Renuevan el Programa de Salud Infantil CHIP Por Seis Años

January 24, 2018 by · Leave a Comment 

Un breve cierre parcial del gobierno federal se resolvió el lunes 22 de enero, cuando el Senado y la Cámara de Representantes aprobaron una legislación que mantendrá el flujo de dólares federales hasta el 8 de febrero. La misma legislación financiará el Programa de Seguro de Salud Infantil (CHIP) durante los próximos seis años.

El presidente Donald Trump firmó la legislación la misma tarde del lunes.

El programa CHIP, que brinda cobertura a niños de familias que ganan demasiado para calificar para Medicaid —pero no lo suficiente para pagar un seguro privado— ha tenido apoyo bipartidista desde su inicio en 1997. Pero su renovación se convirtió en una moneda de cambio partidista en los últimos meses.

Técnicamente, los fondos para CHIP expiraron el 1 de octubre, aunque un proyecto de ley de gastos temporarios en diciembre le otorgó al programa $2.85 mil millones. Se suponía que esa suma alcanzaría para que los estados mantuvieran la cobertura de aproximadamente 9 millones de niños hasta marzo, pero algunos comenzaron a quedarse sin dinero casi de inmediato.

El Center for Children and Families de la Universidad de Georgetown estimó que 24 estados podrían enfrentar déficits de financiamiento de CHIP a fines de enero, poniendo en riesgo la cobertura de 1.7 millones de niños en 21 de esos estados.

El Programa de Seguro de Salud Infantil (CHIP) sera financiado durante los proxímos seis años, asegurando que 1.7 millones de niños en el país continúen teniendo seguro de salud.

Mientras tanto, ambas cámaras del Congreso habían estado en desacuerdo sobre cómo poner al programa en una base financiera más firme.

En octubre, pocos días después que expirara el financiamiento de CHIP, el Comité de Finanzas del Senado aprobó una extensión bipartidista de cinco años de fondos mediante una votación oral. Pero ese proyecto de ley no incluía una forma de pagar el costo estimado en ese momento, que era $8,2 mil millones.

En noviembre, la Cámara aprobó su propio proyecto de ley de financiamiento de cinco años, pero los demócratas se opusieron en gran medida porque habría compensado los fondos de CHIP con recortes al Medicare y a la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA).

Las perspectivas para un acuerdo sobre CHIP se iluminaron a principios de este mes cuando la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) volvió a estimar cuánto costaría la extensión de los fondos para el programa. En una carta al presidente del Comité de Finanzas del Senado, Orrin Hatch (republicano de Utah), el 5 de enero, el CBO dijo que los cambios en la atención médica realizados en el proyecto de ley de impuestos reducirían el costo a cinco años del programa de $8,2 mil millones a $800 millones: efectivamente una reducción del 90%.

El 11 de enero, el director del CBO, Keith Hall, le escribió al representante Frank Pallone (demócrata de New Jersey) que la renovación de los fondos de CHIP durante 10 años en lugar de cinco realmente ahorraría dinero al gobierno federal. “Las agencias estiman que promulgar tal legislación disminuiría el déficit en $6,000 millones durante el período 2018-2027?, dijo en la carta.

Eso facilitó que los republicanos incluyeran los fondos de CHIP en el último proyecto de ley de gastos. Pero enfureció a los demócratas, quienes habían prometido no votar por otro proyecto de ley de gastos a corto plazo hasta que el Congreso no abordara el tema de los hijos de inmigrantes traídos ilegalmente al país por sus padres de pequeños (conocidos como Dreamers).

El líder de la minoría del Senado Chuck Schumer (demócrata de Nueva York) dijo el domingo 21 que los republicanos “estaban usando a los 10 millones de niños en CHIP, manteniéndolos como rehenes de los 800,000 niños que eran Dreamers. Niños contra niños. Niños inocentes contra niños inocentes. Esa no es forma de operar en este país”.

Sin embargo, los republicanos dijeron que era todo lo contrario: que los demócratas retenían a CHIP como rehén al no votar por la ley de presupuesto. “No hay ninguna razón para que mis colegas emprendan su justa cruzada sobre inmigración en contra de su justa cruzada por CHIP”, dijo Hatch. “Esto es simplemente una cuestión de prioridades”.

El proyecto de ley no extiende los fondos para los centros de salud comunitarios, otro programa con fuerte apoyo bipartidista cuyo dinero se está agotando. Este debate tendrá que esperar por otro proyecto de ley.

