Padres de Bell Gardens ‘Enfocan su Lente’ en la Nutrición de Sus Hijos

May 28, 2015 by · Leave a Comment 

Durante años, el pan dulce y la leche se servían en casa de Areli López para el desayuno, pero ahora la residente de Bell Gardens se asegura de llenar los platos de sus hijas con frutas y verduras.

López dijo que hizo el cambio después de aprender acerca de la alta tasa de obesidad entre los niños, como sus hijas.

De acuerdo con datos de 2010 del informe del Departamento de California de Educación de las Pruebas Físicas, casi el 36% de los niños en Bell Gardens son obesos. Un análisis en el 2011 por el diario Los Ángeles Times clasificó a Bell Gardens como el número uno en el condado de Los Ángeles en cuanto a la obesidad infantil.

Read this article in English: Bell Gardens Parents ‘Focus Lens’ on Child Nutrition

López dice que los padres tienen la culpa de la crisis de salud.

“A veces los padres no saben cómo proporcionar una nutrición adecuada para sus hijos”, dice López, admitiendo que ella es culpable de tomar malas decisiones en el pasado.

“Siempre pensé que les estaba dando a mis hijas comida decente, pero no sabía lo mal que las estaba alimentando” hasta que empecé a obtener más información, dijo.

López dice que demasiadas madres les dan a sus hijos productos azucarados o les ofrecen alimentos grasos para calmarlos cuando no se portan bien, reforzando el mal comportamiento.

Otras, “creo que no tienen tiempo para cocinar y buscan lo que es conveniente y barato”, dijo.

Fotos tomadas por padres que intentan mejorar los hábitos alimenticios de sus familias. (Cortesía de Choose Health LA Kids Parent Collaborative)

Fotos tomadas por padres que intentan mejorar los hábitos alimenticios de sus familias. (Cortesía de Choose Health LA Kids Parent Collaborative)

Un historial de diabetes en la familia y preocupaciones por la salud de sus hijas llevó a López a elegir Choose Health LA Kids Parent Collaborative (Colaborativa de padres de hijos saludables en LA), un grupo que se reúne mensualmente en la escuela Preescolar Academia de Bell Gardens y se enfoca en la nutrición.

“Los padres querían aprender más sobre nutrición”, explicó Mayra Ramírez, supervisora del preescolar. Ahora, “veo más padres en búsqueda de recursos y que toman ventaja de ellos”.

Pero Ramírez también señala que en la comunidad predominantemente latina de Bell Gardens, hogar de una gran población de inmigrantes, muchos padres tienen la costumbre de involucrar alimentos que no son saludables.

Muchas de las familias con quienes Ramírez trabaja son de bajos ingresos. “Cuando cuesta más comprar una ensalada en McDonalds, ¿qué se supone que debes hacer?”

“Tomar el camino más fácil”.

Actualmente hay 15 padres en el grupo quienes entre otras cosas tratan de educarse acerca de la comercialización que los productos tienen en sus decisiones de comprar alimentos. Ellos han estado prestando atención especial a los productos dirigidos a los niños y en noviembre pasado comenzaron a fotografiar ejemplos de los alimentos y bebidas comercializadas poco saludables dirigidos a los niños en la ciudad.

Las imágenes captadas por sus cámaras—los enormes conjuntos de colores de alimentos y bebidas con poco valor nutricional al que están expuestos a diario—tomaron a muchos padres por sorpresa.

A partir del 10 de junio van a exhibir las fotos en el preescolar.

“Me di cuenta que el mercadeo es muy poderoso”, dijo López, admitiendo que quedó sorprendida al darse cuenta de lo inconsciente que era antes de comenzar a tomar las fotos.

“La comida poco saludable no sólo es encontrada en lugares de comida rápida, también en el supermercado”.

Según una encuesta en 2011 del Condado de Los Ángeles por la Oficina de Evaluación de la Salud y Epidemiología, el 55% de los niños consumen comida rápida al menos una vez a la semana y más del 40% de niños consumen al menos un refresco o bebida endulzada todos los días.

La publicidad de alimentos cargados de azúcar o sin valor nutricional está en todas partes a donde nuestros hijos volteen, dice el grupo.

“Nunca puse atención hacia toda la colorida, fuerte y atractiva comercialización utilizada en los supermercados”, dijo Luz Martínez, madre de tres hijos. “El uso de las mascotas para atraer a mis niños realmente me llamó la atención”.

López fotografió paquetes de dulces coloridos ubicados en la sección de productos en su mercado local.

“Colocar caramelos o dulces en lugar de las frutas y verduras no es divertido, es preocupante”, se lee en el subtítulo de su foto de la exhibición.

