L.A. Council Votes to Join Legal Fight to Block Trump on Immigration

January 18, 2018 by · Leave a Comment 

The Los Angeles City Council took several actions Wednesday in opposition to the Trump administration’s immigration policies, including directing the city attorney to take legal action to try to stop the cancellation of the Deferred Action for Childhood Arrivals program.

The council voted 12-0 to authorize City Attorney Mike Feuer to file an amicus brief in support of the California Attorney General’s lawsuit against the termination of the DACA program. The motion was altered in an amendment from its original language that called on the city to file its own lawsuit or join the California lawsuit.

“It’s shameful and immoral that our federal government is debating this,” Councilman Joe Buscaino said before the vote. “Let’s send a message to the federal government and reiterate the importance that immigrants make this community and this country an amazing place to live and work.”

Members of Congress on both sides of the aisle have been working to negotiate a new DACA deal to protect from deportation undocumented immigrants who were brought to America as children, but the talks have stalled and a federal government shutdown is possible if an agreement cannot be reached.

DACA was rescinded by President Donald Trump in September, but he gave lawmakers six months to come up with a new deal. California Attorney General Xavier Becerra joined a lawsuit by the attorneys general of the states of Maine, Maryland and Minnesota, as well as the University of California and other plaintiffs, and obtained a preliminary injunction last week against the Trump administration over the move to end DACA, which was created by then-President Barack Obama by executive order.

“As I’ve said before, we will resolve the DACA issue with heart and compassion — but through the lawful Democratic process — while at the same time ensuring that any immigration reform we adopt provides enduring benefits for the American citizens we were elected to serve,” Trump said in a statement in September.

Councilman Gil Cedillo, who chairs the council’s Immigrant Affairs, Civil Rights and Equity Committee, seconded the resolution introduced by Councilman Jose Huizar.

Cedillo took the opportunity to publicly criticize Trump, who during a recent meeting with congressional leaders about immigration issues, reportedly asked why the United States should accept immigrants from “shithole” countries like Haiti and in Africa rather than places like Norwa

“It’s embarrassing. The `s-hole countries’ and all the comments related to that indicate that the attacks on DACA and the immigrant community that were first expressed as he began his campaign still remain the underlying basis for the policy from the administration,” Cedillo said. “That is not a way to run a nation. That is not what we are about.”

The council also approved — on a 12-0 vote — a resolution asking the city attorney to report on litigation options against the termination of the Temporary Protected Status Program, which offers a provisional reprieve from deportation to citizens of some countries. The resolution, which was altered in an amendment, had originally sought to support legislative or administrative action that would extend the TPS Program.

The Trump administration announced earlier this month that it was canceling the TPS status for immigrants from El Salvador in 2019, and the council voted 13-0 in approval of a second resolution officially opposing the move.

On a 13-0 vote,  the council approved a new immigration program that will facilitate a connection between lawyers and individuals interested in obtaining letters of representation to aid them when they are being questioned by immigration officials.

Concejales Reafirman Apoyo a Indocumentados con Nuevas Medidas

January 17, 2018 by · Leave a Comment 

Concejales de Los Ángeles aprobaron el miércoles cuatro medidas de apoyo a beneficiarios de los programas DACA y TPS, mediante cartas de representación para residentes indocumentados y una prohibición de negocios con empresas que construyan el muro fronterizo propuesto por el presidente, Donald Trump.

El objetivo de las medidas, aprobadas por unanimidad, es proteger a los angelinos en situación “irregular”, porque “sus vidas afectan a la ciudad y a todo California”, declaró a EFE Gil Cedillo, concejal del Distrito 1 de Los Ángeles.

“Estamos enviando un mensaje a Trump (expresando) que continuaremos en resistencia a sus medidas draconianas de inmigración”, manifestó Cedillo.

“Como ciudad, respaldamos a todos nuestros residentes, independientemente de su estatus migratorio”, aseveró el concejal de la llamada “Pequeña Centroamérica”.

Las cuatro nuevas normas fueron presentadas por él junto a José Huizar, concejal del Distrito 14, del este de Los Ángeles, través del Committee on Immigrant Affairs, Civil Rights and Equity (Comité de Asuntos de Inmigrantes, Derechos Civiles y Equidad).

