Beneficiarios de DACA Viajan a México Como Parte de Programa Universitario

July 6, 2016 by · Leave a Comment 

Un grupo de estudiantes indocumentados amparados bajo la Acción Diferida para los llegados en la infancia (DACA) viajarán fuera de los EE.UU. por primera vez. Gracias a un programa entre México y California, estos jóvenes podrán tener un contacto directo con la cultura y la realidad de sus raíces.

Con ansiedad y emoción, los jóvenes estudiantes de un curso académico de la Universidad Estatal de California Long Beach (CSULB), viajarán el próximo mes de julio a México. un lugar que muchos de ellos no conocen o ya no recuerdan.

Entre el grupo también hay estudiantes centroamericanos.

“Creo que van a tener un conflicto, pero será un conflicto bello al poder reconectarse con sus seres queridos”, señaló a Efe Alfredo Carlos Jerez, profesor de Ciencias Políticas y Estudios Chicanos de la universidad californiana, quien viaja con el grupo como profesor adjunto.

El curso es organizado por el catedrático de CSULB Armando Vázquez Ramos, junto con el Centro de Estudios California-México, y contempla un viaje a México como parte de la “experiencia académica”, según el catedrático, en donde los estudiantes mantendrán un “intercambio cultural” y participarán en diversas charlas con profesionales de ese país.

Los alumnos, además de asumir el coste del viaje, que asciende a cerca de $5.000 dólares, se comprometen a promover el programa a su regreso, en el mes de agosto.

“Estamos sembrando semillas, porque tienen un compromiso de regresar y abrir esta oportunidad para muchos”, resaltó Vázquez Ramos, tras poner de relieve la diversidad de los estudiantes que integran el grupo de 35 alumnos.

Para poder formar parte del programa en el país vecino, además de matricularse en el curso, los jóvenes deben ser beneficiarios del programa DACA y contar con aprobación del Gobierno para un permiso temporal de viaje fuera del país.

Vázquez aseguró que el grupo regresará al país legalmente y ello además marcará un punto de partida para cualquier proceso de legalización que emprenden de cara al futuro.

Un temor extendido en el grupo es cómo afrontar la diferencia cultural entre los que han crecido en EE.UU. y sus familiares en México, los cuales en muchos casos se han desarrollado en un entorno con menos oportunidades educativas.

Pero por encima de todo se respira expectación, como la que vive Fidel Gómez, que salió del Distrito Federal mexicano a los 14 años de edad, sólo y con muchos sueños, con el fin de ayudar a su familia desde EE.UU.

“Voy a regresar donde mi familia para verlos, darles un abrazo y decirles cuánto los he extrañado y contarles lo que he hecho”, declaró a Efe Gómez, que acaba de cumplir 31 años y estudia una maestría en Negocios Internacionales.

“Al final del día creo que fui el que sufrió más, pero creo que el sufrimiento valió la pena”, reconoció este joven beneficiario de DACA.

Para Carla Daniela Martínez, quien llegó con sus padres a los nueve meses de nacida, además de la emoción de volver a ver a su familia, el viaje tiene un interés académico y social.

“Voy a conocer cómo son los servicios en México para los sordomudos y los voy a implementar a mi regreso aquí, para los sordomudos que son indocumentados”, contó a Efe la joven fonoaudióloga.

Otra estudiante, que solo se identificó como “Gaby” y es estudiante de Antropología Cultural y Estudios Internacionales en CSULB, se suma al grupo con la meta de “implementar un programa similar” en su comunidad, además de querer profundizar en las relaciones comerciales entre México y Estados Unidos, según señaló a Efe.

El grupo de 35 “soñadores” partirán hacia México el 26 de julio y tienen programado regresar a Estados Unidos el 16 de agosto.

¿Vale la Pena la SB10? ¿Qué es una Exención?

June 16, 2016 by · Leave a Comment 

Nidia Torres dice que pagar una multa por no tener seguro de salud es injusto al no ser elegible para un plan asequible y no es fácil encontrar cobertura de salud cuando no se sabe  por donde comenzar.

Torres, 34, tiene el estatus de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), haciéndola elegible para un aplazamiento de la deportación y un permiso de trabajo, pero no para el seguro de salud a través de la Ley de Asistencia Médica Asequible (ACA)—también conocida como Obamacare—debido a su estatus cuasi-legal.

Read this article in English: Dreamers In Search of Affordable Health Care

Sin embargo, la medida estatal SB10—conocida como la Exención #Health4All—firmada por el gobernador Jerry Brown el viernes le podría abrir las puertas a la cobertura médica a ella y a otros beneficiarios de DACA y personas indocumentadas que actualmente están excluidos del Obamacare, puesto que no son considerados con presencia legal en el país.

Mientras que muchos celebran la legislación como un paso positivo hacia la inclusión de los inmigrantes, su impacto puede ser más simbólico que práctico, ya que no les da acceso a los subsidios que a menudo permiten que una cobertura sea asequible.

 

Exención #Health4All 

La SB10, escrita por el senador Ricardo Lara (D-Bell Gardens), permite a California pedir una exención federal para permitir que los inmigrantes indocumentados y los beneficiarios de DACA utilicen su propio dinero para comprar un seguro de salud a través de Covered California, el mercado de seguros en línea del estado. Bajo ACA, los estados pueden solicitar una exención para modificar provisiones de la ley basada en las directrices establecidas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

“Este proyecto de ley presenta una oportunidad histórica para que California se convierta en el primer estado en la nación para solicitar una exención federal”, dijo el senador Lara el viernes en un comunicado.

De ser aprobada, la exención de California no tendrá ningún impacto financiero en el gobierno federal porque la SB10 no permite que indocumentados ni beneficiarios de DACA reciban subsidios del gobierno que reducen el costo de las primas mensuales.

Sin embargo, los defensores lo ven como un paso importante hacia adelante, y Covered California estima que unas 50.000 personas adicionales—que ganan demasiado dinero para calificar para Medi-Cal—podrán comprar cobertura a través del mercado si la exención es aprobada.

