La Comunidad Celebra el Cierre de Exide Pero Continúan Las Dudas

March 19, 2015 by · Leave a Comment 

Cuando se supo la noticia el verano pasado de que un jurado estaba investigando a Exide Technologies, activistas de la comunidad celebraron con pastel y pizza en la Iglesia de la Resurrección en Boyle Heights, al ver la noticia como el comienzo del fin de la planta contaminadora desde hace mucho tiempo.

La semana pasada, tras el anuncio de que el Fiscal Federal había llegado a un acuerdo para cerrar la planta de Vernon permanentemente, ellos regresaron a la iglesia, esta vez celebrando con tequila y champán.

Read this article in English: Community Celebrates Exide Closure, but Doubts Remain

Más de 200 personas estuvieron presentes para exaltar el cierre de la planta de reciclaje de baterías de ácido-plomo que asediaba las cercanías de Vernon.

El acuerdo pide el cierre inmediato y permanente de la planta de Exide en Vernon y que la empresa gaste millones para limpiar las instalaciones y propiedades cercanas contaminadas por sus emisiones tóxicas. A cambio, la empresa y sus ejecutivos evitarán persecución penal por sus admitidas décadas ilegales de manejar residuos peligrosos.

El ambiente del sábado era agradable, había comida para todos, y desde oficiales electos a activistas de la comunidad y residentes locales, todos sonreían de oreja a oreja en la “noche histórica”.

“Vamos a continuar con la pelea, pero esta noche celebramos”, el Reverendo Monseñor John Moretta le dijo a la multitud, causando aplausos.

El jueves pasado—el día que se dio a conocer la noticia—la habitual reunión quincenal de partidarios de la justicia ambiental East Yard Communities y Comunidades por un Mejor Ambiente en lugar de discutir el problema constante con Exide, festejaron con música, hot dogs y baile.

 

Más de 200 personas llegarón a la Iglesia de la Resurrección para una cena especial en celebración del cierre de Exide. (EGP foto por Nancy Martinez)

Más de 200 personas llegarón a la Iglesia de la Resurrección para una cena especial en celebración del cierre de Exide. (EGP foto por Nancy Martinez)

Modesta Carranza organizó el evento en el Este de Los Ángeles y llamó la fiesta una “celebración entre vecinos”, con los vecinos de Huntington Park, Maywood, Boyle Heights y otros.

“En la larga lucha por los derechos civiles de la comunidad chicana/latina, es difícil obtener una victoria”, así que tenemos que celebrar cuando vengan, dijo durante el evento el presidente del Consejo Vecinal de Boyle Heights Carlos Montes.

El crédito para la victoria duramente trabajada pertenece a la comunidad, dijo la gente en ambos eventos.

“El dinero estaba en contra de nosotros, pero lo hicimos con el poder de la gente”, dijo Herrera. “Hemos estado luchando durante tanto tiempo”, y ahora sabemos “lo que significa la justicia para nosotros”.

Si usted vive en una comunidad de bajos ingresos, es más difícil que el gobierno escuche a la comunidad inmigrante, dijo la residente del Este de LA Victoria Zepeda.

“Se necesitan muchas manos para hacer una masa”, dijo Moretta antes de nombrar a todas las organizaciones que ayudaron a crear conciencia de la injusticia ambiental.

Mark López de East Yard Communities celebró con su madre y su hija en el Este de Los Ángeles y reflexionó sobre cómo muchas generaciones fueron obligadas a soportar las emisiones tóxicas de Exide antes de que finalmente se tomaran medidas.

“Nunca pensé que vería el día”, dijo su madre Elsa López, cuya lucha para cerrar la planta se remonta décadas con el grupo Madres del Este de Los Ángeles.

Detrás de todas las celebraciones y la sensación de victoria, sin embargo, persiste la duda de que los reguladores estatales puedan forzar a Exide a que cumpla su acuerdo con las autoridades federales.

También existe ira debido a que nadie será procesado penalmente por la liberación de plomo y arsénico en el aire y agua subterráneas, exponiendo a más de 100.000 personas durante décadas a niveles de toxinas que podrían causar cáncer.