La primera medida busca unirse a la demanda contra el Gobierno federal, interpuesta por el Procurador General de California, Xavier Becerra, en oposición al cierre del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Además, supone una segunda querella a favor de los “soñadores” por parte de la ciudad.

Otra medida viene a apoyar “cualquier acción legislativa o administrativa” que extienda el programa Estatus de Protección Temporal (TPS), que afecta a salvadoreños, nicaragüenses y haitianos residentes de Los Ángeles, a quienes la administración Trump canceló la protección legal.

También, el acuerdo abriga a los hondureños, que viven con la incertidumbre de qué pasará cuando termine la extensión de su amparo migratorio, válido hasta el 5 de julio.

“Sobre los asuntos de DACA y TPS tenemos el derecho de rechazar las (medidas) del Gobierno federal, debido a los efectos económicos negativos que la eliminación de esos programas tendrá en nuestra economía local”, aclaró Cedillo.

El concejal de Los Ángeles Gil Cedillo se unió a CARECEN y otras organizaciones de derechos de los inmigrantes para denunciar la decisión del presidente Trump de poner fin al Estatus de Protección Temporal (TPS) de 200,000 salvadoreños, siguiendo el mismo destino para Honduras y los Haitianos que viven en los Estados Unidos con TPS. / Foto por José Rodríguez

“Aunque el Gobierno federal supera la ley local y estatal, tenemos autoridad para ejecutar nuestras propias leyes”, indicó.

Otra medida aprobada el miércoles es un “programa” de redacción de misivas de representación legal “a personas en riesgo de deportación”.

“Las cartas de representación son una capa adicional de protección para aquellos (indocumentados) que entran en contacto con agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE)”, detalló el concejal del Distrito 1.

“No es una garantía de que ICE los deje en paz, pero (la carta) les dará representación legal asignada, que ICE necesitará consultar para cualquier interrogatorio”, adelantó.

La cuarta medida apoya la propuesta de ley SB30 del senado californiano, introducida por el senador Ricardo Lara, que prohibiría a California hacer negocios con empresas o individuos que participen en la construcción del muro en la frontera de California con México.

Huizar comentó a EFE que “en una nación fundada por inmigrantes debemos defender a nuestros angelinos de un presidente que basa su política de inmigración en la raza y los estereotipos”.

“La ciudad de Los Ángeles no se quedará de brazos cruzados mientras (Trump) hace el peor tipo de política con ‘soñadores’, beneficiarios de TPS e inmigrantes de todo el mundo que vienen a nuestras costas en busca del sueño americano”, apostilló.

En Los Ángeles, según estimaciones del censo nacional, residen más de 4 millones de personas, de las cuales el 49 por ciento es de origen latino.

Suspensión TPS a Haitianos Pone Contra la Pared a Salvadoreños y Hondureños

November 23, 2017 by · Leave a Comment 

Tras la decisión de la Casa Blanca de poner fin al Estatuto de Protección Temporal (TPS) a los haitianos, la preocupación cunde entre salvadoreños y hondureños ante el temor a correr la misma suerte en los próximos meses.

“A pesar de la decisión de anoche, debemos seguir insistiendo en que lo sensato, lo conveniente y lo más consistente que podría hacer esta administración es mantener las protecciones que se han otorgado”, enfatizó en entrevista con EFE Oscar Chacón, director ejecutivo de la organización Alianza América.

Según datos del gobierno estadounidense de finales de 2016, existen 86.000 hondureños y 263.000 salvadoreños amparados con un permiso temporal de residencia que podrían perder en el primer semestre de 2018, si el Congreso no emprende una acción legal como único recurso.

El activista considera que además es importante “redoblar esfuerzos frente al Congreso para que resuelva algo que han permitido por tanto tiempo sin una solución sensata”.

Chacón insistió en que personas que han vivido en el país “por tres, cuatro, cinco o más años ya no son temporales”.

“Son parte de nuestro tejido social, cultural, económico y por lo tanto debería de existir un mecanismo para que se les permita acceder a la residencia permanente”, enfatizó el activista.

Por su parte, Nicolasa R., una hondureña que recibió el beneficio hace cerca de 15 años y es madre soltera de dos niñas, de 12 y 10 años, no vislumbra su vida en su país sola con sus hijas.

