Con el censo en peligro, ¿qué se necesitará para ‘enderezar el barco’?

August 31, 2017 by · Leave a Comment 

New America Media – El Censo de 2020 no está comenzando bien, con preparaciones decisivas ya demoradas o quedándose por el camino, en gran parte como resultado de la financiación inadecuada del Congreso. Algunas de las organizaciones de derechos civiles más antiguas del país, mientras que temen lo peor, dicen que aún hay tiempo para que el Congreso y la Administración de Trump cambien el rumbo pero la ventana se está “cerrando rápido”, según Vanita Gupta, presidenta ejecutiva de la Conferencia de Liderazgo sobre los Derechos Civiles y Humanos.ORcensus_500x279

“Estamos cada vez más preocupados que la Administración y el Congreso no hayan priorizado apoyo para un censo justo y preciso, y que las decisiones imprudentes en los próximos meses erosionarán aún más la posibilidad [de éxito]”, dijo Gupta en una llamada de prensa nacional para los medios étnicos.

“Realmente hay demasiado en juego para ignorar la creciente amenaza a un censo satisfactorio”, dice. “Ser subestimado en el censo priva a las comunidades ya vulnerables de una representación justa y de recursos públicos y privados … La salud, el bienestar y el poder político de todas las comunidades diversas en América se basan en un recuento justo y preciso”.

Las consecuencias de un censo fallido se propagaría por el país afectando todo desde niveles de financiación para la educación y la salud pública hasta la redistribución de distritos y la aplicación de la Ley de derecho de voto. Los datos del censo se usan para asignar recursos para todo tipo de servicios en el país, desde hospitales hasta transportación.

“Un buen censo es una inversión sensata en todo lo que apreciamos de este país – una democracia representativa, oficiales elegidos y gobernantes que rinden cuentas al pueblo, e inversión comercial e industrial para impulsar el crecimiento económico, el buen empleo, e la innovación”, dice Terri Ann

Lowenthal, antigua directora de plantilla del Subcomité de la Cámara de Censo y Población, y que ahora es consejera del Fondo de Educación de la Conferencia de Liderazgo.

Lowenthal dice que el Censo de 2020 se enfrenta a una “confluencia de factores sin precedentes” lo que equivale a “una tormenta perfecta”. John Thompson, antiguo director de la Oficina del Censo, dimitió en mayo de este año, y la agencia “se encuentra en un vacío de liderazgo en el momento en que se encuentra con decisiones fundamentales” sobre sus métodos y el uso de recursos”, según Gupta.

Además del nombramiento de un “candidato capacitado e imparcial para dirigir la Oficina del Censo”, Gupta dice que la agencia tiene una necesidad urgente de una financiación más adecuada.

Lowenthal dice que la financiación para el Censo de 2020 ha sido hasta ahora “insuficiente, incierta y frecuentemente ha llegado tarde”. Después del Censo de 2010, el Congreso estableció por primera vez un límite a los costos del censo. Se encomendó a la Oficina del Censo no gastar más en el Censo de 2020 de lo que gastó en el Censo de 2010; acto siguiente, dice Lowenthal, el Congreso “privó al censo en los proyectos de ley de financiación anuales durante gran parte de esta década”. Los legisladores después decidieron que el Censo de 2020, en efecto, recibirá menos financiación que el Censo de 2010.

El Congreso no asignó suficientes fondos en 2017, según Lowenthal, y ahora la Administración de Trump ha pedido mucho menos financiación en 2018 de lo que necesita la Oficina del Censo, dice. Tal como están las cosas ahora, habrá menos de la mitad de los encuestadores del censo temporales en el Censo de 2020 de los que hubo en 2010.

“La ventana de oportunidad para enderezar este barco se está cerrando rápidamente”, dice Lowenthal. Pero, dice, “el Congreso puede mostrar liderazgo ajustando hacia arriba los recortes en el presupuesto comenzando en el otoño durante los próximos tres años”

La falta de financiación adecuada ya ha tenido consecuencias reales, dice Arturo Vargas, director ejecutivo del Fondo Educativo de la National Association of Latino Elected and Appointed Officials (NALEO).