 

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, un programa editorialmente independiente de la Kaiser Family Foundation, y la Heising-Simons Foundation.

Confundido Sobre Sus Opciones de Atención Médica?

November 16, 2017 by · Leave a Comment 

Con toda la plática y las noticias sobre los esfuerzos para poner fin a la Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA), también conocida como Obamacare, no sorprende que muchas personas estén confundidas sobre el futuro de su seguro de salud.

A principios de este mes, el Centro de Salud Familiar Arroyo Vista tomó medidas para terminar con la confusión al tomar una calle cerca de su clínica en Lincoln Heights para una feria de inscripción donde un equipo de Consejeros Certificados de Aplicación y Agentes explicaron que no solo los planes de seguro de salud aún están disponibles, están aceptando nuevos solicitantes.

Los consejeros ayudaron a individuos y familias a comprender sus opciones y verificaron su elegibilidad para los diversos planes que existen, incluido Medi-Cal para personas con ingresos más bajos y My Health L.A., un programa de salud para personas indocumentadas.

Todos los servicios son gratuitos y la información de los solicitantes es siempre confidencial.

“La feria de inscripción fue un gran éxito”, dijo Irene Holguín de Arroyo Vista. “La gente tenía preguntas y nuestros consejeros y agentes tenían respuestas y nuestros consejeros y agentes tenían respuestas para ellos”, dijo, agradeciendo al concejal Gil Cedillo y al L.A. Care Health Plan por su apoyo.

El periodo de inscripción en el seguro médico 2018 comenzó a principios del mes y continua hasta el 31 de enero del 2018. Las personas actualmente inscriptas en un plan de seguro médico deben volver a inscribirse en el mismo plan o seleccionar un nuevo plan de seguro médico antes de que finalice el periodo de inscripción. Si no lo hacen, podrían perder la cobertura.

Las personas deben inscribirse lo antes posible para asegurarse de que no haya demoras en sus beneficios, dijo Holguín, quien agregó que Arroyo Vista tiene asesores certificados de solicitudes disponibles para responder preguntas y brindar asistencia GRATUITA para inscripciones simplemente llamando al (323) 254-5221. El equipo de alcance comunitario de Arroyo Vista también está disponible para brindar presentaciones comunitarias gratuitas sobre Covered California, Medi-Cal, My Health L.A. y otros planes de salud.

Y todos los días, en cada clínica, los proveedores de atención medica dedicados están disponibles para responder preguntas sobre todos los servicios y programas ofrecidos en los cinco centros de salud de Arroyo Vista, con ubicaciones en Highland Park, Lincoln Heights, El Sereno y en Westlake. Para obtener más información, llame al (323) 254-5221.

Latinos, Grupo Étnico con Menos Seguros de Salud en CA

November 2, 2017 by · Leave a Comment 

Aunque las personas sin seguro de salud en California disminuyeron de 15.5 por ciento en 2013 a 8.5 por ciento en 2016, más del 60 por ciento de quienes aún no tienen seguro médico son latinos, afirma un reporte presentado el martes.

El informe recoge los resultados de la California Health Interview Survey (Encuesta de la Entrevista de Salud de California, CHIS por su sigla en inglés), elaborada por el Centro para la Investigación de Políticas de Salud de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

“Más de 60 por ciento de aquellos que no tienen seguro son latinos”, afirmó el martes Ninez Ponce, investigadora principal de la Encuesta y subdirectora del Centro.

“Ellos han permanecido en el fondo de la pirámide de los servicios de salud”, dijo Ponce en la presentación del estudio.

El análisis señaló que, aunque la proporción de latinos menores de 65 años que no tienen seguro “se redujo casi en la mitad”, los hispanos continúan siendo el grupo más propenso al no tener seguro de salud en comparación con otros.

En 2013, 21.4 por ciento de latinos no estaban asegurados, porcentaje que se redujo significativamente a 12.3 por ciento en 2016, pero que no ha sido suficiente para que los latinos sean la población menos protegida.

Los residentes indocumentados constituyen el 37.4 % de aquellos que no tienen seguro médico o no son elegibles para Medi-Cal, el programa de salud de California para personas de bajos ingresos o con discapacidades.

Sobre el aumento de personas amparadas por Medi-Cal a través de la ley de Salud Asequible (ACA), Todd Hughes, director de CHIS, señaló el riesgo de pérdida si se suspenden los subsidios o ACA se acaba.