Algunos padres centraron el lente de su cámara en las visualizaciones cerca de las cajas registradoras y las mascotas que adornan las portadas de productos azucarados que se utilizan para atraer la atención de los niños.

Otra foto se enfoca en trucos de precios para estimular la compra: “Compre dos lleve dos gratis” puede sonar atractivo, pero de acuerdo a la madre que tomó la foto, una baja en los precios no siempre se suman a la calidad o valor.

Para Martínez, conseguir que su familia cambie a una dieta rica en frutas, verduras y productos a base de trigo no ha sido fácil.

“Mis hijos todavía están renuentes, todavía no entienden lo que es bueno para ellos”, dijo, reconociendo que el cambio ha sido lento.

Para López, sin embargo, ha sido una rebanada de pastel, o más bien una pieza de fruta que sus hijos toman ahora.

“Todos nos sentimos más saludables, ya no es forzado”, dijo ella.

Comer sano es “nuestro nuevo hábito”.

—-

Exposición de fotos de Padres en la Academia Preescolar de Bell Gardens

Miércoles, 10 de Junio 5:30 pm–La exposición se centrará en la comercialización de alimentos y bebidas poco saludables encontrados en toda la ciudad. El evento gratuito contará con comida, premios, rifas y mucho más. La Academia esta en 6430 Colmar Ave. Para obtener más información, contacte a Yenni Arias al (562) 806-5400 ext. 251.

—-

Twitter @nancyreporting

nmartinez@egpnews.com

Jóvenes Hispanos Más Propensos a Enfermedades Cardiacas y Cardiovasculares

July 17, 2014 by · Leave a Comment 

De acuerdo a investigaciones del diario de la Asociación americana del Corazón (JAHA por sus siglas en inglés), la obesidad es más común entre los hispanos de EE.UU. y especialmente grave entre los jóvenes hispanos. La obesidad grave podría estar asociada con un riesgo excesivo considerable de enfermedades cardiacas según la primera colección de datos a gran escala del índice de masa corporal (Body Mass Index, BMI) y de factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares entre las comunidades hispanas/latinas de EE.UU.

El Dr. Robert Kaplan afirmó que en el caso de los hispanos de EE.UU., la obesidad epidémica “no tiene precedente y está empeorando”. Kaplan, autor principal y profesor de epidemiología y salud pública en el Albert Einstein College of Medicine de Nueva York dijo que “los adultos jóvenes obesos tienen mayor probabilidad de padecer más enfermedades a medida que envejecen y de tener, además, costos más altos de atención médica.” Debido a esto, el sugiere que se debe invertir fuertemente en la investigación y prevención de la obesidad “como si el futuro de nuestra nación dependiera de ello”.

Investigadores realizaron un estudio de 16.344 personas hispanas de diversos orígenes nacionales en cuatro ciudades de EE.UU. (Bronx, Chicago, Miami y San Diego) con promedio de edad de hombres, 40 años, y mujeres, 41. El resultado reveló que el 18 por ciento de las mujeres y el 12 por ciento de los hombres mostraban niveles de obesidad que señalan una preocupación especial acerca de riesgos de salud, definida por un BMI mayor de 35 (el BMI se calcula en función del peso y la estatura).

En términos generales, el tipo de obesidad más grave (BMI  mayor de 40, o más de 240 libras [109 kg] para una persona de 5’5” [1,65 m]) aparecía con mayor frecuencia en adultos jóvenes de 25-34 años; en este grupo de edad afecta a uno de cada veinte hombres y a aproximadamente una de cada diez mujeres.

Las personas de origen mexicano eran el grupo más grande (cerca del 37 por ciento de los sujetos), seguidas de las de origen cubano (20 por ciento) y portorriqueño (16 por ciento).

Más de la mitad de esas personas tenían niveles dañinos de colesterol HDL (el colesterol “bueno”) y de inflamación, medidos con un marcador denominado proteína C-reactiva, afirmó Kaplan. Cerca del 40 por ciento tenía alta presión arterial, y más de una cuarta parte padecía diabetes. “Es una carga muy pesada para estos jóvenes, quienes deberían estar en la flor de la vida”, dijo Kaplan.

“Los jóvenes, y en particular los hombres (que en nuestro estudio alcanzaron el nivel más alto de factores de riesgo de futuras enfermedades cardiovasculares), son precisamente las personas que tienden a ignorar la necesidad de tener chequeos médicos regulares, adoptar un estilo de vida saludable y buscar la ayuda de los profesionales de salud.”

El estudio también reveló que las mujeres hispanas tienen una mayor probabilidad que los hombres de encontrarse en el nivel de obesidad más grave. No obstante, en comparación con las mujeres, la alta presión arterial y la diabetes (en ambos casos, factores de riesgo de enfermedades cardiacas y de derrame cerebral) parecen estar más estrechamente vinculadas con la obesidad grave en los hombres.

