Congreso Vuelve al Trabajo con DACA y el Techo de Deuda Como Temas Pendientes

December 2, 2017 by · Leave a Comment 

El Congreso regresa esta semana al trabajo tras un breve receso con una nutrida lista de asuntos pendientes, desde una solución para el programa migratorio DACA hasta la subida del techo de deuda pasando por la reforma tributaria que quiere sacar adelante el presidente Donald Trump.

Este martes, Trump se reunirá con el liderazgo demócrata y republicano del Congreso con el objetivo de acercar posturas para subir el techo de deuda antes del 8 de diciembre, cuando expiran los fondos actuales, y evitar así un fatídico cierre de Gobierno como el de 2013.

La última reunión entre Trump y el liderazgo político del Congreso, celebrada en septiembre, resultó en una gran victoria para los líderes de la minoría demócrata en el Senado y la Cámara de Representantes, Chuck Schumer y Nancy Pelosi, que consiguieron que el presidente aceptara sus propuestas.

Salieron derrotados de esa reunión los líderes republicanos en el Congreso, Mitch McConnell y Paul Ryan, quienes han mantenido una tensa relación con Trump y, ahora, buscan reconciliarse con el presidente mediante la aprobación de una reforma fiscal, la más profunda desde la década de 1980.

Trump, por su parte, busca anotarse antes de fin de año una victoria legislativa que le permita resarcirse de los intentos fallidos por derogar la ley sanitaria del expresidente Barack Obama.

“El proyecto de reforma fiscal está progresando muy bien, gran apoyo”, aseguró el lunes Trump en su perfil de Twitter.

La Cámara de Representantes ya aprobó este mes su versión de la reforma tributaria y, esta semana, el debate pasa al Senado, donde los republicanos tienen una mayoría más estrecha y podrían enfrentar más dificultades para sacar adelante su propuesta.

Además, el debate en el Senado puede complicarse porque su iniciativa incluye una enmienda ligada a la reforma sanitaria de Obama y con la que los conservadores pretenden acabar con una provisión que obliga a contratar un seguro médico, algo que ya ha generado inquietud entre algunos senadores.

Mientras tratan de aprobar su reforma fiscal, los republicanos deberán llegar a un pacto con los demócratas para financiar, al menos a corto plazo, el Gobierno más allá del 8 de diciembre.

Los republicanos necesitan el apoyo de los demócratas y, por ello, Pelosi y Schumer aprovecharán para exigir una solución para los 800.000 jóvenes indocumentados que llegaron a EEUU de niños, conocidos como “soñadores”, y que lograron frenar su deportación gracias al plan DACA, proclamado en 2012 por Obama.

Trump anunció el 5 de septiembre el fin de programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), pero pidió al Congreso que aclarara la situación de los jóvenes “soñadores” en un plazo de seis meses, es decir, antes del 5 de marzo de 2018.

A pesar de las peticiones del ala más progresista de la bancada demócrata, Pelosi y Schumer han evitado amenazar directamente con cerrar el Gobierno si no se alcanza un acuerdo legislativo para DACA, pero han prometido que salvarán el programa de Obama antes de salir de vacaciones.

Varios republicanos moderados también han pedido al liderazgo de su partido que negocie para alcanzar una solución.

En esa legislación migratoria, Trump quiere incluir fondos para financiar su “gran muro” con México y para contratar a más agentes fronterizos, así como un sistema para agilizar la expulsión de menores centroamericanos y limitar la concesión de visas mediante un sistema de méritos.

Por otro lado, en las próximas semanas, el Congreso deberá llegar a un acuerdo para financiar un programa de salud que beneficia a 9 millones de niños sin recursos y, además, debe determinar cuánto dinero envía a las zonas afectadas por los recientes huracanes e incendios.

La Casa Blanca ha propuesto un paquete de ayuda de 44.000 millones de dólares para Texas, Florida, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EEUU, pero los demócratas y algunos legisladores republicanos ya han considerado que esa partida es demasiado pequeña y que se necesitan más fondos para impulsar una recuperación rápida.

El último de los asuntos pendientes es un programa de espionaje que permite a EEUU interceptar comunicaciones de extranjeros fuera del país y que expira el 31 de diciembre, por lo que para seguir en activo necesita la autorización del Congreso.

CA Destinará Fondos para Beneficiarios de DACA

September 14, 2017 by · Leave a Comment 

Los líderes legislativos de California anunciaron el martes un acuerdo con el gobernador del estado, Jerry Brown, para destinar 30 millones de dólares para ayudas a los beneficiarios de la Acción Diferida (DACA).

La decisión de los legisladores californianos busca ayudar a los jóvenes “soñadores” que perderán su permiso de trabajo y su protección después de que la Administración del presidente Donald Trump anunciase la cancelación del programa en marzo de 2018.

“No permitiremos que un hombre con tendencias xenófobas socave los años de progreso que hemos hecho en California para integrar a estos jóvenes adultos en nuestra sociedad y nuestra economía”, declaró el martes el presidente del Senado, el demócrata Kevin de León, al hacer el anuncio.

Bajo el programa Una California, se administrarán 20 millones de dólares para subsidiar servicios legales de inmigración para los beneficiarios de DACA y otros 10 millones serán dirigidos a centros de educación universitaria pública.