“Muchos niños y adultos asegurados recientemente por la expansión de Medi-Cal por ACA están en riesgo de perder el cuidado de salud si se reducen los subsidios o se permite que el programa languidezca”, afirmó el martes Hughes.

Los analistas destacaron que la cobertura de Medi-Cal a través de ACA es especialmente importante en cuatro condados rurales.

En los condados de Fresno, Siskiyou, Tehama y Tulare, el servicio de salud subsidiado cubre entre 33.3 por ciento y 45 por ciento de la población, destacó el informe.

Senado Aprueba Ley que Permite a Indocumentados Acceso a Covered California

June 9, 2016 by · Leave a Comment 

El Senado de California aprobó la semana pasada una norma que abre una vía para que los inmigrantes indocumentados puedan comprar planes de salud en el mercado estatal, Covered California.

La SB10, que ya había sido aprobada por la Asamblea estatal y queda ahora a expensas de la firma o el veto del gobernador, permite que una persona indocumentada que resida en California pueda comprar seguros de salud en el mercado promovido por la reforma sanitaria emprendida por el presidente Barack Obama.

“Es inmoral discriminar contra alguien basándose en donde nació”, afirmó el jueves pasado el senador Ricardo Lara, autor de la norma.

Aunque los indocumentados pueden comprar en la actualidad seguros de salud en los mercados privados, los defensores de la medida argumentan que ahora este grupo puede acceder al mercado de salud estatal, y además facilita el acceso de las familias “de estatus mixto”, donde hay ciudadanos o residentes legales y miembros indocumentados.

“Más allá del simbolismo importante de inclusión, esta propuesta ofrecerá un beneficio práctico para muchas familias de California con un estatus de inmigración mixto, que podrán comprar cobertura conjuntamente aún si en la misma familia hay miembros que son elegibles para los subsidios y otros que no”, enfatizó Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access California.

Cynthia Buiza, directora ejecutiva del Centro de Políticas de Inmigración de California consideró los beneficios de la medida para las familias inmigrantes.

“Con uno de cada seis niños en California creciendo con al menos un padre indocumentado, será importante para todos los miembros de la familia tener un portal para buscar opciones de cobertura en el mercado de nuestro estado”, dijo Buiza.
Varias organizaciones como NumbersUSA, que se opone a la inmigración indocumentada, se han manifestado en contra de la medida argumentando que es innecesaria y busca otorgar un beneficio legal a los indocumentados.
Además de la firma del gobernador, para que la exención se aplique hace falta que el gobierno federal autorice a los indocumentados a comprar los seguros de salud en estos mercados.

El Desafío de la Salud en Hogares Con Estatus Mixtos

June 9, 2016 by · Leave a Comment 

La residente de Huntington Park Stephanie Martínez tenía sólo cinco años de edad cuando sus padres la trajeron a vivir a EE.UU. como indocumentada. Ahora a sus 23 años, ella es una de las aproximadamente 853.000 personas en el país que tienen un estatus temporal cuasi-legal a través de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) promulgada por el presidente Obama en 2012.

También hoy en día ella tiene un seguro de salud, pero al igual que muchos en su situación el camino hacia la cobertura estuvo lleno de obstáculos complicado por el estatus mixto de inmigración de su familia y un ingreso familiar combinado considerado demasiado alto para calificar para los subsidios de salud, pero demasiado bajo para pagar un seguro privado.

Read this article in English: Dreamers in Search of Affordable Health Care

Bajo DACA, los jóvenes entre 16 y 31 años de edad que fueron traídos al país ilegalmente cuando eran niños pueden evitar temporalmente la deportación y trabajar legalmente en EE.UU. siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos, como asistir o terminar la preparatoria y pasar una prueba de antecedentes criminales.

Para muchos que han calificado hay un sentido de normalidad, de no vivir más bajo la sombra de la sociedad, a menos que al igual que Stephanie vivan en un hogar de “estatus mixto”, donde algunos miembros de la familia son ciudadanos, residentes legales, o beneficiarios de DACA, pero otros son indocumentados.

Cuando fue promulgada en 2014, la Ley de Asistencia Asequible (ACA)—también conocida como Obamacare—los beneficiarios de DACA, comúnmente conocidos como “soñadores”, y los inmigrantes indocumentados quedaron explícitamente excluidos para comprar cobertura de salud a través de los planes patrocinados por el gobierno ni a recibir créditos tributarios de primas u otros ahorros en el mercado.