Nidia Torres junto a su hija Jimena es beneficiaria de DACA. (Cortesía de Nidia Torres)

Nidia Torres junto a su hija Jimena es beneficiaria de DACA. (Cortesía de Nidia Torres)

Torres, quien es madre soltera de una niña y gana $23.000 al año, le dijo a EGP que su ingreso es considerado demasiado alto para calificar para Medi-Cal, pero no lo suficientemente alto como para adquirir un seguro médico por su cuenta.

“He estado queriendo ir al médico para un examen físico y me dijeron que cuesta alrededor de $100” porque no tengo seguro, le dijo a EGP, explicando que optó ir a una clínica comunitaria y hacer un solo pago en vez de tratar de pagar mensualmente por un seguro que tal vez no ocupe constantemente.

“No es que no quiera comprar la cobertura, pero es que no me alcanza”, le dijo a EGP.

La SB10 no le dará acceso a un plan asequible para su bolsillo.

El portavoz de Lara, Jesse Melgar le dijo a EGP que a pesar de que no habrá subsidios bajo la SB10, esta propuesta si lucha por atención de salud médica para todos.

Hay alrededor de 390.000 inmigrantes indocumentados que ganan demasiado para calificar para Medi-Cal, dijo Melgar. “De ellos, se estima que el 10% ganan más del 400% del FPL (límite de pobreza federal) que significa que no serían elegibles para ningún subsidio independientemente de su estatus migratorio”.

Reconocemos que la SB10 haría un cambio modesto pero “creemos que aun así el cambio es importante, más allá del simbolismo de la inclusión y de una política explícita de exclusión en el ACA”, Anthony Wright, director ejecutivo de Acceso a la Salud de California le dijo a EGP.

Con más del 70% de los californianos indocumentados en familias de estatus mixto, esto significa que muchos obtendrán subsidios, dijo Wright, citando dos ejemplos donde personas se beneficiarían al obtener acceso a Covered California.

El primero es una familia de tres; el niño recibe cobertura gratis de Medi-Cal, uno de los padres tiene cobertura con subsidio por alrededor de $50 al mes, y el otro paga alrededor de $250 al mes para una cobertura sin subsidio.

“Como familia, en sus ingresos, $300 podrían ser un esfuerzo, pero podría realizarse dependiendo como priorizan”, explicó.

El acceso a Covered California también beneficiaría a las personas que tienen los medios para pagar por la cobertura, como a los trabajadores contratados en el Silicon Valley que no tienen cobertura de salud patrocinado por el empleador, dijo Wright.

Residentes de Los Ángeles sin seguro médico tienen la opción de visitar clínicas comunitarias para recibir sus servicios de salud. (EGP foto por Jacqueline García)

Residentes de Los Ángeles sin seguro médico tienen la opción de visitar clínicas comunitarias para recibir sus servicios de salud. (EGP foto por Jacqueline García)

El portavoz de Covered California, Dana Howard le dijo a EGP que en la actualidad los inmigrantes indocumentados pueden comprar seguro médico privado, pero la aprobación de la SB10 beneficiaría a las familias de estatus mixtos haciendo “más fácil el comprar sus servicios [médicos] en un solo lugar”.

Sin embargo, en una entrevista con California Healthline, el agente de seguros Alex Hernández dijo que la gente no se apresura a comprar planes de salud, debido al alto costo.

Hernández calcula que una mujer en sus 20 años, que gana alrededor de $45.000 al año, tendría que pagar $304 por mes para un plan estándar de Anthem Blue Cross a través del intercambio del mercado de salud. Si compra ese mismo plan directamente de Anthem, le costaría $303.30, le dijo a California Healthline.

Dar acceso a todos los californianos a Covered California hace que el sistema de salud sea más inclusivo y eficiente, sostiene Maricela Rodríguez, gerente de programa con The California Endowment.

“No todos los individuos indocumentados podrán pagar el cuidado de salud a través de Covered California y seguirán siendo excluidos de Medi-Cal”, le dijo a EGP en un correo electrónico, reconociendo que la medida no es una solución total.

“Sin la ayuda de subsidios, la asequibilidad seguirá siendo una barrera para muchos. Es por eso que este es sólo un primer paso y junto a defensores y líderes políticos, vamos a seguir luchando por la justicia de salud para todos”, enfatizó.

El gobierno federal tiene 225 días para conceder o denegar el permiso.

 

¿Excluido de Obamacare? No hay multa por no tener seguro médico

Mientras tanto, los inmigrantes indocumentados y beneficiarios de DACA, al igual que Torres, que fueron excluidos de Obamacare pero multados por no tener seguro de salud pueden solicitar un reembolso y una exención ante futuras sanciones.

Cuando Torres presentó sus impuestos en el 2015 con H&R Block fue penalizada alrededor de $200 por no tener seguro de salud en el 2014. “Yo no sabía que estaba exenta”, dijo.

La página web de Covered California establece que los beneficiarios de DACA y los inmigrantes indocumentados son elegibles para una exención de impuestos por no tener seguro médico.

Sin embargo, no todos los preparadores de impuestos saben de la exención y muchos harán que sus clientes paguen la multa. Es importante que los beneficiarios de DACA expliquen su estado legal a su preparador antes de presentar sus impuestos, dice Elba Schildcrout, directora del departamento de Riqueza Comunitaria y preparadora de impuestos en East LA Community Corporation (ELACC).

ELACC esta asociado con el programa de Asistencia Voluntaria para Presentación de Impuestos (VITA)—del Servicio de Impuestos Internos—para ayudar sin costo alguno a contribuyentes de bajos y medianos ingresos a presentar sus impuestos.

Una vez que los beneficiarios de DACA han revelado su estado, los preparadores de impuestos deben presentar la Forma 8965 Health Coverage Exemptions (Exenciones de Cobertura de Salud) junto con su declaración de impuestos 1040.

