FEMA Had a Plan for Responding to a Hurricane in Puerto Rico – But It Doesn’t Want You to See It

November 2, 2017 by · Leave a Comment 

The Federal Emergency Management Agency, citing unspecified “potentially sensitive information,” is declining to release a document it drafted several years ago that details how it would respond to a major hurricane in Puerto Rico.

The plan, known as a hurricane annex, runs more than 100 pages and explains exactly what FEMA and other agencies would do in the event that a large storm struck the island. The document could help experts assess both how well the federal government had prepared for a storm the size of Hurricane Maria and whether FEMA’s response matches what was planned. The agency began drafting such advance plans after it was excoriated for poor performance and lack of preparation in the wake of Hurricane Katrina in 2005.

ProPublica requested a copy of the Puerto Rico hurricane annex as part of its reporting on the federal response to Maria, the scale and speed of which has been the subject of scrutiny and criticism. More than a month after the storm made landfall, 73 percent of the island still lacks electricity.

Early last week, a FEMA spokesman said he would provide a copy of the plan that afternoon. It never came. After a week of follow-ups, FEMA sent a statement reversing its position. “Due to the potentially sensitive information contained within the Hurricane Annex of the Region II All Hazards Plan, there are legal questions surrounding what, if any, portions of the annex can be released,” the statement said. “As such, the documents that you seek must be reviewed and analyzed under the Freedom of Information Act (FOIA) by FEMA.” The statement did not explain what legal questions apply.

As ProPublica has previously reported, FEMA’s Freedom of Information process is plagued by dysfunction and yearslong backlogs. For example, FEMA hasn’t responded to a request for documents related to Superstorm Sandy that we filed more than three and a half years ago.

After FEMA declined to release the Puerto Rico hurricane plan, we found the agency’s equivalent plan for Hawaii posted, unredacted, on the internet by the Department of Defense. The Hawaii plan includes granular details down to, for example, how many specially outfitted medical aircraft the federal government would send to Hawaii after a Category 4 hurricane. It also describes an 85-step process to restore electricity on the islands.

Asked why the Puerto Rico plan was too sensitive to release publicly while the Hawaii plan was not, a FEMA spokesman said: “We aren’t able to speak for DoD or the State of Hawaii.”

 

Congreso Aprueba Ayuda de $36.5 Millones por Huracanes e Incendios

October 26, 2017 by · Leave a Comment 

WASHINGTON – El martes, el Congreso aprobó finalmente el paquete de ayuda de 36.500 millones de dólares para emergencias en respuesta a los huracanes, especialmente para Puerto Rico; y los recientes incendios que asolaron el norte de California.

El paquete incluye 18.700 millones para respaldar las actividades de la Oficina Federal de Gestión de Desastres Naturales (FEMA, en inglés), cuyas reservas habían sido casi agotadas ante los tres potentes huracanes que azotaron EEUU en los últimos dos meses.

Cuenta, además, con 1.270 millones de dólares para programas de asistencia nutricional en Puerto Rico, y un préstamo a bajos tipos de interés de 5.000 millones de dólares para gastos operativos y el pago de los salarios de funcionarios de la isla caribeña.

Por otro lado, aprueba un aumento de 16.000 millones de dólares en el tope de préstamos del Plan Nacional de Seguro por Inundación, y destina 570 millones de dólares para la recuperación de las zonas afectadas por los graves incendios en el norte de California.

Esta nueva ronda de asistencia financiera se centra especialmente en Puerto Rico, donde un mes después del paso del huracán María todavía el 80 por ciento de la población carece aún de acceso a la red eléctrica.

Los graves daños ocasionados por el huracán María, que ha dejado 51 muertos, se unen a una situación financiera crítica para Puerto Rico, sumido en una profunda crisis económica e incapaz de afrontar una deuda pública que ronda los 70.000 millones de dólares.

Previamente, en septiembre, el Congreso había dado ya luz verde a otro paquete de 15.250 millones de dólares para las labores de reconstrucción en Texas, por el paso de Harvey, y en Florida, por el de Irma.

“El Senado sigue comprometido a hacer su parte para apoyar los esfuerzos en marcha de ayuda. Las víctimas de estos huracanes continuarán contando con nuestro apoyo”, dijo Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en la Cámara Alta.

La medida pasa ahora al despacho del presidente, Donald Trump, quien deberá ratificarla.

Trump no deja atrás polémica en su viaje a P.Rico para ver daños del huracán

October 5, 2017 by · Leave a Comment 

San Juan, P. Rico–El presidente, Donald Trump, no pudo dejar el martes atrás la polémica en su viaje a Puerto Rico, donde fue testigo de la devastación causada el pasado septiembre por el huracán María, al que el mandatario restó importancia por el bajo número de víctimas y por no tratarse de “una catástrofe real”.

