Centroamericanos con TPS Darán la Batalla para Permanecer Legales en el País

November 8, 2017 by · Leave a Comment 

Centroamericanos beneficiados con el Estatus de Protección Temporal (TPS) dijeron el martes que lucharán por la estadía legal y permanente en el país después de que el gobierno federal cancelara este lunes ese amparo a los nicaragüenses.

Centroamérica es una región con problemas de violencia y “estas personas con TPS” no pueden regresar a “esa violencia”, expresó a EFE Martha Arévalo, directora ejecutiva del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN-Los Ángeles).

Arévalo aseguró que apoyarán todo esfuerzo de legisladores “para poner presión para impulsar soluciones legislativas permanentes” para estos inmigrantes.

Más de 263.00 salvadoreños acogidos al TPS, según datos oficiales, temen una noticia similar en enero de 2018, unos dos meses antes de que expire ese estatus, en marzo de ese año.

“Los salvadoreños con TPS lo que tenemos que hacer es alzar la voz, no darnos por vencidos, y por su puesto es la residencia permanente lo que nosotros necesitamos”, dijo a EFE José Sigüenza, quien emigró a EE.UU. en 1994.

El TPS para salvadoreños fue otorgado a raíz de dos terremotos en territorio salvadoreño en 2001.

Sigüenza hizo un llamado a sus compatriotas a involucrarse “en las actividades que las organizaciones proinmigrantes están desarrollando, para podernos ayudar”.

(foto por Manuel Duron Huezo)

(foto por Manuel Duron Huezo)

El centroamericano aseguró que los beneficiarios de TPS de Honduras, Nicaragua y El Salvador exigirán “la tarjeta verde” de residencia porque se han ganado el derecho de permanecer en Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informó este lunes que se tomará seis meses más para estudiar el futuro del TPS para más de 86.000 hondureños, que ahora expira el próximo 5 de junio.

Mientras, el TPS para más de 5.300 nicaragüenses será cancelado a partir del 5 de enero de 2019, y este plazo es sólo para que busquen “un estatus alternativo”.

Tanto hondureños y nicaragüenses recibieron TPS, por el Gobierno de Estados Unidos a raíz de la destrucción ocasionada en 1998 por el huracán Mitch en ambas naciones.

La hondureña Sonia Paz, que emigró de su natal San Pedro Sula hace 34 años y es beneficiaria de TPS declaró a EFE que los hondureños tienen “esperanza” de adquirir la residencia permanente.

“Vamos a luchar por ello, para que se haga realidad”, aseguró la inmigrante quien además agregó que Estados Unidos “es el país de las oportunidades”, razón por la que los nacionales de Honduras con TPS van “a seguir aquí”.

“Nosotros no estamos pidiendo nada de gratis, entonces seguiremos luchando y aquí vamos a estar”, aseveró el martes en calles de Los Ángeles.

Los activistas de CARECEN señalaron que apoyan una iniciativa presentada en octubre pasado por el congresista republicano por Florida Carlos Curbelo para beneficiarios de TPS de Honduras, Nicaragua, El Salvador y Haití, para “Extender el Estatus de Protección para Refugiados Elegibles” (ESPERER).

“El Gobierno ayer nos dio una luz roja para despertar y ver el limbo migratorio en que estamos en este momento”, dijo a EFE la salvadoreña Evelyn Hernández, beneficiaria de TPS.

“En principio estamos buscando extensión del TPS y una solución más permanente que es la residencia para los beneficiarios del Estatus Temporal”, explicó Hernández, activista de CARECEN.

“Y hacemos un llamado a la comunidad Centroamericana a que luchen, porque si la comunidad no despierta hoy ya no hay un mañana”, concluyó.

Última Semana para que Nicaragüenses y Hondureños Renueven el TPS

December 8, 2014 by · Leave a Comment 

Activistas y autoridades pidieron hoy lunes a los ciudadanos nicaragüenses y hondureños que viven y trabajan en EE.UU. que renueven su inscripción al programa Estatus de Protección Temporal (TPS), pues queda una semana para que se venza el plazo.