Quienes han pagado la multa por error pueden presentar una enmienda para recuperar su dinero, dijo Schildcrout.

El proceso es factible, aseveró, pero agregó que los preparadores de impuestos generalmente cobran para presentar una enmienda.

Es triste ver que los clientes pagan por una enmienda a una declaración de impuestos que estuvo mal hecha, Schildcrout le dijo a EGP.

El programa VITA puede ayudar a beneficiarios de DACA a presentar una enmienda, libre de costo, si pagaron una multa en el pasado por no tener un seguro de salud, confirmó Schildcrout.

 

La serie de tres partes fue producida como un proyecto para California Health Journalism Fellowship, un programa del Centro de Periodismo de la Salud de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo de USC Annenberg.

Para leer Parte 1:  DACA y Obamacare: ¿Quién Califica?

Para leer Parte 2: El desafío de la salud en hogares con estatus mixtos.

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

El Desafío de la Salud en Hogares Con Estatus Mixtos

June 9, 2016 by · Leave a Comment 

La residente de Huntington Park Stephanie Martínez tenía sólo cinco años de edad cuando sus padres la trajeron a vivir a EE.UU. como indocumentada. Ahora a sus 23 años, ella es una de las aproximadamente 853.000 personas en el país que tienen un estatus temporal cuasi-legal a través de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) promulgada por el presidente Obama en 2012.

También hoy en día ella tiene un seguro de salud, pero al igual que muchos en su situación el camino hacia la cobertura estuvo lleno de obstáculos complicado por el estatus mixto de inmigración de su familia y un ingreso familiar combinado considerado demasiado alto para calificar para los subsidios de salud, pero demasiado bajo para pagar un seguro privado.

Read this article in English: Dreamers in Search of Affordable Health Care

Bajo DACA, los jóvenes entre 16 y 31 años de edad que fueron traídos al país ilegalmente cuando eran niños pueden evitar temporalmente la deportación y trabajar legalmente en EE.UU. siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos, como asistir o terminar la preparatoria y pasar una prueba de antecedentes criminales.

Para muchos que han calificado hay un sentido de normalidad, de no vivir más bajo la sombra de la sociedad, a menos que al igual que Stephanie vivan en un hogar de “estatus mixto”, donde algunos miembros de la familia son ciudadanos, residentes legales, o beneficiarios de DACA, pero otros son indocumentados.

Cuando fue promulgada en 2014, la Ley de Asistencia Asequible (ACA)—también conocida como Obamacare—los beneficiarios de DACA, comúnmente conocidos como “soñadores”, y los inmigrantes indocumentados quedaron explícitamente excluidos para comprar cobertura de salud a través de los planes patrocinados por el gobierno ni a recibir créditos tributarios de primas u otros ahorros en el mercado.

“Es política,” dijo a EGP Gabrielle Lessard, abogada de política de salud con el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, explicando que la Administración Obama sabía que se enfrentaría a una reacción violenta si se permitiera a los indocumentados y beneficiarios de DACA participar en el programa, pese a que pagan impuestos, los mismos que ayudan con subsidios a la cobertura.

A su corta edad, Stephanie no estaba preocupada por no tener seguro de salud; después de todo, es joven y saludable. Sin embargo, no se podía decir lo mismo de su padre Álvaro Martínez, quien sufre de diabetes y necesita atención médica constante. Él enfrenta una lucha para obtener atención médica asequible debido a su estatus de indocumentado.

La familia Martínez es considerada una familia de estatus mixto donde los padres son indocumentados y los hijos son beneficiarios de DACA. (Cortesía de Stephanie Martínez)

La familia Martínez es considerada una familia de estatus mixto donde los padres son indocumentados y los hijos son beneficiarios de DACA. (Cortesía de Stephanie Martínez)

Así que el año pasado, cuando el padre de Stephanie le pidió que solicitara cobertura de salud para la familia a través del seguro de salud del estado, Covered California, ella aceptó  y llenó la solicitud en una feria de salud patrocinada por AltaMed.

Laura Ochoa coordinadora de mercadeo, trabaja en el programa de AltaMed “Soñadores y Medi-Cal” que revisa si beneficiarios de DACA son elegibles para el programa de Medi-Cal del estado para familias de bajos ingresos, incluyendo a beneficiarios de DACA que pudieran calificar para la cobertura bajo el reconocimiento del estado de individuos que se encuentran residiendo permanentemente en EE.UU. protegidos por la ley de color (PRUCOL por sus siglas en inglés), una categoría de elegibilidad para beneficios públicos creado por los tribunales.

Según los funcionarios de inmigración de EE.UU., “un individuo puede ser elegible para Medicaid (Medi-Cal), si es un extranjero que reside en EE.UU. con el conocimiento y permiso del Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) y el INS no contempla exigir la salida del extranjero”, como es el caso de los beneficiarios de DACA.

Los destinatarios de DACA de California y Nueva York cumplen con la norma PRUCOL, dijo Lessard.

Algunos requisitos para calificar para el Medi-Cal de California para los beneficiarios de DACA incluye que tengan un permiso de trabajo válido, un número de seguro social, identificación y prueba de sus ingresos, dijo Ochoa.

Pero el caso de Stephanie era más complicado. Los ingresos combinados de la familia de $46,000 superó el máximo nivel de pobreza federal (FPL) del 138%, o $33.534 al año para una familia de cuatro. Su estado migratorio mixto—sus padres son indocumentados—también hizo que la cobertura de grupo a través del mercado de salud fuera poco probable. El seguro privado es demasiado caro, dijo Stephanie.

Un estudio realizado por el Dream Resource Center del UCLA Labor Center encontró que uno de cada diecisiete niños en EEUU viven en hogares de estatus mixto migratorio.

“Las familias de estatus mixto son un grupo demográfico que crece en Estados Unidos” y su resultado de salud proporciona información sobre el futuro de la salud de la población de EEUU, de acuerdo al estudio “Sin Papeles y Sin Seguro; Un informe de cinco partes sobre jóvenes inmigrantes y la lucha por cuidados de salud en California”.