“Mi familia en Honduras es muy pobre. Son campesinos que viven en un caserío y escasamente tienen para comer”, expuso la empleada de una empresa de limpieza.

“No sé cómo podría adaptarme en mi país, conseguir un buen empleo y educar a mis hijas”, declaró la centroamericana.

La Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar, una organización que agrupa a muchas centroamericanas, igualmente advirtió su preocupación con las próximas decisiones sobre los permisos de Protección Temporal.

“Este es el tercer cierre de un programa de TPS en tres meses”, puntualiza la Alianza en una declaración enviada a EFE a través de la campaña “We Belong Together”.

“La administración de Trump ha dejado claro que su objetivo es terminar el programa TPS por completo y nos preocupa el próximo anuncio que se realizará en enero de 2018 y que pone en riesgo a más de 200.000 salvadoreños”, amplía la declaración.

Las activistas y trabajadoras del hogar pidieron al Congreso “que actúe rápidamente para proteger a los más de 430.000 inmigrantes y familias que han construido un hogar en Estados Unidos gracias a TPS”.

“Existe un acuerdo bipartidista en el Congreso para encontrar una solución permanente a este problema”, señalaron las trabajadoras muchas de ellas madres de niños estadounidenses.

Algunos legisladores federales han anunciado medidas para proteger a los beneficiarios del programa.

Las representantes demócratas de New York, Yvette Clarke, y de Washington, Pramila Jayapal, junto con la republicana de Miami Ileana Ros-Lehtinen, anunciaron su propuesta de ley ASPIRE que permitiría a cada beneficiario del TPS aplicar para un permiso de residencia permanente.

Por su parte, la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) destacó el sufrimiento que la cancelación de los programas temporales representa para muchas familias extranjeras.

“Poner fin al TPS significa dolor, sufrimiento e incertidumbre para aquellos que han reconstruido sus vidas en los EE.UU. luego de desastres sociales, económicos y naturales que los han forzado a salir de sus países”, declaró a EFE la organización.

Un reporte elaborado por el Centro para Estudios de Migración calculó que “más de la mitad de los salvadoreños y hondureños beneficiarios del TPS y el 16 % de los haitianos ha residido en los Estados Unidos durante 20 años o más”.

Los seis estados con la mayor población de estas personas son California (55.000), Texas (45.000), Florida (45.000), Nueva York (26.000), Virginia (24.000) y Maryland (23.000).

La participación en la fuerza laboral de los beneficiarios de TPS de El Salvador, Honduras y Haití, “varía de 81 a 88 %, que está muy por encima de la tasa de la población total de los EE.UU. (un 63 %) y de la población nacida en el exterior (66 %)”, destacó el reporte.

El beneficio temporal que los protege de la deportación – a muchos desde hace 20 años – y les ofrece un permiso de trabajo en el país expira el 5 de junio de 2018 para los hondureños y el 9 de marzo de ese año para los salvadoreños.

Ante la grave posibilidad de perder la protección de este programa, que ofreció Estados Unidos para personas provenientes de un conflicto armado o desastre natural y que no pueden regresar a su país por tal motivo, los expertos recomiendan asesorarse legalmente con profesionales idóneos.

“Hay que hacerlo de una forma correcta, a través de las personas adecuadas: abogados de inmigración o representantes acreditados por el gobierno federal que tengan la licencia y la experiencia necesaria”, alertó el abogado Nelson Castillo, especialista en procesos de inmigración y legalización.

Centroamericanos con TPS Darán la Batalla para Permanecer Legales en el País

November 8, 2017 by · Leave a Comment 

Centroamericanos beneficiados con el Estatus de Protección Temporal (TPS) dijeron el martes que lucharán por la estadía legal y permanente en el país después de que el gobierno federal cancelara este lunes ese amparo a los nicaragüenses.

Centroamérica es una región con problemas de violencia y “estas personas con TPS” no pueden regresar a “esa violencia”, expresó a EFE Martha Arévalo, directora ejecutiva del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN-Los Ángeles).

Arévalo aseguró que apoyarán todo esfuerzo de legisladores “para poner presión para impulsar soluciones legislativas permanentes” para estos inmigrantes.

Más de 263.00 salvadoreños acogidos al TPS, según datos oficiales, temen una noticia similar en enero de 2018, unos dos meses antes de que expire ese estatus, en marzo de ese año.

