidad de medicina para poder caminar.

Chávez vive en Pico Rivera, pero visita una vez al mes una clínica en Highland Park, donde recibe tratamiento para las piernas y las plantas de los pies. También recibe tratamiento de una vieja adicción a las drogas.

Read this article in English: For Latinos, Ideas About ‘Quality Healthcare’ Need to Evolve

Sus problemas se remontan al dolor de piernas crónico causado al nacer, Chávez le dijo a EGP. “Tenía tres meses de vida cuando tuve mi primera cirugía en los pies”, aseveró.

Chávez dijo que comenzó a caminar cuando cumplió dos años.

“Yo le digo a mi doctor que mis pies me duelen, y le pido medicina para el dolor”, dijo Chávez. El doctor lo escucha y él tiene que convencerlo que necesita los medicamentos para poder caminar.

Chávez nunca ha usado aparatos ortopédicos, pero usa botas de piel para reforzar sus tobillos y espinillas, lo que hace que sus piernas se cansen.

Nacido en Twenty-Nine Palms, CA., Chávez dijo sentirse bendecido porque su cobertura médica pública, o Medi-Cal, ha cubierto casi todas sus necesidades médicas a pesar de sus problemas de alcoholismo y derivados del opio.

Agradece que Obamacare expandió su póliza de cobertura, ya que ahora le es más fácil obtener mejores tratamientos a pesar de su condición previa.

“No me adentro en la política, y soy cristiano”, dijo Chávez refiriéndose a los constantes ataques de los Republicanos y de otros grupos conservadores para desmantelar la expansión en cobertura médica del plan del presidente Obama. “Creo que Obamacare es maravilloso: me ha ayudado bastante”.

La historia de Chávez es solo una de entre miles de personas quienes hoy tienen pólizas médicas, y buscan que estas les cubran sus necesidades de la mejor manera posible.

Los proveedores médicos enfrentan un desafío para cubrir esas expectativas, algunas que se han desarrollado en conceptos tradicionales de buenos servicios médicos y de salud, como los de la señora Silvia Nuevo.

La sala de espera en la clínica Arroyo Vista estuvo llena  esta semana con pacientes esperando ver a su doctor para recoger medicamentos. (EGP foto por Alfredo Santana)

La sala de espera en la clínica Arroyo Vista estuvo llena esta semana con pacientes esperando ver a su doctor para recoger medicamentos. (EGP foto por Alfredo Santana)

Nuevo es madre de tres niños quienes están inscritos en el Centro Educativo Richard Riordan de la calle Monte Vista, en el Noreste de Los Ángeles. Ella le dijo a EGP que lleva a sus niños al médico por lo menos una vez al año. También los lleva cuando se engripan o tienen alguna otra enfermedad, debido a que tienen Medi-cal.

Nuevo piensa que sus niños obtienen un buen tratamiento si el doctor les receta un antibiótico u otra medicina.

“Espero que los doctores les receten medicamentos, o alguna prescripción. Eso es lo que creo” que ellos deben hacer, dijo la residente de Highland Park. Nuevo quiere que sus niños se mantengan saludables, y en caso de que su doctor los estuviera atendiendo mal, ella buscaría a otro.

Según expertos de la salud, cuando su pacientes latinos se enferman, la mayoría espera que sus doctores les prescriban medicina, ya sea para tomarla en la clínica o en su casa.

La Ley de Cuidados de la Salud Asequible, conocida como Obamacare, ha expandido la cobertura médica para miles de latinos de escasos ingresos, quienes hoy pueden obtener atención médica en clínicas y hospitales.

A pesar del éxito en la inscripción de jóvenes latinos, varios médicos dijeron que batallan con los pacientes para eliminar su consumo de drogas y alcohol.

Un estudio conducido por la Fundación para la Familia Kaiser, publicado el pasado Julio, reportó que el 68% de todos los californianos elegibles se han inscrito en Covered California, el sitio de comparación de pólizas médicas en la red creado por el Departamento de Servicios Médicos del estado, comparado a un 58% cuando la primera vuelta de inscripciones se efectuó en el 2014.