La Oficina del Censo no completó un censo de prueba en español que se planeaba para Puerto Rico, y tampoco está probando ni implementando métodos para contar gente con más precisión en zonas remotas y rurales.

La agencia tampoco probará ciertas estrategias para divulgación y mensajería a nivel local para animar a la gente a que llenen sus formularios del censo, dice Vargas.

Las actividades de divulgación han llegado a ser decisivas entre algunas comunidades marginadas. “Sabemos que cada vez más existe un clima de miedo dentro de las comunidades de inmigrantes y hogares de inmigrantes”, dice, debido al ambiente político actual y un repunte en la retórica anti-inmigrante durante la Administración de Trump.

“Hemos visto a familias de inmigrantes elegir no participar en programas en los que tendrían cualquier tipo de contacto con el gobierno, incluyendo programas de salud y programas de almuerzos escolares”, dice Vargas. “Como resultado creemos que será aún más difícil animar a estas poblaciones de inmigrantes a participar” en el censo.

De hecho, son los grupos como “las personas de color, las familias de bajos ingresos, las personas discapacitadas e individuos de dominio limitado del inglés” que serían los más afectados por un censo que carezca de financiación suficiente, según John C. Yang, el director ejecutivo de Asian Americans Advancing Justice. “Cualquier brecha en estudios y cualquier brecha en el descubrimiento de deficiencias” en la metodología, dice, tendría el mayor impacto en estas comunidades.

Latinos Ignorados en Elecciones Presidenciales Según Encuesta

September 22, 2016 by · Leave a Comment 

Pese a ser una fuerza clave en las elecciones de 2012, la mayoría del electorado latino está siendo ignorado durante las presidenciales de este año y los mensajes no tocan las grandes preocupaciones de una comunidad cada vez más numerosa, según una encuesta publicada el 19 de septiembre.

La Asociación Nacional de Funcionarios Electos y Designados (NALEO) publicó un sondeo sobre las opiniones de los votantes latino que actualizará semanalmente hasta que se celebren las elecciones generales del 8 de noviembre y que muestra fallos en las estrategias de comunicación para movilizar a los votantes hispanos.

El 8 de noviembre los estadounidenses elegirán presidente entre la demócrata, Hillary Clinton, y el republicano, Donald Trump, los favoritos, al tiempo que renovarán la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.

Según este primer sondeo, más del 60% de los latinos no ha sido jamás contactado por ninguna de las campañas, debido, principalmente, a que la mayoría de los votantes hispanos residen en estados que no son considerados bisagra por poderse inclinar tanto del lado republicano como demócrata en las presidenciales.

Además, la encuesta, realizada por NALEO entre el 12 y 17 de septiembre, indica que el mensaje sigue centrándose en inmigración, pero los hispanos consideran el empleo, salarios, salud o terrorismo problemas de importancia equivalente.

“Los políticos solo hablan a las preocupaciones hispanas cada cuatro años. No hay una visión a largo plazo ni inversión en la movilización de la comunidad latina”, explicó en entrevista con EFE el director ejecutivo de NALEO, Arturo Vargas.

El sondeo muestra que los latinos tienen mejor opinión de Clinton que de Trump, cuyos comentarios sobre los inmigrantes un 72% los considera “racista”, con un 30% con una opinión favorables sobre una posible presidencia del magnate neoyorquino.

Frente a esto, un 72% considera que Clinton tiene la experiencia requerida para ser presidenta, pero cerca de la mitad cree que no es una persona de confianza.

Las conclusiones de la encuesta de NALEO coinciden con las preocupaciones de otros expertos sobre la falta de acercamiento de los candidatos a los latinos en este año electoral, especialmente entre los demócratas, que podría perder el terreno ganado durante el mandato de Obama, apoyado por un 71% del electorado hispano.

“El sistema electoral en este país hace que los candidatos solo se centren en tres o cuatro estados, como Florida, Nevada o Pensilvania, pero se olviden de hablar con hispanos en los estados donde más se concentran los hispanos: Texas, California y Nueva York”, señaló Vargas.

En su opinión, eso puede llevar a que los hispanos convocados a las urnas el 8 de noviembre no se sientan los suficientemente motivados o parte del proceso en una fecha crítica o en el futuro.