“Los salvadoreños con TPS lo que tenemos que hacer es alzar la voz, no darnos por vencidos, y por su puesto es la residencia permanente lo que nosotros necesitamos”, dijo a EFE José Sigüenza, quien emigró a EE.UU. en 1994.

El TPS para salvadoreños fue otorgado a raíz de dos terremotos en territorio salvadoreño en 2001.

Sigüenza hizo un llamado a sus compatriotas a involucrarse “en las actividades que las organizaciones proinmigrantes están desarrollando, para podernos ayudar”.

(foto por Manuel Duron Huezo)

(foto por Manuel Duron Huezo)

El centroamericano aseguró que los beneficiarios de TPS de Honduras, Nicaragua y El Salvador exigirán “la tarjeta verde” de residencia porque se han ganado el derecho de permanecer en Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informó este lunes que se tomará seis meses más para estudiar el futuro del TPS para más de 86.000 hondureños, que ahora expira el próximo 5 de junio.

Mientras, el TPS para más de 5.300 nicaragüenses será cancelado a partir del 5 de enero de 2019, y este plazo es sólo para que busquen “un estatus alternativo”.

Tanto hondureños y nicaragüenses recibieron TPS, por el Gobierno de Estados Unidos a raíz de la destrucción ocasionada en 1998 por el huracán Mitch en ambas naciones.

La hondureña Sonia Paz, que emigró de su natal San Pedro Sula hace 34 años y es beneficiaria de TPS declaró a EFE que los hondureños tienen “esperanza” de adquirir la residencia permanente.

“Vamos a luchar por ello, para que se haga realidad”, aseguró la inmigrante quien además agregó que Estados Unidos “es el país de las oportunidades”, razón por la que los nacionales de Honduras con TPS van “a seguir aquí”.

“Nosotros no estamos pidiendo nada de gratis, entonces seguiremos luchando y aquí vamos a estar”, aseveró el martes en calles de Los Ángeles.

Los activistas de CARECEN señalaron que apoyan una iniciativa presentada en octubre pasado por el congresista republicano por Florida Carlos Curbelo para beneficiarios de TPS de Honduras, Nicaragua, El Salvador y Haití, para “Extender el Estatus de Protección para Refugiados Elegibles” (ESPERER).

“El Gobierno ayer nos dio una luz roja para despertar y ver el limbo migratorio en que estamos en este momento”, dijo a EFE la salvadoreña Evelyn Hernández, beneficiaria de TPS.

“En principio estamos buscando extensión del TPS y una solución más permanente que es la residencia para los beneficiarios del Estatus Temporal”, explicó Hernández, activista de CARECEN.

“Y hacemos un llamado a la comunidad Centroamericana a que luchen, porque si la comunidad no despierta hoy ya no hay un mañana”, concluyó.

Trump Ends Temp Status for Nicaraguans

November 8, 2017 by · Leave a Comment 

The Los Angeles County Board of Supervisors voted Tuesday to push back against the Trump administration’s move to end Temporary Protected Status for thousands of Nicaraguan immigrants.

Nicaraguans with provisional residency — some of whom have been allowed to remain in the country since 1998 — have been given 14 months to leave the U.S., a decision that Supervisor Hilda Solis said would tear families apart.

“The Trump administration’s decision to end the TPS designation for more than 5,000 Nicaraguans with provisional residency is needless at best and callous at worst,” Solis said. “This action will tear apart families and upend the lives of hard-working immigrants who have contributed so much to our
country for so long.”

Temporary Protected Status has been granted to immigrants unable to return home safety due to armed conflict, environmental disaster — such as an earthquake or hurricane — an epidemic or other extraordinary conditions.

The protections are temporary by design and in the case of Nicaragua were related to catastrophic damage wrought by Hurricane Mitch in 1998.

Acting Homeland Security Secretary Elaine Duke said the conditions caused by the deadly hurricane no longer exist.

The administration delayed a decision on immigrants from Honduras, saying more time was needed to assess conditions in that country, and extended protections to July. It did not mention Salvadorans, Haitian or Syrians, whose status is set to expire in January or March, depending on the country.

Solis said she believed DHS was preparing to make additional announcements on Monday.