La encuesta, titulada “California’s Previously Uninsured After the ACA’s Second Open Enrollment Period,” reportó que el 88% de todos los inscritos reciben subsidios para pagar sus pólizas.

En el 2014, Covered California subsidió a 348,938 residentes del condado de Los Ángeles, excluyendo a beneficiarios del Medi-Cal. En California, 200,261 mexicano-americanos recibieron algún subsidio, mientras que 2,745 puertorriqueños y 1,537 cubano-americanos los recibieron. Las personas de orígenes diversos sumaron 8,647.

Covered California reportó que el 28% de los nuevos inscritos este año se identificaron como latinos, incluyendo a 228,766 quienes se inscribieron en pólizas de compañías privadas. La mitad de las 311,741 personas elegibles quienes no obtuvieron una póliza antes del 15 de febrero, se identificaron como latinos.

La pregunta es, ¿tener una póliza médica cambia los hábitos de las personas sobre cuándo y dónde van a elegir a su proveedor médico, o esperan a que ellos lo hagan por los pacientes?

En los casos de Chávez y Nuevo, la respuesta parece ser no.

Miguel Angel Chavez se alegra que Medical pueda cubrir los gastos para que trate su enfermedad de los pies. (EGP foto por Alfredo Santana)

Miguel Angel Chavez se alegra que Medical pueda cubrir los gastos para que trate su enfermedad de los pies. (EGP foto por Alfredo Santana)

Pacientes adultos jóvenes y adolescentes latinos, particularmente los nacidos en Estados Unidos, esperan obtener prescripciones, pero no siempre las obtienen.

La doctora Martha Rivera, una pediatra quien atiende a jóvenes en el Centro de Cuidados Médicos Optimal en Boyle Heights, dijo que el contacto familiar es importante para equilibrar su salud, ya que muchos sufren de ansiedad y buscan un refugio en el alcohol y las drogas.

Estos chicos tienen mucha tarea de la preparatoria, y muchos trabajan para ayudar en las finanzas familiares. Algunos caen presa del estrés, encuentran cobijo con los amigos en las fiestas, donde suelen consumir tragos al mezclarlos con drogas.

“Trabajo la medicina integral, la que incluye prevención y nutrición. Atiendo a muchos pacientes sin prescribirles nada”,  Rivera dijo. “Por el contrario, les recomiendo que eviten el uso de la marihuana medicinal, y el consumir más y más medicinas. Les enseño [técnicas de] relajamiento, para evitar sobredosis químicas. Volvemos a conceptos básicos”.

Rivera dijo que la mayoría de los 35 a 40 pacientes que atiende al día tienen no más de 21 años. El 1 de octubre Rivera iniciará consultas para adultos en una nueva oficina.

“La mayoría de pacientes que atiendo tienen cobertura del Medi-Cal y pagan de su bolsillo el costo cuando se les prescriben medicamentos como Tylenol. Pagan en efectivo, y se enteran que es mejor [pagar] eso que el ir a comer a McDonald’s”, Rivera dijo acerca de sus métodos para mejorar los hábitos de salud entre sus pacientes. “La mayoría se confunde con Obamacare, pero quiere saber como funciona”.

La obesidad entre la juventud latina es elevada, lo que pone a este grupo en riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y diabetes, según la doctora.

Rivera, cuya clínica opera dentro del complejo hospitalario del Centro Médico White Memorial, dijo que recientemente comenzó una serie de clases para promover entre los padres latinos las vacunaciones a temprana edad de sus hijos, y para promover mejor nutrición y prevención de enfermedades entre jóvenes y adultos.

“Queremos evitar el consumo de comidas que engorden entre los latinos. Se que es difícil, a sabiendas como los adultos y la gente piensa en la cultura latina, pero necesitamos hacerlo”, Rivera enfatizó.