Residentes y activistas celebran el cierre de la planta de reciclaje de baterías. (EGP foto por Nancy Martínez)

Residentes y activistas celebran el cierre de la planta de reciclaje de baterías. (EGP foto por Nancy Martínez)

Es difícil olvidar el tiempo que han tardado para actuar funcionarios y reguladores elegidos, dijeron muchas de las personas involucradas en el movimiento anti-Exide.

“Nadie creía en lo malo que era”, dijo la residente de Boyle Heights Teresa Márquez. Ella dijo que nunca creyó las afirmaciones de funcionarios de Exide y estatales de que la empresa no era un peligro para la comunidad.

“Sabíamos que Exide mentía, ¿Pero DTSC y AQMD? Queríamos que confiar en ellos”, recuerda con rabia.

Terry Cano no estaba segura de cómo se sintió cuando oyó que Exide estaba siendo obligado a cerrar porque ella nunca pensó que viviría para ver este día.

“Mi primera reacción fue de sorpresa, yo estaba feliz”, dijo Cano. Pero “Realmente me enojé y me decepcioné cuando me enteré de los términos del acuerdo, dijo la residente de Boyle Heights.

“Ellos literalmente se salieron con la suya”, dijo con disgusto.

Mark López comparte su sentimiento.

“Cuando se comete el crimen en nuestros vecindarios vamos a la cárcel, algunas veces incluso nos deportan, y para ellos sólo pagan una multa y se van ¡es ridículo!”, dijo el claramente decepcionado López. “Nuestras vidas no son una infracción de estacionamiento. Nos merecemos algo mejor”.

El Departamento de Control de Sustancias Tóxicas de California (DTSC), no tomó parte en las negociaciones entre Exide y autoridades federales, pero se ha encargado de asegurarse que Exide cumpla con los términos del acuerdo.

La agencia dijo que la primera fase del cierre tomará de 19 a 22 meses e incluirá demoler los edificios “a polvo”.

La segunda fase implicará la limpieza más allá de la planta y en los vecindarios.

Anteriormente DTSC había asegurado $14 millones de Exide para limpiar las 216 propiedades potencialmente contaminadas, aunque algo de esa cantidad todavía tiene que ser aprobado por la corte de bancarrota a finales de este mes.

La Directora de DTSC Bárbara Lee afirma que el acuerdo del Fiscal de EE.UU. acelerará el calendario de pagos y en última instancia “minimizará el costo para el Estado”.

Como resultado, “[Exide] tiene mucho mayor incentivo para trabajar con nosotros”, dijo Lee.

Según Lee, DTSC ya había comenzado el proceso de negar la solicitud a Exide para un permiso permanente—la compañía había sido autorizada a operar con uno temporal durante más de tres décadas—cuando las autoridades federales descubrieron su trato.

“[Exide] sabía que íbamos a negar su permiso y que les íbamos a cerrar, independientemente de lo que el USAO iba a hacer”, dijo Lee.

Herrera dice que se sorprendió de que la oficina del Fiscal de EE.UU. se involucrara.

“El [gobierno federal] y políticos locales realmente vinieron por nuestra comunidad”, dijo. “El Estado nunca nos apoyó”.

Muchos como Herrera están enojados de que DTSC no actuó antes. Ellos también están enojados con el Gobernador Jerry Brown después que el año pasado vetara la ley del Senador Kevin de León para crear una supervisión más estricta a las agencias estatales como DTSC.

“Sí, Exide esta cerrado, pero DTSC ahora es responsable por el lío que permitieron aquí en nuestras comunidades”, dijo Herrera.

“El estado de California necesita reformas y leyes con agallas que se acaten”, dijo Márquez.

Los principales grupos ecologistas están pidiendo una revisión de las agencias reguladoras del estado, con algunos hasta demandar a que DTSC cierre hasta que pueda reorganizarse.

Lee, quien ha estado en su posición solo por tres meses ha heredado el desorden de sus predecesores, pero defiende al organismo contra las acusaciones de que ha fracasado varias veces para tomar una acción decisiva contra Exide. Ella señala que la agencia en los últimos años ha colectado millones de dólares en multas de Exide, y ese esfuerzo para cerrar la planta fue frustrado por los tribunales.