More than 200,000 Salvadorans live in the U.S. with provisional residency, making them the largest such group. An estimated 86,000 Hondurans and 59,000 Haitians have protected status.

Immigrants from Nepal, Somalia, South Sudan, Sudan and Yemen also have protected status with expirations scheduled later next year, with the exception of South Sudanese nationals whose status extends through 2019.

The board voted to send a letter to Trump and congressional leaders denouncing the decision to end TPS in Nicaragua and any pending termination as to Hondurans, Haitians and Salvadorans and demanding a permanent legislative solution.

Supervisor Mark Ridley-Thomas also highlighted Los Angeles County’s amicus brief in opposition of the Trump administration’s decision to end the Deferred Childhood Arrivals program.

The “friend of the court” brief — in support of lawsuits filed by California and the University of California — alleges that the administration violated the Constitution and federal laws when it rescinded the DACA program.

“Los Angeles County is home to the nation’s largest concentration of DACA recipients,” Ridley-Thomas said. “We cannot turn our backs on them, as they are part of the fabric of our society, making significant contributions to our culture and economy.”

Immigrant rights groups decried the president’s action and vowed to fight the deportation of immigrants with TPS status. They pointed out that many of the countries from which TPS recipients hail are still in turmoil and unsafe.

Many regions in Central America are very violent and “people with TPS” can’t return to “that violence,” Martha Arévalo, executive director of Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN-Los Ángeles), told the EFE news service.

CARECEN will use all its energy to put pressure on legislators to come up with “permanent legislative solutions” for these immigrants, Arévalo said.

Congresistas Piden Prorrogar TPS a Salvadoreños y Hondureños

September 14, 2017 by · Leave a Comment 

WASHINGTON – Un grupo bipartidista de 116 congresistas envío el martes una carta al presidente, Donald Trump, para pedir que prorrogue el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los salvadoreños y hondureños que viven en el país norteamericano.

Se trata de una iniciativa liderada por los congresistas Jim McGovern (demócrata) y Randy Hultgren (republicano), que copresiden la Comisión de Derechos Humanos Tom Lantos de la Cámara Baja, junto a los legisladores demócratas Norma Torres y Rubén Gallego.

En la misiva, dirigida a la secretaria de Seguridad Nacional interina, Elaine Duke, piden prorrogar el TPS a los beneficiarios salvadoreños y hondureños “debido a las pésimas condiciones” en sus países.

“Hay una alteración temporal pero sustancial de los estándares de vida en ambos países debido al huracán Mitch en Honduras y a una serie de grandes terremotos en El Salvador. La violencia en ambos países ha hecho la recuperación más difícil”, indican los legisladores.

Washington otorga la protección del TPS “por condiciones en el país que impiden temporalmente a sus nacionales volver de manera segura” o “en ciertas circunstancias, cuando el país es incapaz de manejar la vuelta de sus nacionales adecuadamente”.

El programa es un alivio temporal que no conduce ni a la residencia permanente ni a ningún otro estatus de regulación migratoria.

Actualmente hay unos 200.000 salvadoreños bajo la protección del TPS en Estados Unidos y unos 61.000 hondureños, según los congresistas.

Los legisladores recuerdan que las designaciones de TPS se han hecho y extendido bajo gobiernos de ambos partidos desde su creación en 1990.

“No renovar estas protecciones separaría familias en todo el país y minaría los esfuerzos de Estados Unidos para promover la prosperidad y seguridad en Centroamérica”, indicó el martes en un comunicado el congresista Jim McGovern.

El pasado 24 de agosto, el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, pidió formalmente al Departamento de Seguridad Nacional la prórroga del TPS a los salvadoreños amparados por el programa en Estados Unidos, aunque abrió la puerta a “otras alternativas”.

“La prórroga usualmente es de 18 meses -la actual vence en marzo de 2018- pero vamos a seguir evaluando con Homeland Security cuál será la medida en este caso”, explicó entonces.

Mañana el canciller vuelve a Washington para una visita de tres días en la que defenderá la contribución a la economía estadounidense de los salvadoreños amparados por el TPS y los 30.000 amparados por DACA, el programa para los jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños con sus padres.

Se Abre Opción de Residencia Permanente a Beneficiarios de TPS

April 6, 2017 by · Leave a Comment 

Una decisión de una corte de apelaciones habría abierto un camino hacia la legalización permanente de los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS), la mayoría centroamericanos, explicó hoy una líder activista.