Stephanie estudia en el Colegio de Santa Mónica y trabaja a tiempo parcial. Dice que es todavía depende de su familia en necesidades básicas como comida y techo.

Según Ochoa, la mejor opción para Stephanie era aplicar como un individuo. Ella dijo que los estudiantes que ganan alrededor de $10.000 podrían calificar para Medi-Cal incluso si sus padres los reclaman como dependientes.

“Si son estudiantes de medio tiempo y trabajadores de medio tiempo, lo más probable es que son elegibles”, agregó.

A principios de este año Stephanie aplicó de nuevo pero esta vez sola y fue aprobada para la cobertura de Medi-Cal mediante L.A. Care Health Plan comenzando el primero de junio.

Stephanie Martinez revisa los documentos que recibió de Medi-Cal (EGP foto por Jacqueline García)

Stephanie Martinez revisa los documentos que recibió de Medi-Cal (EGP foto por Jacqueline García)

Mientras exploraban opciones para la familia, Stephanie también descubrió que el Sr. Martínez califica para la cobertura mediante el programa Capacidad de Pago (ATP) del condado de Los Ángeles, que ofrece servicios de salud asequibles para los residentes del condado de LA que no califican para planes de Medi-Cal, Medicare o Covered California independientemente de su situación migratoria.

El programa es gratis para “individuos con ingresos iguales o menores de $1.367 por mes” y tiene una “[opción] de bajo costo para las personas con ingresos por encima de $1.367 por mes”, como es el caso del Sr. Martínez.

Los solicitantes de ATP sólo pagan por el mes que visitan el hospital o sus clínicas asociadas. Los servicios incluyen visitas al médico y de emergencia, pruebas y medicamentos, explica la página de Internet de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles.

El estudio “Sin Papeles y Sin Seguro”, afirma que la salud de los californianos indocumentados es crucial para el bienestar del estado.

Los investigadores recomiendan expandir ACA a todos los californianos sin importar su estatus migratorio o nivel de ingresos.

“No hay tal cosa como la salud individual; toda la salud es pública y común”, afirma el estudio.

El proyecto de ley SB 10, la exención de la salud para todos, del senador estatal Ricardo Lara, fue recientemente aprobada por los legisladores del estado y podría permitir que los inmigrantes indocumentados compren cobertura de salud a través del mercado de Covered California, pero requeriría primero la aprobación federal.

Martínez le dijo a EGP que ella esta contenta ahora tiene un seguro de salud, pero todavía se preocupa por los problemas de salud de su padre. “Él tiene más necesidad que yo”, dijo.

 

La serie de tres partes fue producida como un proyecto para California Health Journalism Fellowship, un programa del Centro de Periodismo de la Salud de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo de USC Annenberg.

 

Para leer Parte 1:  DACA y Obamacare: ¿Quién Califica?

Para leer Parte 3: ¿Vale la pena la SB10? ¿Qué es una exención?

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

Soñadores en Busca de Cuidado de Salud Asequible

June 2, 2016 by · Leave a Comment 

El 15 de junio de 2012 fue un día histórico para miles de jóvenes inmigrantes quienes presenciaron el anuncio del presidente Obama de una orden ejecutiva que los haría elegibles para un alivio temporal contra la deportación.

“Son jóvenes que estudian en nuestras escuelas…prometen lealtad a nuestra bandera. Son estadounidenses en su corazón, en su mente, en todos los sentidos, menos uno: en papel”, dijo Obama cuando introdujo la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), un programa que beneficia a cerca de 1,5 millones de jóvenes traídos al país ilegalmente cuando eran niños con un amparo contra la deportación y un permiso de trabajo, ambos renovables cada dos años.

Read this article in English: Dreamers In Search of Affordable Health Care

Más de 853.000 inmigrantes entre las edades de 16 a 31 años, usualmente conocidos como “soñadores”, se han beneficiado de DACA desde el anuncio del presidente. Para muchos, vino  la posibilidad de trabajar legalmente y la esperanza de mayores salarios y beneficios.

Sin embargo, el obtener seguro de salud no ha sido fácil para algunos. Para otros, no es una prioridad.

La Ley de Atención Médica Asequible (ACA por sus siglas en inglés), promulgada en 2014—comúnmente conocida como Obamacare—excluyó a beneficiarios de DACA de la cobertura, puesto que no son residentes permanentes legales ni ciudadanos de EE.UU.

En esta serie de tres partes, EGP analiza algunos de los desafíos que este grupo de soñadores se enfrentan en la búsqueda de atención médica asequible y las opciones que tienen para acceder a servicios médicos.

DACA y Obamacare: ¿Quién Califica?

La residente de Los Ángeles Nidia Torres llegó a EE.UU. cuando tenía seis años de edad. Como indocumentada vivió bajo las sombras durante más de dos décadas esperando no ser descubierta o deportada a México, un país al que no considera su hogar.

En 2013, todo cambió. Torres recibió su estatus de DACA y esperanzada comenzó a planear para el futuro. Ella le dijo a EGP que en ese momento supo que las oportunidades que un permiso de trabajo, una licencia de conducir y número de seguro social traerían a su vida serían interminables, incluyendo el poder proveer un mejor futuro para su hija que nació en EE.UU.

“No más vergüenza por no tener papeles”, Torres dice que pensó en cuanto recibió su permiso de trabajo por correo.

Nidia Torres, 34, junto a su hija de cuatro años dijo que DACA le ha proveído grandes oportunidades, a excepción del seguro médico, en el país que considera su hogar. (Foto cortesía de Nidia Torres)

Nidia Torres, 34, junto a su hija de cuatro años dijo que DACA le ha proveído grandes oportunidades, a excepción del seguro médico, en el país que considera su hogar. (Foto cortesía de Nidia Torres)

Inmediatamente Torres consiguió un trabajo de mesera en un restaurante de una cadena nacional donde le pagaban el salario mínimo más propinas, pero no le ofrecieron seguro de salud.