“Tengo mucha esperanza de que Bárbara [Lee] podrá cambiar la agencia”, dice Herrera, pero “para nosotros siguen siendo la misma agencia”.

A Montes le preocupa que Exide solo se traslade a otro lugar y continúe contaminando a otra comunidad.

“La prioridad [de Exide] no es la limpieza, es ganancias”, dijo.

El fiscal federal dijo que su trato con Exide permitiría que la empresa siga siendo financieramente solvente para que pueda pagar para limpiar el daño que ha causado. Si no lo hacen, serán procesados de forma penal.

Muchos residentes le dijeron a EGP que sienten que han ayudado a asegurar un ambiente limpio y seguro para las generaciones futuras.

“Estoy muy feliz de que esto no va a tener que ser la lucha de mi hija”, dijo Mark López.

“El siguiente paso es asegurarse de que limpien el sitio a costos de Exide y no de la comunidad”, dijo Karina Macias, alcaldesa de Huntington Park. “Tenemos que mantener estas agencias responsables para que esto no vuelva a suceder”.

“Usted puede vernos avanzar, vamos a limpiar esto”, prometió Lee.

—-

Twitter @nancyreporting

nmartinez@egpnews.com

Se Extiende el Examen de Sangre para Residentes Alrededor de la Planta Exide

February 5, 2015 by · Leave a Comment 

Desde que Reina Rodríguez escuchó que en el Parque Salazar del Este de Los Ángeles se encontraron niveles elevados de plomo en el suelo, dice que en raras ocasiones lleva a su hijo de 4 años a jugar ahí. Pese a vivir a pocas cuadras de distancia, la joven madre dice que nunca supo que ella y su familia eran elegibles para los análisis de sangre gratuitos del plomo, pagadas por Exide Technologies en Vernon y administrados por los funcionarios de salud del condado de Los Ángeles.

El programa de prueba de sangre, que se ofreció a los residentes del este y sureste del área de Los Ángeles que viven cerca de la planta de reciclaje de baterías Exide en Vernon, llegará a finales de febrero, 11 meses después que inició en abril de 2014.

Read this article in English: Lead Blood Testing Extended for Residents Near Exide

Reguladores de la contaminación del aire y químicos tóxicos encontraron que Exide expuso hasta 110.000 personas en la región a niveles insalubres, potencialmente cancerosos y necrológicamente dañinos de plomo y arsénico.

De acuerdo a funcionarios de la salud, solamente 500 de las aproximadamente 30.000 personas elegibles se han hecho el examen, aunque hubo 2.000 peticiones en papel.

Hasta el momento ninguno de los resultados ha necesitado intervención médica, de acuerdo a funcionarios de la salud pública, quienes todavía continúan analizando los últimos examenes administrados. Los resultados serán enviados directamente a los residentes.

La administración y el valor del examen han sido cuestionados por un número de personas preocupadas por la exposición de la comunidad a las emisiones de sustancias químicas tóxicas de la planta Exide.

Algunas personas acusaron al condado de no proveer la difusión necesaria al público y de no hacer las pruebas más accesibles.

Un niño corre por el parque Salazar, uno de los sitios cercanas a Exide examinadas para el plomo y arsénico. (EGP foto por Nancy Martínez)

Un niño corre por el parque Salazar, uno de los sitios cercanas a Exide examinadas para el plomo y arsénico. (EGP foto por Nancy Martínez)

La residente de Boyle Heights Doelorez Mejía quien sigue el tema Exide de cerca le dijo a EGP que ella no confía en el programa de revisión. “Todos sabemos que el plomo está en nuestras comunidades, está en nuestro suelo” y añadió que los resultados de la prueba de sangre sólo distraerían los esfuerzos de la comunidad para demostrar los problemas de salud que Exide ha causado en los residentes.

Exide acordó pagar por los exámenes confidenciales administrados por el condado como parte de su esfuerzo para remediar las consecuencias de los resultados de los reguladores estatales y reacción de activistas de la comunidad y funcionarios electos, muchos de los que quieren que la planta cierre de forma permanente.