Por su parte el doctor Héctor Flores, quien dirige el programa de salud familiar en el hospital White Memorial, dijo que muchos pacientes esperan que sus proveedores de salud los dirijan a encontrar un médico de cabecera, pero que aún visitan las salas de emergencia cuando se enferman, a pesar de contar con pólizas de salud privadas.

“Estos pacientes tienen expectativas médicas que se fundamentan en tres aspectos: prefieren a doctores quienes hablen español, conozcan de su cultura, y quienes sean respetados por ello”, dijo Flores. “Segundo, necesitan de nuestra ayuda y esperan que les ayudemos a entender el Obamacare y como les puede beneficiar al máximo. Y tercero, los doctores deben estar dispuestos a escucharles, y de hablar sobre sus familias y cuestiones culturales que afecten su estado psicológico y físico”, añadió.

Alicia González, portavoz del hospital White Memorial, dijo que a pesar de haber aumentado Obamacare la cantidad de beneficiarios, éste no ha reducido el número de  pacientes atendidos en la sala de emergencias. El sitio en la red del hospital indica que el año pasado fueron atendidos 40,000 personas.

“No creo que Obamacare haya alterado los casos en la sala de emergencias [ER]. Es la misma situación”, aseveró González.

Niños indocumentados en California Elegibles Para Seguro Médico

June 18, 2015 by · Leave a Comment 

Menores indocumentados en California se beneficiarán con seguros de salud financiados con un fondo inicial de $40 millones del presupuesto estatal, anunció el martes el presidente interino del senado californiano, Kevin De León.

“Hoy es un día histórico para los inmigrantes, porque celebramos que en el nuevo presupuesto de California aprobamos cuidado médico para todos los jóvenes indocumentados”, dijo De León en conferencia de prensa con presencia física de periodistas y vía telefónica desde el capitolio estatal en Sacramento, California.

“Somos el primer estado en la unión estadounidense que invertiremos en la salud de niños sin estatus legal y con ello estamos enviando el mensaje a todo el país que los inmigrantes son importantes para nosotros”, afirmó.

Legisladores californianos aprobaron ayer un presupuesto de $117.5 mil millones para el año fiscal 2015-2016, que inicia el 1 de julio, del cual 40 millones serán destinados para iniciar la expansión del programa de seguro de salud Medical a través del cual a partir del 16 de mayo de 2016 los hospitales atenderán alrededor de 170.000 menores indocumentados.

De León explicó que cuando el programa de ayuda médica para niños sin documentos de estadía legal se implemente de lleno, el presupuesto será de $132 millones, que serán aprobados en los años siguientes.

“Debido a la falta de acciones concretas y proposiciones por parte de los republicanos en Washington DC habrá consecuencias fiscales a lo largo de California y el país”, señaló De León.

“Porque tarde o temprano tendremos que pagar la deuda de las enfermedades de estos jóvenes inocentes cuando llegan a salas de emergencias y que vienen a este país en busca de sus padres y una vida mejor”, aseveró el presidente interino del Senado que urgió “una reforma migratoria no en el futuro, sino ahora”.

Fue Ricardo Lara, senador demócrata por el distrito 33, correspondiente a Long Beach y Huntington Park, que ejerce como presidente del grupo latino de senadores quien impulsó la propuesta de “expandir el acceso a un seguro de salud a todos los californianos, sin importar su situación migratoria”.

Los “inmigrantes no sólo contribuyen con su fuerza de trabajo, sino también con su talento y California está pavimentando el camino”, argumentó Lara.

El senador estatal criticó las medidas aprobadas por los legisladores federales en la capital “que deportan a estos niños sin saber cómo van a sobrevivir o continuar su educación al regresarlos al país donde nacieron”.

“Creemos que esta modesta inversión en sus cuidados de salud será una contribución en las vidas de las familias; pero además servirá para ahorrar millones de dólares más que se invierten en servicios de emergencia cuando llegan con mucho dolor a los hospitales”, finalizó.