No obstante, se espera que este año vayan a las urnas un número récord de 13 millones de hispanos, aunque debido al crecimiento demográfico de la comunidad, el porcentaje de participación se mantendrá previsiblemente al mismo nivel que en 2012.

Ese año, el 48% de los latinos elegibles para votar acudieron a las unas, por debajo del 49,9% de 2008, y a niveles más bajos que blancos o afroamericanos.

El electorado hispano es además de los grupos étnicos más jóvenes de Estados Unidos, algo que según Vargas no se denota en los mensajes de las campañas que van dedicados a “millenials (que superaron la mayoría de edad con el cambio de milenio) anglosajones”.

Eso denota, según Vargas, la falta de estrategias y altos responsables de campañas políticas de raíces hispanas.

Para los demócratas, los fallos en el acercamiento a hispanos podrían traducirse no tanto en una pérdida de votos en las presidenciales, sino en un menor avance en contiendas para el Congreso o en gobernadores.

Un ejemplo citado por algunos analistas políticos es la falta de avance en las encuestas entre hispanos del candidato demócrata a senador por Florida Patrick Murphy, que pese a apoyar un camino a la ciudadanía sigue por debajo en los sondeos del senador republicano Marco Rubio, que ahora se opone a una reforma migratoria como la que promovió en 2013.

Según una encuesta publicada este mes por la organización proinmigrante Latino Decisions, Trump va camino de cosechar los peores números de apoyo entre los hispanos de la historia de las candidaturas republicanas, pero los demócratas no capitalizarán ese descontento en contiendas legislativas.

Garcetti Calls for More Latinos In Next President’s Administration

July 28, 2016 by · Leave a Comment 

Mayor Eric Garcetti, who is in Philadelphia for the Democratic National Convention, said Tuesday he feels more Latinos need to be appointed to top-level positions in the next presidential administration, and not just to positions focusing on immigration and labor.

During a panel discussion and briefing on Latino political participation, Garcetti noted that recognizing the power of the Latino vote is not enough, and more Latinos need to be placed in positions of power in the federal government.

The National Association of Latino Elected and Appointed Officials, which organized the panel discussion, projects that the number of Latinos expected to vote in November is expected to grow by more than 30 percent to 13.1 million, up from the 9.7 million who voted in the 2008 presidential
election.

“I think that we still have (presidential) candidates who are getting comfortable with the Latino community,” said Garcetti, who recently joined the NALEO board. “There’s not anybody really speaking with the fluency that I think we need to see.”

With appointments made under the recent two Democratic presidential administrations, “there’s like this ceiling,” he said.

“We have to figure out a way to make that very clear … when President Clinton, the next President Clinton is in place, that you know, a cabinet position or two isn’t enough.”

Garcetti added that those who have the power to make the appointments often complain there are not enough qualified Latinos for the positions, but he feels they are not searching hard enough.

“I think they’re looking for Latinos with big names,” said Garcetti, whose paternal grandfather was born in Mexico. “Latinos don’t have big names, and so it becomes a vicious cycle.”

Garcetti added he is concerned that, especially with Republican presidential nominee Donald J. Trump’s stance on illegal immigration, Latino leaders will again be relegated to dealing with issues like immigration or equal employment, and not be considered for positions in other areas.

“We’re put back into a box,” he said. “If you’re silent that’s unacceptable, we let that happen, but if you speak out, we’re speaking out to, again, just be defending ourselves on issues of immigration.

“We can’t get to education, we can’t be the leaders on national security, we can’t be the U.N. ambassador, we can’t do the things that was the next step. He pushed us back into playing an old game.”

California Secretary of State Alex Padilla, a former Los Angeles City Councilman, was also part of the panel with Garcetti. He painted a more optimistic picture, saying that Trump could galvanize Latino voters in the same way as California’s Proposition 187 in 1994 — which sought to restrict access to public services for immigrants who entered the country illegally — by drawing more Latinos into the political arena at a national level.

Garcetti, noting that he is slated to speak at the Democratic National Convention on Thursday, said he wants to use his speech to steer the election from just responding to Trump, and from treating the convention merely as an audition for the 2020 election.