“Ya puedo trabajar legalmente, mi hija tiene Medi-Cal. Creo que estoy bien”, ella le dijo a EGP, explicando que después de años de trabajos mal pagados con largas horas que le dejaban poco tiempo para ver a su hija, el nuevo trabajo fue un gran avance.

“Yo quería un trabajo”, le dijo a EGP. “Además casi no me enfermo” por lo que el seguro de salud no fue un gran problema, añadió aseverando que tampoco tenía idea de dónde obtener cobertura por su cuenta.

Torres, quien habla inglés y español, y tiene algo de educación universitaria pronto fue ascendida a supervisora y está ganando más dinero, pero todavía no tiene cobertura de salud.

El objetivo de Obamacare era aumentar “la calidad, la disponibilidad y la asequibilidad” del seguro médico privado y público a los entonces más de 44 millones de estadounidenses sin seguro, siempre y cuando sean residentes legales permanentes de Estados Unidos o ciudadanos. Para mantener los costos bajos, un gran número de jóvenes, sanos—el mismo grupo elegible para DACA—tendría que estar inscrito, sin embargo, los inmigrantes indocumentados y beneficiarios de DACA no son elegibles para comprar cobertura de salud a través de los planes patrocinados por el gobierno ni a recibir créditos tributarios de primas u otros ahorros en el mercado, pese a que ellos pagan al sistema fiscal.

Gabrielle Lessard, abogada de políticas de la salud con el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, dice que la política es injusta. Los beneficiarios de DACA están trabajando y pagando impuestos por un servicio que no pueden solicitar, le dijo a EGP.

“La exclusión de los beneficiarios de DACA probablemente aumenta el precio del seguro para todas las demás personas”, dijo Lessard.

Sin embargo, en California, algunos inmigrantes indocumentados de bajos ingresos y beneficiarios de DACA podrían calificar para Medi-Cal, un programa de seguro de salud financiado por el estado para familias de bajos ingresos, personas con discapacidades, mujeres embarazadas, niños en hogares de crianza y adultos de bajos ingresos.

Torres no es uno de ellos. De acuerdo con el Departamento de Servicios para el Cuidado de la Salud de California y de los requisitos de elegibilidad federales, el ingreso anual de $23.000 de Torres la pone por un corto margen por encima del nivel federal máximo de pobreza (FLP) de $ 22.108 para una familia de dos, haciéndola inelegible para Medi-Cal.

(DHHS)

Esta gráfica le ayuda a ver si reúne los requisitos para Medi-Cal—sin importar su estatus migratorio—basado en sus ingresos anuales. (DHHS)

Al igual que muchos otros receptores de DACA con ingresos “demasiado altos” para los subsidios del seguro de salud, las opciones de Torres para una cobertura de salud son limitadas, y el proceso para encontrar cobertura asequible pueden ser complejas, de acuerdo con el estudio de la UC Berkley, “Realizando el sueño para los californianos elegibles para la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia: Necesidades de salud y acceso a servicios de salud”.

El estudio encontró que muchos receptores de DACA ni siquiera saben que tienen opciones,. La falta de información refleja “la complejidad” de la red de programas disponibles y el proceso para su acceso, señalaron los investigadores.

El obtener atención médica no tiene por qué ser un problema, dice Irene Holguin, directora de relaciones comunitarias con Arroyo Vista Family Center, una red de cinco clínicas que sirven al lado este y noreste de Los Ángeles.

Durante una feria de la salud gratuita para la familia que se llevó a cabo el viernes en la clínica de Arroyo Vista en Lincoln Heights, Holguín le dijo a EGP que hay opciones para todos, independientemente de su estatus migratorio o ingresos económicos.

Cuando las personas llegan a una de nuestras clínicas por primera vez pasan por una evaluación financiera para determinar a qué tipos de programas son elegibles, dijo. “Nosotros no rechazamos a nadie”, añadió.

Holguín explicó que la clínica ofrece programas de descuentos y opciones de pago para los que no califican para el programa estatal o federal financiado.

Por ejemplo, si un paciente sólo puede pagar $10, Arroyo Vista le ayudará a establecer un plan de pago asequible para pagar el balance, dijo Holguín.

Las clínicas Arroyo Vista proporcionan atención de salud en las comunidades donde aproximadamente el 98% de las familias son latinos y muchos de ellos de bajos ingresos, explicó Holguín.

“Hay mucho [más] que hay que hacer en lo que respecta a informar a la comunidad y animar a la gente a ser proactivos y buscar los servicios de salud preventivos”, aseveró “porque hay muchas personas que tienen enfermedades que ni siquiera saben que padecen”.

En cuanto a Torres, ella le dijo a EGP que estaría dispuesta a visitar una clínica como Arroyo Vista para saber cuales son sus opciones. “Más vale prevenir que lamentar”, dijo.

 

La serie de tres partes fue producida como un proyecto para la California Health Journalism Fellowship, un programa del Centro de Periodismo de la Salud de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo de USC Annenberg.

 

Para leer Parte 2: El desafío de la salud en hogares con estatus mixtos.

Para leer Parte 3: ¿Vale la pena la SB10? ¿Qué es una exención?

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

Grupo Anti-Inmigrante Se Opone a Ayudar a Estudiantes “Soñadores”

April 14, 2016 by · Leave a Comment 

Un grupo que promueve el control de la inmigración en California manifestó su oposición a un proyecto de ley que busca “financiar, aún más, becas y programas de perdón de préstamos para aquellos que están aquí ilegalmente”.
La organización Californianos por la Estabilización de la Población (CAPS, en inglés) manifestó la semana pasada su oposición a la propuesta SB 1139, del senador demócrata Ricardo Lara, que busca facilitar el ingreso y ayuda financiera para programas de formación médica “a cualquier estudiante, incluida una persona sin un estatus legal de inmigración”.
Jo Wideman, directora ejecutiva de CAPS, criticó en un comunicado la propuesta del legislador hispano por “empujar al Senado estatal de California a financiar, aún más, becas y programas de perdón de préstamos para aquellos que están aquí ilegalmente”.