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito determinó que el beneficio del TPS implica una aceptación legal en el país, una decisión que retira un obstáculo importante para los beneficiados de este programa que buscan la residencia permanente, tal como señaló a Efe Marta Arévalo, directora ejecutiva del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN).

“Definitivamente es una gran decisión para mucha gente que cae en ese segmento de beneficiarios del TPS que no han arreglado su residencia anteriormente”, calificó Arévalo.

El TPS es concedido por las autoridades estadounidenses a los nacionales de algunos países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales, entre ellos El Salvador, Honduras y Nicaragua, y que frena temporalmente su deportación y les otorga un permiso de trabajo.

Una reforma en 1996 de la ley de inmigración estableció que aquellos que hayan vivido sin permiso legal en el país, como es el caso de muchos beneficiarios del TPS que no renovaron, no pueden aspirar a un permiso de residencia permanente sin antes haber estado fuera de EE.UU. entre 3 y 10 años.

Aunque un nuevo reglamento del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) de agosto de 2016 abrió una vía para excusarse de esta exigencia, no quedó garantizado del todo.

Tras la decisión de la corte de apelaciones de este viernes, los beneficiarios del TPS que cuentan con las condiciones para solicitar una residencia legal permanente ya no tendrán que salir del país.

Según recalcó Arévalo, ese era un gran obstáculo para que muchos beneficiarios del TPS que llenan los requisitos de renovación solicitaran la residencia permanente, “dado que tenían que separarse de sus familias y con mucha incertidumbre sobre cuánto tiempo”.

El pronunciamiento de la corte favorece a los beneficiarios que residan en Arizona, California y Hawai. Arévalo sugiere que “como cada caso es particular” los beneficiarios deben buscar orientación legal en centros comunitarios.

Según informó el abogado especializado en inmigración Nelson Castillo, “los permisos de trabajo de salvadoreños bajo el TPS con fecha de vencimiento del 9 de septiembre de 2016 han sido automáticamente extendidos hasta el 9 de septiembre del 2017”.

El actual período de extensión del TPS para hondureños y nicaragüenses vence el 5 de enero del 2018.

De acuerdo con USCIS, con más de 204.000 acogidos a este programa los salvadoreños son los que más reciben este beneficio.

Salvadoreños en Los Ángeles Apresuran a Renovar TPS

September 8, 2016 by · Leave a Comment 

Los salvadoreños madrugan preparados para renovar su Estatus de Protección Temporal (TPS) en el consulado de El Salvador en Los Ángeles, California, a pocos días del cierre de la temporada de renovación.

“Al abrir las puertas del consulado había una fila de 15 personas que madrugaron, porque quieren ser los primeros en renovar el TPS”, dijo a EFE Julio Calderón vicecónsul de El Salvador en Los Ángeles.

“Les pedimos que se apuren, porque el plazo vence pronto, por eso estamos abriendo puertas a las 7:00 a.m., además estaremos trabajando sábado y domingo en todos los consulados de El Salvador en Estados Unidos”, detalló mientras más de un centenar de sus connacionales tramitaban sus documentos esta mañana.

El TPS para los inmigrantes salvadoreños inició en el 2001, por mandato del presidente George W. Bush, a raíz de dos terremotos en enero y febrero de ese mismo año en El Salvador.

El período de renovación del TPS actual, protección hasta el 9 de marzo de 2018, inició el 8 de julio de 2016 y terminará el 6 de septiembre del año actual.

“Hasta hoy alrededor de 28.000 personas han tramitado la renovación del TPS a través de la red de 17 consulados de El Salvador en Estados Unidos”, indicó Calderón.

El vicecónsul indicó que el año pasado asistieron unas 6.000 personas al consulado angelino para renovar su TPS que debe ser renovado cada 18 meses.

“Otros beneficiarios realizan trámites con abogados, organizaciones sociales o llenan los formularios de manera personal”, indicó calderón que recordó que los trámites en las sedes consulares son gratuitos.

Detalló que hasta hoy llevan reinscritas en la representación consular de Los Ángeles unas 5.124 personas.

Los beneficiarios, que en el 2001 fueron 280.000, obtienen con el TPS protección contra la deportación más el Documento de Autorización de Empleo (EAD).