“Es política,” dijo a EGP Gabrielle Lessard, abogada de política de salud con el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, explicando que la Administración Obama sabía que se enfrentaría a una reacción violenta si se permitiera a los indocumentados y beneficiarios de DACA participar en el programa, pese a que pagan impuestos, los mismos que ayudan con subsidios a la cobertura.

A su corta edad, Stephanie no estaba preocupada por no tener seguro de salud; después de todo, es joven y saludable. Sin embargo, no se podía decir lo mismo de su padre Álvaro Martínez, quien sufre de diabetes y necesita atención médica constante. Él enfrenta una lucha para obtener atención médica asequible debido a su estatus de indocumentado.

La familia Martínez es considerada una familia de estatus mixto donde los padres son indocumentados y los hijos son beneficiarios de DACA. (Cortesía de Stephanie Martínez)

La familia Martínez es considerada una familia de estatus mixto donde los padres son indocumentados y los hijos son beneficiarios de DACA. (Cortesía de Stephanie Martínez)

Así que el año pasado, cuando el padre de Stephanie le pidió que solicitara cobertura de salud para la familia a través del seguro de salud del estado, Covered California, ella aceptó  y llenó la solicitud en una feria de salud patrocinada por AltaMed.

Laura Ochoa coordinadora de mercadeo, trabaja en el programa de AltaMed “Soñadores y Medi-Cal” que revisa si beneficiarios de DACA son elegibles para el programa de Medi-Cal del estado para familias de bajos ingresos, incluyendo a beneficiarios de DACA que pudieran calificar para la cobertura bajo el reconocimiento del estado de individuos que se encuentran residiendo permanentemente en EE.UU. protegidos por la ley de color (PRUCOL por sus siglas en inglés), una categoría de elegibilidad para beneficios públicos creado por los tribunales.

Según los funcionarios de inmigración de EE.UU., “un individuo puede ser elegible para Medicaid (Medi-Cal), si es un extranjero que reside en EE.UU. con el conocimiento y permiso del Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) y el INS no contempla exigir la salida del extranjero”, como es el caso de los beneficiarios de DACA.

Los destinatarios de DACA de California y Nueva York cumplen con la norma PRUCOL, dijo Lessard.

Algunos requisitos para calificar para el Medi-Cal de California para los beneficiarios de DACA incluye que tengan un permiso de trabajo válido, un número de seguro social, identificación y prueba de sus ingresos, dijo Ochoa.

Pero el caso de Stephanie era más complicado. Los ingresos combinados de la familia de $46,000 superó el máximo nivel de pobreza federal (FPL) del 138%, o $33.534 al año para una familia de cuatro. Su estado migratorio mixto—sus padres son indocumentados—también hizo que la cobertura de grupo a través del mercado de salud fuera poco probable. El seguro privado es demasiado caro, dijo Stephanie.

Un estudio realizado por el Dream Resource Center del UCLA Labor Center encontró que uno de cada diecisiete niños en EEUU viven en hogares de estatus mixto migratorio.

“Las familias de estatus mixto son un grupo demográfico que crece en Estados Unidos” y su resultado de salud proporciona información sobre el futuro de la salud de la población de EEUU, de acuerdo al estudio “Sin Papeles y Sin Seguro; Un informe de cinco partes sobre jóvenes inmigrantes y la lucha por cuidados de salud en California”.

Stephanie estudia en el Colegio de Santa Mónica y trabaja a tiempo parcial. Dice que es todavía depende de su familia en necesidades básicas como comida y techo.

Según Ochoa, la mejor opción para Stephanie era aplicar como un individuo. Ella dijo que los estudiantes que ganan alrededor de $10.000 podrían calificar para Medi-Cal incluso si sus padres los reclaman como dependientes.

“Si son estudiantes de medio tiempo y trabajadores de medio tiempo, lo más probable es que son elegibles”, agregó.

A principios de este año Stephanie aplicó de nuevo pero esta vez sola y fue aprobada para la cobertura de Medi-Cal mediante L.A. Care Health Plan comenzando el primero de junio.