“La idea de que California tiene dinero para becas a repartir entre los inmigrantes ilegales es insultante. Nuestros propios estudiantes estadounidenses salen abrumados, en promedio, con decenas de miles de dólares de deuda para cuando se gradúan”, agregó Wideman.
La propuesta de Lara, presentada al Senado en febrero y que él denomina “Ley de Oportunidad Médica para Soñadores”, busca “asegurar que todas las personas sin importar su estatus de inmigración tengan acceso a las becas estatales y los programas de condonación de préstamo para los profesionales de salud”.

Mientras el legislador argumenta que su propuesta “alivia los retos financieros que muchos estudiantes indocumentados enfrentan para su educación, particularmente cuando se trata de perseguir una carrera en el campo médico”, Wideman considera que la medida envía un mensaje erróneo.

“La SB 11 39 envía un mensaje completamente equivocado acerca de la inmigración ilegal, el estado de derecho y, en última instancia, la justicia”, aseguró la activista, quien pidió a los ciudadanos que contacten a los autores de la iniciativa para expresar su rechazo.

Wideman criticó que la propuesta de Lara busca salir adelante “injustamente a expensas de las oportunidades para los estudiantes estadounidenses y daría más privilegios a los que faltan al respeto a nuestras leyes”.
En su presentación de motivos, Lara igualmente argumentó que la propuesta ayuda a subsanar el déficit de personal médico en California.

La ley anima a la Universidad de California para que conceda ayuda económica a estos estudiantes “que puede incluir, pero no limitarse a, subvenciones, becas y estipendios”.

UCIS Cancela DACA y Permisos de Trabajo a Ciertos Soñadores que No los Cambiaron

August 6, 2015 by · Leave a Comment 

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) suspendió el viernes los beneficios de la Acción Diferida (DACA) y el permiso de trabajo a los jóvenes indocumentados que no devolvieron la licencia de empleo (EAD) por tres años que recibieron por error.

USCIS dio por terminado DACA y todas las autorizaciones de empleo a partir del 31 de julio para aquellos afectados que no devolvieron su EAD inválido de tres años, afirmó la entidad en un comunicado oficial enviado a Efe por la portavoz Joanne Ferreira.

Según la información ofrecida por USCIS, fueron “aproximadamente 2.100” Soñadores afectados por el cambio de permiso de trabajo de tres años.

No obstante, la entidad federal recalcó que aquellos beneficiados por el DACA que recibieron permiso de trabajo por tres años emitidos antes del 16 de febrero de 2015 (más de 100,000 personas) no tienen ningún problema y sus permisos continúan vigentes.

“Esta acción no aplica a los aproximadamente 108,000 EAD con validez de tres años que fueron aprobados y enviados por USCIS en o antes del interdicto preliminar del 16 de febrero de 2015 y que nunca fueron devueltos o reexpedidos por USCIS”, aclara el comunicado.

Según explicó a Efe el abogado especialista en inmigración, Nelson Castillo, los beneficiarios del DACA requeridos por las autoridades para cambiar sus permisos de trabajo que no acataron la solicitud, perdieron su estatus a partir del 31 de julio.

“La consecuencia es que las personas ahora han quedado en el mismo estatus que tenían antes: si ellos estaban indocumentados han vuelto a estar indocumentados”, aseguró el jurista.

Castillo destacó que la situación es especialmente grave para los jóvenes mayores de 18 años que al acumular tiempo como indocumentados pueden quedar fuera del amparo del DACA.

“Van a tener que volver a comenzar nuevamente su proceso y si no han regresado los documentos probablemente inmigración va a poner como condición que regresen toda la documentación que recibieron”, opinó el abogado.

El “interdicto preliminar” al que se refiere USCIS, corresponde a la orden emitida el 16 de febrero por un juez de Texas que suspendió la aplicación de las medidas de alivio administrativo emitidas por el presidente Obama en noviembre de 2014.

Estas medidas incluían la denominada Acción Diferida para Padres (DAPA), al igual que una ampliación de las edades para calificar para el DACA y los permisos de trabajo de tres años.

A pesar de la orden del juez, USCIS alcanzó expedir más de 2,000 permisos de trabajo con duración de tres años después del 15 de febrero, que fueron los causantes de la recogida obligatoria.

A mediados de julio, al insistir en que los beneficiarios de esos permisos no tendrían ningún problema legal tras hacer su cambio oportunamente por uno de dos años, las autoridades de inmigración anunciaron otros esfuerzos adicionales para contactar a las personas afectadas.??Además de recibir cartas solicitando la devolución de su permiso, estos beneficiarios debieron ser “contactados ya sea por teléfono o personalmente”, anunció la entidad.

“Con el propósito de recuperar estos EAD con vigencia de tres años, USCIS podría visitar los hogares de las personas que aún no los han devuelto o que no se han comunicado con USCIS”, anunció la entidad el pasado 15 de julio.

No obstante, algunas organizaciones defensoras de los jóvenes indocumentados, han criticado las acciones de las autoridades de inmigración señalando que los beneficiarios no deben pagar por un error administrativo de USCIS.

“Castigar a los Soñadores por un error burocrático causado por el gobierno es por lo menos una farsa y en el peor de los casos, una crueldad”, criticó en un comunicado Héctor Sánchez, presidente de la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano.

Aunque UCIS todavía no ha presentado cifras definitivas, a mediados de julio se calculó que de los 2,100 implicados en el cambio de permisos, cerca de 1,100 habían efectuado satisfactoriamente el reemplazo.

Castillo destacó que para aquellos que no devolvieron su autorización de tres años, a partir de hoy “sus permisos quedaron cancelados por lo que tampoco pueden seguir trabajando en los Estados Unidos”.