“Si miras a una catástrofe real como el Katrina (…), cientos y cientos y cientos de personas que murieron, y miras lo que ha pasado aquí, con una tormenta que realmente fue abrumadora”, declaró Trump a su llegada a la base aérea Luis Muñiz, de la Guardia Nacional, en referencia al ciclón que azotó Nueva Orleans en 2005 y que dejó más de 1.800 muertos.

El presidente Donald Trump el martes tuvo el gesto de alabar el trabajo del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, por valorar “desde el principio” lo hecho por el Gobierno federal.

El presidente Donald Trump el martes tuvo el gesto de alabar el trabajo del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, por valorar “desde el principio” lo hecho por el Gobierno federal.

El viaje del presidente se ha visto envuelto en la polémica desde antes incluso de ser concebido puesto que, a diferencia de lo sucedido en Houston, ciudad a la que se acercó apenas un par de días después del paso del huracán Harvey, Trump se ha demorado casi tres semanas en acercarse a Puerto Rico.

Además de la tardanza en realizar este viaje oficial, que el equipo del mandatario ha justificado por la falta de infraestructuras en la isla, los ciudadanos del Estado Libre Asociado de EEUU vienen criticando la lentitud con la que han actuado las autoridades federales.

Las constantes salidas de tono del presidente, tanto en ruedas de prensa como a través de su cuenta personal de Twitter, tampoco ayudaron a calmar el ambiente, pese a que hoy tuvo el gesto de alabar el trabajo del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, por valorar “desde el principio” lo hecho por el Gobierno federal.

Puerto Rico: El presidente Donald Trump y su esposa Melania, en compañía gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló y la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz. (White House)

Puerto Rico: El presidente Donald Trump y su esposa Melania, en compañía gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló y la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz. (White House)

El multimillonario, cuya visita a la isla duró apenas unas horas, se acercó al municipio de Guaynabo, próximo a San Juan, que fue uno de los más afectados por la tormenta y que, al igual que gran parte de la isla, ha sufrido grandes restricciones desde que el ciclón tocó tierra en Puerto Rico el pasado 20 de septiembre.

En compañía de Rosselló, y de la Comisionada Residente de la isla (representante de Puerto Rico en el Congreso federal), Jenniffer González, Trump aprovechó el paseo por el municipio para hablar con algunos de los residentes de Guaynabo a los que prometió ayuda y a los que dejó caer que “el hormigón aguanta, pero la madera, no”.

Pese a que el asunto de la ayuda del Gobierno federal tampoco ha estado exento de controversia estos últimos días, Trump no quiso rehuir el tema y volvió a insistir en el elevado coste que el paso del huracán va a suponer a las arcas de Washington.

“Odio decíroslo, Puerto Rico, pero están haciendo que se vea desfasado nuestro presupuesto. Gastamos un montón de dinero en Puerto Rico y eso está bien, hemos salvado muchas vidas”, afirmó con cierta sorna el presidente.

Este comentario ha tenido hoy su réplica por parte del líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, quien a través de un comunicado ha instado al presidente a que “pare de culpar a Puerto Rico”, y que se arremangue la camisa “para encauzar las labores de recuperación”, tal y como es su obligación.

El debate sobre el elevado coste que va a suponer el paso del huracán María por Puerto Rico viene coleando desde la semana pasada, cuando Trump acusó a las autoridades locales de ser en parte responsables de la situación de la isla por sus “miles de millones de dólares de deuda con Wall Street”.

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, contestó entonces al multimillonario que “cuando alguien está urgentemente necesitado, cuando alguien está en una situación de vida o muerte, el imperativo moral es abordar esa situación antes de abordar cualquier otro asunto”.

Trump, lejos de intentar calmar la situación, utilizó este sábado su principal forma de comunicación, su cuenta personal de Twitter, para seguir echando leña al fuego criticando a la alcaldesa y afirmando que los portorriqueños “quieren que se les haga todo cuando debería ser un esfuerzo de la comunidad”.

El presidente tuvo ocasión de saludar hoy personalmente a Yulín Cruz, quien, según comentó a la cadena CNN, le dijo al mandatario que “esto va de salvar vidas, no de política”.

Sin embargo, no son sólo los isleños los que consideran que la actuación del Gobierno Federal ha sido deficiente, sino que también han sido varios los congresistas estadounidenses que han acusado a Trump en los últimos días de no dar la suficiente importancia a la situación y haber actuado con lentitud en Puerto Rico.

La situación de tensión llegó a tal punto que cuando este pasado lunes el presidente anunció que este miércoles se acercaría a Las Vegas para mostrar su apoyo a la ciudad tras el tiroteo en el que fallecieron 59 personas, se corrió el rumor de que el presidente podría llegar a cancelar su viaje a Puerto Rico.

Antes de abandonar la isla, el presidente aprovechó para conversar con el gobernador de las Islas Vírgenes estadounidenses, Kenneth Mapp, al que agradeció su “compromiso”, que ha permitido empezar a reabrir las escuelas y comenzar a recibir cruceros de nuevo tras el azote del huracán María.

 

 

Copyright © 2018 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·