Stephanie Martinez revisa los documentos que recibió de Medi-Cal (EGP foto por Jacqueline García)

Stephanie Martinez revisa los documentos que recibió de Medi-Cal (EGP foto por Jacqueline García)

Mientras exploraban opciones para la familia, Stephanie también descubrió que el Sr. Martínez califica para la cobertura mediante el programa Capacidad de Pago (ATP) del condado de Los Ángeles, que ofrece servicios de salud asequibles para los residentes del condado de LA que no califican para planes de Medi-Cal, Medicare o Covered California independientemente de su situación migratoria.

El programa es gratis para “individuos con ingresos iguales o menores de $1.367 por mes” y tiene una “[opción] de bajo costo para las personas con ingresos por encima de $1.367 por mes”, como es el caso del Sr. Martínez.

Los solicitantes de ATP sólo pagan por el mes que visitan el hospital o sus clínicas asociadas. Los servicios incluyen visitas al médico y de emergencia, pruebas y medicamentos, explica la página de Internet de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles.

El estudio “Sin Papeles y Sin Seguro”, afirma que la salud de los californianos indocumentados es crucial para el bienestar del estado.

Los investigadores recomiendan expandir ACA a todos los californianos sin importar su estatus migratorio o nivel de ingresos.

“No hay tal cosa como la salud individual; toda la salud es pública y común”, afirma el estudio.

El proyecto de ley SB 10, la exención de la salud para todos, del senador estatal Ricardo Lara, fue recientemente aprobada por los legisladores del estado y podría permitir que los inmigrantes indocumentados compren cobertura de salud a través del mercado de Covered California, pero requeriría primero la aprobación federal.

Martínez le dijo a EGP que ella esta contenta ahora tiene un seguro de salud, pero todavía se preocupa por los problemas de salud de su padre. “Él tiene más necesidad que yo”, dijo.

 

La serie de tres partes fue producida como un proyecto para California Health Journalism Fellowship, un programa del Centro de Periodismo de la Salud de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo de USC Annenberg.

 

Para leer Parte 1:  DACA y Obamacare: ¿Quién Califica?

Para leer Parte 3: ¿Vale la pena la SB10? ¿Qué es una exención?

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

Votantes Esperan que Candidatos Presidenciales Tengan Un Plan para el Seguro Social, Revela AARP

April 21, 2016 by · Leave a Comment 

AARP reveló recientemente en una encuesta que ocho de cada diez posibles votantes opinan que tener un plan para el Seguro Social es un requisito básico para el liderazgo presidencial. La encuesta de los votantes muestra también que casi el 40% no están satisfechos con sus ahorros para la jubilación, y a casi la mitad de los votantes (un 49%) les preocupa no poder alcanzar sus metas financieras en los próximos cinco años. Cuatro de cada diez (un 40%) todavía no saben con certeza por cuál candidato presidencial votarán en las elecciones generales del 2016.

“La mayoría de los votantes hispanos de 50 años o más dijeron que el liderazgo es un atributo muy importante en un presidente”, dijo la vicepresidenta de Liderazgo Multicultural de AARP, Yvette Peña. “Contar con un plan para que el Seguro Social sea financieramente sólido y adecuado es una prueba de cómo liderarán los candidatos. Con tantos votantes mayores indecisos, los candidatos que no les comuniquen su plan a los votantes sobre el Seguro Social lo hacen bajo su propio riesgo”.

Entre los votantes hispanos, ocho de cada diez (un 86%) piensan también que es muy importante que los candidatos presidenciales indiquen sus planes para actualizar el Seguro Social para las generaciones futuras. Este fue el caso entre todos los partidos, pues el 78% de los votantes demócratas, el 76% de los republicanos y el 77% de los independientes quieren ver un plan.

Esto también resultó ser cierto entre los afroamericanos y los hispanos: el 87% de los votantes afroamericanos y el 83% de los votantes hispanos quieren ver un plan.

Más de la mitad de los votantes encuestados (un 55%) sienten ansiedad financiera, y opinan que la economía nacional ha tenido un rendimiento bajo. Sólo un cuarto de los votantes (un 26%) están muy satisfechos con su situación financiera, mientras que casi tres de cada diez (un 29%) están muy o algo insatisfechos.

Entre los votantes latinos, el 43% están preocupados en alcanzar sus metas económicas y financieras. Menos de una cuarta parte (un 22%) de los votantes están muy satisfechos con sus ahorros para la jubilación y casi cuatro de cada diez (un 37%) están algo o muy insatisfechos. Seis de cada diez (un 62%) sienten que el estancamiento en Washington D. C. ha tenido un impacto en su situación financiera personal.