 

Donación de $1.6 Millones Para ‘Dreamer Center’ en Cal State L.A.

April 30, 2015 by · Leave a Comment 

La universidad Cal State L.A. ha recibido un donativo de 1,6 millones de dólares destinados a mantener en funcionamiento el centro de ayuda a estudiantes indocumentados inaugurado el pasado mes de octubre, informó el lunes la institución de Los Ángeles.

La contribución proviene de la filántropa Erika J. Glazer, cuyo nombre servirá para denominar esa oficina de apoyo a “dreamers” (soñadores) a partir de ahora.

La familia de Glazer ha contribuido con más de 2 millones de dólares en concepto de asistencia financiera desde 2006 para ayudar a que alumnos en situación irregular en Estados Unidos pudieran continuar sus estudios y terminarlos con éxito en Cal State L.A.

“En los últimos años, afortunadamente, hay menos necesidad de becas privadas pero hay una creciente necesidad de un centro donde los estudiantes puedan conseguir ayuda para salir adelante en el difícil proceso legal”, comentó Glazer en un comunicado.??La donación al renombrado Centro de Recursos para ‘Dreamers’ de la Familia de Erika J. Glazer cubrirá los costes de personal de la oficina y permitirá que siga existiendo como un espacio único donde se provee de orientación académica y asistencia múltiple a los jóvenes indocumentados.

Un total de 36 estudiantes de Cal State L.A. se ha visto beneficiados ya por la beca para “dreamers” creada en 2006 con fondos de la familia Glazer.

Cal State L.A. es una de las universidades californianas que cuenta con una oficina de atención y ayuda al alumnado en estatus legal irregular en el país, junto con las de Fullerton, Northridge, UCLA y Berkeley, entre otras.

 

Breves de la Comunidad

August 28, 2014 by · Leave a Comment 

Se ofrecerá ayuda gratis para los Soñadores o Dreamers que necesitan aplicar o renovar su permiso de Acción Diferida (DACA). La reunión será en la biblioteca pública Central localizada en el 630 W. 5th Street en el centro de Los Ángeles. Se les pide a los jóvenes lleven consigo una identificación, dos fotos tamaño pasaporte y para quienes vayan a renovar su DACA, lleven su permiso de trabajo actual.

Para reservar llame al (213) 978-0645.

DACA

Comienza Campaña para Asegurar Residencia Permanente de “Dreamers”

May 15, 2014 by · Leave a Comment 

Una organización de Los Ángeles lanzó el sábado una campaña con miras a otorgar una “protección permanente” a los “dreamers” que cuentan con un permiso de residencia temporal, ante al peligro de que los jóvenes indocumentados pierdan este beneficio cuando el próximo mandatario del país empiece a ejercer funciones.

“Pedimos una resolución del presidente Obama que garantice la estabilidad y un permiso permanente de residencia para estos jóvenes que se han beneficiado del Programa de Acción Diferida [DACA]”, dijo a Efe Osvaldo Cabrera, director de la Coalición Latinoamericana Internacional (CLI), entidad que promueve la iniciativa.

La campaña se hizo pública el sábado en un acto celebrado en la Placita Olvera del centro de Los Ángeles, con motivo de la celebración del Día de la Madre, y quiere recoger firmas de votantes registrados en los próximos tres meses que serán presentadas luego en la Casa Blanca y el Congreso.

“Estaremos buscando las firmas de los ciudadanos que estén de acuerdo con apoyar estos jóvenes en una docena de estados, con mayoría de población latina, para mostrarle al presidente y al Congreso que la gente estadounidense respalda esta iniciativa”, explicó Cabrera.

Entre el mes de agosto de 2012, cuando comenzaron a recibirse las solicitudes para el programa DACA, y el término del primer trimestre de 2014 se aceptaron más de 610.000 aplicaciones para este beneficio migratorio, puesto en marcha tras una orden administrativa emitida por el presidente Obama.

De acuerdo al último reporte de los servicios de Inmigración y Ciudadanía, del total de solicitudes presentadas se han aprobado alrededor de 521.000 expedientes.

Con cerca de 154.000 aplicaciones, California es el estado con más solicitudes aprobadas, un dato que impulsó a los organizadores a lanzar su campaña desde Los Ángeles, una de las ciudades del país con mayor población indocumentada.

Falta de Información Previene a Inmigrantes Elegibles Para Solicitar DACA

April 3, 2014 by · 1 Comment 

Cynthia Tejeda se encontraba nerviosa y ansiosa mientras esperaba en línea en el Consulado Mexicano de Los Ángeles para hablar con un abogado de inmigración.

Originaria de Cuernavaca, Morelos México, Tejeda llegó a EE.UU. a la edad de nueve años, lo cual posiblemente la hace elegible para protección ante una deportación mediante un programa que permite a jóvenes indocumentados quedarse en el país temporalmente y con un estatus regularizado.

Read this article in English: Lack of Information and Funds Keep DACA Applications Low

En  2012, el presidente Obama expidió una orden ejecutiva que es el programa de acción diferida para los llegados en la infancia o DACA el cual permite a inmigrantes indocumentados que califiquen bajo ciertos criterios el permanecer en el país sin miedo a la deportación por dos años y a recibir un permiso de trabajo, sujeto a renovación.

La abogada de inmigración Nora E. Phillips informa a padres de familia y jóvenes sobre el proceso de DACA. (EGP foto de Jacqueline García)

La abogada de inmigración Nora E. Phillips informa a padres de familia y jóvenes sobre el proceso de DACA en el Consulado Mexicano en Los Ángeles. (EGP foto de Jacqueline García)

Entre los requisitos el solicitante debe haber llegado a EE.UU. antes de cumplir 16 años y ser menor de 31 años en junio 15, 2012 fecha cuando se firmó la orden.