El Gobierno de Honduras recordó, a través de un comunicado de su Secretaría de Relaciones Exteriores, que la acción ejecutiva anunciada por el presidente de EE.UU. Barack Obama el pasado 20 de noviembre en materia migratoria no reemplaza al TPS, que ofrece además mejores coberturas.

“Es necesario considerar sobre este punto, que el T.P.S. tiene una base legal diferente y mucho más sólida en relación a dichas medidas ejecutivas, por lo que sería un grave error no aplicar al mismo si se cumplen los requisitos para ello”, señaló el Gobierno hondureño, en referencia a que este alivio migratorio sólo posterga una posible deportación y no proporciona un estatus legal.

El próximo 15 de diciembre vence el plazo para inscribirse en este programa que ofrece permisos de trabajo y protección frente a la deportación a miles de inmigrantes centroamericanos y concede autorización de trabajo por un período adicional de 18 meses a partir del 6 de enero de 2015.

El período de renovación actual extiende durante 18 meses los privilegios migratorios, permitiendo al beneficiario trabajar de forma legal en el país desde el 6 de enero de 2015 al 5 de julio de 2016.

Los migrantes que no presenten las solicitudes antes de la fecha límite perderán la protección que reciben y quedarán expuestos a la deportación.?? El TPS es una iniciativa creada en el año 1999 para dar acogida migratoria a unos 61.000 hondureños y a unos 2.800 nicaragüenses que huyeron de sus países de origen debido a los estragos causados por el huracán Mitch a finales de 1998.

Si en aquella época los despachos de abogados y las oficinas gubernamentales no daban a basto para realizar los trámites y llenar los formularios requeridos, en esta ocasión la respuesta ha sido muy distinta.

El director ejecutivo de la organización comunitaria El Rescate, Salvador Sanabria, advirtió de que “esta jornada de renovación ha sido lenta”.

“En la última renovación realizamos 240 solicitudes, pero al 5 de diciembre de 2014, hemos hecho unas 82, menos del 50%”, indicó.

El activista achacó este descenso a la falta de información, a la confusión y a las expectativas generadas por las medidas ejecutivas que Obama anunció el pasado 20 de noviembre.?? “La gente no se ha decidido a renovar el TPS porque estaba esperando el anuncio del alivio migratorio que el presidente había prometido”, aseguró.

Sin embargo, “de no renovar el TPS se quedan fuera del alivio migratorio y perderían la posibilidad de continuar con un permiso de trabajo temporal, ya que no pueden aplicar para el DAPA”, insistió Sanabria.

La semana pasada, el Departamento de Ciudadanía y Servicios Migratorios de EE.UU. (USCIS) detalló en un boletín oficial los requisitos para ampararse bajo la medida ejecutiva de Obama y aclaró cómo ésta afectará otros programas migratorios.

Según el folleto, que fue enviado a distintas organizaciones y despachos de abogados, los migrantes que actualmente se acogen a la protección del TPS deben mantenerse bajo dicho programa y no tratar de solicitar otro.

Los beneficiarios pueden acudir a los consulados de Honduras y Nicaragua para realizar los trámites necesarios sin coste alguno por dichos trámites. En Los Ángeles, organizaciones comunitarias acreditadas como El Rescate, Carecen y Asosal cobran entre $50 y 60 por rellenar y enviar los documentos.

Desde estas organizaciones se advierte también del elevado riesgo de fraude al que se enfrentan los migrantes y de los problemas irreparables que personal no cualificado puede causar en la tramitación del TPS.

“A diario cientos de inmigrantes caen víctimas de notarios y consultores de inmigración que se aprovechan de la falta de inglés, el desconocimiento del sistema migratorio y la mala interpretación del término ‘notario’”, aseguraron desde el departamento de comunicación de Carecen.

“Las únicas personas autorizadas a brindar servicios legales de inmigración, a cambio de una compensación monetaria, son abogados y el personal que trabaje directamente bajo la supervisión de éstos”, explicaron.

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·