Nestor Valencia, alcalde de la ciudad vecina Bell, dice que los exámenes de sangre son una “maniobra política” y una “farsa” que “sólo beneficiaría a ellos [Exide] para decir, “ven nadie tiene plomo en su cuerpo’”.

EGP habló con varios residentes quienes dijeron que no creen que la prueba de sangre es la forma adecuada para determinar la exposición crónica a sustancias químicas tóxicas como el plomo.

Según Joseph R. Landolfo Jr., Profesor Asociado de Microbiología Molecular, Inmunología y Patología en la Escuela de Medicina Keck en  USC,  el plomo sólo permanece en la sangre durante 30 días antes de que desaparezca.

Aunque en realidad, la prueba de sangre es la forma estándar para determinar la exposición al plomo que se queda en los huesos de una persona por hasta 20 años, dijo Landolfo. En los adultos, el 90 por ciento de plomo se encuentra en los huesos, le dijo a EGP. Debido a esto, las mujeres embarazadas y las que atraviesan por la menopausia son propensas a reabsorber el plomo, explicó.

“Todas [las pruebas] dirían es que el plomo está en su sangre”, dijo Landolfo.

Una vez que se haya encontrado el plomo, el condado tendría que determinar la exposición al ver los alrededores de los individuos y “asumir que todo es una contribución en proporción a cuanto sacan”, añadió.

Por eso Teresa Márquez de Boyle Heights no se hizo la prueba y le dijo a EGP que “no vale la pena”, sobre todo porque cualquier supuesta exposición de Exide puede haber desaparecido desde que la planta cerró en marzo de 2014.

“Es un poco demasiado tarde”, dijo. “¿Por qué no les hacen pruebas en las uñas que demuestren la contaminación del arsénico por un periodo de años?”

Márquez cree que el condado y Exide no quieren pagar por un mayor costo de las pruebas de arsénico, lo que en última instancia, haría un mejor trabajo de mostrar qué daño se ha hecho.

Sin embargo, Landolfo, que es miembro del Centro Comprensivo de Cáncer Norris en USC y experto en arsénico, le dijo a EGP que arsénico sólo vive en la sangre durante 10 horas.

Agregó, sin embargo, que las concentraciones de exposición crónica se podían encontrar en las uñas y el cabello. Un indicio, dijo, podría ser las bandas blancas en las uñas.

Exide no respondió a la petición de EGP para hacer comentarios sobre el tema antes del cierre de esta edición.

Los funcionarios del condado dijeron a EGP que no hay planes para llevar a cabo las pruebas de arsénico. Añaden que esa prueba sólo sería apropiada para la intoxicación aguda por arsénico –la exposición no crónica a largo plazo.

Se centraron en el plomo porque fueron esos los niveles elevados que se encontraron en la zona, no arsénico.

Para la mayoría de los residentes, el valor de las pruebas no es lo que les impidió hacerse la revisión. Simplemente no sabían sobre el programa gratuito de pruebas de sangre.

La residente de toda la vida del Este de Los Ángeles, Alice Gallardo, 80, dijo que la información sobre la prueba no estuvo lo suficientemente disponible para la comunidad.

“Nadie vino con nosotros”, dijo.

Agregó que el proceso hubiera sido mas fácil si el condado hubiera ido a los centros locales de personas mayores y parques para informar al público.

“Si aun no sabías sobre Exide, no ibas a saber sobre las pruebas”, agregó Mejia.

“¿Cómo se supone que las personas deberían saber?”

Funcionarios de salud pública defendieron su alcance.

En un correo electrónico, un portavoz del departamento de la división de salud ambiental de la salud pública le dijo a EGP que el condado envió por correo folletos con instrucciones a los 30.000 residentes de la zona impactada sobre cómo hacerse la prueba en abril de 2014 y de nuevo hace un par de meses.

También tuvieron reuniones en Commerce y Maywood en abril de 2014, y dieron actualizaciones de progreso en un par de reuniones comunitarias en la Iglesia de la Resurrección.