Cifras del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) indican que los salvadoreños que renovaron su TPS el año pasado fueron 195.000.

“El número inicial de salvadoreños con TPS cada año baja, porque muchos cambian situación migratoria por peticiones familiares, matrimonio con ciudadanos y hay algunos que han cometido faltas a las leyes y hasta han sido deportados”, explicó Calderón.

“Muchos salvadoreños dejamos todo para último momento porque no tenemos los 500 dólares de los permisos”, indicó a EFE David Cruz, un salvadoreño originario de San Salvador quien emigró a Estados Unidos en 1994.

“Gracias al TPS tengo lo que quiero que es estar aquí, tener opciones de trabajo y licencia de conducir, aunque no podemos salir del país”, agregó.

Por su parte, Karla Gavidia, quien emigró a su vez de la capital salvadoreña en el 2.000, manifestó a Efe que sus patrones en su empleo de niñera además de concederle permiso le pagaron el día de trabajo para ir a tramitar la renovación de TPS al consulado de El Salvador.

“Con el TPS estoy tranquila, me desplazo por el país, tengo seguro social y hasta logré ir a acompañar a la familia a El Salvador cuando surgió una emergencia, por eso siempre lo renuevo”, explicó a EFE.

“Creo que mucha gente deja de renovarlo, por falta de dinero”, aseveró mientras pedía al gobierno estadounidense transformar el “TPS a residencia permanente”.

El vicecónsul Calderón aconsejó a sus connacionales que no tienen completo el dinero para pagar todos los requisitos del TPS, que “renueven sólo el permiso de estadía legal que vale 85 dólares”.

Renovación de TPS para Hondureños Vence el 15 de Julio

July 7, 2016 by · Leave a Comment 

Las autoridades de Honduras en Estados Unidos hicieron un llamado a sus connacionales para que renueven lo antes posible su inscripción al Estatus de Protección Temporal (TPS) cuyo plazo vence en dos semanas.

“Estamos pidiéndole a los hondureños que se reinscriban lo más pronto posible porque entre más rápido lo hagan más pronto recibirán su permiso de trabajo que lo exigen muchos empleadores para renovarles el contrato”, dijo la semana pasada a Efe Pablo Ordóñez, cónsul general de Honduras en Los Ángeles.

El plazo de renovación vence el próximo 15 de julio y ya ha transcurrido la mitad del tiempo otorgado por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) para tramitar este permiso.
Las personas que no envíen sus documentos a tiempo perderán los beneficios que tienen actualmente, como el permiso de estadía y autorización de empleo.
Ordóñez indicó que los hondureños pueden visitar cualquier consulado en Estados Unidos donde les completarán los documentos de manera gratuita y destacó que es importante hacerlo a tiempo para evitar cualquier inconveniente que retrase el proceso o los ponga a riesgo de perder el amparo.

“Hasta ahora en nuestro consulado hemos atendido a 595 personas que han hecho su reinscripción al TPS. Esto es sólo el 1% de las personas que deben reinscribirse”, explicó Ordóñez.

El cónsul aclaró, sin embargo, que, al ser el décimo tercer periodo en que sus connacionales se inscriben a este beneficio migratorio, muchos lo hacen ya por su cuenta.

“Hemos estado atendiendo personas de Nevada y Arizona en nuestro consulado, de donde vengan los atendemos para que completen sus documentos”, afirmó Ordóñez.
El TPS fue otorgado por el Gobierno del expresidente estadounidense George W. Bush para beneficiar a los inmigrantes hondureños indocumentados tras el paso del huracán Mitch, que a finales de 1998 causó graves destrozos materiales en Honduras y dejó miles de muertes.

Los hondureños acogidos al TPS son parte de los alrededor de un millón que vive en EE.UU., según datos oficiales.
Desde mayo pasado, cuando Washington anunció la ampliación del TPS, el Gobierno de Honduras ha hecho múltiples llamamientos a los ciudadanos de este país que viven en EE.UU. para que cumplan el requisito de inscribirse nuevamente.

Programa de Refugiados para Menores Centroamericanos Aprueba a Primer Grupo

December 16, 2015 by · Leave a Comment 

Después de años de amenazas por parte de pandilleros, tres menores salvadoreños lograron emigrar legalmente a Estados Unidos y reunirse con su padre gracias al Programa de Refugiados para Niños Menores Centroamericanos (CAM).