“It’s actually about what is the work the two of them are going to do, because it’s not about an election,” he said. “We fixate on national elections and I guarantee you, I ran into somebody, you know, who was already talking about candidates for 2020, and we haven’t even held this election …
it’s not what can we do for this country for four years. So how we govern in between is how we get millennials and how we get our community activated.”

Garcetti’s campaign adviser Bill Carrick said the mayor’s convention speaking time has not been confirmed.

Garcetti on Monday also took part in a news conference with labor groups to promote raising the minimum wage. In addition to the NALEO panel, Garcetti also joined a luncheon of the U.S. Conference of Mayors.

On Thursday, he is scheduled to attend the breakfast hosted by the California delegation and a panel by the Brady Campaign on the use of guns in hate crimes.

Hay Altas Expectativas en el Voto Latino

June 30, 2016 by · Leave a Comment 

Después del “decepcionante” anuncio dividido de 4-4 del Tribunal Supremo de Estados Unidos, la decisión de una corte de apelaciones de bloquear el plan del presidente Obama para ampliar el amparo contra la deportación de padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales permanecerá. Sin embargo, activistas dicen que el futuro de la reforma migratoria podría ahora depender del voto latino.

Si los jueces hubieran anulado la decisión de la corte del Quinto Circuito de U.S. v. Texas, hasta 4 millones de inmigrantes indocumentados habrían sido protegidos contra la deportación y hubieran podido obtener permisos de trabajo bajo los programas Acción Diferida para los Padres de Estadounidenses y residentes permanentes legales (DAPA) y la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia extendida (DACA) anunciados en noviembre de 2014.

Read this article in English: High Expectations for Latino Vote 

La presunta candidata presidencial demócrata Hillary Clinton ha dicho que apoya los programas de inmigración de Obama, mientras que Donald Trump, el presunto candidato del GOP, dice que va a deportar a todos los inmigrantes indocumentados si es elegido presidente.

Los latinos son el segundo grupo de más rápido crecimiento en Estados Unidos y según los analistas políticos, Trump necesita conseguir el 47% del voto latino si espera ganar la Casa Blanca en noviembre.

En California, casi uno de cada cuatro votantes registrados (24%) es latino. También hay 1,5 millones de residentes permanentes legales que son latinos y elegibles para convertirse en ciudadanos, pero todavía no han comenzado el proceso, que entre otros beneficios les daría el derecho al voto, algo con lo que activistas pro-inmigrantes están contando.

Araceli Quijada, de 54 años, ha sido una residente legal permanente durante 36 años. La residente de Boyle Heights explicó que debido a problemas de salud y la falta de tiempo le han impedido solicitar la ciudadanía, pero “espero hacerlo este año”, le dijo a EGP en español.

María Montoya, de 83 años, ha sido residente legal permanente durante 15 años y dice que le teme al proceso de ciudadanía. “A mi edad, es difícil aprender el cuestionario en inglés”, le dijo a EGP en español.

Maria Montoya dijo que no se ha hecho ciudadana por temor a no hablar inglés. (Cortesía de Claudia Carrasco)

Maria Montoya dijo que no se ha hecho ciudadana por temor a no pasar el examen. (Cortesía de Claudia Carrasco)

Montoya explicó que en dos ocasiones—una con la organización Hermandad Mexicana y otra con un abogado—le dijeron que tenía que tomar los exámenes oral y escrito en inglés. Ella optó por no solicitar.

Un análisis reciente del Instituto Willian C. Velásquez (WCVI) mostró “un crecimiento anémico” de votantes con apellido latino en California.

El análisis, utilizando la información de Politica Data, Inc, mostró un incremento del 3,1%—de 4.11 millones a 4.24 millones—en votantes con apellido en español entre abril de 2015 y junio de 2016.

Los números muestran las tendencias de la participación de los latinos, dijo el presidente de WCVI Antonio González, lo que explica el aumento de los “nuevos votantes netos”.

“Muchos más de los nuevos votantes con apellido en español están registrados para votar pero no están en ese ‘total neto’, ya sea porque se mudaron y no volvieron a registrarse, se fueron del estado o fallecieron, reduciendo el número votantes registrados de California con apellido en español antes de la elección primaria del 7 de junio, aseveró.