“La insatisfacción con el nivel de ahorro para la jubilación incrementa aún más la importancia de que los candidatos presidenciales expresen su postura sobre el Seguro Social”, agregó Peña. “Si nuestros líderes no actúan, los futuros jubilados podrían perder hasta $10,000 al año en beneficios del Seguro Social”.

A finales del año pasado, antes de que empezaran las primarias presidenciales, AARP lanzó Take a Stand (Tomen una posición), una campaña nacional de responsabilidad que exige, en nombre de todos los votantes, que los candidatos presidenciales expresen con claridad sus planes para actualizar el Seguro Social.

AARP espera que cada candidato presidencial explique sus planes para convertir el Seguro Social en un sistema financieramente sólido de modo que las generaciones presentes y futuras puedan recibir los beneficios que se han ganado.

Para obtener más información, visite aarp.org/votantes50+. 

Febrero 6 es la Nueva Fecha Límite para Inscripción de Seguro de Salud

February 4, 2016 by · Leave a Comment 

La comunidad hispana y las autoridades sanitarias de California apuran las horas para sumar aplicaciones de hispanos para el seguro de salud estatal, cuyo plazo de inscripción vencía el 31 de enero, pero se ha extendido para completar este proceso hasta el 6 de febrero.

“Queremos alentar a la comunidad latina a inscribirse lo más pronto posible en un plan de salud económico y de calidad de Covered California”, aseguró el domingo en declaraciones a Efe Lizelda López, portavoz de Covered California.

Las autoridades anunciaron el pasado viernes que han ampliado el plazo para completar la inscripción hasta el sábado 6 de febrero, para lo cual es necesario que el solicitante pida una cita con un agente o asesor certificado de Covered California, o también para quienes deseen continuar con los tramites de la solicitud de inscripción si se iniciaron antes de la media noche del 31 de enero.

“Si [empezaste] antes del domingo, nuestros representantes del Centro de Servicios y reclutadores certificados te ayudarán a cruzar la línea de meta para el día 6 de febrero”, aseguró Peter V. Lee, director ejecutivo de Covered CA.

La población hispana es la de menor participación en planes de salud a través de la Ley de Cuidado Asequible de la Salud (ACA) y de Covered California, el programa estatal.

Por ello, California busca que a los 270.000 hispanos que se habían inscrito ya a la iniciativa antes de junio de 2015, se sumen más durante el actual periodo de registro.

Según López, la campaña de difusión ha dado frutos entre la población general. A pesar de que aún no se tienen datos específicos sobre la comunidad latina, en la última semana el número de inscritos aumentó de manera considerable.

Hasta el pasado miércoles, más de 329.000 personas se sumaron al programa de cobertura médica ofrecido a través de Covered CA, mientras que 148.000 adquirieron un seguro dental.

“Hemos hecho todo lo posible por informar a la comunidad latina, en inglés y español, sobre la opción de comprar un buen plan de salud con ayuda financiera del gobierno federal para pagar las cuotas mensuales”, explicó López.

Las autoridades insistieron en que las familias con bajos recursos económicos recibirán fondos y ayudas para acceder a un seguro.

A su vez, quienes opten por no asegurarse serán multados cuando presenten la declaración de la impuestos este año. La cantidad a pagar será la mayor de dos posibles escenarios: la aplicación de un 2.5 por ciento sobre los ingresos familiares anuales, o una sanción de 695 dólares por adulto y 347.5 por menor hasta un máximo de 2.085 por hogar.

Las autoridades de salud además recalcaron que los inmigrantes indocumentados pueden inscribirse en los planes de Covered CA sin temor a que su información personal sea compartida con agencias federales o estatales migratorias.

Califoria se Enfoca en Latinos y Afroamericanos en la Nueva Ronda de Obamacare

November 5, 2015 by · Leave a Comment 

En su tercer periodo de inscripción que comenzó el primero de noviembre, Covered California todavía enfrenta grandes desafíos para registrar a afroamericanos y latinos.

“Sabemos que nos hemos quedado cortos con los que se han inscrito hasta ahora”, dijo Peter Lee, director ejecutivo de Covered California, el mercado de salud del estado. “Queremos estar seguros de llegar a aquéllos que todavía no tienen seguro”, agregó durante una reunión sobre el mercado y los planes para darlo a conocer.