Los funcionarios del condado le dijeron a EGP que enfermeras de salud pública llevaron a cabo campañas de puerta en puerta en los barrios de los alrededores de Exide y fueron a las escuelas del área.

Marena Vallejo de Boyle Heights dijo que encontró la información “confusa” acerca de las pruebas y donde tomarlas.

Lucía Sandoval estaba en el Parque Salazar a principios de esta semana con su nieto. El parque está situado a una milla de la planta Exide en Vernon.

Le dijo a EGP, “Si yo no sabía nada de esto y no me hice la prueba”, ¿cómo iba a saber él?

Los reguladores estatales ordenaron a Exide que pagara por la remoción de suelo contaminado en el Parque Salazar y estableciera un fondo de $9 millones para la limpieza de otros sitios contaminados.

Márquez insiste en que el programa de pruebas se podría haber manejado mejor. Si el condado realmente quería informar al público, hubieran llevado a cabo una feria de salud y ofrecer pruebas en un fin de semana para que fuera más fácil para la comunidad de clase trabajadora, dijo.

“Ellos [el condado] no hicieron lo suficiente porque no quieren hacer más por nuestra comunidad”, dijo el alcalde Valencia. “Creo que es porque sabían que era una pérdida de tiempo”.

—-

Twitter @nancyreporting

nmartinez@egpnews.com

Exide Emite Avisos de Despido Temporal a Más de 100 Empleados

April 24, 2014 by · Leave a Comment 

Puesto a que la compañía de reciclaje de baterías en Vernon continúa cerrada gracias a los reguladores que disputan la calidad del aire, el lunes Exide Technologies emitió avisos de despido temporal a más de 100 empleados.

Funcionarios de Exide recientemente fueron rechazados por el Distrito de Supervisión de la Calidad de Aire de la Costa Sur (AQMD) y un juez, cuando pidieron continuar sus operaciones en la planta mientras actualizaban hornos de “presión negativa” designados para mejor control de emisiones de arsénico.

La compañía ha estado cerrada por semanas mientras continúa algunas mejoras, pero los funcionarios de Exide dijeron que necesitan más tiempo para instalar equipo nuevo para cumplir los requisitos de las emisiones más severas. Sin una discrepancia por AQMD, la compañía no puede reabrir la planta.

“Como nuestra planta de Vernon no está operando actualmente y no podemos reunir los estándares de operación sin el tiempo necesario para comprar, instalar y examinar el equipo requerido, no tenemos otra opción que tomar esta difícil decisión de descansar temporalmente a la mayoría de nuestros trabajadores—algunos son segundas o terceras generaciones—de Exide”, dijo el Director de Exide, Robert M. Caruso.

Los funcionarios de Exide dijeron que han hecho arreglos con compañías de fuera para continuar las operaciones de reciclaje de baterías.

Según Exide, los despidos temporales afectarán a 20 empleados a sueldo y 104 trabajadores por hora.

Funcionarios de la empresa han dicho que se han comprometido a invertir más de $5 millones en la planta durante los próximos dos años, completando una inversión total a más de $20 millones desde 2010 en la empresa, y la reducción de las emisiones de arsénico a un 95 por ciento.

La planta de Exide, sin embargo, no ha dejado de ser el blanco de las autoridades de salud y los reguladores de la calidad del aire. Pruebas recientes encontraron niveles elevados de plomo en los patios de 39 viviendas cerca de la planta. La planta se vio obligada a cerrar temporalmente el año pasado debido a las emisiones de arsénico, y el AQMD demandó a la compañía en enero alegando numerosos violaciones de calidad del aire .

La planta de reciclaje de baterías ha estado operando bajo un permiso temporal del Departamento de Control de Sustancias Tóxicas del estado en los últimos 32 años y es el único centro que queda en el estado que ha obtenido un permiso permanente, dijeron funcionarios de DTSC el año pasado.

La compañía que se encuentra en 2700 S. Indiana St. en Vernon es una de las dos únicas plantas de reciclaje de baterías y de plomo al oeste de las Montañas Rocosas. Esta en funcionamiento desde 1922 reciclando de 23.000 a 41.000 baterías al día.

Copyright © 2015 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·