Tejeda, 27, le dijo a EGP que al principio ella se sintió “triste e impotente” porque no tenía el dinero para comenzar su solicitud de DACA. Como madre soltera el dinero que gana trabajando de mesera es para la manutención de sus tres niños de 9, 2 y 1 años.

Tejeda es una de los aproximadamente 1.6 millones de inmigrantes indocumentados que se cree son elegibles para recibir el estatus de acción diferida. Sin embargo, de acuerdo a información de la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS), hasta el momento menos de la mitad han solicitado.

Read this article in English: Lack of Information and Funds Keep DACA Applications Low

La semana pasada, el Consulado Mexicano en Los Ángeles ofreció un seminario para proveer información a quienes probablemente fueran elegibles y de tener la documentación correcta comenzarían el proceso.

Diecisiete abogados de inmigración ofrecieron ayuda gratuita, lo cual incluyó revisión de documentos para saber si tenían todo en regla o les faltaba algo.

Carlos M. Sada, Cónsul Mexicano General en Los Ángeles le dijo a EGP que la falta de información, miedo a la deportación y “falta de recursos económicos” son motivos que han detenido a muchos jóvenes comenzar el proceso. Algunos inclusive, temen que al llenar la solicitud su información pueda llegar a oficiales de inmigración quienes podrían deportarlos [a ellos y/o a sus familiares] si su solicitud es negada.

Aparte de los requisitos de edad, los solicitantes deben mostrar evidencias de que ellos han estado en el país continuamente desde el 2007 o entraron a EE.UU. antes del 15 de junio del 2012 y estaban presentes en el país cuando la orden ejecutiva fue firmada; asisten a la preparatoria o se han graduado u obtuvieron un certificado de GED; no han cometido ninguna felonía o daños menores y no son una amenaza para el país; o veteranos honorables de las fuerzas armadas.

El estar informado de cuales son los documentos necesarios o considerados validos para demostrar elegibilidad es muy importante para completar el proceso, según dicen los abogados.

Y tener el dinero completo para los gastos de la solicitud.

Cynthia Tejeda habla con un abogado de inmigración para comenzar su proceso de DACA. (EGP foto de Jacqueline García)

Cynthia Tejeda habla con un abogado de inmigración para comenzar su proceso de DACA. (EGP foto de Jacqueline García)

Ahora, después de casi dos años de ahorrar, Tejeda pudo juntar los $465 necesarios para mandar su solicitud. Se sentía esperanzada de que pronto tendrá un permiso de trabajo, seguro social y una licencia de conducir.

“De verdad puedo ver un antes y un después con mis papeles”, Tejeda le dijo a EGP sobre la posibilidad de que después de casi 19 años de vivir en el país indocumentada ya no deberá temer.

“Ahora si puedo estudiar…y darle una vida mejor a mis hijos”, dijo ella con lagrimas a punto de salir de sus ojos al no poder contener la felicidad.

Posiblemente Tejeda hubiera sido elegible para obtener ayuda financiera que le hubiera permitido mandar su solicitud mucho antes.

Sada le dijo a EGP que el Consulado Mexicano ofrece “hasta $1,000” para ayudar a mexicanos indocumentados para pagar sus tramites de abogado y USCIS, si no tienen recursos económicos disponibles.

“Es un esfuerzo que tratamos de hacer lo más permanente posible en la medida de los recursos que tengamos disponibles”, dijo Sada. “Los últimos dos años, 2012 y 2013, se han destinado $250 mil del gobierno federal [mexicano] para apoyar estos casos, por supuesto, siempre y cuando el muchacho no pueda realizar ese gasto”, agregó.

El Departamento de Protección del Consulado General, encargados de los recursos para DACA, le dijo a EGP vía email que hasta el momento el Consulado Mexicano ha ayudado a 261 jóvenes a pagar sus costos y actualmente están trabajando con seis organizaciones no gubernamentales en México para recaudar fondos y poder ayudar a más estudiantes.

Los solicitantes deben proveer información de cada año que han vivido en el país. Y cada año que pasa se vuelve mas difícil por que hay que agregar más documentos a la solicitud. Muchas veces las solicitudes son negadas o se demoran porque el solicitante no proveyó “evidencia suficiente de presencia continua” en el país, Nora E. Phillips abogada de inmigración le dijo a EGP.

“Deben demostrar que han estado en Estados Unidos desde el 15 de Junio, 2007 hasta el presente, incluyendo junio 15 del 2012”, dijo Phillips. Mientras más tiempo pasa, más difícil se convierte el proceso, agregó.

“Muchos de ellos [solicitantes de DACA] vienen con muchos documentos y otros vienen sin nada”, dijo Phillips. Los abogados comienzan la solicitud con la información requerida pero quienes están faltos de documentos “les hacemos una accesoria rápida y los referimos a abogados de organizaciones no lucrativas” para que les ayuden más adelante, dijo.

De acuerdo a los últimos números de USCIS, hasta el 6 de febrero de este año, 521,815 solicitudes se han aprobado. De esas, 403,302 son inmigrantes de México, seguidos por 19,089 salvadoreños, 12,339 hondureños y 12, 410 guatemaltecos.

De acuerdo a la página de Internet de USCIS, cualquier individuo que cumpla con los requisitos para la solicitud de DACA es elegible para acción diferida aunque estén “en proceso de deportación con una orden final o con una orden de salida voluntaria, siempre y cuando no estén [ya] en un centro de detención”.

USCIS también menciona que es muy poco probable que individuos que solicitan pero no son aprobados para acción diferida, sean deportados. “Si el caso no involucra ofensa criminal, fraude, o una amenaza para la seguridad nacional o seguridad publica, éste no será referido a ICE para proceso de deportación”, de acuerdo a USCIS.

Para más información sobre el proceso de DACA, visite www.uscis.gov/childhoodarrivals. Mexicanos interesados en solicitar ayuda financiera por parte del Consulado Mexicano pueden hablar al (213) 351-6825.

—-

Twitter @jackieguzman

jgarcia@egpnews

 

Next Page »

Copyright © 2016 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·