“Los nuevos fondos para servicio de DACA que estamos adicionando al presupuesto ofrecerán respuestas y ayuda a los jóvenes californianos para permanecer en el único país que conocen”, declaró el martes el presidente de la Asamblea, el demócrata Anthony Rendón.

Siete de los diez millones de dólares de ayuda financiera para estudios universitarios serán asignados a los Colegios Comunitarios de California, dos millones de dólares serán administrados por la Universidad Estatal de California a través del programa Préstamos de Sueño y un millón irá a través del mismo fondo a la Universidad de California.

“A Donald Trump puede gustarle el caos. Estos chicos no merecen eso”, concluyó Rendón.

Según un análisis del Instituto de Política Pública de California (PPIC), en California residen cerca de 223,000 beneficiarios del DACA, más de un cuarto del total nacional, y la entidad calculó que aproximadamente 70,000 soñadores estudian en universidades públicas de California.

Trump fracasa de nuevo en su intento por acabar con Obamacare

July 20, 2017 by · Leave a Comment 

WASHINGTON – Los republicanos del Senado no han logrado ponerse de acuerdo para encontrar un reemplazo a la ley sanitaria que impulsó el expresidente Barack Obama, pero tampoco son mayoría aquellos que quieren optar por derogarla sin alternativa, como pretende el presidente, Donald Trump.

La incapacidad de los senadores republicanos para encontrar un consenso alrededor de esta cuestión supone el mayor fracaso legislativo del presidente en los casi seis meses que lleva al frente de la Casa Blanca, ya que tumbar el sistema sanitario de Obama fue una de sus grandes promesas de campaña.

En la noche del lunes, otros dos senadores republicanos sumaron su negativa al proyecto de ley presentado la semana pasada para revocar y reemplazar la conocida como “Obamacare”, por lo que los votos no daban para su aprobación en el pleno y el líder de la mayoría conservadora, Mitch McConnell, anunció que abandonaba esos esfuerzos.

Sin embargo, McConnell indicó que sometería a voto un proyecto que sí logró el consentimiento de la Cámara Alta en 2015, y que fue vetado entonces por Obama, con el objetivo de derogar la ley sanitaria y darse un plazo de dos años para lograr un nuevo proyecto alternativo.

Esa propuesta, cuyos efectos, según la oficina de presupuesto no partidista del Congreso (CBO, en inglés), tendría aun efectos más devastadores sobre el acceso a la salud que los proyectos de ley debatidos hasta la fecha, al dejar sin seguro médico a 18 millones de estadounidenses en apenas un año.

La derogación total y limpia de la ley sanitaria de Obama era el objetivo de los ultraconservadores, sin embargo, los más moderados, en cuyos estados Obamacare ha ampliado el acceso a la salud de forma exponencial, no pueden permitirse el desmantelamiento del sistema, por lo que ya hoy han tumbado cualquier alternativa al respecto.

Es el caso de las senadoras Lisa Murkowski (Alaska), Susan Collins (Maine) y Shelley Moore Capito (Virginia Occidental), con cuyas negativas la derogación pretendida por Trump no tiene futuro alguno.

Aunque el multimillonario instó la pasada noche a la derogación sin alternativa, la imposibilidad de esa postura le ha llevado hoy a asumir que su propio partido no encuentra el camino para ello.

“Creo que probablemente estamos en la posición en la que dejaremos que Obamacare fracase, no nos vamos a responsabilizar, no me voy a responsabilizar”, dijo el mandatario al ser preguntado por los periodistas en un encuentro en la Casa Blanca.

“Dejaremos que Obamacare fracase y luego los demócratas vendrán a nosotros”, agregó.

La ley sanitaria de Obama ha tenido problemas en su implementación, falta de alternativas de seguros en algunos estados, y el incremento de los precios de los mismos por la falta de más oferta en otros casos, sin embargo, ha proporcionado acceso a la salud a más de 20 millones de personas desde su entrada en vigor en 2010.

Conscientes de sus falencias, los demócratas han tendido la mano a los republicanos para trabajar en políticas de mejora, siempre y cuando se mantenga la estructura y los principios de la ley, por la que por ejemplo las aseguradoras se ven obligadas a ofrecer servicios básicos, así como a no elevar los costes de las pólizas por enfermedades previas, algo que antes llevaba a muchas familias a la bancarrota.

“Es hora de seguir adelante, es hora de empezar de nuevo”, dijo hoy el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

“Los republicanos deben trabajar con los demócratas en un proyecto de ley que reduzca las primas, proporcione estabilidad a largo plazo a los mercados y mejore nuestro sistema de salud”, reiteró.

Schumer, veterano senador por Nueva York, también rechazó la afirmación del Partido Republicano de que los demócratas no han estado dispuestos a trabajar con ellos sobre la ley sanitaria, argumentando que Trump, junto con los líderes republicanos en la Cámara y el Senado, comenzaron el debate político rechazando la entrada de los demócratas.

Lo cierto es que los republicanos no celebraron audiencias sobre su propuesta sanitaria como suele ser el procedimiento, de manera que los demócratas no tuvieron opción de discutir los contenidos de los textos legislativos.

Acabar con Obamacare y los fondos que esta ley contempla para ayudar a las rentas más bajas y a los jubilados en sufragar sus seguros médicos era parte fundamental para ejecutar el siguiente objetivo del multimillonario: una reforma fiscal con grandes recortes impositivos para los más ricos.

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·