Este es el segundo grupo de niños que ingresa al país amparado por el CAM que pretende detener la inmigración indocumentada de menores de edad. Los primeros 6 niños, de dos familias, entraron en noviembre a Baltimore, Maryland.

“Sentía miedo, muchos de mis amigos aparecían muertos y tenía miedo de que algún día me pasara eso, porque puede pasar sin que uno haya cometido un error”, explicó la refugiada María Zavaleta, de 17 años.

Durante años, la jovencita le suplico a su papá, Oscar Zavaleta, que la sacara de El Salvador porque pensaba que un día ella o sus hermanos, Carlos de 14 años y José de 15, serían las próximas víctimas de la violencia que la rodeaba en su vecindario.

Aunque la idea de traer a sus hijos de forma indocumentada pasó por la mente del padre de familia, Zavaleta siempre tuvo la esperanza que el Gobierno estadounidense le tendiera la mano.

“Estaba esperando a que iban a dar una amnistía general, que íbamos a sacar una residencia para poderlos traer, cuando escuché que el TPS me daría la oportunidad no lo creía”, explicó el padre.

El salvadoreño fue uno de los primeros padres de familia en someter la aplicación en diciembre del año pasado.

“Al principio pensé que era una mentira”, advirtió explicando que luego venció su duda cuando en marzo del 2015 recibió una notificación del Servicio de Inmigración y Ciudadanía que le comunicaban haber recibido la solicitud.

Los tres menores salvadoreños se unen a otros seis jovencitos que ya han sido favorecidos por el programa CAM; no obstante, todavía hay más de 5.000 niños y adolescentes que solicitaron la protección y aún están esperando ser beneficiados. Hasta ahora, sólo 90 niños han sido entrevistados.

Sólo los padres que tienen un estatus legal, como el TPS o la residencia permanente, pueden presentar la solicitud por sus hijos menores de 21 años, solteros y oriundos de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Los beneficiados tienen que demostrar que sus vidas en sus países de origen corre riesgo.

El programa se aprobó después de la ola de menores indocumentados centroamericanos que ingresaron a Estados Unidos en los últimos años. La mayoría de los padres de los niños detenidos argumentó que su vida corría peligro y por eso preferían exponerlos a inmigración antes de dejarlos en sus países.

A pesar de la implementación de la medida, en octubre del 2015, el número de niños detenidos se duplicó con respecto al 2014.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) cerca de cinco mil niños fueron detenidos en octubre de este año.

Lilian Alba, directora del Programa de Refugiados del Instituto Internacional de Los Ángeles (IILA) instó a los menores que están en este proceso a esperar en sus países de origen a que el tramite se complete.

“En la mayoría de los casos los jóvenes están bajo amenaza tienen varias oportunidades, si el refugio se les ha negado tienen un amparo para que entren al país”, indicó.

Precisamente fue la paciencia y la espera la que favoreció a los tres hermanos Zabaleta que no querían ser parte de las 40 personas que mueren asesinadas diariamente en El Salvador.

Los tres salvadoreños tenían casi 14 años de no ver a su padre, más de una década sin ver a su madre, Sonia Portillo, quién emigró a Estados Unidos hace once años dejándolos al cuidado de la abuela.

“Los extrañábamos mucho, nos dolía y pensamos que no iba a funcionar pero hay que tener paciencia y esperar que todo va salir bien”, dijo María ocultando su rostro de las cámaras.

Activistas proinmigrantes entienden el temor de los menores recién llegados y sus padres.

“La violencia y las amenazas son reales en nuestros países, es extrema y por fin el Gobierno estadounidense está reconociendo este problema”, advirtió la directora de la Asociación de Salvadoreños de Los Ángeles (ASOSAL), Teresa Tejada.

Organizaciones comunitarias y representantes de los gobiernos beneficiados instaron a las familias beneficiadas a aplicar para ser amparados por el programa.

“Necesitamos que todas aquellas personas que puedan acceder a este beneficio apliquen”, advirtió la cónsul general de El Salvador en Los Ángeles, Mercedes López Peña.

 

Next Page »

Copyright © 2018 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·