Una multitud de factores biológicos y sociales que afectan al peso de los padres también podrían repercutir en sus hijos, afirmó Kaplan. Es por eso que los resultados referentes a los jóvenes hispanos en edad de procrear, sugieren a Kaplan que los profesionales de salud deberían adoptar una estrategia integral y familiar para el control del peso.

 

Documental Muestra la Causa Oculta de Obesidad entre Latinos

May 15, 2014 by · Leave a Comment 

El 80 % de los 600.000 productos comestibles que se venden en el país contienen azúcar agregada, un problema que afecta de forma especial a la comunidad hispana, con altos índices de obesidad y adicción al azúcar, según denuncia el documental “Fed Up” que se estrenó la semana pasada.

La película hace seguimiento a la vida de varias familias, entre ellas una familia hispana, mostrando cómo el azúcar puede ser tan adictiva como la cocaína. “Es muy importante ver que, en el estudio que se muestra en la película, se señala cómo nuestro cerebro genera una adicción al azúcar que es tan o más fuerte que la adicción a la cocaína”, explicó a Efe Kuno Becker, actor y director mexicano que narra la versión en español de Fed Up, que será estrenada el 16 de mayo.

Según afirma en el documental el doctor Robert Lustig, profesor de pediatría de la Universidad de California San Francisco, el problema no es sólo el de ser más activos y hacer más ejercicio como algunas campañas lo promueven.

“Olvídese de eso. Hay 600.000 productos alimenticios en Estados Unidos y 80% de ellos contienen azúcar agregada”, afirma el médico y profesor universitario. “Usted puede llegar a ser un adicto”, advirtió Lusting, quien destacó que el azúcar es tan o más adictiva que la heroína.

“Yo me considero uno de los tantos adictos al azúcar”, aseveró a su vez Becker. “Uno se ríe y le parece simpático por ser ‘muy dulcero’ como dicen en mi país, pero es un problema grave porque comemos de acuerdo con el sabor de la comida y no de acuerdo con la conveniencia”, agregó el cineasta mexicano.

“Más del 95% de los estadounidenses serán obesos o estarán en sobrepeso en dos décadas”, advierte el documental que ha sido anunciado como “la película que la industria alimenticia no quiere que usted vea”.

Fed Up sobrepasa “todo lo que pensábamos que sabíamos acerca de los alimentos y la pérdida de peso, revelando una campaña de 30 años en la industria alimenticia”, se anunció.

Producida por Laurie David, ganador de un Oscar por su producción de “An inconvenient truth” y la periodista Katie Couric, el film dirigido por Stephanie Soechtig, busca “cambiar para siempre la forma en que usted come”.

Becker criticó la falta de información adecuada en muchos de los productos alimenticios en los que la presencia del azúcar no se especifica claramente. “Es un problema de las grandes corporaciones tratando de hacer dinero a costa de lo que sea, en este caso es a costa de la salud de las personas y pase lo que pase, teniendo como prioridad las ganancias”, afirmó. “Estamos bombardeados todos los días mediáticamente por el comercio de toda esta comida que no es alimenticia y luego por el afán de adelgazar y luego por el consumo de las medicinas para las enfermedades que se generan”, dijo el que presta su voz en español a Fed Up.

Becker desea que la cinta, del sello RADiUS-TWC, inicie un proceso de pensamiento crítico y auto evaluación en cada persona que la vea. “Me gustaría que nos hiciéramos la pregunta, si tienen razón y hay pruebas científicas de que la adicción al azúcar puede ser más fuerte que la cocaína, ¿soy yo uno de esos adictos al azúcar?”.

“Ya eso sería algo bueno. Es un proceso largo, pero si no comenzamos, el cambio no va a suceder nunca”, aseveró.

De acuerdo con un estudio publicado en el 2010 por la Oficina de Salud de Grupos Minoritarios, los latinos en Estados Unidos tienen un 20% más de probabilidades de ser obesos que los blancos no hispanos.

El actor de “Soñadoras” y ahora director de “Panic 5 Bravo”, la primera producción que dirige, piensa que el problema también tiene que ver con tener más criterio, revisar la escala de valores y centrarse más en lo espiritual. “La conclusión a que llego es que tenemos que llenar ese vacío espiritual con lo que nuestra mente va a ser menos manipulable”, anotó Becker al señalar el riesgo del materialismo o el ansia de poder.

“Necesitamos centrarnos más en lo espiritual para darle más fuerza a nuestra mente y así evitar (entre otras cosas) comer sólo por el sabor de las cosas. Es un trabajo interno de convicción”, concluyó.

Copyright © 2015 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·