Sin embargo, la portavoz del Fondo Educativo de NALEO, Paula Valle le dijo a EGP que el número de nuevos votantes latinos puede ser mayor, añadiendo que esperan que más de 3,839,000 latinos en California voten en la elección presidencial de noviembre.

“Esto marcaría un aumento del 22 por ciento en el número de votantes latinos en el estado en comparación con la elección del 2012, y un 12 por ciento de aumento en la participación de latinos en la votación en el estado en comparación con la elección de 2012”, dijo.

Ambos coinciden que se necesita un mayor esfuerzo para movilizar el voto latino en California.

“… Escasos recursos han encontrado su camino a los grupos latinos para registrarlos a tiempo en el ciclo electoral a pesar de las promesas de las fuentes de financiación nacionales, así como los partidos y candidatos”, opinó González. Añadió que los aumentos en el registro general de votantes “era probablemente entre los no latinos y/o reflexionaba mucho los registros de aquellos que se habían mudado”.

Del total del número proyectado de votantes latinos elegibles en EE.UU. en 2016, alrededor del 44% o 27,3 millones son la generación de “millenials”, entre las edades de 18 y 34 años, de acuerdo con el Centro de Investigación Pew.

Inmigrantes y activistas tienen la esperanza que el voto latino podría ayudar para una reforma migratoria. (CHIRLA)

Inmigrantes y activistas tienen la esperanza que el voto latino podría ayudar para una reforma migratoria. (CHIRLA)

“Los latinos de edad elegible para votar que no están registrados usualmente se registrarían a votar si son contactados directamente”, pero no se registrarán si no sienten una conexión con el proceso político/electoral, explicó González sobre el potencial de votación insatisfecho.

Las organizaciones no se centran exclusivamente en los latinos y pasan más tiempo educando a votantes que en registrar nuevos votantes, González le dijo a EGP, agregando que están exagerando su éxito para complacer a los donantes.

La investigación llevada a cabo por el Foro Nacional de Inmigración encontró que el 91 por ciento de los residentes legales permanentes quieren convertirse en ciudadanos de Estados Unidos, pero el 61por ciento no ha recibido información sobre el proceso.

La New Americans Campaign (Campaña de Nuevos Americanos)—una coalición de varias organizaciones no lucrativas que asisten en el proceso de naturalización—ayuda a cerrar la brecha de la información y les muestra a los residentes permanentes legales que convertirse en ciudadano no es tan caro o tan difícil como piensan, dijo a EGP la asociada de comunicaciones Meredith Brandt.

Convertirse en un ciudadano de Estados Unidos trae sus propios beneficios, incluyendo el derecho al voto, señaló. “Este derecho otorga a las comunidades de inmigrantes el poder de expresar sus prioridades en todas las cuestiones que afectan a sus familias y sus comunidades”, dijo Brandt.

Claudia Carrasco, 32, residente legal permanente por 14 años, le dijo a EGP que últimamente está más interesada en convertirse en ciudadana.

“Todavía estoy sorprendida de que incluso con los comentarios racistas [de Trump] y comentarios intolerantes hacia todas las minorías, fue elegido como el candidato republicano” para ser presidente, le dijo a EGP.

Carrasco no podrá votar en noviembre, pero dice que planea hacer campaña por la candidata demócrata. Ella está de acuerdo en que los latinos que no hablan inglés necesitan más información acerca de la importancia de la ciudadanía y el proceso de votación.

González dice que espera que el estudio de WCVI ayudará a proveer la información necesaria a líderes comunitarios para hacer frente al problema de lento crecimiento de registro de votantes latinos en California.

Los contadores de números dicen que los latinos son cínicos en la votación, porque no hacen nada para contrarrestar los ataques contra ellos, dijo González. “Tal vez lo somos… ¿pero la respuesta a eso realmente va a ser nada? Esperamos que no, porque entre nuestro tamaño y el creciente número de votantes elegibles, el poder de cambiar esta situación ya es nuestro”.

 

Para más información sobre como hacerse ciudadano visite:

The New Americans Campaign

NALEO o llame a su línea gratuita bilingüe al (888) 839-8682

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·