Alrededor de 2.4 por ciento de los cerca de 1,3 millones de inscritos son afroamericanos, sólo la mitad de los afroamericanos que se consideran elegibles para recibir subsidios, por su nivel de ingresos. Otro 30 por ciento son latinos; 37 por ciento de los cuales son considerados elegibles para subsidios, de acuerdo a datos de Covered California.

En contraste, la inscripción de blancos no hispanos y asiáticos ha excedido las proyecciones de elegibilidad, lo que significa que Covered California ha llegado mejor a estos grupos. Los datos de inscripción estatales no son exactos, porque más de un cuarto de los inscritos no informa sobre su etnia.

Cerca del 55 por ciento de las 32,3 millones de personas que a nivel nacional todavía no tienen seguro son personas de color, incluyendo 34 por ciento que se identifican como hispanos/latinos y el 14 por ciento que se identifica como negro, de acuerdo con datos de la Fundación Familiar Kaiser (KFF).

En California, alrededor de 2,2 millones de personas permanecen sin seguro pero son elegibles para el Medi-Cal o para los planes de seguro de Covered California, dijo Lee. Suelen ser latinos o afroamericanos, y más jóvenes y ligeramente más ricos que los afiliados actuales, y podrían haber clasificado para los subsidios o el Medi-Cal, la versión estatal del Medicaid.

Las explicaciones sobre las razones de la desproporcionadamente baja inscripción de latinos y afroamericanos que son elegibles varía. “Tenemos gente que no confía en el gobierno”, dijo Dan Daniels, director del área costera de la Conferencia del Estado de California de la NAACP, que supervisa el alcance de la Ley de Cuidado de Salud en su región.

Daniels también citó las actitudes de los “jóvenes invencibles”, que son lo suficientemente sanos como para pensar que no necesitan cobertura y que pueden pagar la multa mandatoria por no tener seguro médico. La penalidad en el 2016 se incrementará a $695 por persona o el 2.5 por ciento del ingreso, lo que sea más alto.

Entre los latinos que son residentes legales, existe el miedo  de que aplicar para el seguro de salud a través de Covered California pondrá en peligro el estatus migratorio de otros miembros de la familia, dijo Larry Levitt, vicepresidente senior de KFF. Y la asequibilidad sigue siendo una preocupación inminente para las personas de color de mayores ingresos, que pueden no ser elegibles para los subsidios o para el Medi-Cal.

Por ejemplo, Kemisha Roston, una abogada contratista de 38 años de Riverside, dijo que ella hace mucho dinero como para calificar para estos programas, pero no lo suficiente como para solventar las primas de los seguros no subsidiados de Covered California —que alcanzan los $300 por mes—, mientras ella paga la deuda de la universidad.

“Estoy viviendo de cheque en cheque, porque el mercado de abogados está muy saturado”, contó Roston. “Mi salud es bastante buena ahora, por lo que no necesito ir al doctor. Cuando tengo que ir, voy a clínicas gratuitas o a Planned Parenthood. Estoy consternada porque si algo me pasara no tengo seguro”.

El mercado ha gastado más dinero en marketing y difusión que otros mercados, con menos que mostrar, dijo Héctor De la Torre, director ejecutivo del Transamerica Center for Health Studies.

“Tienes estos desafíos en estas comunidades y lleva más que un comercial de TV para que tomen conciencia de lo que tienen que hacer, no es algo que se logre en 30 segundos”, dijo De la Torre, refiriéndose a la necesidad de educar a la gente sobre el valor básico del seguro de salud. “Ahí es donde Covered California no ha hecho todo lo que podía para llegar a estas personas. Es un esfuerzo de comunicación que debe hacerse cara a cara”.

Covered California ha destinado cerca de $50 millones para mercadeo, y otros $13 millones para los navegadores, los consejeros capacitados que ayudan a las personas a aprender sobre el mercado de seguros y a inscribirse para tener cobertura. El mercado va a lanzar campañas enfocadas en los latinos y afroamericanos. El periodo de inscripción abierta de Covered California termina el 31 enero del 2016.

Kaiser Health News es un programa editorial independiente perteneciente a la Fundación Familiar Henry J. Kaiser.