Aumento de Latinos en Seguros de Salud Podría Afectar a Medi-Cal

January 15, 2015 by · Leave a Comment 

Especialistas sanitarios anotaron que el esperado incremento de hispanos en el mercado de salud obligatorio de California podría producir un efecto negativo en los servicios del seguro médico subsidiado Medi-Cal, que ofrece atención médica a personas de bajos recursos e incluso a indocumentados.
Debido a que los hispanos fueron el grupo más renuente a inscribirse en los servicios de Covered California, el mercado de seguros de salud creado para atender la nueva ley de salud obligatoria en el país, las autoridades han enfocado sus esfuerzos para lograr una inscripción mayor en el período actual.

“Esperamos revertir los números y lograr que muchos más hispanos se beneficien de la cobertura de salud obligatoria incluyendo los subsidios a los que pueden tener derecho”, declaró a Efe Dana Howard, portavoz de Covered California.

La entidad inició, desde mediados de septiembre, una campaña especial para atraer a la comunidad latina de California tratando de vencer algunas barreras que se presentaron en el primer período de registro para la cobertura del 2014.

Igualmente, Covered California, encabezada por su director ejecutivo Peter Lee, realizó una gira a mediados de noviembre recorriendo más de 20 ciudades con un vehículo de registro y teniendo como objetivo principal el mercado hispano.

El período de registro o renovación de los seguros de salud en California comenzó el 15 de noviembre y se extiende hasta el 15 de febrero del 2015.

Por otra parte, hay quienes consideran que el aumento de hispanos y en general de personas de bajos recursos en el programa Medi-Cal tendrá consecuencias inmediatas que ya se está notando en el servicio de salud subsidiado por el estado.

Según anotó Norman Williams, representante del Departamento de Servicios de Salud, si una persona de bajos ingresos no califica para los programas de Covered California, la Ley de Salud Asequible (ACA) se le pide se registre en Medi-Cal.

Hasta el 31 de marzo del 2014 de 1.930.000 personas inscritas en Medi-Cal a través de Covered California, el 38% era hispano, y según cifras de la entidad, hasta el 30 de octubre del 2014, 11,3 millones de ciudadanos—aproximadamente el 30% de la población del estado—estaban registrados en Medi-Cal.

Por otra parte, Covered California, calcula que cerca de 600.000 hispanos todavía no tienen seguro de salud a pesar de calificar para cobertura subsidiada.

La entidad espera aumentar en medio millón el número de residentes de California registrados en los planes privados de seguros de salud para febrero cuando culmine el período registro, para alcanzar un total de 1,7 millones.

Para hacer frente a este incremento, el proyecto de presupuesto de California 2015-16 presentado la semana pasada por el gobernador Jerry Brown, contempla $12,2 millones para Medi-Cal, un incremento del más del 54% en relación con el 2012.

El senador demócrata de Los Ángeles, Ricardo Lara, quien continúa impulsando una propuesta para ofrecer seguro de salud a los inmigrantes indocumentados, calcula que un millón de los aproximadamente 2,6 millones de indocumentados que residen en California, calificarán para las nuevas medidas de alivio migratorio decretadas por la Casa Blanca.

“Aquí en California hemos tenido una larga tradición de ofrecer acceso a programas de salud básica como Medi-Cal a todos los que se consideran legalmente presentes”, argumentó recientemente Lara en rueda de prensa.

De esa manera, a los aproximadamente 400.000 nuevos usuarios que no califican para Covered California serán remitidos automáticamente a Medi-Cal y si se cumplen las expectativas de las autoridades de salud, habrá que agregar un millón más de personas que se calcula se acogerían al alivio migratorio en los próximos tres años.

Incluso ya hay médicos y clínicas que notaron en el 2014 el incremento de usuarios de Medi-Cal debido a la inscripción obligatoria en la nueva ley de salud.

Uno de ellos es Héctor Flores, médico familiar en Los Ángeles, quien observó que su consulta ya ha notado un incremento de pacientes hispanos provenientes de Medi-Cal.

“[El incremento] ha sido notable, teniendo en cuenta que la mayoría son atendidos a través de Medi-Cal”, dijo el médico.

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·