Más de 850,000 Latinos Inscritos en Medi-Cal Desde Enero de 2014

July 30, 2015 by · Leave a Comment 

Más de 850,000 hispanos en California se han inscrito en el seguro médico subsidiado estatal Medi-Cal, tras la implementación de la Ley de Cuidados de Salud (ACA en inglés), el 1 de enero de 2014, según confirmó a Efe el Departamento de Servicios de Cuidados de Salud (DHCS, en inglés).

“En este momento tenemos más de 5.8 millones de hispanos inscritos en Medi-Cal, que es la versión californiana del programa nacional de Medicaid”, señaló Anthony Cava, portavoz del DHCS, quien agregó que desde la puesta en marcha de ACA, conocida también como Obamacare, se han registrado unos 850,000 hispanos.

Los casi seis millones de latinos que cuentan ya con cobertura médica en el estado dorado representan aproximadamente el 48% de la población total de Medi-Cal, según el funcionario, quien aclaró que la institución no dispone de “proyecciones previas de cuántos hispanos se inscribirían en Medi-Cal como resultado de ACA”.

Del total de hispanos registrados en el seguro subsidiado, la entidad calcula que casi tres millones son niños hispanos.

Cava también recordó que los inscritos en Medi-Cal tiene acceso a cuidados de salud “económicos” y de “alta calidad”, que incluyen atención médica, dentista, salud mental y tratamiento y apoyo para combatir el abuso de sustancias.
Medi-Cal está disponible para los individuos que residen legalmente en California y pueden demostrar que tienen ingresos económicos bajos o que carecen de los medios para costearse un seguro médico.

Las personas cuyos ingresos superan el 138% del nivel de pobreza federal deben buscar un seguro médico a través de Covered California y, dependiendo de su salario, pueden incluso recibir subvenciones del gobierno.

A finales de 2014, el senador demócrata Ricardo Lara presentó un proyecto de ley (SB-4) para extender la cobertura médica en California a una parte de la población de inmigrantes indocumentados, que quedaron excluidos de los beneficios de la reforma federal de salud (ACA).

La iniciativa daría acceso a Medi-Cal a niños indocumentados y permitiría que algunos adultos adquirieran seguros médicos a través Covered California, sin recibir subvenciones del gobierno.

Aunque la medida ya recibió el visto bueno del Senado, debe ser aprobada por la Cámara de Representantes estatal y obtener la firma definitiva del gobernador de California, Jerry Brown.

 

Iniciativa de Cobertura Médica para Indocumentados a Punto de Convertirse en Ley

June 4, 2015 by · Leave a Comment 

El senado de California aprobó el martes, en una votación histórica, la ley “Health for All Act” (Salud Para Todos), una medida que permitirá que más de un millón de inmigrantes indocumentados puedan inscribirse en diversos programas especiales para recibir cobertura sanitaria.

La iniciativa, cuyo principal impulsor es el senador por Bell Gardens, el demócrata Ricardo Lara, permitirá a los inmigrantes obtener cobertura médica equivalente al que otorga Medi-Cal.

“La votación de hoy [martes] es un paso transformativo y decisivo hacia delante en el camino para lograr una sanidad para todos”, aseguró Lara en un comunicado.

“En el último año he trabajado para redactar una ley que sea realista, equilibrada y fiscalmente prudente, a la vez que se lograba nuestro objetivo de expandir el acceso médico para algunas de nuestras comunidades más vulnerables”, agregó el hijo de inmigrantes indocumentados.

Con 28 votos a favor y 11 en contra, la luz verde a esta medida llega tras una semana de intenso debate entre los legisladores, que rechazaron la propuesta original que contemplaba que el estado subsidiaria el acceso a Medi-Cal para indocumentados.

“Es una excelente iniciativa y muy adecuada de parte del senado, aunque aún tiene que pasar la asamblea”, aseguró a Efe Salvador Sanabria, director ejecutivo de El Rescate, una organización proinmigrante sin ánimo de lucro con sede en Los Ángeles.

“Que los inmigrantes sean incluidos en estos programas de salud o preventivos es un reconocimiento al papel clave que tienen en la sociedad y economía californiana”, agregó Sanabria.

La medida permitirá la inscripción de adultos con bajos ingresos a programas especiales similares a Medi-Cal, mientras que todos los menores indocumentados podrán inscribirse directamente en Medi-Cal.

Los adultos con ingresos superiores tendrán la posibilidad de adquirir seguros médicos no subvencionados a través del programa de Covered California.

Para que este programa prospere, deberá contar con la autorización del Gobierno federal.

Next Page »

Copyright © 2018 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·